Vene­zue­la. Pre­si­den­te Madu­ro hon­ra a los már­ti­res revo­lu­cio­na­rios en su día: home­na­je a Fabri­cio Ojeda

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 21 de junio de 2021.

El man­da­ta­rio vene­zo­lano exal­tó a tra­vés de un men­sa­je en Twit­ter el lega­do de Fabri­cio Ojeda

Vene­zue­la rin­de tri­bu­to al revo­lu­cio­na­rio, perio­dis­ta y dipu­tado Fabri­cio Oje­da, a pro­pó­si­to de cele­brar­se este lunes el Día de los Már­ti­res de la Revo­lu­ción, y hon­ra a todos esos caí­dos, que lucha­ron por la defen­sa de la Patria.

A tra­vés de su cuen­ta en la red social Twit­ter, el pre­si­den­te de la Repú­bli­ca Boli­va­ria­na de Vene­zue­la, Nico­lás Madu­ro, escri­bió el siguien­te men­sa­je: «La Revo­lu­ción Boli­va­ria­na rin­de tri­bu­to a la lucha abne­ga­da de los hom­bres y muje­res que con­sa­gra­ron su vida por la liber­tad de nues­tra Patria. Már­ti­res que repre­sen­tan la dig­ni­dad y rebel­día del pue­blo vene­zo­lano. ¡Viva la lucha de Fabri­cio Ojeda!».

Fabri­cio Oje­da nació el 6 de febre­ro de 1929 en Boco­nó, esta­do Tru­ji­llo. Des­de los 17 años se ini­ció en la acti­vi­dad polí­ti­ca, ins­cri­bién­do­se en 1949 en el Par­ti­do Unión Repu­bli­ca­na Demo­crá­ti­ca (URD), don­de mili­tó has­ta 1962, fecha en que renun­ció públicamente.

Fue maes­tro en el Liceo Her­má­go­ras Chá­vez de Cabi­mas, en el esta­do Zulia y fun­cio­na­rio del Gobierno Regio­nal del esta­do Monagas.

En el año 1955 ini­cia sus estu­dios de perio­dis­mo en la Uni­ver­si­dad Cen­tral de Vene­zue­la. Pos­te­rior­men­te, en 1956 entra a tra­ba­jar en el dia­rio El Nacio­nal, don­de des­ta­có en la fuen­te polí­ti­ca pre­si­den­cial. Tam­bién labo­ró en La CalleEl Heral­do.

Tras la caí­da de la dic­ta­du­ra, en diciem­bre de 1958, Fabri­cio Oje­da es ele­gi­do dipu­tado del Con­gre­so Nacio­nal, aun­que al reco­no­cer la trai­ción del Pac­to de Pun­to Fijo al espí­ri­tu popu­lar del 23 de Enero, renun­ció al car­go en 1962 y asu­mió la lucha arma­da como vía a la con­quis­ta de la libe­ra­ción nacional.

Con­si­de­ra­do pro­ta­go­nis­ta de la revo­lu­ción vene­zo­la­na, Oje­da fue dete­ni­do por el Ejér­ci­to el 12 de octu­bre de 1962, y con­de­na­do por el Con­se­jo de Gue­rra Occi­den­tal a 18 años y ocho meses de prisión.

El 15 de sep­tiem­bre de 1963 logra fugar­se de la Cár­cel de Tru­ji­llo, jun­to a un gru­po de com­pa­ñe­ros y se rein­te­gra a la insur­gen­cia, don­de obtie­ne el gra­do de coman­dan­te del fren­te José Anto­nio Páez y pre­si­den­te del Fren­te de Libe­ra­ción Nacio­nal (FLN).

Oje­da falle­ció el 21 de junio de 1966 en extra­ñas cir­cuns­tan­cias; se pre­su­me fue víc­ti­ma de ase­si­na­to duran­te el gobierno de Raúl Leo­ni, sien­do los prin­ci­pa­les indi­cia­dos fun­cio­na­rios del Ser­vi­cio de Inte­li­gen­cia de las Fuer­zas Arma­das (SIFA).

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *