Infor­me de la con­fe­ren­cia inter­na­cio­nal, «El Capi­tal de Marx, 150 años des­pués: Crí­ti­ca y Alter­na­ti­va al Capitalismo»

La con­fe­ren­cia inter­na­cio­nal cele­bra­da en la Uni­ver­si­dad de York (24−26 de mayo) ha sido uno de los even­tos aca­dé­mi­cos mas impor­tan­tes del mun­do en rela­ción con el 150 ani­ver­sa­rio de la pri­me­ra publi­ca­ción de El Capi­tal de Marx. La con­fe­ren­cia reu­nió a algu­nos de los prin­ci­pa­les aca­dé­mi­cos en el cam­po de la socio­lo­gía, la cien­cia polí­ti­ca y la filo­so­fía, de más de vein­te uni­ver­si­da­des y diez paí­ses, para dis­cu­tir crí­ti­ca­men­te la his­to­ria, el con­te­ni­do y la rele­van­cia de este libro pio­ne­ro. El even­to fue orga­ni­za­do por el Marx Colle­gium (Uni­ver­si­dad de York), bajo la direc­ción de Mar­ce­llo Mus­to, Pro­fe­sor Aso­cia­do de Sociología.

Los tres días de la con­fe­ren­cia ‑uno de los mayo­res even­tos aca­dé­mi­cos cele­bra­do en la Facul­tad de Artes Libe­ra­les y Estu­dios Pro­fe­sio­na­les (LA & PS) de la Uni­ver­si­dad de York en muchos años‑, ata­jó a un gran núme­ro de públi­co, más de 1.000 estu­dian­tes, aca­dé­mi­cos y acti­vis­tas, no sólo de dife­ren­tes pro­vin­cias de Cana­dá, sino tam­bién de paí­ses tan varia­dos como Nepal, Japón, Méxi­co, y Nica­ra­gua. A la sesión de clau­su­ra, con una con­fe­ren­cia del pro­fe­sor Imma­nuel Wallers­tein asis­tie­ron más de 300 personas.

La con­fe­ren­cia con­tó con inter­vi­nien­tes tan dis­tin­gui­dos como Etien­ne Bali­bar (Uni­ver­si­dad de París X Nan­te­rre), Sas­kia Sas­sen (Uni­ver­si­dad de Colum­bia), Bob Jes­sop (Uni­ver­si­dad de Lan­cas­ter), John Bellamy Fos­ter (Uni­ver­si­dad de Ore­gon), Sil­via Fede­ri­ci (Uni­ver­si­dad de Hofs­tra), Richard Wolff (The New School), Moishe Postone (Uni­ver­si­dad de Chica­go), Kevin B. Ander­son (Uni­ver­si­dad de Cali­for­nia San­ta Bar­ba­ra), Ber­tell Oll­man (Uni­ver­si­dad de Nue­va York), Leo Panitch (Uni­ver­si­dad de York), Ursu­la Huws (Uni­ver­si­dad de Hert­fordshi­re), Michael Kraet­ke (Uni­ver­si­dad de Lan­cas­ter), Hima­ni Ban­ner­ji (Uni­ver­si­dad de York), Seong­jin Jeong (Uni­ver­si­dad Nacio­nal de Gyeong­sang), Mau­ro Buc­che­ri (Uni­ver­si­dad de York), Alfon­so Mau­ri­zio Iacono (Uni­ver­si­dad de Pisa), Pie­tro Bas­so (Uni­ver­si­dad Ca’­Fos­ca­ri de Vene­cia), Geor­ge Com­ni­nel (Uni­ver­si­dad de York), Gary Tee­ple (Uni­ver­si­dad Simon Fra­ser), y William Roberts (Uni­ver­si­dad McGill).

Resu­mir los 27 tra­ba­jos pre­sen­ta­dos en la con­fe­ren­cia exce­de la capa­ci­dad de este bre­ve infor­me. La selec­ción que sigue tie­ne como obje­ti­vo mos­trar algu­nas de las con­tri­bu­cio­nes ori­gi­na­les, repre­sen­ta­ti­vas de los cua­tro temas gene­ra­les de la con­fe­ren­cia, a saber, la his­to­ria de la difu­sión y recep­ción de El Capi­tal en el mun­do; la inter­pre­ta­ción «extra-eco­nó­mi­ca» de El Capi­tal; la rele­van­cia con­tem­po­rá­nea y las limi­ta­cio­nes de El Capi­tal; y la re-lec­tu­ra de El Capi­tal a la luz de los manus­cri­tos preparatorios.

La sesión de aper­tu­ra de la con­fe­ren­cia estu­vo dedi­ca­da al pro­yec­to en cur­so de escri­bir la his­to­ria glo­bal de la difu­sión y recep­ción de El Capi­tal en todo el mun­do. Varios de los cola­bo­ra­do­res de este pro­yec­to colec­ti­vo ‑cuyos resul­ta­dos serán publi­ca­do en un pró­xi­mo libro titu­la­do The Routled­ge Hand­book of Marx’s ‘Capi­tal’: A Glo­bal His­tory of Trans­la­tion, Dis­se­mi­na­tion and Recep­tion (Lon­don: Routled­ge), edi­ta­do por Mar­ce­llo Mus­to y Babak Ami­ni (Lon­don School of Eco­no­mics)-, pre­sen­ta­ron sus hallaz­gos en esta sesión. Cada inter­vi­nien­te tra­zó la his­to­ria de las dife­ren­tes tra­duc­cio­nes de El Capi­tal en el con­tex­to de la his­to­ria de la pene­tra­ción del mar­xis­mo en sus paí­ses, y des­ta­có las inter­pre­ta­cio­nes más influ­yen­tes de El Capi­taly sus efec­tos en la recep­ción gene­ral de Marx.

Un núme­ro sig­ni­fi­ca­ti­vo de los tra­ba­jos pre­sen­ta­dos en la con­fe­ren­cia esta­ban dedi­ca­dos a nue­vas inter­pre­ta­cio­nes de El Capi­tal a la luz de los deba­tes sobre eco­lo­gía, pers­pec­ti­vas no euro­peas y la crí­ti­ca femi­nis­ta. Dos ejem­plos nota­bles en este sen­ti­do fue­ron los tra­ba­jos pre­sen­ta­dos por Fos­ter y Fede­ri­ci. En su apor­ta­ción titu­la­do «El Capi­tal de Marx y la Tie­rra: La Cri­ti­ca Eco­ló­gi­ca de la Eco­no­mía Polí­ti­ca», Fos­ter argu­men­tó que El Capi­tal podía leer­se como una crí­ti­ca eco­ló­gi­ca de la eco­no­mía polí­ti­ca. Fos­ter demos­tró la pro­mi­nen­cia del pen­sa­mien­to eco­ló­gi­co en los escri­tos de Marx, des­de su tesis doc­to­ral a sus escri­tos de madu­rez, y la fal­ta de toma en con­si­de­ra­ción del mis­mo entre los pen­sa­do­res mar­xis­tas con­tem­po­rá­neos. Fos­ter esta­ble­ció las raí­ces del pen­sa­mien­to eco­ló­gi­co de Marx en su con­cep­ción mate­ria­lis­ta de la his­to­ria, que siem­pre estu­vo entre­la­za­da con una con­cep­ción mate­ria­lis­ta de la natu­ra­le­za. Tam­bién cri­ti­có las lec­tu­ras eco­so­cia­lis­tas de El Capi­tal y de Marx y tra­tó de situar de nue­vo a Marx en la muy nece­sa­ria crí­ti­ca eco­ló­gi­ca del capi­ta­lis­mo contemporáneo.

La apor­ta­ción de Fede­ri­ci, titu­la­da «Marx, géne­ro y la repro­duc­ción de la cla­se obre­ra», exa­mi­nó la con­cep­ción de Marx del tra­ba­jo repro­duc­ti­vo en el aná­li­sis y pro­nós­ti­co del actual desa­rro­llo de las rela­cio­nes de géne­ro en la his­to­ria del capi­ta­lis­mo y sus con­se­cuen­cias para la com­pren­sión mar­xis­ta de las diná­mi­cas inter­nas de la lucha de cla­ses. Cri­ti­có a Marx por no pre­ver el desa­rro­llo, des­de la déca­da de 1870 a la Pri­me­ra Gue­rra Mun­dial, de la fami­lia pro­le­ta­ria, carac­te­ri­za­da por el aumen­to de la explo­ta­ción de las muje­res y los niños y la intro­duc­ción del «sala­rio fami­liar». Fede­ri­ci argu­men­tó que la cegue­ra de Marx hun­de sus raí­ces en las insu­fi­cien­cias de su mar­co teó­ri­co al no incluir el tra­ba­jo domés­ti­co en el pro­ce­so de repro­duc­ción de la fuer­za de tra­ba­jo. Tam­bién lo rela­cio­nó con la des­con­fian­za de Marx en el tra­ba­jo no asa­la­ria­do como suje­to de lucha anticapitalista.

Otro tema impor­tan­te de la con­fe­ren­cia giró en torno al examen crí­ti­co de la impor­tan­cia que sigue tenien­do El Capi­tal a la hora de pro­por­cio­nar un mar­co para enten­der las trans­for­ma­cio­nes de nues­tro tiem­po y la natu­ra­le­za del desa­rro­llo capi­ta­lis­ta. Un ejem­plo de las apor­ta­cio­nes sobre este tema fue la de Postone, «La cri­sis actual y el ana­cro­nis­mo del valor». Argu­men­tó que enten­der el capi­ta­lis­mo como una for­ma abs­trac­ta his­tó­ri­ca­men­te espe­cí­fi­ca de domi­na­ción es cada vez más impor­tan­te en el con­tex­to de la actual cri­sis eco­nó­mi­ca y el aumen­to alar­man­te de la extre­ma dere­cha. Sugi­rió que el capi­ta­lis­mo ha cons­trui­do una for­ma his­tó­ri­ca­men­te espe­cí­fi­ca de la tem­po­ra­li­dad que ope­ra sobre la base de la domi­na­ción de la gen­te median­te el tiem­po, lo que con­tra­dic­to­ria­men­te hace al pro­le­ta­ria­do super­fluo y difi­cul­ta pro­gre­si­va­men­te la posi­bi­li­dad de su abo­li­ción. Este pro­ce­so crea con­di­cio­nes mór­bi­das en las que el exce­den­te de la fuer­za de tra­ba­jo es erró­nea­men­te inter­pre­ta­da como un exce­so super­fluo de personas.

Uno de los prin­ci­pa­les obje­ti­vos de la con­fe­ren­cia era dis­cu­tir en que medi­da los estu­dio­sos de Marx hoy pue­de recons­truir mejor las eta­pas de su crí­ti­ca de la eco­no­mía polí­ti­ca a la luz de los tex­tos recu­pe­ra­dos por el Marx-Engels-Gesam­taus­ga­be (MEGA). La pre­sen­ta­ción de Krät­ke, «¿Por qué y en qué sen­ti­do El Capi­tal esta incom­ple­to?», fue carac­te­rís­ti­ca en este sen­ti­do. Su tesis es que El Capi­tal de Marx sigue incom­ple­to en muchos aspec­tos cru­cia­les. Los pro­ble­mas que Marx iden­ti­fi­có, pero no pudo resol­ver ple­na­men­te esta­ble­cen una hoja de ruta para nue­vas inves­ti­ga­cio­nes. Krät­ke resu­mió lo que Marx creía haber logra­do, como la dis­tin­ción entre tra­ba­jo con­cre­to y abs­trac­to, la for­ma gene­ral de la plus­va­lía, y la dife­ren­cia entre capi­tal cons­tan­te y varia­ble. Tam­bién eva­luó las dife­ren­tes inter­pre­ta­cio­nes sobre el pro­ce­so de inves­ti­ga­ción de Marx, rela­cio­na­do direc­ta o indi­rec­ta­men­te con El Capi­tal de 1842 a 1882, defen­dien­do que el pro­ce­so de inves­ti­ga­ción de Marx debe enten­der­se como un pro­ce­so muy dis­con­ti­nuo de apren­di­za­je sobre un pro­ble­ma extre­ma­da­men­te difí­cil y en evo­lu­ción. Repa­só las cues­tio­nes sin resol­ver por Marx y espe­cu­ló por qué no había podi­do hacer­lo duran­te su vida.

Todos los pane­les han sido gra­ba­dos en vídeo y podrán ver­se en bre­ve en la pági­na web de la con­fe­ren­cia (http://​www​.marx​co​lle​gium​.org/). Por otra par­te, las actas de la con­fe­ren­cia se publi­ca­rán en 2018.

Babak Ami­ni, estu­dian­te de doc­to­ra­do en el Depar­ta­men­to de Socio­lo­gía de la Lon­don School of Economics.

8 de sep­tiem­bre de 2017

Fuen­te: http://​www​.sin​per​mi​so​.info/​t​e​x​t​o​s​/​i​n​f​o​r​m​e​-​d​e​-​l​a​-​c​o​n​f​e​r​e​n​c​i​a​-​i​n​t​e​r​n​a​c​i​o​n​a​l​-​e​l​-​c​a​p​i​t​a​l​-​d​e​-​m​a​r​x​-​1​5​0​-​a​n​o​s​-​d​e​s​p​u​e​s​-​c​r​i​t​i​c​a​-​y​-​a​l​t​e​r​n​a​t​i​v​a​-al

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.