Chi­le. Asam­blea Terri­to­rial denun­cia gra­ve agre­sión con­tra una veci­na.

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano 5 de mar­zo de 2020

Decla­ra­ción públi­ca con­jun­ta, hecha por las asam­bleas terri­to­ria­les que com­po­nen @asambleasejedignidad , a cau­sa de los hechos de vio­len­cia y ame­dren­ta­mien­to en con­tra de UNA VECINA DE SAN BORJA QUE RECIBIO 2 BALAZOS EN LA VENTANA DE SU DORMITORIO, el mis­mo día en que denun­ció por redes socia­les a la Muni­ci­pa­li­dad de San­tia­go y cara­bi­ne­ros de Chi­le. Todos los ante­ce­den­tes están ya en Fis­ca­lía Cen­tro Nor­te.

Decla­ra­ción 04 mar­zo Eje Dig­ni­dad

Somos un gru­po de asam­bleas terri­to­ria­les auto con­vo­ca­das que sur­gie­ron al calor de la movi­li­za­ción social del 18 de octu­bre de 2019. Habi­ta­mos el terri­to­rio ale­da­ño a Pla­za Baque­dano al que deno­mi­na­mos Eje Dig­ni­dad, este com­pren­de las comu­nas de San­tia­go, Pro­vi­den­cia y Reco­le­ta y está com­pues­to por: Asam­blea San Bor­ja San Isi­dro, Rosal Orga­ni­za­do, Cabil­do Barrio Semi­na­rio, Win­kul Bellas Artes, Asam­blea Par­que Alma­gro, Comu­ni­dad San­ta Isa­bel, Asam­blea Bus­ta­man­te Sur, Asam­blea Marin y alre­de­do­res y Asam­blea El Claus­tro. El día vier­nes 21 de febre­ro fui­mos tes­ti­gos de cómo la acción orga­ni­za­da de veci­nes del sec­tor del Barrio San Bor­ja, logró deve­lar como dos camio­ne­tas car­ga­das de escom­bros (prin­ci­pal­men­te infla­ma­bles) per­te­ne­cien­tes al Depar­ta­men­to de Logís­ti­ca de Cara­bi­ne­ros eran des­car­ga­das en calle Cara­bi­ne­ros de Chi­le, a pasos de su cen­tro de ope­ra­cio­nes en el barrio.

Este hecho fue rápi­da­men­te vira­li­za­do y, tras decla­ra­cio­nes dudo­sas y con­tra­dic­to­rias, tan­to Cara­bi­ne­ros como la Muni­ci­pa­li­dad de San­tia­go tuvie­ron que salir a defen­der­se y “acla­rar el hecho”. La denun­cia fue amplia­men­te difun­di­da en redes has­ta lle­gar a los medios tra­di­cio­na­les, la que algu­nos se atre­vie­ron abier­ta­men­te a deno­mi­nar como un mon­ta­je.

Alre­de­dor de las 20:00 hrs del mis­mo día vier­nes, Sara Rojas veci­na y diri­gen­ta del Barrio San Bor­ja reci­be dos impac­tos de bala en su depar­ta­men­to ubi­ca­do en un noveno piso, impac­tan­do direc­ta­men­te la ven­ta­na de su dor­mi­to­rio don­de ella se encon­tra­ba en ese momen­to. Estos ante­ce­den­tes se encuen­tran en la Fis­ca­lía Cen­tro Nor­te a se está a la espe­ra de la inves­ti­ga­ción corres­pon­dien­te. Como Asam­bleas del Eje Dig­ni­dad que­re­mos mani­fes­tar todo nues­tro apo­yo y soli­da­ri­dad con Sara Rojas, quien valien­te­men­te denun­ció este mon­ta­je median­te videos e imá­ge­nes que subió a sus redes socia­les per­so­na­les. Con­si­de­ra­mos este hecho como gra­ve, y espe­ra­mos que la inves­ti­ga­ción pue­da deter­mi­nar los res­pon­sa­bles de dichos dis­pa­ros, los que per­ci­bi­mos como una medi­da de ame­dren­ta­mien­to con­tra quie­nes se atre­ven a denun­ciar opor­tu­na­men­te uno de los tan­tos hechos que hemos pre­sen­cia­do quie­nes habi­ta­mos este sec­tor, el que se encuen­tra com­ple­ta­men­te sitia­do por las Fuer­zas de Orden y Segu­ri­dad.

Recha­za­mos la pre­sen­cia cons­tan­te y masi­va de Cara­bi­ne­ros, Fuer­zas Espe­cia­les y otros orga­nis­mos de Orden y Segu­ri­dad del Esta­do en nues­tros barrios, debi­do a su actuar repre­si­vo, vio­len­to y des­pro­por­cio­na­do sin dis­tin­ción, don­de tan­to los mani­fes­tan­tes que se con­gre­gan los días vier­nes en Pla­za Dig­ni­dad como noso­tros como veci­nos, nos hemos vis­to pro­fun­da­men­te afec­ta­dos en nues­tra inte­gri­dad físi­ca y psí­qui­ca y con una tre­men­da sen­sa­ción de impu­ni­dad ante las vio­la­cio­nes a los dere­chos huma­nos que ocu­rren ante nues­tros ojos. Con­si­de­ra­mos que su actuar, arbi­tra­rio e injus­ti­fi­ca­do, nos limi­ta tan­to en nues­tro des­pla­za­mien­to por nues­tros barrios, como tam­bién en nues­tro queha­cer como terri­to­rios orga­ni­za­dos que bus­ca­mos vol­ver a recu­pe­rar la vida de barrio, usar nues­tros espa­cios públi­cos, y for­mar­nos colec­ti­va­men­te de cara a los desa­fíos de este nue­vo Chi­le que está nacien­do al ale­ro de una nue­va Cons­ti­tu­ción. El uso indis­cri­mi­na­do y exce­si­vo de gases lacri­mó­ge­nos con sus­tan­cias quí­mi­cas que no son decla­ra­das, afec­tan gra­ve­men­te a todos los habi­tan­tes del sec­tor de Pla­za Dig­ni­dad y cuyos daños a lar­go pla­zo aún no son deter­mi­na­dos. Esta situa­ción a afec­ta­do mayor­men­te a per­so­nas de la ter­ce­ra edad, niños, niñas y ado­les­cen­tes, ani­ma­les y áreas ver­des del sec­tor, inclu­so al pun­to de que dos mas­co­tas de nues­tro barrio, falle­cie­ron de pan­crea­ti­tis pro­vo­ca­da por la inges­ta de pas­to con­ta­mi­na­do por gases lacri­mó­ge­nos, tes­ti­mo­nio que fue difun­di­do por El Des­con­cier­to el día 27 de febre­ro. Este hecho, moti­vo a la veci­na a pre­sen­tar una que­re­lla ante el Juz­ga­do de garan­tía de San­tia­go en con­tra de Cara­bi­ne­ros de Chi­le por mal­tra­to ani­mal, la cual fue decla­ra­da admi­si­ble. ¿Cómo pode­mos saber cuál es el real daño que nos está pro­vo­can­do a quie­nes habi­ta­mos el Eje Dig­ni­dad, la expo­si­ción pro­lon­ga­da y exce­si­va de este tipo de sus­tan­cias? ¿Cuán­do sabre­mos las reales con­se­cuen­cias? Exi­gi­mos al Esta­do de Chi­le, hacer­se car­go del daño que está pro­vo­can­do a la ciu­da­da­nía, e inves­ti­gar des­de ya, las con­se­cuen­cias que pue­da tener para nues­tra salud la expo­si­ción a estos ele­men­tos, y res­pe­tar lo que espe­ci­fi­ca la actual Cons­ti­tu­ción de nues­tro país, en el artícu­lo 19 don­de seña­la explí­ci­ta­men­te “el dere­cho de todo ciu­da­dano a vivir en un medio ambien­te lim­pio”. Por otra par­te, denun­cia­mos el uso de ele­men­tos disua­si­vos que no están per­mi­ti­dos según lo que indi­can los mis­mos pro­to­co­los de Cara­bi­ne­ros. Hemos vis­to como uti­li­zan ondas, boli­tas de vidrio, pie­dras cor­tan­tes y otros ele­men­tos que pue­den cau­sar gra­ves lesio­nes. Algu­nos de estos ante­ce­den­tes fue­ron entre­ga­dos por veci­nes a la Comi­sión revi­so­ra de la Acu­sa­ción Cons­ti­tu­cio­nal con­tra el Inten­den­te Feli­pe Gue­va­ra y a la Fis­ca­lía en los casos que corres­pon­de. Son innu­me­ra­bles las situa­cio­nes de vul­ne­ra­ción que hemos vivi­do en estos 4 meses como veci­nes, es por eso que hemos deci­di­do unir­nos y orga­ni­zar­nos para resis­tir en nues­tros terri­to­rios, a fin de con­quis­tar nues­tros dere­chos socia­les y recom­po­ner el teji­do social arre­ba­ta­do por la dic­ta­du­ra cívi­co-mili­tar. Cuya cara hoy vemos en nues­tros mis­mos veci­nos, que son capa­ces de incen­ti­var al odio y lla­mar abier­ta­men­te a armar­se con tal de man­te­ner todo como está. Que cri­mi­na­li­zan nues­tro actuar y nos sin­di­can como res­pon­sa­bles de la vio­len­cia, sien­do ellos los prin­ci­pa­les voce­ros de la into­le­ran­cia y la inju­ria en post de la defen­sa de los intere­ses polí­ti­cos del actual gobierno.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *