Méxi­co. “A pesar de que hay mucho dolor, somos muje­res fuer­tes”: defen­so­ras del terri­to­rio

Resu­men Lati­noa­me­ri­cano, 12 de mar­zo de 2020

El 8 de mar­zo, en el mar­co del Día Inter­na­cio­nal de las Muje­res se lle­vó a cabo el Encuen­tro de Muje­res Defen­so­ras del Terri­to­rio en San Cris­tó­bal Amol­te­pec, Tla­xia­co. Par­ti­ci­pa­ron 120 muje­res de cua­tro comu­ni­da­des de los Valles Cen­tra­les y cin­co comu­ni­da­des de la Mix­te­ca, así como muje­res jóve­nes de la Pre­pa­ra­to­ria Comu­ni­ta­ria de Amol­te­pec que rea­li­za­ron un mural.

Habla­mos des­de nues­tra len­gua de los ele­men­tos del terri­to­rio que nos son comu­nes, el maíz, las tor­ti­llas, el río, agua, hom­bre y mujer y dia­lo­ga­mos entre muje­res que habi­tan tie­rras ame­na­za­das por pro­yec­tos extrac­ti­vos para iden­ti­fi­car las agre­sio­nes que se efec­túan sobre nues­tro cuer­po y terri­to­rio en los espa­cios públi­cos y pri­va­dos.

Con­ver­sa­mos sobre expe­rien­cias de no ser escu­cha­das, de tra­ba­jar más y ganar menos y las dife­ren­tes for­mas de vio­len­cia que enfren­ta­mos como muje­res, así como el des­po­jo que vivi­mos como comu­ni­dad. Pero el día tam­bién fue un espa­cio para for­ta­le­cer­se com­par­tien­do cómo cada una ha gene­ra­do fuer­zas para hacer fren­te a estas vio­len­cias.

“Somos valien­tes, nos cui­da­mos entre noso­tras, cura­mos enfer­me­da­des, edu­ca­mos a nues­tros hijos y hijas”, fue­ron unas de las for­ta­le­zas iden­ti­fi­ca­das.

Con un ritual, con­me­mo­ra­mos las defen­so­ras que han sido ase­si­na­das, “para hacer­nos cons­cien­tes que de sus pasos y pala­bras tene­mos el rum­bo a seguir defen­dien­do nues­tras fami­lias, noso­tras mis­mas y el terri­to­rio que habi­ta­mos”.

En varias diná­mi­cas colo­ca­mos las estra­te­gias en este camino – tan­to en la vida per­so­nal como en la comu­ni­dad. Muchas desem­pe­ñan car­gos y apro­ve­cha­ron del encuen­tro para inter­cam­biar expe­rien­cias y cons­truir refle­xio­nes sobre cómo están gene­ran­do vida en sus comu­ni­da­des.

Al final del día, hici­mos tres com­pro­mi­sos: que­rer­nos más a noso­tras mis­mas, apo­yar­nos entre muje­res y seguir tejien­do la red que sur­gió este día. La sen­sa­ción de no estar sola, sino con muchas alia­das, es algo que cada una lle­vó a su casa y su comu­ni­dad.

Fuen­te: des­In­for­me­mo­nos

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: