India: 200 millo­nes de tra­ba­ja­dorxs para­li­za­ron el país duran­te la huel­ga más gran­de del mundo

La huel­ga gene­ral fue con­vo­ca­da con­tra las medi­das de ajus­te y ata­que a los dere­chos labo­ra­les impul­sa­das por el gobierno de Naren­dra Moh­di. Este jue­ves unos 200 millo­nes de tra­ba­ja­dorxs rea­li­za­ron una huel­ga gene­ral en la India lla­ma­da por 10 cen­tra­les sin­di­ca­les con­tra las polí­ti­cas del gobierno de Naren­dra Moh­di, Pri­mer Minis­tro del país. El paque­te de refor­mas inclu­ye nue­vas leyes labo­ra­les, mayor fle­xi­bi­li­za­ción en las regu­la­ción de rela­cio­na­das con la segu­ri­dad y la salud en los luga­res de tra­ba­jo y el sec­tor agrí­co­la, jun­to con pri­va­ti­za­cio­nes del sec­tor público. 

El gobierno apro­bó cua­tro códi­gos labo­ra­les que reem­pla­zan las leyes de pro­tec­ción de los tra­ba­ja­dorxs. Dichas nor­mas per­mi­ten a emplea­dorxs y gobier­nos aumen­tar la car­ga de tra­ba­jo, difi­cul­tar la obten­ción de sala­rios jus­tos, des­pe­dir fácil­men­te a los tra­ba­ja­dorxs, redu­cir la cober­tu­ra del segu­ro médi­co y difi­cul­tan la for­ma­ción de sin­di­ca­tos. Jun­to a los sin­di­ca­tos, una pla­ta­for­ma de más de 300 orga­ni­za­cio­nes de agri­cul­torxs con­vo­có una pro­tes­ta para maña­na en coor­di­na­ción con los sindicatos. 

Tra­ba­ja­do­res de los prin­ci­pa­les sec­to­res indus­tria­les, como la pro­duc­ción de ace­ro, car­bón, tele­co­mu­ni­ca­cio­nes, inge­nie­ría, trans­por­te, puer­tos y mue­lles, ban­ca­rios y trans­por­te se suma­ron a la huel­ga, mien­tras en varios esta­dos se pre­pa­ra un paro rural. Las refor­mas con­tra los dere­chos de los tra­ba­ja­do­res, que pro­po­ne el gobierno, se dan en el con­tex­to de los efec­tos que tie­ne la pan­de­mia por el coro­na­vi­rus en el país. 

El gobierno de Modi ante la pan­de­mia, prio­ri­zan­do las ganan­cias de las gran­des empre­sas y la pro­tec­ción de las for­tu­nas de los mul­ti­mi­llo­na­rixs por sobre la pro­tec­ción de las vidas y los medios de sub­sis­ten­cia de los trabajadorxs. 

India tie­ne más de 9.2 millo­nes de per­so­nas con­ta­gia­das por el COVID-19, el segun­do recuen­to más alto del mun­do y casi 135.000 muer­tes, según los datos ofi­cia­les. La pan­de­mia se exten­dió en las gran­des ciu­da­des como Delhi, Mum­bai y otros cen­tros urba­nos, y en áreas rura­les don­de la aten­ción de salud públi­ca es esca­sa o inexis­ten­te. Millo­nes han per­di­do ingre­sos, y esto en un país don­de antes de la pan­de­mia el 50 por cien­to de todos los niños esta­ban desnutridos. 

Con la eco­no­mía de la India con­tra­yén­do­se en un 23,9 por cien­to en el tri­mes­tre de abril a junio, mien­tras se espe­ra que se reduz­ca en alre­de­dor de un 10 por cien­to duran­te el año fis­cal de 2020 – 2021, dece­nas de millo­nes han per­di­do per­ma­nen­te­men­te sus tra­ba­jos o se les ha redu­ci­do el hora­rio. Según un infor­me del FMI de octu­bre, 40 millo­nes más de indios que­da­rán en la «pobre­za extre­ma», defi­ni­da como sobre­vi­vir con 1,90 dóla­res o menos al día, para fines de 2020. Lxs tra­ba­ja­dorxs indus­tria­les, emplea­dos del sec­tor de ser­vi­cios y públi­co exi­gen el aumen­to de los sala­rios míni­mos, el fin del tra­ba­jo pre­ca­ri­za­do, el con­trol de los pre­cios de los pro­duc­tos bási­cos esen­cia­les y el fin de la polí­ti­ca guber­na­men­tal de pri­va­ti­za­cio­nes del sec­tor público. 

Las deman­das inclu­yen 10 kilo­gra­mos de ali­men­tos para las fami­lias nece­si­ta­das, brin­dar asis­ten­cia de emer­gen­cia a los sec­to­res más empo­bre­ci­dos de la pobla­ción, hacien­do un pago úni­co de 7.500 rupias (apro­xi­ma­da­men­te 100 dóla­res), el for­ta­le­ci­mien­to del sis­te­ma de dis­tri­bu­ción públi­ca, que se reti­ren los nue­vos códi­gos labo­ra­les y tres leyes agrí­co­las que abren las puer­tas a los agro­ne­go­cios cor­po­ra­ti­vos, así como la mar­cha atrás a la nue­va polí­ti­ca edu­ca­ti­va. Ade­más, la asig­na­ción del 5,0 por cien­to del Pro­duc­to Interno Bru­to (PIB) a la edu­ca­ción; aten­ción sani­ta­ria para todos y un 6,0 por cien­to del PIB para la salud. 

Lxs agri­cul­torxs recla­man hace años mejo­res pre­cios para sus pro­duc­tos, que el Eje­cu­ti­vo decla­re pre­cios míni­mos de apo­yo basa­do en la reco­men­da­ción hecha hace 16 años por la Comi­sión Nacio­nal de Agri­cul­to­res, y la eli­mi­na­ción de la deu­da de los tra­ba­ja­dorxs del cam­po. Las direc­cio­nes sin­di­ca­les con­vo­ca­ron a la huel­ga para des­com­pri­mir el des­con­ten­to de millo­nes con­tra el gobierno, pero por el momen­to no le dan con­ti­nui­dad a las pro­tes­tas. El Gobierno, res­pon­dió a la pan­de­mia inten­si­fi­can­do un dis­cur­so con­tra las mino­rías reli­gio­sas, por ejem­plo los musul­ma­nes, y bus­can­do ata­car los dere­chos de millo­nes con leyes que redun­den en mayor fle­xi­bi­li­za­ción labo­ral en bene­fi­cio de mul­ti­mi­llo­na­rios loca­les y las empre­sas extran­je­ras. Tam­bién aumen­tó la reto­ri­ca nacio­na­lis­ta de Modi, en espe­cial con­tra Chi­na, ade­más de pro­fun­di­zar la coope­ra­ción estra­té­gi­ca y mili­tar con Esta­dos Uni­dos tra­tan­do de sacar pro­ve­cho de la dispu­ta de Washing­ton con Beijing.

Fuen­te: Boltxe

Latest posts by Otros medios (see all)

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *