Chi­le. ¿Le esta­mos rega­lan­do la calle a los fas­cis­tas?

por Gus­ta­vo Bur­gos, Resu­men Lati­noa­me­ri­cano, 29 febre­ro 2020

foto: Esto ocu­rrió este sába­do en Val­pa­raí­so el día de hoy. A pro­pó­si­to de que la sema­na pasa­da un gru­po de jóve­nes inten­tó sacar la esta­tua de Artu­ro Prat. Los mari­nos que res­guar­dan este icono de la his­to­ria lla­ma­ron a movi­li­zar­se el día de hoy en apo­yo a esta esta­tua.

El día de hoy poco más de mil fas­cis­tas, en su
mayo­ría ancia­nos y per­so­nal en reti­ro de la Arma­da, se reunie­ron en la
Pla­za Soto­ma­yor de Val­pa­raí­so en supues­to «des­agra­vio» al monu­men­to a
los Héroes de Iqui­que. En Pro­vi­den­cia, una acción de las mis­mas
carac­te­rís­ti­cas se desa­rro­lló en el seno del anti­guo barrio bur­gués
capi­ta­lino, a la mis­ma hora. Pre­vio a estos hechos, en Osorno, un par de
piñe­ris­tas ata­có con un arte­fac­to incen­dia­rio un acto de del PC
coman­da­do por Jadue, no sien­do este el úni­co ata­que a loca­les de
izquier­da ni a mili­tan­tes del levan­ta­mien­to popu­lar.

En la madru­ga­da de hoy resul­ta­ron ata­ca­dos el Museo de Vio­le­ta Parra
en San­tia­go, por segun­da vez, y el monu­men­to del Cobre en Av. Arge­ti­na
de Val­pa­raí­so. Si suma­mos estas accio­nes a la bru­tal cam­pa­ña de terror
ver­ti­da des­de La Mone­da con el adve­ni­mien­to de un «mar­zo cha­vis­ta»,
debe­mos nece­sa­ria­men­te arri­bar a la con­clu­sión que el régi­men se pre­pa­ra
a aplas­tar el movi­mien­to abier­to el 18 de Octu­bre. Como ya lo hemos
seña­la­do, el ejer­ci­cio repre­si­vo en el cen­tro de Viña del Mar ‑para
«pro­te­ger» el fes­ti­val- es una demos­tra­ción de labo­ra­to­rio de lo que se
dis­po­nen a hacer a esca­la nacio­nal.

La fir­me ‑a ratos tor­pe y risi­ble- cam­pa­ña de cri­mi­na­li­za­ción de la
Pri­me­ra Línea, la vic­ti­mi­za­ción de las FFEE de Cara­bi­ne­ros y la ame­na­za
de sus­pen­der el Ple­bis­ci­to del 26 de abril, han con­flui­do en estas
accio­nes de pro­pa­gan­da fas­cis­ta que hemos pre­sen­cia­do este sába­do,
últi­mo del mes de febre­ro. Es una pre­ten­di­da adver­ten­cia a la van­guar­dia
y a los tra­ba­ja­do­res en gene­ral. La bur­gue­sía tie­ne mie­do a mar­zo y
cul­mi­na un verano en que se han juga­do todo por ais­lar a la van­guar­dia y
reple­gar a la masa movi­li­za­da con el expe­dien­te de la pers­pec­ti­va
elec­to­ral.

¿Por qué ocu­rre esto? La res­pues­ta es muy sen­ci­lla, la opo­si­ción
bur­gue­sa ha defi­ni­do como polí­ti­ca cen­tral des­mo­vi­li­zar y vol­car el
movi­mien­to a la vía muer­ta del Ple­bis­ci­to. El insí­pi­do ini­cio de la
cam­pa­ña del Aprue­bo ‑la del Recha­zo care­ce de toda rele­van­cia- expre­sa
la des­con­fian­za de amplios sec­to­res en el pro­ce­so elec­cio­na­rio pro­pues­to
como sali­da a la cri­sis. La «Car­ta de los 231» de la ex Con­cer­ta­ción,
un con­fe­so y explí­ci­to acto de apo­yo a Piñe­ra ya su polí­ti­ca de
«paci­fi­ca­ción», pone de relie­ve que el cen­tro de la cam­pa­ña bur­gue­sa por
el Aprue­bo a una Nue­va Cons­ti­tu­ción per­si­gue cerrar la cri­sis en
tér­mi­nos de dejar intac­to el régi­men capi­ta­lis­ta, neo­li­be­ral del
Pino­che­tis­mo.

De lo indi­ca­do se des­pren­de que la pre­sen­cia fas­cis­ta, aún inci­pien­te
pero cre­cien­te en las calles, es el resul­ta­do direc­to de la cam­pa­ña de
des­mo­vi­li­za­ción ini­cia­da des­de el Acuer­do por La Paz, sus­cri­to por la
Dere­cha, la ex Nue­va Mayo­ría y par­te sus­tan­cial del Fren­te Amplio.
Mien­tras nos sacan de las calles, des­de las letri­nas del régi­men vuel­ve a
apa­re­cer la basu­ra fas­cis­ta con la que se dis­po­nen a ata­car a los
tra­ba­ja­do­res. Hoy día can­tan ridí­cu­la­men­te sus him­nos mili­ta­res y alzan
la ban­de­ra nacio­nal que piso­tean dia­ria­men­te sir­vien­do al impe­ria­lis­mo,
maña­na esta­rán arman­do cam­pos de con­cen­tra­ción y ponién­do­nos en fila
para fusi­lar­nos.

La úni­ca for­ma de lim­piar la basu­ra fas­cis­ta de las calles es
reto­man­do el camino de la movi­li­za­ción popu­lar. En tan­to sea­mos capa­ces
de sos­te­ner un deci­di­do plan de lucha y unir a los orga­nis­mos de base,
Asam­bleas Popu­la­res, a la Pri­me­ra Línea y a las orga­ni­za­cio­nes de
tra­ba­ja­do­res, los fas­cis­tas vol­ve­rán a sus podri­das madri­gue­ras.

En este sen­ti­do resul­ta prio­ri­ta­rio for­ta­le­cer una cam­pa­ña del
Aprue­bo el 26 de abril que per­si­ga pro­fun­di­zar la movi­li­za­ción.
Apro­ba­mos cár­cel para Piñe­ra y sus secua­ces; apro­ba­mos la amnis­tía y la
inme­dia­ta liber­tad a todos los pre­sos polí­ti­cos; apro­ba­mos aca­bar con
las AFP y expul­sar al impe­ria­lis­mo; apro­ba­mos, en defi­ni­ti­va, que los
tra­ba­ja­do­res tomen en sus manos los des­ti­nos del país y mate­ria­li­cen una
Asam­blea Cons­ti­tu­yen­te des­de las bases, libre y sobe­ra­na. Apro­ba­mos
aca­bar con el orden esta­ble­ci­do y pasar por enci­ma del frau­de
cons­ti­tu­cio­nal que se nos pro­po­ne, un pro­ce­so que ter­mi­na en una
Con­ven­ción en que los mis­mos de siem­pre segui­rán ata­can­do a los
tra­ba­ja­do­res y a los explo­ta­dos y sir­vien­do los intere­ses del corrup­to
gran capi­tal.

No com­pa­ñe­ros, com­pa­ñe­ras, con ale­gría no, ya sabe­mos a dón­de ter­mi­na
ese dis­cur­so inge­nuo a la fuer­za. Sal­dre­mos a las calles nue­va­men­te a
con­cluir la tarea pen­dien­te y esa tarea es lucha y acción direc­ta. Esta
tarea comien­za reivin­di­can­do la memo­ria de los caí­dos y muti­la­dos del
levan­ta­mien­to, por­que es este movi­mien­to ‑al que tan­to teme la Dere­cha y
la opo­si­ción bur­gue­sa- el úni­co capaz de resol­ver la cri­sis.

Esta cri­sis no es una sim­ple expre­sión de ingo­ber­na­bi­li­dad o de expec­ta­ti­vas. No es un sim­ple «esta­lli­do social» ni una acción con­cer­ta­da des­de Vene­zue­la. El pro­ce­so al que asis­ti­mos es el de una revo­lu­ción que da sus pri­me­ros pasos y que tie­ne a la mayo­ría tra­ba­ja­do­ra como su pro­ta­go­nis­ta. Haga­mos de este mes de mar­zo el 9, el 11, el 18 y el 26 ‑fecha del Paro Nacio­nal con­vo­ca­do por la CUT- una gigan­tes­ca demos­tra­ción de fuer­za. Deje­mos en cla­ro que mien­tras sub­sis­ta el orden capi­ta­lis­ta no habrá demo­cra­cia. No hay otra lega­li­dad que aque­lla que emer­ja de los pro­pios orga­nis­mos de lucha. En esta tarea es impres­cin­di­ble la cons­truc­ción de una nue­va direc­ción polí­ti­ca de los tra­ba­ja­do­res una que per­si­ga hacer uni­fi­ca­da­men­te y de mane­ra cons­cien­te, aque­llo que espon­tá­nea­men­te rea­li­za el movi­mien­to a lo lar­go del país. Con ello no sólo barre­re­mos a los fas­cis­tas, abri­re­mos el camino al gobierno de los tra­ba­ja­do­res.

fuen­te: El Por­te­ño

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: