Esta­dos Uni­dos. Auto­ri­zan el arres­to de per­so­nas des­tru­yan monu­men­tos con penas de has­ta 10 años en prisión

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 23 de junio de 2020

Según el pre­si­den­te, esta auto­ri­za­ción entra en vigor de for­ma inme­dia­ta, aun­que tam­bién se pue­de apli­car con carác­ter retro­ac­ti­vo para la des­truc­ción o van­da­lis­mo ya causado. 

El pre­si­den­te de Esta­dos Uni­dos, Donald Trump, ha auto­ri­za­do la deten­ción de per­so­nas que van­da­li­zan o des­tru­yen monu­men­tos u otra pro­pie­dad fede­ral, según lo han anun­cia­do el pro­pio man­da­ta­rio en su cuen­ta de Twitter.

«He auto­ri­za­do al Gobierno Fede­ral a arres­tar a cual­quier per­so­na que van­da­li­za o des­tru­ye cual­quier monu­men­to, esta­tua u otra pro­pie­dad fede­ral de Esta­dos Uni­dos has­ta con 10 años de pri­sión en base a la Ley de Pre­ser­va­ción del Monu­men­to al Vete­rano u otras leyes per­ti­nen­tes», ha sub­ra­ya­do el inqui­lino de la Casa Blanca.

Según el pre­si­den­te, esta auto­ri­za­ción entra en vigor de for­ma inme­dia­ta, aun­que tam­bién se pue­de apli­car con carác­ter retro­ac­ti­vo para la des­truc­ción o van­da­lis­mo ya cau­sa­do. «No habrá excep­cio­nes», ha con­clui­do Trump.

En medio de las pro­tes­tas masi­vas por la muer­te bajo cus­to­dia poli­cial del afro­ame­ri­cano Geor­ge Floyd en Mineá­po­lis, se des­ató una ola de van­da­lis­mo con­tra monu­men­tos dedi­ca­dos a figu­ras históricas.

Trump ya ha cri­ti­ca­do en reite­ra­das oca­sio­nes las accio­nes de los mani­fes­tan­tes con­tra monu­men­tos u otra pro­pie­dad duran­te las pro­tes­tas. Asi­mis­mo, la sema­na pasa­da el man­da­ta­rio denun­ció a la Poli­cía de Washing­ton D.C. por no haber hecho «su tra­ba­jo» a la hora de impe­dir que un gru­po de acti­vis­tas derri­ba­ra la esta­tua de un gene­ral con­fe­de­ra­do, y pidió la deten­ción «inme­dia­ta» de los res­pon­sa­bles. «¡Una ver­güen­za para nues­tro país!», agregó.

El lunes, el man­da­ta­rio esta­dou­ni­den­se til­dó de «ridí­cu­la» la idea de des­man­te­lar la esta­tua de Theo­do­re Roo­se­velt que se eri­ge fren­te al Museo de His­to­ria Natu­ral de Nue­va York. Horas antes, el alcal­de de la ciu­dad, Bill De Bla­sio, anun­ció que el monu­men­to se reti­ra­ría a peti­ción del pro­pio museo, por­que «repre­sen­ta explí­ci­ta­men­te a los negros e indí­ge­nas como sub­yu­ga­dos y racial­men­te inferiores». 

El mis­mo lunes los mani­fes­tan­tes inten­ta­ron derri­bar un monu­men­to de Andrew Jack­son, el sép­ti­mo pre­si­den­te de los Esta­dos Uni­dos, en un par­que cer­ca de la Casa Blan­ca por la noche. La poli­cía final­men­te inter­vino, pero los mani­fes­tan­tes logra­ron subir enci­ma de la esta­tua y atar cuer­das alre­de­dor de Jack­son y su caba­llo en un inten­to de derri­bar­lo de la base, que fue pin­ta­da con aero­sol con la pala­bra ‘ase­sino’.

Fuen­te: RT

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *