Argen­ti­na. San­tia­go Mal­do­na­do: una nue­va pre­sen­ta­ción inter­na­cio­nal reafir­ma la “des­apa­ri­ción forzada”

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 25 de noviem­bre de 2020. 

Ser­gio Mal­do­na­do via­jó a Bue­nos Aires para pre­sen­tar el infor­me del Gru­po de Exper­tos con­vo­ca­do por la fami­lia para desa­rro­llar una inves­ti­ga­ción impar­cial e inde­pen­dien­te del caso. El estu­dio con­clu­ye no sólo que no es posi­ble des­car­tar la des­apa­ri­ción for­za­da segui­da de muer­te de San­tia­go sino que no hubo “actua­ción inves­ti­ga­ti­va” acor­de al deli­to. El infor­me fue entre­ga­do a la CIDH y al Esta­do argen­tino, el cual pro­pu­so al orga­nis­mo inter­na­cio­nal lle­gar a una “solu­ción amis­to­sa” con la familia. 

En char­la con Lava­ca, Ser­gio dice que aún nadie del Gobierno se comu­ni­có con ellos para hacer­les lle­gar la invi­ta­ción de mane­ra for­mal. Y acla­ra que el reco­no­ci­mien­to de la des­apa­ri­ción for­za­da es un pun­to inne­go­cia­ble para ese acuer­do. Mien­tras tan­to, la Cor­te Supre­ma con­fir­mó al juez Lle­ral por sex­ta vez en la cau­sa, pese a los recla­mos de la fami­lia: “Ya no ten­go más luga­res a don­de recu­rrir que tri­bu­na­les inter­na­cio­na­les”, dice Sergio.

“De los aná­li­sis ana­li­za­dos por el GIEEI emer­gen serias y legí­ti­mas dudas acer­ca de la inves­ti­ga­ción. No hubo actua­ción inves­ti­ga­ti­va que reu­nie­ra todas las carac­te­rís­ti­cas de inde­pen­den­cia, impar­cia­li­dad, exhaus­ti­vi­dad y efec­ti­vi­dad en las que se inclu­ye­ran todas las hipó­te­sis inclui­das la des­apa­ri­ción for­za­da, tal como lo indi­can los están­da­res interacionales”.

Esta es una de las prin­ci­pa­les con­clu­sio­nes del Infor­me del Gru­po Inter­dis­ci­pli­na­rio de Exper­tas y Exper­tos Inde­pen­dien­tes (GIEEI) que la fami­lia de San­tia­go Mal­do­na­do con­vo­có para ela­bo­rar un estu­dio inde­pen­dien­te sobre la cau­sa por la des­apa­ri­ción for­za­da segui­da de muer­te del joven de 28 años, tal como exi­gie­ron des­de el comien­zo de la bús­que­da por ver­dad y jus­ti­cia. El infor­me ‑ela­bo­ra­do por un gru­po con­for­ma­do por más de 10 exper­tos de Chi­le, Colom­bia y Méxi­co- entre sus prin­ci­pa­les pun­tos, concluye:

—“La des­apa­ri­ción for­za­da debía ser la pri­me­ra posi­bi­li­dad a con­si­de­rar y no se pro­ce­dió así”.

—“Se advier­te la ausen­cia de legis­la­ción ade­cua­da para pre­ve­nir, reco­no­cer, regis­trar, inves­ti­gar, san­cio­nar y repa­rar las des­apa­ri­cio­nes for­za­das y eje­cu­cio­nes extra­ju­di­cia­les pos­te­rio­res a 1983”.

—“En el mar­co de los aná­li­sis que se rea­li­zan con pro­pó­si­tos de iden­ti­fi­ca­ción, el segun­do infor­me emi­ti­do por el Equi­po Argen­tino de Antro­po­lo­gía Foren­se indi­ca que en las mues­tras ana­li­za­das se iden­ti­fi­ca el per­fil gené­ti­co de al menos un indi­vi­duo mas­cu­lino des­co­no­ci­do ade­más del per­fil del Sr. Mal­do­na­do. Este hallaz­go no es dis­cu­ti­do en la peri­cia y podría tener impli­ca­cio­nes sig­ni­fi­ca­ti­vas en el aná­li­sis de los hechos, por lo cual deben ana­li­zar­se las hipó­te­sis rela­cio­na­das con este hallazgo”.

—“La infor­ma­ción revi­sa­da del expe­dien­te no per­mi­te esta­ble­cer hipó­te­sis razo­na­bles que expli­quen por qué a pesar de las labo­res de ras­tri­lla­je rea­li­za­da en el río Chu­but y sus área cir­cun­dan­tes, el cuer­po fue halla­do río arri­ba 77 día des­pués de la desaparición”.

—“La ausen­cia de infor­ma­ción sobre lesio­nes en el cadá­ver no pue­de inter­pre­tar­se como una inexis­ten­cia de hechos de vio­len­cia alre­de­dor de la muer­te. El hallaz­go e iden­ti­fi­ca­ción del Sr. Mal­do­na­do y el esta­ble­ci­mien­to de su cau­sa de muer­te sólo da cuen­ta par­cial de lo acae­ci­do con la víctima”.

—“El aná­li­sis de medios y de redes en torno al caso de San­tia­go Mal­do­na­do, evi­den­cia un inte­rés e inje­ren­cia por diluir res­pon­sa­bi­li­da­des y expli­ca­cio­nes de los acon­te­ci­mien­tos vin­cu­la­dos a la des­apa­ri­ción for­za­da y pos­te­rior hallaz­go de su cuer­po sin vida”.

Ade­más, reco­mien­da al Esta­do el desa­rro­llo de “una inves­ti­ga­ción con inde­pen­den­cia, impar­cia­li­dad, exhaus­ti­vi­dad y efec­ti­vi­dad” y que inclu­ya la hipó­te­sis de des­apa­ri­ción for­za­da; acla­rar “inquie­tu­des téc­ni­cas” sobre las peri­cias rea­li­za­das; y revi­sar y pro­mo­ver la amplia­ción del infor­me de la jun­ta de peri­tos para deter­mi­nar el lugar, fecha, cau­sa y modo de muerte.

La fami­lia Mal­do­na­do reci­bió el infor­me esta sema­na y ele­vó copias a la Comi­sión Inter­ame­ri­ca­na de Dere­chos Huma­nos (CIDH) y a los fun­cio­na­rios del Esta­do argen­tino, que a tra­vés de la Secre­ta­ría de Dere­chos Huma­nos, le pro­pu­so a la pro­pia CIDH “cons­truir un espa­cio de diá­lo­go, con una agen­da con­cre­ta de tra­ba­jo ten­dien­te a explo­rar una solu­ción amis­to­sa” del caso, si es que la fami­lia acep­ta. El pedi­do fue fir­ma­do por el secre­ta­rio Hora­cio Pietragalla.

“La pri­me­ra vez que vine a Bue­nos Aires para recla­mar por San­tia­go fue el 11 de agos­to de 2017, en Pla­za de Mayo: aho­ra el últi­mo esfuer­zo es este infor­me, por­que con­vo­ca­mos al Gru­po de Exper­tos des­pués de toda la nega­ti­va de con­ce­der­nos u otor­gar­nos el dere­cho a la ver­dad y al inten­to de dejar­nos en la impu­ni­dad”, dice Ser­gio Mal­do­na­do, her­mano de San­tia­go, en diá­lo­go con lava­ca en Bue­nos Aires, don­de via­jó para pre­sen­tar el infor­me. “Lle­gué has­ta acá. Ya no ten­go más luga­res a don­de recu­rrir que tri­bu­na­les inter­na­cio­na­les. Aho­ra tene­mos que espe­rar que el Esta­do nos con­vo­que para lo que se com­pro­me­tió con la CIDH, dicien­do que que­ría lle­gar a una solu­ción amis­to­sa, algo de lo cual no esta­mos ente­ra­dos toda­vía, por­que for­mal­men­te no nos infor­ma­ron a nosotros”.

—¿Qué impli­ca ese pedido?

—El 30 de julio la CIDH le man­da al Esta­do que en el caso de San­tia­go vea la posi­bi­li­dad de lle­gar a una solu­ción amis­to­sa. Esta solu­ción amis­to­sa no impli­ca ni pla­ta ni hacer­se ami­gos, sino que plan­tea esto para no ir a un jui­cio, para no liti­gar, para entre las par­tes resol­ver cuál es la mane­ra más rápi­da y efi­cien­te de avan­zar en el caso. El Esta­do res­pon­dió a la CIDH que acce­día a ese pedi­do y ahí que­dó. A noso­tros no nos infor­ma­ron for­mal­men­te ni nos con­vo­ca­ron. Ya des­de agos­to habían res­pon­di­do, extra­ofi­cial­men­te. For­mal­men­te a mí nadie me man­dó por escri­to. En cam­bio noso­tros como que­re­llan­tes pre­sent­maos a la CIDH y al Esta­do el lunes todo el infor­me. Aho­ra esta­mos a la espe­ra que nos con­vo­quen para ver qué van a hacer.

—¿Qué impli­ca para ustedes?

—Hay cosas que son inne­go­cia­bles. Por ejem­plo, si estás bus­can­do a una per­so­na por des­apa­ri­ción for­za­da y el Esta­do se nie­ga a reco­no­cer­la, ahí ya no tenés nada para avan­zar. De hecho, el 29 de agos­to de 2017 pre­sen­ta­mos al gobierno de Macri que reco­no­cie­ran la des­apa­ri­ción for­za­da, que crea­ra un Gru­po de Exper­tos Inde­pen­dien­tes, y lo que dije­ron fue que no reco­no­cían la des­apa­ri­ción for­za­da: lis­to, no tene­mos más para hablar. Este infor­me dice que todo lo que se hizo en el caso de San­tia­go con­fi­gu­ra una des­apa­ri­ción for­za­da. No es que lo esta­mos dicien­do noso­tros, sino que aho­ra un gru­po de exper­tos inter­na­cio­na­les dice que no solo no fue inves­ti­ga­da como tal sino que se fue des­vian­do y hacien­do cual­quier cosa.

—Para una “solu­ción amis­to­sa”, enton­ces, el pun­to del reco­no­ci­mien­to de la des­apa­ri­ción for­za­da es innegociable.

—Cla­ro, por­que todo indi­ca que es una des­apa­ri­ción for­za­da. No hay otra cosa. El infor­me del Gru­po dice que en el per­fil gené­ti­co ana­li­za­do se encon­tró al menos un ADN de una per­so­na de sexo mas­cu­lino apar­te del de San­tia­go. ¿No les lla­mó la aten­ción a nin­guno de los peri­tos? ¿Al juez? Aho­ra, ¿Dón­de lo tenia ese per­fil? En las uñas. Ahí empe­zás a ver todo lo que invo­lu­cra una des­apa­ri­ción for­za­da. Y tene­mos que ver que des­de que apa­re­ció el cuer­po has­ta la fecha, hubo un solo año de supues­ta inves­ti­ga­ción, en la cual Lle­ral decía “Recha­za­do”, “Cuan­do sea opor­tuno”, “No ha lugar”. Y hace dos años que esta­mos sin juez. Hoy don­de apa­re­ció el cuer­po de San­tia­go no se pre­ser­vó el lugar, no se hizo nada, y nin­gún juez ni nadie de Casa­ción dio algu­na indi­ca­ción de pre­ser­var el lugar para futu­ros peri­ta­jes. Tam­po­co se hizo la recons­truc­ción del 1 de agos­to de 2017. ¿Qué van a hacer aho­ra? ¿Qué es lo que res­pon­den? Por eso digo que es difí­cil avan­zar sin entrar en un rulo judicial.

—¿Y si el Esta­do les pide perdón?

—En reali­dad lo úni­co jus­to sería que San­tia­go esté con vida. No esta­mos hablan­do de hacer jus­ti­cia o que haya una repa­ra­ción ante el ase­si­na­to de una per­so­na. No es reem­pla­za­ble. Aho­ra, pedir por una des­apa­ri­ción for­za­da sig­ni­fi­ca­ría que eso pue­de sen­tar pre­ce­den­te para futu­ras des­apa­ri­cio­nes for­za­das. Si no haces nada de eso, vas gene­rar lo que pasa hoy, don­de tene­mos dos des­apa­ri­cio­nes for­za­das des­pués de San­tia­go: Luis Espi­no­za en Tucu­mán y Facun­do Cas­tro. O sea que no se logró el Nun­ca Más y tene­mos un gobierno con pers­pec­ti­va de dere­chos huma­nos. Pero las fuer­zas de segu­ri­dad son las mis­mas que esta­ban antes. Lo cier­to es que el per­so­nal de segu­ri­dad a la hora de des­apa­re­cer o qui­tar­le la vida alguien esté más en adver­ten­cia de que pue­de ser san­cio­na­do y que el Esta­do asu­ma res­pon­sa­bi­li­da­des o con­tro­lan­do más lo que le dele­ga el cui­da­do de las per­so­nas. Si veo los casos de Facun­do y Luis Espi­no­za, hubo un reco­no­ci­mien­to de la des­apa­ri­ción for­za­da. Aho­ra, tam­po­co se avanza.

Santiago-Maldonado-Marcha-Colectivo-Manifiesto-05
(Ima­gen: Colec­ti­vo Manifiesto)

—En agos­to, a dos días de cum­plir­se el ter­cer ani­ver­sa­rio de la des­apa­ri­ción de San­tia­go, el Minis­te­rio de Segu­ri­dad denun­ció penal­men­te a Pablo Noce­ti y a dos altos man­dos de Gen­dar­me­ría por sus res­pon­sa­bi­li­da­des en las irre­gu­la­ri­da­des del ope­ra­ti­vo y en sus encu­bri­mien­tos pos­te­rio­res. ¿Qué pasó con esa denuncia?

—No sé en qué que­dó, lo que sí sé es que en esa denun­cia ten­dría que haber esta­do Bull­rich. Des­pués, todo lo que vi públi­ca­men­te des­de la Secre­ta­ría de Dere­chos Huma­nos dicien­do que los gen­dar­mes habían reci­bi­do apre­mios ile­ga­les, me hubie­se gus­ta­do escu­char el daño que oca­sio­na­ron todos esos gen­dar­mes a la pro­pia fami­lia. Me pare­ció mas una defen­sa del Minis­te­rio de Segu­ri­dad en ese ámbi­to y a has­ta en un pun­to poner a los gen­dar­mes en un gra­do de vul­ne­ra­bi­li­dad, cuan­do se qui­tó el foco que era la denun­cia a Noce­ti y toda la gra­ve­dad que impli­ca eso. Por­que si lo rela­cio­na­mos con Lle­ral, que dice que San­tia­go se aho­gó solo y la Gen­dar­me­ría no tuvo nada que ver, y que por sex­ta vez aho­ra la Cor­te Supre­ma lo admi­ten en la cau­sa pese a nues­tro pedi­do, sig­ni­fi­ca que la denun­cia esta no se tie­ne en cuen­ta para nada. No sé quién la tie­ne por­que en reali­dad lo que debe­ría­mos haber hecho es meter­nos como invo­lu­cra­dos así tene­mos acce­so al expe­dien­te. Pero no somos el Esta­do, y no pode­mos estar metién­do­nos en todos los temas. No se lo citó a decla­rar a Noce­ti toda­vía, nada. En la cau­sa de espio­na­je, por ejem­plo, tam­po­co se la citó a decla­rar a Bullrich.

—¿Qué sig­ni­fi­ca que Lle­ral fue recon­fir­ma­do por sex­ta vez?

—Noso­tros pre­sen­ta­mos que se inves­ti­gue la des­apa­ri­ción for­za­da y que Lle­ral no podía ser juez impar­cial cuan­do obtu­vo su posi­ción y se mani­fes­tó como impar­cial. Pero tam­bién hay que resal­tar el tema de que lle­ga­mos solos a esta ins­tan­cia: el res­to de las que­re­llas se que­da­ron en el camino. Que­da­mos noso­tros yen­do, avan­zan­do, y es una cau­sa que no es que está per­di­da pero ya no tenés nada que ver a nivel nacio­nal. No tenés mane­ra, por­que el Gobierno, por un lado, dice que el Poder Judi­cial es inde­pen­dien­te, pero los dos per­te­ne­cen al mis­mo Esta­do. Cuan­do esta­ba el macris­mo ope­ra­ba direc­ta­men­te con el Poder Judi­cial y actua­ba en la cau­sa. Aho­ra este gobierno dice que es impar­cial y que no se va a meter en nin­gún tema. No le pido al gobierno que inter­ce­da en la Jus­ti­cia pero al menos que repu­die públi­ca­men­te. Por­que si den­tro del gobierno hay muchos que nos estu­vie­ron acom­pa­ñan­do has­ta el 10 diciem­bre, todos levan­tan­do la foti­to de San­tia­go, me pare­ce que ten­dría que haber una volun­tad polí­ti­ca de repu­diar, asu­mir y reco­no­cer. Si no, sig­ni­fi­ca que uti­li­zas­te a San­tia­go para levan­tar­lo para pelear con­tra Macri y no por una polí­ti­ca un poco mas justa.

¿La bús­que­da enton­ces es en la jus­ti­cia internacional?

Quie­ro saber como her­mano de San­tia­go qué le paso. Pero insis­ten con un juez que ya me dijo que San­tia­go se aho­gó solo y la Gen­dar­me­ría no tie­ne anda que ver. ¿Qué va a inves­ti­gar? Por eso, en este pro­ce­so yo acá no ten­go nada que hacer. Y no sigo per­dien­do el tiempo.

Fuen­te: LaVaca

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *