El auge de la vio­len­cia capi­ta­lis­ta- Ando­ni Base­rri­go­rri

En un recien­te artícu­lo de opi­nión ( http://​boltxe​.info/​?​p​=​4​5​322 ), ya comen­té que el esta­do capi­ta­lis­ta usa­ba al fas­cis­mo en el mis­mo momen­to en que a este le hacía fal­ta, tan­to en tareas defen­si­vas, como lo uti­li­zó en Chi­le, cuan­do vió ame­na­za­dos sus intere­ses, como en tareas ofen­si­vas, cuan­do tra­ta de impo­ner su hege­mo­nía y ate­mo­ri­zar a las cla­ses domi­na­das y explo­ta­das.

En ese mis­mo artícu­lo y toman­do unas pala­bras de San­chez Gor­di­llo en el con­gre­so del SAT, ya se habló que no tar­da­ría en haber muer­tos, con­se­cuen­cia de la vio­len­cia del capi­ta­lis­mo en esta fase en la que pre­ten­de impo­ner refor­mas y recor­tes a las ya men­gua­das con­di­cio­nes de vida de la cla­se obre­ra y sec­to­res popu­la­res. El capi­ta­lis­mo vas­con­ga­do y espa­ñol, y tam­bién el de otras nacio­nes como Gali­za o Los Paí­ses Cata­lans, tie­ne ya bien defi­ni­da su hoja de ruta y va a tra­tar de impo­ner­la aun­que cues­te muer­tos y cien­tos de heri­dos.

No es la inten­ción de este escri­to el decir ¿Véis? ¡Ya os lo dije!. Pero cier­ta­men­te los acon­te­ci­mien­tos en estas últi­mas sema­nas, si que vie­nen a con­fir­mar que el esta­do bur­gués y opre­sor espa­ñol, tie­ne toda la inten­ción de uti­li­zar la vio­len­cia para impo­ner las medi­das que le vie­nen dadas por la gran ban­ca, la patro­nal y el entra­ma­do capi­ta­lis­ta mun­dial. Y al esta­do ya se están unien­do, de for­ma más o menos entu­sias­ta, las bur­gue­sías dere­chis­tas de las nacio­nes sin esta­do. Pun­ta de lan­za el PNV y CiU que, sin duda, unos con su apo­yo des­ca­ra­do y otros con su silen­cio cóm­pli­ce, se con­vier­ten en pie­zas fun­da­men­ta­les del entra­ma­do capi­ta­lis­ta espa­ñol.

Las esce­nas de vio­len­cia poli­cial de Bar­ce­lo­na ponen los pelos como escar­pias a cual­quie­ra. El uso des­me­su­ra­do de mate­rial anti-dis­tur­bios, la enor­me can­ti­dad de dete­ni­dos y heri­dos, la for­ma en que varias per­so­nas han per­di­do un ojo, la saña con que usan las porras, dan cuen­ta de una vio­len­cia, que res­pon­de a unas con­sig­nas en las que pare­ce que todo vale con­tra las per­so­nas que han secun­da­do una huel­ga. Idén­ti­cas esce­nas en Eus­kal Herria, esta vez, con la ertzain­tza. Car­gas des­me­su­ra­das y ade­más con una acti­tud en la que des­bor­da el odio de los agen­tes hacia los mani­fes­tan­tes. Y esta­mos hablan­do de mani­fes­ta­cio­nes lega­les y actua­cio­nes lega­les de pique­tes. Esta­mos hablan­do de lucha de cla­ses y de rei­vin­di­ca­cio­nes obre­ras que debe­rían ser tole­ra­das en un esta­do supues­ta­men­te demo­crá­ti­co.

La muer­te del joven hin­cha bil­baíno Iñi­go Caba­cas a manos de la ertzain­tza como con­se­cuen­cia de un pelo­ta­zo, sólo cabe inter­pre­tar como un avi­so a nave­gan­tes. El avi­so es para todas las per­so­nas que osen salir a la calle a pro­tes­tar o a rei­vin­di­car cual­quier cosa por jus­ta que esta sea. El men­sa­je es que están dis­pues­tos a cual­quier tipo de actua­ción, con el fin de sal­va­guar­dar el “orden cons­ti­tu­cio­nal”. Y como siem­pre uti­li­za­ron de labo­ra­to­rio repre­si­vo Eus­kal Herria. La coar­ta­da per­fec­ta… esta­ba al lado de una herri­ko, habia inci­den­tes, peleas, ya sabéis estos” bata­su­nos”… El pro­ble­ma es que el muer­to no era “bata­suno”, como ellos hubie­sen desea­do y toda la argu­men­ta­ción se les fue a pique. ¿Pero si hubie­se sido un joven de la izquier­da aber­tza­le? Enton­ces, la actua­ción poli­cal hubie­se sido más dige­ri­ble por una pobla­ción civil cada vez más domes­ti­ca­da vía Cham­pion Lea­gle y Liga de las Estre­llas.

La vio­len­cia capi­ta­lis­ta, está empe­zan­do a mani­fes­tar­se y los avi­sos son cada vez más níti­dos. Nue­vas leyes cada vez más repre­si­vas y cri­mi­na­li­za­do­ras de la lucha, nue­vas ini­cia­ti­vas como poten­ciar el chi­va­teo por inter­net, anun­cian tiem­pos duros en los que la repre­sión va a tener un papel pre­do­mi­nan­te.

El esta­do bur­gués euro­peo ya ha deci­di­do que va a aca­bar con el esta­do de bien­es­tar, con unas cla­ses medias-aco­mo­da­das, y que nos va a depau­pe­rar a todas y a todos, sin dis­tin­ción de nin­gún tipo. La hoja de ruta, ya tie­ne el vis­to bueno de las oli­gar­quías y la van a hacer avan­zar pese a quien pese. De nada nos va a ser­vir decir que “somos gen­tes de paz” ni otras fra­ses simi­la­res para inten­tar sal­var el culo, como hacen las izquier­das memas. La gran bur­gue­sía ha ele­gi­do cam­po, y en ese cam­po se va a jugar con sus reglas. Y quien no quie­ra jugar de esta mane­ra sólo le que­da reci­bir colle­jas y salir del cam­po de jue­go.

En este esta­do de las cosas, al menos, si que nos que­da el con­sue­lo de la vic­to­ria en el deba­te teó­ri­co. Fren­te a quie­nes nos habla­ban de capi­ta­lis­mo de ros­tro humano, sólo decir­les que el capi­ta­lis­mo sólo tie­ne un ros­tro y ese es el de la explo­ta­ción y la bar­ba­rie.

Fren­te a las izquier­das memas que nos habla­ban y nos hablan de un socia­lis­mo demo­crá­ti­co y no cuar­te­le­ro, decir­les que, el revi­sio­nis­mo y la con­ci­lia­ción de cla­ses que pre­di­can es más vie­jo que mear con­tra la pared y ese sólo con­du­jo a expe­rien­cias en las que la cla­se obre­ra siem­pre salió per­dien­do. ¿Dón­de está hoy día el euro­co­mu­nis­mo? ¿Qué nos que­da de aque­llas recon­ci­lia­cio­nes nacio­na­les que tan­to pre­di­ca­ron algu­nos?

Fren­te a quie­nes nos habla­ban de que en con­di­cio­nes demo­crá­ti­cas todo es posi­ble, cons­ta­tar­les que en con­di­cio­nes demo­crá­ti­cas el esta­do avan­za hacia el fas­cis­mo y nos hace la vida cada vez más impo­si­ble, con unas con­di­cio­nes de vida a la cla­se tra­ba­ja­do­ra inacep­ta­bles.

Fren­te a quie­nes nos habla­ban de la inhu­ma­ni­dad del socia­lis­mo, decir­les que, si exis­te algún sis­te­ma inhu­mano y sal­va­je, este es el capi­ta­la­lis­mo ¿Habla­mos de las con­di­cio­nes de vida en los pai­ses del este hace 20 años y aho­ra? ¿Habla­mos de que año­ran los habi­tan­tes de aque­llos paí­ses? ¿Aca­so no año­ran el socia­lis­mo, por mucho que algu­nos se empe­ñen en deno­mi­nar­lo “vie­juno y cuar­te­le­ro”?

Fren­te a quie­nes rei­vin­di­can la recon­ci­lia­ción de cla­ses, man­dar­les con sus mon­ser­gas al con­se­jo de direc­ción de algún gran ban­co a ver que les res­pon­den. Recon­ci­lia­ción si, pero yo te explo­to y si no te dejas explotar…te repri­mo.

Fren­te a quie­nes nos ven­die­ron Euro­pa como la casa común hace 20 años, decir­les que esta Euro­pa esta cada vez más corrom­pi­da y vili­pen­dia­dos sus supues­tos valo­res huma­nos y demo­crá­ti­cos.

En defi­ni­ti­va. El capi­ta­lis­mo ya se ha qui­ta­do su dis­fraz, con el que duran­te par­te del siglo XX inten­tó enga­ñar a la gen­te. Ya no está la URSS, no hace fal­ta un mode­lo que lo con­tra­rres­te. El capi­ta­lis­mo rei­vin­di­ca la exclu­si­vi­dad de la vio­len­cia y la suya es la úni­ca legi­ti­ma.

El esta­do capi­ta­lis­ta ha deci­di­do jugar fuer­te y su apues­ta por la vio­len­cia es cada vez más evi­den­te. A ese nue­vo esce­na­rio nos enfren­ta­mos y tene­mos que ser cons­cien­tes que, a par­tir de aho­ra, se aca­ba­ron las lega­li­da­des, si sali­mos a pro­tes­tar nos pue­den abrir la cabe­za y pun­to.

La esen­cia del capi­ta­lis­mo, es esa, la vio­len­cia.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *