Memo­ria. A 41 años del ase­si­na­to de Vale­rio Ver­bano, víc­ti­ma del fascismo

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 22 de febre­ro de 2021.

Vale­rio Ver­bano, era un jóven estu­dian­te de 17 años, que en 1980 estu­dia­ba en el liceo cien­tí­fi­co Archi­me­de, en el barrio romano de Nuo­vo Sala­rio, en Ita­lia. Se había adhe­ri­do a Auto­no­mia Ope­raia, gru­po de la izquier­da comu­nis­ta acti­vo en los años ’70 en Ita­lia, y fre­cuen­ta­ba su sede terri­to­rial lla­ma­da Comi­ta­to di lot­ta Val­me­lai­na (comi­tés de lucha Valmelaina).

Su inte­rés por la polí­ti­ca y por la foto­gra­fía lo lle­vó a rea­li­zar un pro­fun­do tra­ba­jo de inves­ti­ga­ción perio­dís­ti­ca (enri­que­ci­do con muchas foto­gra­fías), sobre el mun­do de la extre­ma dere­cha romana.

La maña­na del 22 de febre­ro de 1980, un gru­po de hom­bres enca­pu­cha­dos entró en su casa ubi­ca­da en Via Mon­te Bian­co median­te un enga­ño, ata­ron a sus padres a unas sillas, y espe­ra­ron has­ta que vol­vie­ra a casa de la escue­la. Fue enton­ces, cuan­do vol­vió, cuan­do lo ase­si­na­ron a tiros delan­te de su padre y su madre.

Se tra­ta­ba de tres hom­bres per­te­ne­cien­tes a los NAR (Nuclei Arma­ti Rivo­lu­zio­na­ri), un gru­po terro­ris­ta neo­fas­cis­ta que en aque­llos años fue res­pon­sa­ble de nume­ro­sos homi­ci­dios y aten­ta­dos (inclui­do el aten­ta­do en la esta­ción de Bolo­nia del 2 de agos­to de 1980).

El dos­sier de Vale­rio Ver­bano, con las fichas rea­li­za­das por él, fue secues­tra­do por las auto­ri­da­des, des­apa­re­ció “mis­te­rio­sa­men­te”. El juez Mario Ama­to, que jus­to en aquel perio­do inves­ti­ga­ba el terro­ris­mo fas­cis­ta encon­tran­do víncu­los con pode­res eco­nó­mi­cos y apa­ra­tos del Esta­do, y que cono­cía la exis­ten­cia el “dos­sier Ver­bano”, fue ase­si­na­do pocos meses des­pués, a poca dis­tan­cia de la casa de Vale­rio Ver­bano, siem­pre a manos de los NAR.

El recuer­do de Vale­rio sigue vivo entre los jóve­nes del barrio Montesacro

A pesar de los 36 años que han pasa­do de la muer­te de Vale­rio Ver­bano, su recuer­do sigue vivo entre los roma­nos, en par­ti­cu­lar en el mun­do de la izquier­da política.

Su madre, Car­la Ver­bano, falle­ci­da en 2012, ha tra­ba­ja­do sin parar en los años pasa­dos para encon­trar la ver­dad sobre la muer­te de su hijo y para que los hechos no caye­ran en el olvi­do. Inclu­so publi­có un libro (Sia fol­go­ran­te la fine).

A su lado ha encon­tra­do siem­pre el apo­yo de muchos jóve­nes, sobre todo per­te­ne­cien­tes a cen­tros socia­les oku­pa­dos de Roma y a orga­ni­za­cio­nes de la izquier­da roma­na. Son estas orga­ni­za­cio­nes las que cada año, alre­de­dor del 22 de febre­ro, orga­ni­zan una mani­fes­ta­ción por las calles del barrio, cuyos lemas siem­pre insis­ten en el anti­fas­cis­mo y en el recha­zo a lo que son con­si­de­ra­das las nue­vas for­mas de fas­cis­mo y violencia.

En 2007 una calle del Par­co delle Valli (zona Con­ca d’Oro) ha sido dedi­ca­da a Vale­rio, y en 2009 lo mis­mo ha pasa­do en Nápo­les, don­de ha sido dedi­ca­da a Vale­rio una calle del barrio de Scampia.

El aten­ta­do que aca­bó con la vida de Vale­rio Ver­bano ha que­da­do como un sím­bo­lo del horror de aque­llos años, pero toda­vía que­dan muchas pre­gun­tas y dudas sobre los cul­pa­bles, muchos de los cua­les nun­ca han sido loca­li­za­dos ni juzgados.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *