Chi­le. ¿Le esta­mos rega­lan­do la calle a los fas­cis­tas?

por Gus­ta­vo Bur­gos, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 29 febre­ro 2020

foto: Esto ocu­rrió este sába­do en Val­pa­raí­so el día de hoy. A pro­pó­si­to de que la sema­na pasa­da un gru­po de jóve­nes inten­tó sacar la esta­tua de Artu­ro Prat. Los mari­nos que res­guar­dan este icono de la his­to­ria lla­ma­ron a movi­li­zar­se el día de hoy en apo­yo a esta esta­tua.

El día de hoy poco más de mil fas­cis­tas, en su
mayo­ría ancia­nos y per­so­nal en reti­ro de la Arma­da, se reu­nie­ron en la
Pla­za Soto­ma­yor de Val­pa­raí­so en supues­to «des­agra­vio» al monu­men­to a
los Héroes de Iqui­que. En Pro­vi­den­cia, una acción de las mis­mas
carac­te­rís­ti­cas se desa­rro­lló en el seno del anti­guo barrio bur­gués
capi­ta­lino, a la mis­ma hora. Pre­vio a estos hechos, en Osorno, un par de
piñe­ris­tas ata­có con un arte­fac­to incen­dia­rio un acto de del PC
coman­da­do por Jadue, no sien­do este el úni­co ata­que a loca­les de
izquier­da ni a mili­tan­tes del levan­ta­mien­to popu­lar.

En la madru­ga­da de hoy resul­ta­ron ata­ca­dos el Museo de Vio­le­ta Parra
en San­tia­go, por segun­da vez, y el monu­men­to del Cobre en Av. Arge­ti­na
de Val­pa­raí­so. Si suma­mos estas accio­nes a la bru­tal cam­pa­ña de terror
ver­ti­da des­de La Mone­da con el adve­ni­mien­to de un «mar­zo cha­vis­ta»,
debe­mos nece­sa­ria­men­te arri­bar a la con­clu­sión que el régi­men se pre­pa­ra
a aplas­tar el movi­mien­to abier­to el 18 de Octu­bre. Como ya lo hemos
seña­la­do, el ejer­ci­cio repre­si­vo en el cen­tro de Viña del Mar ‑para
«pro­te­ger» el fes­ti­val- es una demos­tra­ción de labo­ra­to­rio de lo que se
dis­po­nen a hacer a esca­la nacio­nal.

La fir­me ‑a ratos tor­pe y risi­ble- cam­pa­ña de cri­mi­na­li­za­ción de la
Pri­me­ra Línea, la vic­ti­mi­za­ción de las FFEE de Cara­bi­ne­ros y la ame­na­za
de sus­pen­der el Ple­bis­ci­to del 26 de abril, han con­flui­do en estas
accio­nes de pro­pa­gan­da fas­cis­ta que hemos pre­sen­cia­do este sába­do,
últi­mo del mes de febre­ro. Es una pre­ten­di­da adver­ten­cia a la van­guar­dia
y a los tra­ba­ja­do­res en gene­ral. La bur­gue­sía tie­ne mie­do a mar­zo y
cul­mi­na un verano en que se han juga­do todo por ais­lar a la van­guar­dia y
reple­gar a la masa movi­li­za­da con el expe­dien­te de la pers­pec­ti­va
elec­to­ral.

¿Por qué ocu­rre esto? La res­pues­ta es muy sen­ci­lla, la opo­si­ción
bur­gue­sa ha defi­ni­do como polí­ti­ca cen­tral des­mo­vi­li­zar y vol­car el
movi­mien­to a la vía muer­ta del Ple­bis­ci­to. El insí­pi­do ini­cio de la
cam­pa­ña del Aprue­bo ‑la del Recha­zo care­ce de toda rele­van­cia- expre­sa
la des­con­fian­za de amplios sec­to­res en el pro­ce­so elec­cio­na­rio pro­pues­to
como sali­da a la cri­sis. La «Car­ta de los 231» de la ex Con­cer­ta­ción,
un con­fe­so y explí­ci­to acto de apo­yo a Piñe­ra ya su polí­ti­ca de
«paci­fi­ca­ción», pone de relie­ve que el cen­tro de la cam­pa­ña bur­gue­sa por
el Aprue­bo a una Nue­va Cons­ti­tu­ción per­si­gue cerrar la cri­sis en
tér­mi­nos de dejar intac­to el régi­men capi­ta­lis­ta, neo­li­be­ral del
Pino­che­tis­mo.

De lo indi­ca­do se des­pren­de que la pre­sen­cia fas­cis­ta, aún inci­pien­te
pero cre­cien­te en las calles, es el resul­ta­do direc­to de la cam­pa­ña de
des­mo­vi­li­za­ción ini­cia­da des­de el Acuer­do por La Paz, sus­cri­to por la
Dere­cha, la ex Nue­va Mayo­ría y par­te sus­tan­cial del Fren­te Amplio.
Mien­tras nos sacan de las calles, des­de las letri­nas del régi­men vuel­ve a
apa­re­cer la basu­ra fas­cis­ta con la que se dis­po­nen a ata­car a los
tra­ba­ja­do­res. Hoy día can­tan ridí­cu­la­men­te sus him­nos mili­ta­res y alzan
la ban­de­ra nacio­nal que piso­tean dia­ria­men­te sir­vien­do al impe­ria­lis­mo,
maña­na esta­rán arman­do cam­pos de con­cen­tra­ción y ponién­do­nos en fila
para fusi­lar­nos.

La úni­ca for­ma de lim­piar la basu­ra fas­cis­ta de las calles es
reto­man­do el camino de la movi­li­za­ción popu­lar. En tan­to sea­mos capa­ces
de sos­te­ner un deci­di­do plan de lucha y unir a los orga­nis­mos de base,
Asam­bleas Popu­la­res, a la Pri­me­ra Línea y a las orga­ni­za­cio­nes de
tra­ba­ja­do­res, los fas­cis­tas vol­ve­rán a sus podri­das madri­gue­ras.

En este sen­ti­do resul­ta prio­ri­ta­rio for­ta­le­cer una cam­pa­ña del
Aprue­bo el 26 de abril que per­si­ga pro­fun­di­zar la movi­li­za­ción.
Apro­ba­mos cár­cel para Piñe­ra y sus secua­ces; apro­ba­mos la amnis­tía y la
inme­dia­ta liber­tad a todos los pre­sos polí­ti­cos; apro­ba­mos aca­bar con
las AFP y expul­sar al impe­ria­lis­mo; apro­ba­mos, en defi­ni­ti­va, que los
tra­ba­ja­do­res tomen en sus manos los des­ti­nos del país y mate­ria­li­cen una
Asam­blea Cons­ti­tu­yen­te des­de las bases, libre y sobe­ra­na. Apro­ba­mos
aca­bar con el orden esta­ble­ci­do y pasar por enci­ma del frau­de
cons­ti­tu­cio­nal que se nos pro­po­ne, un pro­ce­so que ter­mi­na en una
Con­ven­ción en que los mis­mos de siem­pre segui­rán ata­can­do a los
tra­ba­ja­do­res y a los explo­ta­dos y sir­vien­do los intere­ses del corrup­to
gran capi­tal.

No com­pa­ñe­ros, com­pa­ñe­ras, con ale­gría no, ya sabe­mos a dón­de ter­mi­na
ese dis­cur­so inge­nuo a la fuer­za. Sal­dre­mos a las calles nue­va­men­te a
con­cluir la tarea pen­dien­te y esa tarea es lucha y acción direc­ta. Esta
tarea comien­za rei­vin­di­can­do la memo­ria de los caí­dos y muti­la­dos del
levan­ta­mien­to, por­que es este movi­mien­to ‑al que tan­to teme la Dere­cha y
la opo­si­ción bur­gue­sa- el úni­co capaz de resol­ver la cri­sis.

Esta cri­sis no es una sim­ple expre­sión de ingo­ber­na­bi­li­dad o de expec­ta­ti­vas. No es un sim­ple «esta­lli­do social» ni una acción con­cer­ta­da des­de Vene­zue­la. El pro­ce­so al que asis­ti­mos es el de una revo­lu­ción que da sus pri­me­ros pasos y que tie­ne a la mayo­ría tra­ba­ja­do­ra como su pro­ta­go­nis­ta. Haga­mos de este mes de mar­zo el 9, el 11, el 18 y el 26 ‑fecha del Paro Nacio­nal con­vo­ca­do por la CUT- una gigan­tes­ca demos­tra­ción de fuer­za. Deje­mos en cla­ro que mien­tras sub­sis­ta el orden capi­ta­lis­ta no habrá demo­cra­cia. No hay otra lega­li­dad que aque­lla que emer­ja de los pro­pios orga­nis­mos de lucha. En esta tarea es impres­cin­di­ble la cons­truc­ción de una nue­va direc­ción polí­ti­ca de los tra­ba­ja­do­res una que per­si­ga hacer uni­fi­ca­da­men­te y de mane­ra cons­cien­te, aque­llo que espon­tá­nea­men­te rea­li­za el movi­mien­to a lo lar­go del país. Con ello no sólo barre­re­mos a los fas­cis­tas, abri­re­mos el camino al gobierno de los tra­ba­ja­do­res.

fuen­te: El Por­te­ño

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *