Méxi­co. “A pesar de que hay mucho dolor, somos muje­res fuer­tes”: defen­so­ras del terri­to­rio

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 12 de mar­zo de 2020

El 8 de mar­zo, en el mar­co del Día Inter­na­cio­nal de las Muje­res se lle­vó a cabo el Encuen­tro de Muje­res Defen­so­ras del Terri­to­rio en San Cris­tó­bal Amol­te­pec, Tla­xia­co. Par­ti­ci­pa­ron 120 muje­res de cua­tro comu­ni­da­des de los Valles Cen­tra­les y cin­co comu­ni­da­des de la Mix­te­ca, así como muje­res jóve­nes de la Pre­pa­ra­to­ria Comu­ni­ta­ria de Amol­te­pec que rea­li­za­ron un mural.

Habla­mos des­de nues­tra len­gua de los ele­men­tos del terri­to­rio que nos son comu­nes, el maíz, las tor­ti­llas, el río, agua, hom­bre y mujer y dia­lo­ga­mos entre muje­res que habi­tan tie­rras ame­na­za­das por pro­yec­tos extrac­ti­vos para iden­ti­fi­car las agre­sio­nes que se efec­túan sobre nues­tro cuer­po y terri­to­rio en los espa­cios públi­cos y pri­va­dos.

Con­ver­sa­mos sobre expe­rien­cias de no ser escu­cha­das, de tra­ba­jar más y ganar menos y las dife­ren­tes for­mas de vio­len­cia que enfren­ta­mos como muje­res, así como el des­po­jo que vivi­mos como comu­ni­dad. Pero el día tam­bién fue un espa­cio para for­ta­le­cer­se com­par­tien­do cómo cada una ha gene­ra­do fuer­zas para hacer fren­te a estas vio­len­cias.

“Somos valien­tes, nos cui­da­mos entre noso­tras, cura­mos enfer­me­da­des, edu­ca­mos a nues­tros hijos y hijas”, fue­ron unas de las for­ta­le­zas iden­ti­fi­ca­das.

Con un ritual, con­me­mo­ra­mos las defen­so­ras que han sido ase­si­na­das, “para hacer­nos cons­cien­tes que de sus pasos y pala­bras tene­mos el rum­bo a seguir defen­dien­do nues­tras fami­lias, noso­tras mis­mas y el terri­to­rio que habi­ta­mos”.

En varias diná­mi­cas colo­ca­mos las estra­te­gias en este camino – tan­to en la vida per­so­nal como en la comu­ni­dad. Muchas desem­pe­ñan car­gos y apro­ve­cha­ron del encuen­tro para inter­cam­biar expe­rien­cias y cons­truir refle­xio­nes sobre cómo están gene­ran­do vida en sus comu­ni­da­des.

Al final del día, hici­mos tres com­pro­mi­sos: que­rer­nos más a noso­tras mis­mas, apo­yar­nos entre muje­res y seguir tejien­do la red que sur­gió este día. La sen­sa­ción de no estar sola, sino con muchas alia­das, es algo que cada una lle­vó a su casa y su comu­ni­dad.

Fuen­te: des­In­for­me­mo­nos

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *