Corea del Nor­te. La impor­tan­cia en el plano mili­tar de poseer una Fuer­za subterránea

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 7 de sep­tiem­bre de 2021.

  • Foto: La entra­da de un túnel que con­du­ce has­ta la Zona Des­mi­li­ta­ri­za­da (DMZ, en inglés), en la fron­te­ra con Corea del Sur.

Corea del Nor­te dis­po­ne de una red de ins­ta­la­cio­nes mili­ta­res sub­te­rrá­neas que ha ido desa­rro­llan­do duran­te los últi­mos años, indi­ca un artículo.

Infor­mes apun­tan a que Corea del Nor­te dis­po­ne de una red de ins­ta­la­cio­nes mili­ta­res sub­te­rrá­neas que daría ven­ta­ja a Pyong­yang en caso de un con­flic­to arma­do en la penín­su­la de Corea. Un artícu­lo publi­ca­do el lunes en The Natio­nal Inter­est rela­ta los deta­lles de uno de los secre­tos mejor guar­da­dos de este país: sus bases aéreas bajo tierra.

Corea del Nor­te, uno de los paí­ses más reser­va­dos del mun­do, no es ajeno a la cons­truc­ción de ins­ta­la­cio­nes mili­ta­res sub­te­rrá­neas. Ya sea un túnel exca­va­do bajo la zona des­mi­li­ta­ri­za­da dise­ña­do para pasar miles de tro­pas por hora, o bún­ke­res para aco­mo­dar a su lide­raz­go. Corea del Nor­te ha cons­trui­do exten­sas ins­ta­la­cio­nes sub­te­rrá­neas dise­ña­das para dar­le una ven­ta­ja en tiem­pos de gue­rra”, seña­la el medio estadounidense.

Según la nota, uno de los pri­me­ros ejem­plos de inge­nie­ría sub­te­rrá­nea de Corea del Nor­te es el des­cu­bri­mien­to de varios túne­les que con­du­cen des­de Corea del Nor­te bajo la zona des­mi­li­ta­ri­za­da has­ta Corea del Sur.

“El pri­mer túnel se ubi­có en 1974 y se exten­día un kiló­me­tro al sur de la zona des­mi­li­ta­ri­za­da. El túnel era lo sufi­cien­te­men­te gran­de como para mover has­ta dos mil sol­da­dos por hora bajo la zona des­mi­li­ta­ri­za­da”, seña­la el texto.

Des­de enton­ces, agre­ga el repor­te, se han des­cu­bier­to al menos cua­tro túne­les, con losas de hor­mi­gón arma­do, elec­tri­ci­dad para la ilu­mi­na­ción y la gene­ra­ción de aire fres­co, y vías de ferro­ca­rril estre­chas para trans­por­tar tie­rra y rocas de regre­so a la entra­da del túnel. “En con­jun­to, los cua­tro túne­les pro­ba­ble­men­te habrían podi­do mover las tro­pas de una bri­ga­da por una hora bajo las defen­sas de Corea del Sur”, enfatiza.

De acuer­do con el infor­me, posi­ble­men­te la Fuer­za Aérea de Corea del Nor­te dis­pon­ga de tres bases aéreas sub­te­rrá­neas ubi­ca­das en las loca­li­da­des de Won­san, Jang­jin y Onchun. La base aérea en Won­san está pre­sun­ta­men­te dota­da de una pis­ta de 1800 metros de lar­go y 27 metros de ancho, situa­da en las entra­ñas de una montaña.

Ade­más de dichas bases aéreas, Pyong­yang tie­ne a su dis­po­si­ción túne­les exten­sos que, según varios rumo­res, pue­den lle­gar inclu­so hacia el cen­tro de Seúl; así como bún­ke­res para tro­pas cons­trui­dos jus­to en la fron­te­ra con su vecino del sur.

Asi­mis­mo, el tex­to des­ta­ca que otro desa­rro­llo sub­te­rrá­neo es una serie de bún­ke­res para las tro­pas nor­co­rea­nas des­ple­ga­das cer­ca de la zona des­mi­li­ta­ri­za­da. “Un deser­tor nor­co­reano reve­ló que, a par­tir de 2004, Corea del Nor­te comen­zó a cons­truir bún­ke­res capa­ces de ocul­tar entre 1500 y dos mil sol­da­dos de com­ba­te com­ple­ta­men­te arma­dos cer­ca de la fron­te­ra. Se cons­tru­ye­ron al menos 800 bún­ke­res, sin incluir señue­los, des­ti­na­dos a ocul­tar uni­da­des como las bri­ga­das de infan­te­ría lige­ra y man­te­ner­las des­can­sa­das has­ta el comien­zo de una inva­sión”, explica.

Tam­bién se cree que el Gobierno nor­co­reano cuen­ta con escon­di­tes secre­tos dis­per­sa­dos por el terri­to­rio del país. De acuer­do con los datos pre­sen­ta­dos por el medio, su núme­ro pue­de lle­gar a 8000.

Ade­más, pro­si­gue el tex­to, Pyong­yang dis­po­ne de cien­tos de cue­vas que ocul­tan arti­lle­ría jus­to al nor­te de la zona des­mi­li­ta­ri­za­da, cono­ci­dos como sitios de arti­lle­ría endu­re­ci­da, o HARTS, estos sue­len ser túne­les en las lade­ras de las montañas.

Dado que es extre­ma­da­men­te difí­cil loca­li­zar dichas ins­ta­la­cio­nes con saté­li­tes, la prin­ci­pal fuen­te de infor­ma­ción sobre su ubi­ca­ción pro­ven­dría de los deser­to­res norcoreanos.

De acuer­do a espe­cia­lis­tas, la red de ins­ta­la­cio­nes sub­te­rrá­neas nor­co­rea­na no solo posi­bi­li­ta­ría rea­li­zar un ata­que sor­pre­sa, sino tam­bién pro­lon­gar un posi­ble con­flic­to armado.

Ana­lis­tas mili­ta­res tam­bién con­si­de­ran las ins­ta­la­cio­nes sub­te­rrá­neas secre­tas de Corea del Nor­te como la car­ta que le hará ganar a este país en caso de una gue­rra con EE.UU. y Corea del Sur.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *