Nación Anda­lu­za ante el 12 de octu­bre ¡Anda­lu­cía no tie­ne nada que celebrar!

El día de la his­pa­ni­dad se remon­ta al año 1918 cuan­do bajo el rei­na­do de Alfon­so XIII se ins­ti­tu­ye la fes­ti­vi­dad que en prin­ci­pio se cono­ció como “día de la raza”, un tér­mino cla­ra­men­te racis­ta que evo­ca la expan­sión del impe­ria­lis­mo cas­te­llano y la supe­rio­ri­dad de una pre­ten­di­da “raza espa­ño­la” sobre los pue­blos conquistados.

La fies­ta se con­so­li­dó bajo la Dic­ta­du­ra fran­quis­ta, pasan­do al neo­fran­quis­mo de la deno­mi­na­da “tran­si­ción” con el nom­bre de “Fies­ta de la Hispanidad”.

En 1982 un real decre­to rati­fi­ca el 12 de octu­bre como “Fies­ta de Espa­ña y la His­pa­ni­dad” y ya en 1987 duran­te el gobierno “socia­lis­ta” de Feli­pe Gon­zá­lez entra en vigor la ley 181987 esta­ble­cien­do el 12 de octu­bre como “Día de la Fies­ta Nacio­nal de España”.

La fies­ta, que siem­pre ha teni­do un carác­ter racis­ta y supre­ma­cis­ta a pesar de los cam­bios de nomen­cla­tu­ra y for­ma­to, con­me­mo­ra la con­quis­ta de Amé­ri­ca, impo­si­ción cul­tu­ral y reli­gio­sa a los pue­blos indí­ge­nas, la des­truc­ción de cul­tu­ras, la escla­vi­tud de seres huma­nos y la explo­ta­ción de los recur­sos natu­ra­les y huma­nos de los pue­blos indí­ge­nas americanos.

las andaluzas no tenemos nada que celebrar. Todo lo contrario, expresar nuestra repulsa por un acto racista y supremacista que al igual que en Andalucía con las “tomas” y los “Pendones” celebra la conquista militar, el genocidio y el sometimiento de los pueblos a la violencia criminal de las potencias invasoras.

Esta polí­ti­ca de explo­ta­ción e impo­si­ción cul­tu­ral no empe­zó el 12 de octu­bre, sino el 2 de enero de 1492 cuan­do Cas­ti­lla cul­mi­na la con­quis­ta de Al-Ánda­lus con la Toma de Gra­na­da. Las for­mas repre­si­vas que desa­rro­lla­ron en Anda­lu­cía: prohi­bi­ción de los ritos reli­gio­sos autóc­to­nos, de la len­gua y escri­tu­ra pro­pias, de mani­fes­ta­cio­nes cul­tu­ra­les, con­fis­ca­ción de tie­rras, escla­vi­tud, impo­si­ción lin­güís­ti­ca, cul­tu­ral y reli­gio­sa, geno­ci­dio físi­co y cultural…fueron los mis­mos que pos­te­rior­men­te se emplea­ron en la con­quis­ta de América.

Con la con­quis­ta de Anda­lu­cía y Amé­ri­ca comien­za la expan­sión de la eco­no­mía-mun­do capi­ta­lis­ta que da ori­gen a la era de domi­na­ción bur­gue­sa sobre los pue­blos y sus cla­ses trabajadoras.

La idea de explo­ta­ción de los pue­blos y sus gen­tes a tra­vés de los sis­te­mas colo­nia­les y de “depen­den­cia” con­ti­núa vigen­te más de 500 años después.

El Esta­do espa­ñol con­ti­núa impi­dien­do el dere­cho a deci­dir de los pue­blos some­ti­dos a su domi­nio, con­ti­núa con la mis­ma vio­len­cia hacia la resis­ten­cia cul­tu­ral, polí­ti­ca y eco­nó­mi­ca, sus­ti­tu­yen­do el gri­to de “San­tia­go y cie­rra Espa­ña” por el de “a por ellos”, siem­pre como una for­ma arro­ja­di­za con­tra los dere­chos y la volun­tad de los pueblos.

En Amé­ri­ca, el Esta­do espa­ñol con­ti­núa con sus polí­ti­cas colo­nia­les, bien a tra­vés de sus emba­ja­das o de sus empre­sas mul­ti­na­cio­na­les, apo­yan­do gol­pes de Esta­do o gobier­nos gol­pis­tas como en los casos de Vene­zue­la o Bolivia.

El apo­yo del Esta­do espa­ñol a las polí­ti­cas béli­cas de EEUU y la OTAN es una con­ti­nui­dad de las polí­ti­cas geno­ci­das con­tra la pobla­ción anda­lu­za y ame­ri­ca­na del S.XV en adelante.

Anda­lu­cía, al igual que los pue­blos de Abya Yala sufre la pobre­za indu­ci­da por la ava­ri­cia de las éli­tes capi­ta­lis­tas de occi­den­te, con un terri­to­rio ocu­pa­do mili­tar­men­te por bases nor­te­ame­ri­ca­nas, ingle­sas y españolas.

Por este moti­vo, las anda­lu­zas no tene­mos nada que cele­brar. Todo lo con­tra­rio, expre­sar nues­tra repul­sa por un acto racis­ta y supre­ma­cis­ta que al igual que en Anda­lu­cía con las “tomas” y los “Pen­do­nes” cele­bra la con­quis­ta mili­tar, el geno­ci­dio y el some­ti­mien­to de los pue­blos a la vio­len­cia cri­mi­nal de las poten­cias invasoras.

Este 12 de octu­bre el Régi­men del 78 cele­bra con un cos­to­so des­fi­le mili­tar el comien­zo de sus pri­vi­le­gios de cla­se y de su domi­na­ción impe­ria­lis­ta, con la pre­sen­cia de un monar­ca corrup­to, una cla­se polí­ti­ca dege­ne­ra­da y envi­le­ci­da y el res­to de pode­res del Esta­do que con­ti­núan con su tra­ba­jo de apun­ta­lar los pri­vi­le­gios de cla­se que defien­den los que des­fi­la­rán por las calles de Madrid. Los mis­mos de siem­pre, curas, polí­ti­cos y mili­ta­res mos­tran­do al pue­blo su poder.

El 12 de octu­bre ¡Anda­lu­cía no tie­ne nada que celebrar!

Per­ma­nen­te de la C.N. de Nación Anda­lu­za.

Anda­lu­cía, 10 de octu­bre de 2020.

Carlos Ríos

Vine al mundo en Granada en 1977. Soy licenciado en Geografía y trabajador en el sector de la enseñanza. Escribí "La identidad andaluza en el Flamenco" (Atrapasueños, 2009) y "La memoria desmontable, tres olvidados de la cultura andaluza" (El Bandolero, 2011) a dos manos. He hecho aportaciones a las obras colectivas "Desde Andalucía a América: 525 años de conquista y explotación de los pueblos" (Hojas Monfíes, 2017) y "Blas Infante: revolucionario andaluz" (Hojas Monfíes, 2019).

Latest posts by Car­los Ríos (see all)

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *