Ramón Fran­que­sa de la Coor­di­na­do­ra de pen­sio­nis­tas: “Este gobierno de izquier­das quie­re qui­tar dine­ro a las pen­sio­nes para rega­lár­se­lo a los bancos”

Por David Arti­me

Micró­fono en mano y ata­via­do con el cha­le­co naran­ja de la lucha de los pen­sio­nis­tas fran­ce­ses, en pleno cen­tro de Bar­ce­lo­na, acu­sa a los minis­tros socia­lis­tas José Luis Escri­vá y Nadia Cal­vi­ño de ser emi­sa­rios del poder finan­cie­ro y de rega­lar el dine­ro de la segu­ri­dad social a los ban­cos. Ramón Fran­que­sa, por­ta­voz de la Coor­di­na­dor Esta­tal en defen­sa del sis­te­ma de pen­sio­nes, fun­da­dor de la marea pen­sio­nis­ta en Cata­lu­ña y pro­fe­sor de Eco­no­mía en la Uni­ver­si­dad de Bar­ce­lo­na, no hace con­ce­sio­nes al “gobierno más pro­gre­sis­ta de la demo­cra­cia”. En mate­ria de jubi­la­cio­nes, dice, ese pro­gre­sis­mo “no se está notan­do nada”. Al con­tra­rio, cree que el Eje­cu­ti­vo está inten­tan­do “meter de tapa­di­llo” en el Pac­to de Tole­do los pri­me­ros pasos hacia la pri­va­ti­za­ción. Pero les augu­ra tiem­pos difí­ci­les a Sán­chez e Igle­sias . Cuan­do pase el con­fi­na­mien­to pre­vé un perio­do de fuer­tes movi­li­za­cio­nes. El pró­xi­mo día 28 ya hay con­vo­ca­das con­cen­tra­cio­nes en toda Espa­ña. “La par­ti­da aca­ba de comen­zar”, afirma.

¿Aumen­tar a 35 años el perio­do de cálcu­lo de las pen­sio­nes, como ha pro­pues­to el minis­tro (de Segu­ri­dad Social) José Luis Escri­vá, es un eufe­mis­mo para reducirlas?

Total­men­te. Eso supo­ne para el 99% de la pobla­ción redu­cir la pen­sión por­que cuan­tos más años se cal­cu­len y más lejos nos vaya­mos del momen­to de la jubi­la­ción más baja será. Detrás de esto la úni­ca inten­ción real es bajar las pen­sio­nes.

¿Con­si­de­ra que este minis­tro y la de Asun­tos Eco­nó­mi­cos, Nadia Cal­vi­ño, no se corres­pon­den pre­ci­sa­men­te con un minis­tros de un Gobierno de izquier­das?

Estas dos per­so­nas están actuan­do de emi­sa­rios de la Comi­sión Euro­pea y y del poder finan­cie­ro. Ella vie­ne del Ban­co San­tan­der y él de la AIReF (Auto­ri­dad Inde­pen­dien­te de Res­pon­sa­bi­li­dad Fis­cal), dos ins­ti­tu­cio­nes finan­cie­ras que están inten­tan­do que sal­ga­mos de esta cri­sis de la mane­ra más favo­ra­ble para los ban­cos, que es pri­va­ti­zar el ser­vi­cio públi­co de pen­sio­nes.

Pero el Gobierno insis­te en que no quie­re pri­va­ti­zar las pensiones.

La mane­ra de hacer­lo es diver­sa. Nadia Cal­vi­ño ha intro­du­ci­do en el Pac­to de Tole­do que una par­te de lo que ingre­sa­mos en la caja de pen­sio­nes se diri­ja a fon­dos pri­va­dos de pen­sio­nes. La Segu­ri­dad Social ingre­sa­rá menos, por­que un par­te irá a los ban­cos y a los fon­dos finan­cie­ros pri­va­dos, y por tan­to hay que bus­car meca­nis­mos para com­pen­sar­lo, como por ejem­plo alar­gar el perio­do de cálculo.

¿Y qué hay de la gen­te que dice que estos pla­nes de pen­sio­nes de empre­sa, como el de Geroa en el País Vas­co, son beneficiosos?

Miles de pen­sio­nis­tas vas­cos ya han anun­cia­do que lle­va­rán el caso de Geroa a los tri­bu­na­les. Las pen­sio­nes pri­va­das están que­bran­do en muchos paí­ses. En Chi­le, en Esta­dos Uni­dos, en Holan­da. En Chi­le están per­ci­bien­do un 25% de lo depo­si­ta­do. En Esta­dos Uni­dos te encuen­tras a gen­te de 90 años tra­ba­jan­do. La minis­tra pre­ten­de aho­ra dejar par­te del dine­ro de nues­tra caja de pen­sio­nes en los ban­cos euro­peos, cuyo esta­do de salud actual es más que cuestionable.

En su dis­cur­so recien­te en una con­cen­tra­ción en Bar­ce­lo­na adver­tía de que tam­bién se inten­ta chan­ta­jear a los sindicatos.

Sí, es otro ele­men­to nece­sa­rio para que esto pue­da fun­cio­nar. Deben arti­cu­lar un cier­to con­sen­so y que los sin­di­ca­tos no denun­cien, y la mane­ra de hacer­lo es ofre­cer­les a los sin­di­ca­tos una par­ti­ci­pa­ción en la ges­tión de esos fon­dos pri­va­dos. A cam­bio reci­ben un ingre­so por impli­car­se en la ges­tión de esos fon­dos. No es un gran ingre­so, pero les da para pagar algu­nos loca­les y algu­nas libe­ra­cio­nes y los hace depen­dien­tes de estos sis­te­mas privados.

Mani­fes­ta­ción por unas pen­sio­nes dig­nas. FOTO: IU Valladolid.

Esto ya está ocu­rrien­do en Geroa, en el País Vas­co, y en algu­nos fon­dos crea­dos en Cata­lu­ña, en cuyos con­se­jos hay repre­sen­tan­tes sin­di­ca­les. Ocu­pan pues­tos abso­lu­ta­men­te mino­ri­ta­rios y se les paga para inter­pre­tar este papel. Son per­so­nas que ape­nas tie­nen acce­so a la infor­ma­ción y muy poca idea de lo que allí ocu­rre. De hecho, en la mayo­ría de casos se las han cola­do todas.

Ni el Gobierno de izquier­das, ni los sin­di­ca­tos. ¿En Coes­pe y en las Mareas se sien­ten uste­des solos?

Nos sen­ti­mos muy solos. Pero no aho­ra. Ya nos sen­ti­mos solos des­de el momen­to en que se per­mi­tió que la jubi­la­ción pasa­ra de 65 a 67 años, cuan­do hay millo­nes de jóve­nes sin tra­ba­jar. A mucha gen­te la des­pi­den a los 57 años, por­que cuan­do más tiem­po pase entre el últi­mo día tra­ba­ja­do y la pri­me­ra nómi­na de la pen­sión, menos van a cobrar estas per­so­nas. La gen­te está per­dien­do entre un 30% o un 40% de lo que le corres­pon­de­ría con la edad fija­da a los 65.

¿No se está notan­do que haya un gobierno de izquierdas?

La reali­dad es que no se está notan­do. Se ha inten­ta­do decir que gra­cias a este acuer­do se iban a reva­lo­ri­zar las pen­sio­nes, pero eso ya se con­si­guió gra­cias a la movi­li­za­ción cuan­do gober­na­ba Rajoy, que tuvo que renun­ciar a cier­tos aspec­tos del Pac­to de Tole­do por la pre­sión que tuvo en la calle. Aho­ra, el Gobierno está abrien­do una puer­ta terri­ble, que es cam­biar la ley para que esto sea posi­ble des­ti­nar par­te del dine­ro de las pen­sio­nes a fon­dos pri­va­dos, y el res­to de par­ti­dos del arco par­la­men­ta­rio no podrá decir nada por­que han vota­do a favor.

Se apro­ve­cha la opor­tu­ni­dad cuan­do hay Gobier­nos de izquier­das para colo­car medi­das anti­so­cia­les de mucho cala­do que aca­ba­rán gene­ran­do un enor­me des­en­can­to en nues­tro país. Aque­llos que se pre­sen­ta­ron a las elec­cio­nes pro­me­tien­do mejo­rar la Segu­ri­dad Social lo que hacen es dar el dine­ro a los ban­cos. Vamos a tener un gran des­en­can­to. Nos sen­ti­mos muy defraudados.

Se dice que no hay dine­ro sufi­cien­te. Que el sis­te­ma actual no es sos­te­ni­ble por la evo­lu­ción demográfica.

Es una men­ti­ra repe­ti­da mil veces. Si ese era el pro­ble­ma, enton­ces ¿por qué se baja­ron las coti­za­cio­nes socia­les en las ante­rio­res refor­mas? Si el pro­ble­ma era que había dema­sia­dos pen­sio­nis­tas por tra­ba­ja­dor, lo nor­mal hubie­ra sido subir las coti­za­cio­nes. Has­ta el momen­to en que empie­za la pan­de­mia de la Covid19, la ins­crip­ción en la Segu­ri­dad Social no deja­ba de cre­cer, Espa­ña nun­ca había teni­do tan­tos afi­lia­dos has­ta ese momen­to. Y eso a pesar de que nucha gen­te tra­ba­ja en negro, o como fal­so autó­no­mo, o como beca­rio, o prácticas.

Pero no solo eso. A cau­sa de los falle­ci­mien­tos por la pan­de­mia, duran­te 2020 por pri­me­ra vez en muchos años, el núme­ro de per­so­nas que han sali­do del sis­te­ma ha sido supe­rior al que ha entra­do. Por tan­to, debe­rían estar pro­po­nien­do subi­das de pen­sio­nes, no bajadas.

Por tan­to es una cues­tión fal­sa. Se dice eso y sin embar­go se pre­ten­de pro­vo­car la quie­bra de la Segu­ri­dad Social, se quie­re qui­tar ingre­sos a Segu­ri­dad Social para dár­se­los a los ban­cos. Tenía­mos un sis­te­ma de pen­sio­nes enor­me­men­te sóli­do, y si no lo hubié­ra­mos toca­do, ten­dría­mos aún más gen­te tra­ba­jan­do y más ingre­sos. Pero se apli­ca­ron recor­tes y se pre­ca­ri­zó el mer­ca­do de tra­ba­jo, y en lugar de 23 millo­nes de coti­zan­tes, tene­mos 19.

¿La gen­te está toman­do con­cien­cia de esta situación?

Sí. Cada vez somos más. Duran­te la pan­de­mia Coes­pe ha dobla­do el núme­ro de loca­li­da­des en las que rea­li­za las con­cen­tra­cio­nes sema­na­les y cuan­do pase todo esto sere­mos muchos más. Las modi­fi­ca­cio­nes del Pac­to de Tole­do las han cola­do de tapa­di­llo, pero ten­drán que hacer un cam­bio de ley y eso obli­ga­rá a todo el mun­do a posi­cio­nar­se y habrá una fuer­te movi­li­za­ción social. De la mis­ma mane­ra que los com­pro­mi­sos elec­to­ra­les de los par­ti­dos no han teni­do mucha sol­ven­cia, lo que han acor­da­do aho­ra pue­de que tam­po­co ten­ga nin­gu­na sol­ven­cia si la gen­te sale a la calle para parar­les los pies. La par­ti­da está abier­ta. Esta gran movi­li­za­ción social se va a pro­du­cir, está en nues­tros pla­nes de tra­ba­jo.

Astu­ries es una comu­ni­dad con una fuer­te depen­den­cia del sis­te­ma de pen­sio­nes, tras el cie­rre de la minería.

Sí, y antes fue una comu­ni­dad que con­tri­bu­yó mucho. Esa gra­ví­si­ma debi­li­dad que tie­ne Astu­ries aho­ra demues­tra que debe pri­mar una prin­ci­pio de soli­da­ri­dad y de caja úni­ca para todo el mun­do. Maña­na le pue­de pasar a Cata­lu­ña, si se hun­de el sec­tor turís­ti­co, por ejem­plo. Por eso, nece­si­ta­mos un sis­te­ma soli­da­rio y fuer­te, en el que la pen­sión de las per­so­nas esté garan­ti­za­da en todo el terri­to­rio. Escri­vá pro­po­ne aho­ra un sis­te­ma de fon­dos de pen­sio­nes por empre­sas y por sec­to­res, lo que rom­pe­rá la soli­da­ri­dad y la caja úni­ca, y gene­ra­rá una socie­dad más egoís­ta, más inso­li­da­ria, y más pobre.

Fuen­te: Nor­tes

Latest posts by Otros medios (see all)

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *