Capi­ta­lis­mo sin ras­tro humano: En ple­na ola de frío y pan­de­mia sube el reci­bo de la luz un 20%

Los após­to­les del «capi­ta­lis­mo con ros­tro humano», es decir, un tér­mino acu­ña­do por los que pre­go­nan un capi­ta­lis­mo bueno, que ten­ga en cuen­ta dere­chos de los tra­ba­ja­do­res y que vaya liman­do las des­igual­da­des socia­les con una son­ri­sa , con refor­mas pací­fi­cas y sin cues­tio­nar la esen­cia pro­pia del sis­te­ma, van a tener com­pli­ca­do dige­rir que a la pobre­za y la cri­sis hay que aña­dir que la ener­gía no sea un bien social y públi­co. Las empre­sas pri­va­das hacen su par­ti­cu­lar enero subien­do cos­tes para obte­ner pin­gües bene­fi­cios (en sus Con­se­jos de Admi­nis­tra­ción abun­dan ex polí­ti­cos PSOEPP).

La lla­ma­da «pobre­za ener­gé­ti­ca» con­fir­ma que el gobierno más «pro­gre­sis­ta de la his­to­ria» no puede/​no quiere/​no le dejan nacio­na­li­zar algo tan bási­co como la elec­tri­ci­dad. Un sis­te­ma que hace nego­cio con la salud, la edu­ca­ción, el agua, la luz, debe­ría ser sus­ti­tui­do por­que nos con­du­ce a la bar­ba­rie y el exterminio.

Tra­gar con lo que sea para seguir en el eje­cu­ti­vo pro­gre­sis­ta, esa es la con­sig­na. Si el gobierno pro­pi­cia la hui­da del rey emé­ri­to, si apo­ya al terro­ris­ta Guai­dó, si se bur­la de las pen­sio­nes, o si los pode­res ener­gé­ti­cos suben los reci­bos de la luz, shhhh, a callar. Lo malo que tie­nen estos anda­res refor­mis­tas es que salen men­sa­jes (de enero del 2017) y todo que­da en solfa. 

Encen­der cual­quier apa­ra­to eléc­tri­co ten­drá un cos­te muy ele­va­do. Es más, si se hace entre las 11.00 y las 12.00 horas, o entre las 20.00 y las 22.00 horas de maña­na, los con­su­mi­do­res lle­ga­rán a pagar has­ta 114 euros por megavatio/​hora. En euros con­tan­tes y sonan­tes impli­ca que su fac­tu­ra se dis­pa­ra estos días casi un 30% con res­pec­to a lo que cos­ta­ba encen­der la luz hace ape­nas una sema­na, cuan­do comen­za­ba el año 2021.En con­cre­to, el pre­cio de la luz del con­su­mi­dor que ten­ga con­tra­ta­da la tari­fa regu­la­da (PVPC, según cons­ta en las fac­tu­ras) se ha ele­va­do un 27% en este arran­que de 2021, alcan­zan­do los 16,8 cén­ti­mos por kilo­va­tio hora (kWh), fren­te a los 13,24 cén­ti­mos del mis­mo perio­do de 2020. De esta for­ma, si se man­tu­vie­ran estos pre­cios duran­te todo el mes, el reci­bo final medio supe­ra­ría los 80 euros, fren­te a los 67 euros de hace un año y los poco más de 60 euros de diciem­bre, según la cal­cu­la­do­ra de pre­cios de la Comi­sión Nacio­nal de los Mer­ca­dos y la Com­pe­ten­cia (CNMC).

Este incre­men­to en el pre­cio de la luz coin­ci­de con la ola de frío que aso­la prác­ti­ca­men­te a toda la Penín­su­la Ibé­ri­ca por la borras­ca ‘Filo­me­na’. Es decir, con muchos ciu­da­da­nos reclui­dos en sus casas para abri­gar­se del frío, y otros tan­tos con la movi­li­dad res­trin­gi­da en sus comu­ni­da­des autó­no­mas por las res­tric­cio­nes del coronavirus.

Para expli­car la subi­da del cos­te del gas, el sacro­san­to mer­ca­do lo expli­ca por la alta deman­da. Y se que­dan tan panchos.

Fuen­te: Insur­gen­te

Latest posts by Otros medios (see all)

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *