Entre­vis­ta a Xulio Rios “Las bases prin­ci­pa­les sobre las que se edi­fi­có la Chi­na Popu­lar siguen incó­lu­mes y el apa­ra­to del Esta­do sigue rete­ni­do en manos del PCCh”

Por Ando­ni Baserrigorri

Sin nin­gún gene­ro de dudas, si hay una per­so­na que cono­ce per­fec­ta­men­te la reali­dad de la actual Repú­bli­ca Popu­lar Chi­na ese es Xulio Rios. Y tam­bién sin duda algu­na si aho­ra mis­mo hay un país en el mun­do fas­ci­nan­te ese es la Chi­na de 2020. Fas­ci­nan­te por los increí­bles cam­bios que ha sufri­do, sobre todo en los últi­mos 20 años, fas­ci­nan­te por como des­de 1949, en 71 años pasa de ser un país medie­val a ser, en pala­bras de sus diri­gen­tes, “un moderno esta­do socialista”….China a las per­so­nas que nos recla­ma­mos comu­nis­tas, nos ha gene­ra­do dudas y que mejor que char­lar con Xulio para despejarlas

Lo pri­me­ro eske­rrik asko por el tiem­po que nos con­ce­des en res­pon­der a esta entre­vis­ta, pien­so que interesante….la pri­me­ras pre­gun­tas seria de orden ideo­lo­gi­co y es que tras el triun­fo de la revo­lu­ción Chi­na ha teni­do varios expe­ri­men­tos, me refie­ro a la revo­lu­cion cul­tu­ral, el gran sal­to ade­lan­te, la refor­ma de Den Xiao Ping, las pos­te­rio­res refor­mas a la reforma….¿Ha encon­tra­do ya Chi­na su mode­lo socia­lis­ta? ¿Nos podrias defi­nir un poco como se podria defi­nir el lla­ma­do socia­lis­mo con carac­te­ris­ti­cas chinas?

Des­de la fun­da­ción del PCCh (1921) y la pro­cla­ma­ción de la Repú­bli­ca Popu­lar Chi­na (1949), ha habi­do una suce­sión de eta­pas cla­ra­men­te reco­no­ci­bles en la evo­lu­ción chi­na. En lo ideo­ló­gi­co, habla­ría de tres: maoís­mo, den­guis­mo y xiísmo.

Hay una cons­tan­te en todas ellas: la bús­que­da de una vía pro­pia al desa­rro­llo capaz de poner fin a las cau­sas que pre­ci­pi­ta­ron el país en la deca­den­cia y vol­ver resi­tuar­lo en el epi­cen­tro del sis­te­ma inter­na­cio­nal. Ha habi­do dife­ren­tes explo­ra­cio­nes, expe­ri­men­tos, y siguen… no creo que ese pro­ce­so se haya aca­ba­do. Es una de sus vir­tu­des, ale­ja el dog­ma­tis­mo y refuer­za la resi­lien­cia. Aho­ra mis­mo, es, segu­ra­men­te, la eta­pa de mayor complejidad.

Los con­tor­nos del socia­lis­mo con carac­te­rís­ti­cas chi­nas podría­mos resu­mir­los en eclec­ti­cis­mo ideo­ló­gi­co, hibri­dis­mo sis­té­mi­co y sino­cen­tris­mo dependiente.

Chi­na bebe de Marx, de Lenin, de Mao, pero tam­bien de Con­fun­cio y de sus tra­di­cio­nes y apli­ca un socia­lis­mo de mer­ca­do o una eco­no­mia de mer­ca­do orien­ta­do al socia­lis­mo…¿ Como se podria expli­car esta espe­cie de purru­sal­da de la que sale el mode­lo chino de ges­tion socialista?

Cul­tu­ral­men­te, los chi­nos lo tie­nen mucho más fácil que noso­tros. En Occi­den­te se tien­de a ver­lo todo en blan­co y negro, noche y día, vida y muerte.

En el pen­sa­mien­to chino, esa antí­te­sis no es un pro­ble­ma irre­so­lu­ble sino que refle­ja com­ple­men­ta­rie­dad, la uni­dad de los con­tra­rios de la que nos habla­ba Mao en sus tesis sobre la con­tra­dic­ción. Lo de Con­fu­cio es más recien­te. Duran­te mucho tiem­po, el PCCh, a tono con los movi­mien­tos moder­ni­za­do­res que arran­can del siglo XIX, tam­bién cul­pó a la cul­tu­ra tra­di­cio­nal del atra­so del país.

El maoís­mo fue muy anti­con­fu­ciano; sin embar­go, con Hu Jin­tao (2002−2012), en la eta­pa final del den­guis­mo, se aus­pi­ció un giro sig­ni­fi­ca­ti­vo en este sen­ti­do a pesar de las resis­ten­cias internas.

Hoy, el PCCh rei­vin­di­ca el valor de la cul­tu­ra tra­di­cio­nal en par­te tam­bién como un sor­ti­le­gio para blin­dar­se fren­te a la pene­tra­ción libe­ral occi­den­tal. Por eso hablo de eclec­ti­cis­mo: los comu­nis­tas chi­nos son mar­xis­tas, leni­nis­tas, maoís­tas, den­guis­tas, xiís­tas, con­fu­cia­nos y legis­tas. Xi es más legis­ta que con­fu­ciano por­que enfa­ti­za mucho el Esta­do de dere­cho, la idea de la gober­na­ción a tra­vés de la ley. Chi­na nació legis­ta en el año 221 a.n.e.

Y en lo eco­nó­mi­co, ocu­rre otro tan­to. El den­guis­mo abrió espa­cio a lo pri­va­do, al mer­ca­do, etc., eso sí, esta­ble­cien­do los cua­tro prin­ci­pios irre­nun­cia­bles (entre ellos el lide­raz­go del PCCh) y ase­gu­ran­do la pro­pie­dad públi­ca como la prin­ci­pal, asen­ta­da en los sec­to­res estra­té­gi­cos y fir­me­men­te con­tro­la­da por el PCCh. La eco­no­mía pri­va­da es muy impor­tan­te en Chi­na pero el timón de la direc­ción de la eco­no­mía sigue radi­can­do en el PCCh y las empre­sas esta­ta­les. Hay mer­ca­do, pero la pla­ni­fi­ca­ción sigue desem­pe­ñan­do una fun­ción decisiva.

No pocos comu­nis­tas nie­gan el carác­ter socia­lis­ta de la actual Chi­na, des­de lue­go no es mi caso, pien­so que es pre­ci­so cono­cer y estu­diar lo que es Chi­na y sobre todo res­pe­tar lo que va deci­dien­do la socie­dad y el par­ti­do comu­nis­ta chino….¿ Como eva­lua­rias la actual socie­dad chi­na, más capi­ta­lis­ta que socia­lis­ta, más socia­lis­ta que capitalista…?

Chi­na es bien com­ple­ja. De los pri­me­ros años de la Chi­na Popu­lar en que se ima­gi­na­ba la cons­truc­ción del socia­lis­mo en unos lus­tros hemos pasa­do a reco­no­cer que la eta­pa pri­ma­ria de la cons­truc­ción del socia­lis­mo pue­de durar un siglo. O más. Y en ese pro­ce­so lo impor­tan­te es desa­rro­llar las fuer­zas pro­duc­ti­vas para gene­rar la rique­za que el socia­lis­mo debe redistribuir.

La pobre­za no es el socia­lis­mo, el desa­rro­llo es la dura ver­dad, decía Deng. Hay en la Chi­na actual sig­nos, pro­ce­sos, ten­den­cias cla­ra­men­te aso­cia­bles con el capi­ta­lis­mo pero las bases prin­ci­pa­les sobre las que se edi­fi­có la Chi­na Popu­lar siguen incó­lu­mes y el apa­ra­to del Esta­do sigue rete­ni­do en manos del PCCh man­te­nien­do el sis­te­ma polí­ti­co a su abri­go y con las cla­ses emer­gen­tes ‑como pro­duc­to de las refor­mas- sin que hayan podi­do apro­piar­se del Esta­do. Deng lo dijo cla­ra­men­te: como con­se­cuen­cia de las refor­mas sur­gi­rán capi­ta­lis­tas pero si el PCCh con­sien­te en que se con­fi­gu­re como cla­se social hos­til que le dis­pu­te el poder, la refor­ma fracasaría.

Por tan­to, los fun­cio­na­rios del PCCh actúan como una actua­li­za­ción his­tó­ri­ca de los man­da­ri­nes que duran­te siglos man­tu­vie­ron a raya a las cla­ses que podrían estar intere­sa­das en usur­par­le el poder buro­crá­ti­co. Esto expli­ca en bue­na medi­da el tar­dío ini­cio de la era moder­na en China.

Algu­nos de los mul­ti­mi­llo­na­rios mas ricos del mun­do son chinos…pero tam­bien Chi­na ha eli­mi­na­do la pobre­za extrema….¿Que nos podrias con­tar sobre la jus­ti­cia social en el gigan­te asia­ti­co? ¿Es una reali­dad? ¿Es mejorable?

Muy mejo­ra­ble. Se han dado pasos impor­tan­tes y recien­tes como esa eli­mi­na­ción de la pobre­za extre­ma, pero que­da mucho por hacer. El coefi­cien­te de Gini se mode­ra, pero a un rit­mo len­to; igual­men­te la bre­cha en mate­ria de ingre­sos entre el cam­po y la ciu­dad o entre territorios.

El pro­ce­so de acu­mu­la­ción que Chi­na ha vivi­do en los últi­mos años ha sido bru­tal, y no se basó en la explo­ta­ción de ter­ce­ros paí­ses sino en su pro­pia mano de obra, en la inmi­gra­ción del cam­po a la ciu­dad, con nive­les de par­ti­da muy bajos. El balan­ce es espec­ta­cu­lar y no tie­ne paran­gón en la his­to­ria. Pero el cos­to, tam­bién en lo ambien­tal, ha sido bien alto.

Y es una de las mayo­res urgen­cias polí­ti­cas: repa­rar los daños. Ese pro­ce­so se ini­ció con Hu Jin­tao y la “socie­dad armo­nio­sa”. Des­de enton­ces ha habi­do una mayor inver­sión en lo social, en edu­ca­ción, sani­dad, etc.

El XIII Plan Quin­que­nal, que fina­li­za aho­ra en 2020, fue el pri­me­ro que inclu­yó el obje­ti­vo de dupli­car no solo el PIB sino el PIB per cápi­ta. Si Chi­na quie­re con­ver­tir el con­su­mo en un pilar sóli­do de su cre­ci­mien­to en los pró­xi­mos años, lo social debe pasar a pri­mer plano. 

Xi Jin­ping en algu­na de sus inter­ven­cio­nes publi­cas, si no me equi­vo­co, ha recu­pe­ra­do un len­gua­je más de izquier­da que sus ante­ce­so­res ¿Pode­mos decir que esta­mos ante un pre­si­den­te que se situa en la par­te más de izquier­da del partido?

Cuan­do en febre­ro de 2012, antes de su elec­ción, se pre­sen­tó en Bei­jing el infor­me Chi­na 2030: Buil­ding a Modern, Har­mo­nious, and Crea­ti­ve High-Inco­me Society, ela­bo­ra­do a ins­tan­cias del Ban­co Mun­dial y el Con­se­jo de Esta­do, se apun­ta­ba a una ace­le­ra­ción de las refor­mas de mer­ca­do, ali­ge­ra­mien­to del sec­tor públi­co, mayor espa­cio a la eco­no­mía pri­va­da, etc.

Hubo pro­tes­tas enton­ces, públi­cas inclu­so, de sec­to­res pró­xi­mos a la Nue­va Izquier­da. Se suge­ría un cam­bio en el mode­lo de desa­rro­llo pero enfa­ti­zan­do una orien­ta­ción de signo más libe­ral. El camino segui­do por Chi­na en los últi­mos años se ha ale­ja­do de ese esce­na­rio man­te­nien­do el rum­bo cono­ci­do de la refor­ma aun­que sin negar­se a intro­du­cir cam­bios y seña­lar una mayor aper­tu­ra pero cui­dan­do de no per­der el control.

Esto ha sido muy visi­ble en las refor­mas finan­cie­ras. A ello se ha aña­di­do una fuer­te car­ga ideo­ló­gi­ca en el sen­ti­do de rei­vin­di­car el mar­xis­mo, de cam­pa­ñas que abun­dan en la lucha con­tra la corrup­ción, la línea de masas, de fide­li­dad al man­da­to fun­da­cio­nal del PCCh, etc., un rear­me ideo­ló­gi­co que adquie­re tin­tes de lo que en algu­na oca­sión he lla­ma­do “nacio­na­lis­mo rojo.

De todas for­mas la lucha de cla­ses no se para, inclu­so den­tro del socia­lis­mo, más en Chi­na que con­vi­ven for­mas capi­ta­lis­tas con for­mas socia­lis­tas e ima­gino que habrá ten­sio­nes ¿Cómo con­vi­ven las dife­ren­tes fami­lias den­tro del par­ti­do comu­nis­ta y la socie­dad china?

En el PCCh mili­tan más de 90 millo­nes de per­so­nas, más que la pobla­ción de toda Ale­ma­nia. Por tan­to, aun­que el Par­ti­do se esfuer­za por trans­mi­tir una ima­gen uni­ta­ria lo cier­to es que en él habi­tan muchas sensibilidades.

Se habla de los prín­ci­pes rojos, de libe­ra­les y con­ser­va­do­res, de cla­nes terri­to­ria­les o sec­to­ria­les, de neo­maoís­tas, de nue­va izquier­da, etc. Des­de mi pun­to de vis­ta, la cla­ve deli­mi­ta­do­ra es si man­te­ner el rum­bo o ceder a las pre­sio­nes que invi­tan a dejar­se invo­lu­crar en las redes de depen­den­cia de Occi­den­te. Esto tie­ne tras­la­cio­nes en el mode­lo polí­ti­co, eco­nó­mi­co, social o cul­tu­ral pero bási­ca­men­te se expre­sa en tér­mi­nos de sobe­ra­nía o depen­den­cia. Esto gene­ra un con­sen­so bas­tan­te amplio en Chi­na. Ni G2 ni G8, etc. Mejor, BAII, BRICS, OCS, Fran­ja y Ruta…. Está dan­do for­ma a reali­da­des para­le­las y complementarias.

El énfa­sis en la sobe­ra­nía nacio­nal hoy día acer­ca a Chi­na a posi­cio­nes que podría­mos situar a la izquier­da. Por otra par­te, tam­bién se debe obser­var que el lide­raz­go de Xi ha ero­sio­na­do en estos años sin­gu­la­ri­da­des posi­ti­vas del PCCh den­guis­ta como el recha­zo al cul­to a la per­so­na­li­dad, el lide­raz­go colec­ti­vo, la ins­ti­tu­cio­na­li­dad inter­na que apun­ta a rele­vos no trau­má­ti­cos en la suce­sión, el lími­te de man­da­tos, etc.

Fue­ron gran­des avan­ces que hoy están en entre­di­cho y abren incóg­ni­tas res­pec­to a la esta­bi­li­dad a futu­ro por­que en cier­ta medi­da quie­bran el con­sen­so esta­ble­ci­do tras la muer­te de Mao y que fue­ron la base para la recons­truc­ción del PCCh.

La gue­rra ideo­lo­gi­ca, comer­cial que lle­va ade­lan­te tan­to los Esta­dos Uni­dos como la Union Euro­pea con­tra Chi­na ha ido in crescendo…¿Estamos ante una nue­va gue­rra fria? ¿Has­ta don­de pue­de lle­gar esta tensión?

Creo que vamos a asis­tir a un lar­go pul­so con muchas varia­bles. En cual­quier caso, si a EEUU le intere­sa repro­du­cir otra gue­rra fría con la pers­pec­ti­va de ganar­la, cla­ro está, será difí­cil que así ocurra.

De la tri­po­la­ri­dad (con Rusia) a la mul­ti­po­la­ri­dad, la com­ple­ji­dad de los desa­fíos mun­dia­les o el pro­pio desin­te­rés chino por sus­ti­tuir una hege­mo­nía por otra, el decli­ve de EEUU, etc., apun­tan a esce­na­rios de trans­for­ma­ción muy volá­ti­les en el que siguien­do la tram­pa de Tuci­di­des, inclu­so una gue­rra no podría des­car­tar­se como nos recuer­dan las ten­sio­nes en los mares de Chi­na o en el estre­cho de Taiwán.

Pero Chi­na no es la URSS y el esce­na­rio pos­pan­dé­mi­co que se nos abre apun­ta a una mayor frag­men­ta­ción, reor­ga­ni­za­ción e incer­ti­dum­bre a pro­pó­si­to del sis­te­ma multilateral.

Tema de Tai­wan, otras cues­tio­nes terri­to­ria­les, pro­ble­mas con Viet­nam, ¿Cómo pien­sas que ira solu­cio­nan­do Chi­na todas estas cuestiones?

El mayor peli­gro pro­ba­ble­men­te sea la impa­cien­cia. En Asia, Chi­na debe hacer un esfuer­zo para evi­tar la diso­cia­ción: socio pre­fe­ren­te en lo eco­nó­mi­co pero con EEUU como socio desea­do en mate­ria de seguridad.

La fir­ma recien­te del RCEP es un paso cla­ve, fal­ta la fir­ma del Códi­go de Con­duc­ta en el Mar de Chi­na meri­dio­nal. Pero el asun­to más deli­ca­do es Tai­wán, sin duda. Xi ha deja­do entre­ver hori­zon­tes tem­po­ra­les (2049) e insi­nua­do que no pue­de legar­se de una gene­ra­ción a otra. Pero la situa­ción en la isla le es adver­sa, con una opi­nión públi­ca hos­til, y EEUU está jugan­do inten­sa­men­te esta car­ta que iden­ti­fi­ca como uno de los talo­nes de Aqui­les cla­ve de China.

De no ges­tio­nar­se ade­cua­da­men­te pue­de con­ver­tir­se en un pro­ble­ma serio. La apues­ta por la reuni­fi­ca­ción pací­fi­ca sigue orien­tan­do la polí­ti­ca chi­na en este aspec­to pero gran par­te de la moder­ni­za­ción de la defen­sa se orien­ta a la expec­ta­ti­va de un con­flic­to por Tai­wán. Pero ni Chi­na es lo sufi­cien­te­men­te fuer­te ni EEUU lo sufi­cien­te­men­te débil.

Para ir ter­mi­nan­do, no deseo abu­sar de tu ama­bi­li­dad….¿ Con que Chi­na pien­sas que se encon­tra­ra la huma­ni­dad en los pro­xi­mos 20 o 30 años? ¿Pien­sas que esta­mos ante un nue­vo tiem­po de cam­bios en el mun­do, esta vez lide­ra­do por China?

X Como decía, esta eta­pa es cla­ve. En los pró­xi­mos años afron­ta­rá nume­ro­sos retos y pre­sio­nes. El ries­go de derra­pe es ele­va­do. El PCCh supera los 70 años en el poder, una edad pro­ble­má­ti­ca a la vis­ta de lo ocu­rri­do en la URSS. Se diría que las situa­cio­nes no son com­pa­ra­bles a la vis­ta del poder eco­nó­mi­co y comer­cial, los avan­ces tec­no­ló­gi­cos, la cohe­sión social, etc.

Hemos asis­ti­do a la cri­sis de Hong Kong y las ten­sio­nes terri­to­ria­les abun­dan tam­bién en Xin­jiang y en menor gra­do en Mon­go­lia Inte­rior. El cie­rre de filas en el PCCh, pri­man­do la leal­tad sobre cual­quier otra con­si­de­ra­ción pudie­ra no ser sufi­cien­te. Todo se inten­ta­rá para que “la mayor ame­na­za” se aca­be dilu­yen­do. El QUAD podría ser el embrión de la OTAN asiática.

Pero Chi­na tie­ne a su favor su éxi­to eco­nó­mi­co y su esca­la, que le pro­por­cio­nan una sóli­da base. Para el PCCh, la cla­ve es lograr esta­ble­cer los fun­da­men­tos de una nue­va legi­ti­mi­dad, evo­lu­cio­nan­do en fun­ción de las cir­cuns­tan­cias nacio­na­les y glo­ba­les, a su pro­pio rit­mo, pro­ve­yén­do­se de esta­bi­li­dad. De una u otra for­ma, el mun­do ya lo ha cam­bia­do.Pues muchas gra­cias por arro­jar tan­ta luz a un tema tan apa­sio­nan­te como sin duda es la Chi­na actual. Des­de mi par­ti­cu­lar opi­nion, oja­la las ten­den­cias más a la izquier­da del gigan­te asia­ti­co pue­dan ser las que lide­ren todo este pro­ce­so y este­mos ante lo que ellos dicen “un moderno, esta­do socia­lis­ta”

Latest posts by Otros medios (see all)

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *