Hon­du­ras. Te veo venir sole­dad

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano* /​5 de mar­zo de 2020

Se fue María Sole­dad Pazo y nos vamos que­dan­do más solos en esta Hon­du­ras, aque­lla máxi­ma del Evan­ge­lio “aquí solo dios con noso­tros” cada día va toman­do más fuer­za. Des­man­te­la­ron la Mac­cih y la Ufe­cih y los corrup­tos cele­bra­ron, aho­ra echa­ron María Sole­dad y tie­nen “toda la car­ne el asa­dor” para echar la Ofi­ci­na del Alto Comi­sio­na­do y seguir en su fes­tín cri­mi­nal.

A pesar de que la Ofi­ci­na del Alto Comi­sio­na­do para los Dere­chos Huma­nos como la Misión de Apo­yo con­tra la Corrup­ción y la Impu­ni­dad son ini­cia­ti­vas que lle­ga­ron al país pro­duc­to de la pre­sión social de calle e inci­den­cia de diver­sos sec­to­res nacio­na­les e inter­na­cio­na­les, los cri­mi­na­les no quie­ren que los toquen ni con el péta­lo de una rosa.

Es ver­dad que esta­mos solos, pero tan­to María Sole­dad como Jimé­nez Mayor tras sus pasos deja­ron infor­mes con evi­den­cias de las redes de corrup­ción, de la par­ti­ci­pa­ción direc­ta del Esta­do en el ase­si­na­to de mani­fes­tan­tes, cri­mi­na­li­za­ción de la pro­tes­ta social, la vio­la­ción a los terri­to­rios de pue­blos ori­gi­na­rios, hos­ti­ga­mien­to a comu­ni­ca­do­res socia­les y per­se­cu­ción a defen­so­res de dere­chos huma­nos y bie­nes natu­ra­les.

A María Sole­dad se la lle­va­ron por hacer bien su tra­ba­jo y se la lle­va­ron en el momen­to que más la nece­si­tá­ba­mos. Tal vez era la úni­ca voz de la comu­ni­dad inter­na­cio­nal en sal­tar­se los pro­to­co­los de la diplo­ma­cia y visi­tar las comu­ni­da­des en con­flic­to, reco­ger evi­den­cias y plas­mar­las en docu­men­tos para que el mun­do tuvie­ra datos con­fia­bles de lo que está pasan­do en Hon­du­ras.

Mien­tras Bache­let con un ojo alen­tó al gobierno para adap­tar la legis­la­ción sobre el uso de la fuer­za de acuer­do a las nor­mas inter­na­cio­na­les y des­mi­li­ta­ri­zar la segu­ri­dad públi­ca, gui­ñó el otro ojo a los infor­mes que salie­ron de diver­sas cue­vas de la capi­tal hon­du­re­ña en con­tra de los pasos de María Sole­dad.

Todos esta­mos lla­ma­dos a dar un paso para vigi­lar la con­ti­nui­dad de la Ofi­ci­na del Alto, un paso que rom­pa con nues­tros encie­rros y abra camino en recu­pe­ra­ción de los espa­cios públi­cos y la ins­ti­tu­cio­na­li­dad hoy con­du­ci­da por cri­mi­na­les.

Radio Pro­gre­so*

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *