La his­to­ria de las Rote Zora y de las célu­las revo­lu­cio­na­rias- Muje­res Creativas

Para encua­drar está rápi­da bati­da por la his­to­ria de estos dos gru­pos arma­dos ale­ma­nes no debe­mos olvi­dar que, su acti­vi­dad se pro­du­ce en un con­tex­to con unas carac­te­rís­ti­cas muy con­cre­tas. Un pun­to de par­ti­da podría ser la opo­si­ción que se va crean­do con­tra una pro­gre­si­va dere­chi­za­ción del sis­te­ma polí­ti­co ale­mán gober­na­do por los demo­cris­tia­nos, cuyo pun­to álgi­do será el pro­yec­to de leyes de emer­gen­cia ela­bo­ra­do en 1960, que supo­nía una gran res­tric­ción de dere­chos y liber­ta­des. Otros fac­to­res que tam­bién influ­yen y dan ambien­te son: la nume­ro­sa pre­sen­cia en sue­lo ale­mán de inmi­gran­tes y, par­ti­cu­lar­men­te, de [email protected] de los paí­ses super­ex­plo­ta­dos; la polí­ti­ca refor­mis­ta de cier­tos sec­to­res (SPD); la pro­tes­ta, estu­dian­til prin­ci­pal­men­te, con­tra el impe­ria­lis­mo; la lucha con­tra la agre­sión yan­ki en Viet­nam y la par­ti­ci­pa­ción ale­ma­na en ésta.

De este modo se va cris­ta­li­zan­do la nece­si­dad de adop­tar for­mas de lucha vio­len­tas por los sec­to­res mas rádi­ca­les. Es decir, que es en los años 60 cuan­do se pro­du­ce la evo­lu­ción ideo­ló­gi­ca y polí­ti­ca de quie­nes en los 70 impul­sa­ran diver­sas orga­ni­za­cio­nes que prac­ti­quen la lucha arma­da; como el Movi­mien­to 2 de Junio, cuyas siglas serán las pri­me­ras que rei­vin­di­quen accio­nes vio­len­tas segui­das de la RAF (Frac­ción del Ejér­ci­to Rojo). En este pano­ra­ma se encuen­tra el movi­mien­to autó­no­mo, no es un con­jun­to de movi­mien­tos estruc­tu­ra­dos, sino mas bien un con­jun­to de gen­tes, colec­ti­vos , con carac­te­rís­ti­cas comu­nes, aun­que en algu­nos casos con­tra­dic­to­rias. Se con­si­de­ran anti­je­rár­qui­cas y con­tra­rias al dele­ga­cio­nis­mo, tie­nen una fuer­te sen­si­bi­li­dad inter­na­cio­na­lis­ta y anti­im­pe­ria­lis­ta, son anti­es­ta­ta­les y anti­cons­ti­tu­cio­na­les, por lo que cri­ti­can cual­quier polí­ti­ca de nego­cia­ción con el esta­do y sus secua­ces, y su legi­ti­ma­ción de la vio­len­cia revo­lu­cio­na­ria les lle­va a prac­ti­car lo que a [email protected] lla­man accio­nes mili­tan­tes, diri­gi­das con­tra res­pon­sa­bles de la opre­sión y de la expotación.

Todo este entra­ma­do no solo en la crea­ción, sino tam­bién en la evo­lu­ción de las REVOLUTIOARE ZELLEN-RZ se defi­nen anti­ca­pi­ta­lis­ta, anti­pa­triar­ca­les, anti­es­ta­ta­les e inter­na­cio­na­lis­tas. Emplean cate­go­rías mar­xis­tas a la hora de ana­li­zar la socie­dad, así como ten­drán una cons­tan­te refle­xión en torno a la autogestión.

En una pri­me­ra épo­ca cola­bo­ran acti­va­men­te con las accio­nes arma­das de los gru­pos gue­rri­lle­ros pales­ti­nos en Euro­pa. Tras esta pri­me­ra fase su acti­vi­dad ha teni­do un con­te­ni­do esta­ble en cuan­to a obje­ti­vos pro­pios de la movi­da ale­ma­na y que les dife­ren­cia cla­ra­men­te de la RAF. Para las RZ se tra­ta de acu­mu­lar en el terreno de las luchas de masas y en esa pers­pec­ti­va a de mover­se su lucha arma­da. De ahí su preo­cu­pa­ción por inser­tar sus accio­nes arma­das en aque­llos obje­ti­vos que cen­tran hoy la acti­vi­dad de los sec­to­res radi­ca­les en los movi­mien­tos de masas. Por lo que sus accio­nes han ido diri­gi­das en soli­da­ri­dad con los mine­ros bri­tá­ni­cos en huel­ga y con­tra: la repre­sión des­ata­da de las refu­gia­das , los cen­tros de inves­ti­ga­ción y mani­pu­la­ción gené­ti­ca, la polí­ti­ca de exter­mi­nio de [email protected] polí[email protected] en las cár­ce­les de Ale­ma­nia, la opre­sión y explo­ta­ción sexual de las muje­res, la indus­tria nuclear, el des­plie­gue de loa Pershing y de las ins­ta­la­cio­nes yan­kis, los tra­ba­jos infor­má­ti­cos para cen­sar y fichar a la pobla­ción, etc. Para sus ata­ques emplean un gra­do de vio­len­cia deter­mi­na­da. Lo habi­tual con­sis­te en ata­car obje­ti­vos e ins­ta­la­cio­nes y muy pocas veces a per­so­nas. Cuan­do lo han hecho han tra­ta­do de evi­tar la muer­te y tan solo ocu­rrió una vez, en 1980 con el minis­tro Her­bert Karr. Aun­que éste sea su esti­lo, no impli­ca que entien­dan como erró­nea cual­quier acción mor­tal, sino que he de hacer­se en base a unos requi­si­tos. Una de sus mayo­res preo­cu­pa­cio­nes es evi­tar la pro­fe­sio­na­li­za­ción de quien par­ti­ci­pa en la acti­vi­dad arma­da que obtu­vo buen resul­ta­do pues tan sólo 2 per­so­nas de las inte­gran­tes han cum­pli­do cár­cel y hoy están en liber­tad. En este sen­ti­do agi­tan a favor de que la uti­li­za­ción de estos méto­dos pue­den rea­li­zar­se sin gran espe­cia­li­za­ción y difun­den manua­les sobre cómo hacerlo.

El tipo de orga­ni­za­ción y fun­cio­na­mien­to es tam­bién algo que no com­par­ten con la RAF, a quien ven como una orga­ni­za­ción exce­si­va­men­te estruc­tu­ra­da y cen­tra­li­za­da , rei­vin­di­can­do un fun­cio­na­mien­to con mayor auto­no­mía entre los gru­pos que lo componen.

Apa­re­cen por pri­me­ra vez en un ata­que con­tra ITT en la Ale­ma­nia del oes­te (Repu­bli­ca Fede­ral Ale­ma­na- RFA), para des­en­mas­ca­rar la par­ti­ci­pa­ción de esta cor­po­ra­ción mul­ti­na­cio­nal en el régi­men mili­tar de Pino­chet en Chile.

En la pri­me­ra dis­tri­bu­ción de Rabia Revo­lu­cio­na­ria (Revo­lu­tio­na­rer Zorn) las RZ divi­die­ron sus accio­nes en tres cate­go­rías principales:

Accio­nes antiimperialistas.
Accio­nes con­tra sucur­sa­les, esta­ble­ci­mien­tos, y cóm­pli­ces del Sio­nis­mo en la Repú­bli­ca Fede­ral de Alemania.
Accio­nes apo­yan­do las luchas de la cla­se tra­ba­ja­do­ra, de las muje­res, de [email protected] jove­nes, y ata­can­do y cas­ti­gan­do a sus [email protected]

Esta divi­sión temá­ti­ca se uti­li­zó en los años siguien­tes. Una Célu­la Revo­lu­cio­na­ria pasa­ba a con­ver­tir­se en diver­sas Célu­las Revo­lu­cio­na­rias. Mas tar­de, en los últi­mos años de los 70, las accio­nes de quie­nes mili­ta­ban en RZ tam­bién for­ma­ron par­te del movi­mien­to anti­nu­clear, (en un momen­to en el que miles de per­so­nas mar­cha­ban con­tra el poder nuclear y con­tra la reela­bo­ra­ción de plan­tas en Kal­kar, Wyhl, Gober­lan y Brok­dorf) y del movi­mien­to de Oes­te anti­fu­gi­ti­vo ( Anti-Star­bahn 18 West-Bewe­gung) en la zona del Río Rhin. En este con­tex­to, fue cuan­do lle­va­ron a cabo un ata­que con­tra el minis­tro de eco­no­mía y tras­por­te, Her­bert Karr, al que le dis­pa­ra­ron un tiro en la rodi­lla y le sobre­vino un ata­que car­día­co el 11 de mayo de 1981. Tras este acon­te­ci­mien­to las RZ lan­zan un comu­ni­ca­do a la calle en el que expli­ca­ban el moti­vo de su actua­ción. El tex­to de sep­tiem­bre decía entre otras cosas: “La jus­ti­cia no es anó­ni­ma, tie­ne nom­bres y ape­lli­dos” dijo Brecht. […]

Tor­tu­ra­do­res, poli­cías, jefes terro­ris­tas de la admi­nis­tra­ción son blan­cos con­cre­tos hacia los que diri­gir el odio de cla­se , pero en el caso de los tri­bu­na­les no apa­re­cen físi­ca­men­te pre­sen­tes sino difu­mi­na­dos tras sus ins­ti­tu­cio­nes, ritua­les y mistificaciones.

Los tiros en la rodi­lla a este juez tie­nen por fina­li­dad dar nom­bre, cara y cuer­po a esta injus­ti­cia invi­si­ble. Estos tiros deben mar­car­le de dos mane­ras: físi­ca­men­te y sopor­tan­do un sufri­mien­to que le mar­que como per­so­na. Y polí­ti­ca­men­te. Deben seña­lar­le ante la opi­nión públi­ca como el prin­ci­pal res­pon­sa­ble de la repre­sión judi­cial con­tra las víc­ti­mas de la polí­ti­ca impe­ria­lis­ta. Que­re­mos aca­bar con este ámbi­to de poder por el que se sien­ta pro­te­gi­do. Y que­re­mos des­truir su carre­ra por qué no. Quien fue [email protected] en su ámbi­to de poder y quien fue [email protected] por la gue­rri­lla es mira­do con rece­lo por su pro­pia cla­se y se con­vier­te en una peno­sa car­ga para [email protected] Esta mis­ma cla­se se encar­ga­rá de arrui­nar­lo pro­fe­sio­nal y políticamente.

[…] La legi­ti­ma­ción de un ase­si­na­to polí­ti­co, tie­ne que mos­trar­se en su efec­to direc­to sobre los enfren­ta­mien­tos e cla­se, y no pue­de redu­cir­se úni­ca­men­te a la bata­lla con­tra en enemigo.

[…] Una gue­rri­lla que actúa con­tra las leyes de la res­pon­sa­bi­li­dad y la moral polí­ti­ca, que pier­de sus escrú­pu­los- los cua­les son lo impor­tan­te que dife­ren­cia a los hom­bres y muje­res revo­lu­cio­na­rias del enemi­go de clase‑, “una tal gue­rri­lla pone en jue­go y pier­de así su cré­di­to y sus ideas: luchar con el pue­blo en la lucha de cla­ses, en la que se ven los obje­ti­vos de una socie­dad libre, igua­li­ta­ria y huma­na.” En los últi­mos tres años de RZ con­cen­tra­ron sus accio­nes en la polí­ti­ca de refu­gia­das y de extran­je­ría que se esta­ba lle­van­do en Ale­ma­nia del oes­te. “Que­re­mos con­tri­buir a reco­brar un anti­im­pe­ria­lis­mo con­cre­to en la RFA… Anti­im­pe­ria­lis­mo no sólo sig­ni­fi­ca ata­ques en el com­ple­jo indus­trial mili­tar y es mas que tan sólo soli­da­ri­dad con los movi­mien­tos de soli­da­ri­dad de libe­ra­ción a nivel inter­na­cio­nal”. (Cita de Rabia Revo­lu­cio­na­ria, octu­bre de 1986). Accio­nes como por ejem­plo una que se pro­du­jo en el Cen­tral de Inmi­gra­ción de la Poli­cía en el oes­te e Ber­lín ) demues­tran la ampli­tud de esta línea de mili­tan­cia. Mien­tras quie­nes son [email protected] son res­pon­sa­bles de las polí­ti­cas racis­tas de refu­gia­dos de la RFA y en el Ber­lín del oes­te, la inten­ción de los ata­ques con­tra ins­ti­tu­cio­nes cuyos docu­men­tos, fechas y archi­vos están sien­do des­trui­dos es alcan­zar un espa­cio que no este con­tro­la­do o regu­la­do por el esta­do. “Pero nues­tras accio­nes resul­ta­ran inefi­ca­ces sino con­tri­bu­yen al desa­rro­llo de una nue­va eta­pa del anti­im­pe­ria­lis­mo sin la izquier­da radical.”

El gru­po de gue­rri­lla urba­na Rote Zora, Zora la Roja, esta­ba com­pues­to por mili­tan­tes femi­nis­tas y anti­pa­triar­ca­les, que tra­ba­ja­ban autó­no­ma­men­te de las RZ, con quie­nes com­par­tían siglas, ideo­lo­gía, obje­ti­vos, tipo de estruc­tu­ra orga­ni­za­ti­va y méto­dos y don­de algu­nas muje­res seguían mili­tan­do. For­ma­ban estruc­tu­ras ile­ga­les, redes incon­tro­la­bles para el esta­do. Este gru­po efec­túo en 1974 el pri­mer ata­que con explo­si­vo de alta poten­cia con­tra la Cor­te Fede­ral y Cons­ti­tu­cio­nal en Karls­ruhe, des­pués de que hubie­ran anu­la­do la refor­ma de la ley del abor­to. La ley incluía un párra­fo (Par.218) con­tra la libre elec­ción del abor­to, que sólo se per­mi­ti­rá en cier­tos casos. Natu­ral­men­te las muje­res deman­da­ban la libre elec­ción del abor­to, como un dere­cho de auto­de­ter­mi­na­ción sobre sus pro­pios cuer­pos. “En la noche de Wal­pur­gis de 1977 hici­mos explo­tar una Cáma­ra de Médi­cos, por que des­de allí inten­ta­ron ani­qui­lar esta mini-refor­ma con todas las medi­das posibles”.

La influen­cia de los movi­mien­tos femi­nis­tas en la RFA a fina­les de los 70 no pro­vo­co tras­for­ma­cio­nes pro­fun­das en la socie­dad, pero hizo des­per­tar la con­cien­cia y las ener­gías de muchas muje­res por la nece­si­dad de luchar. “Las muje­res siem­pre for­ma­ban par­te en los gru­pos arma­dos. De algu­na mane­ra su par­ti­ci­pa­ción se frenó.

Pero los tiem­pos están cam­bian­do… gru­pos de muje­res sub­ver­si­vas como Rote Zora exis­ten, de hecho toda­vía hay pocos, pero inclu­so eso cambiará.”-“Rote Zora y su ban­da” es el títu­lo de un libro, en el que una chi­ca roba a los ricos para rega­lár­se­lo a las gen­tes pobres. “No que­re­mos nin­gu­na divi­sión del tra­ba­jo de tipo izquier­da según el lema: las muje­res res­pon­sa­bles para los asun­tos femi­nis­tas y los hom­bres res­pon­sa­bles de los asun­tos polí­ti­cos en gene­ral. No per­mi­ti­mos que se nos qui­te la res­pon­sa­bi­li­dad de cam­biar nues­tra vida. Por eso ata­ca­mos el coche de Kaus­sen, espe­cu­la­dor de vivien­das y res­pon­sa­ble de una serie de des­alo­jos bru­ta­les.” Una de sus pos­tu­ras ideo­ló­gi­cas era: “No que­re­mos que las muje­res ocu­pen fun­cio­nes de hom­bres y recha­za­mos a aque­llas muje­res que inten­tan hacer carre­ra den­tro de estruc­tu­ras patriar­ca­les, camu­flán­do­se con la lucha femi­nis­ta”. “Fal­ta un com­pro­mi­so de recha­zo ante la polí­ti­ca esta­tal. Siem­pre se exclu­yó la cues­tión de cla­se, las dife­ren­cias socia­les entre las muje­res, se las negó con el argu­men­to de la igual­dad de la explo­ta­ción sexual.” (Citas de la entre­vis­ta a Rote Zora publi­ca­da en la revis­ta feme­ni­na EMMA).

Rote Zora ata­ca pre­do­mi­nan­te­men­te ins­ti­tu­cio­nes y com­pa­ñías patriar­ca­les, y per­so­nas repre­sen­ta­ti­vas y que cons­tru­yen una socie­dad mas­cu­li­na y sexis­ta, la cual opri­me y explo­ta uni­ver­sal­men­te a las muje­res. Hacen cam­pa­ñas con­tra: mer­ca­de­res del porno, sex-shop, explo­ta­do­res y tra­fi­can­tes inter­na­cio­na­les de muje­res ( per­so­nas que se bene­fi­cian impor­tan­do a las muje­res asiá­ti­cas para casar­las con los hom­bres de la Ale­ma­nia del oes­te), doctores/​as que hacen este­ri­li­za­cio­nes for­zo­sas, el gre­mio médi­co (“vemos el Gre­mio Fede­ral de Doc­to­res como expo­nen­tes de vio­la­ción de las trin­che­ras blan­cas”), com­pa­ñía de dro­gas ( Sche­ring pro­du­jo naci­mien­tos defec­tuo­sos cau­sa­dos por la pas­ti­lla Duogy­non) , cen­tros de inves­ti­ga­ción y mani­pu­la­ción gené­ti­ca y tam­bién com­pa­ñías infor­má­ti­cas como Nix­dorf y la mul­ti­na­cio­nal Sie­mens, que inten­ta abrir nue­vos cam­pos a tra­vés del desa­rro­llo de las nue­vas tec­no­lo­gías del poder, por la pro­duc­ción arma­men­tís­ti­ca y las medi­das de con­tra­in­sur­gen­cia, cada vez mas sofis­ti­ca­das, cada vez mas suti­les. “Para noso­tras estas empre­sas tie­nen un papel van­guar­dia en la rees­truc­tu­ra­ción del pro­ce­so de tra­ba­jo en el mun­do ente­ro y sobre­to­do a cos­ta de las muje­res”. Fue­ron muy popu­la­res las reim­pre­sio­nes ile­ga­les de bille­tes de auto­bu­ses y tran­vías. “ Sabe­mos que este ´esta­do nor­mal´ va uni­do a la fal­ta de resis­ten­cia mili­tan­te. Esta opre­sión se hace visi­ble por la resis­ten­cia. Por eso sabo­tea­mos, nos ven­ga­mos por la vio­len­cia sufri­da y por la situa­ción humi­lla­da, a tra­vés de los ata­ques con­tra los res­pon­sa­bles”. “¿Por qué no tie­ne un efec­to inti­mi­da­to­rio el tra­fi­car con muje­res, sino que­mar el coche del tra­fi­can­te?. En el fon­do, pen­sar así es haber acep­ta­do que la vio­len­cia ejer­ci­da por la socie­dad es legí­ti­ma, ¡mien­tras que una resis­ten­cia ade­cua­da inti­mi­da­ría!. Es posi­ble que inti­mi­de, que asus­te a [email protected] que cues­tio­na­mos lo que pare­ce natu­ral; que estén asus­ta­das tam­bién muchas muje­res a las que des­de peque­ñas les han ense­ña­do un com­por­ta­mien­to pasi­vo, de víc­ti­ma, al ver­se con­fron­ta­das con que las MUJERES NO SON VÍCTIMAS NI PACIFISTAS. Eso es un hecho, lla­ma a decir algo. Las muje­res que con rabia sufren su inca­pa­ci­dad indi­vi­dual si se iden­ti­fi­can con nues­tras accio­nes. De la mis­ma mane­ra que un acto vio­len­to con­tra una úni­ca mujer crea un cli­ma de ame­na­za con­tra todas, nues­tras accio­nes- aun­que estás diri­gi­das con­tra unos res­pon­sa­bles- con­tri­bu­yen a crear un cli­ma de con­cien­cia: LA RESISTENCIA ES POSIBLE”.

“Nues­tro sue­ño es que en todos los sitios se for­men peque­ñas ban­das; que en cada ciu­dad el vio­la­dor, el nego­cian­te de por­no­gra­fía, el gine­có­lo­go repug­nan­te, etc, ten­gan mie­do ante su des­en­mas­ca­ra­mien­to, ante un ata­que, ante la denun­cia públi­ca, etc.” En casos ais­la­dos Rote Zora y RZ tra­ba­ja­ron jun­tas, como fue en el escri­to de una crí­ti­ca al movi­mien­to paci­fis­ta de 1984. En este tex­to le cri­ti­ca­ban por ser un movi­mien­to bur­gués con una visión apo­ca­líp­ti­ca. Rote Zora y RZ dije­ron que el error mas gran­de del movi­mien­to paci­fis­ta era con­cen­trar su meta polí­ti­ca sólo en pre­ser­var la paz en las metró­po­lis en lugar de dis­cu­tir en con­tex­to impe­ria­lis­ta entre arma­men­to y cri­sis, la mise­ria y la reduc­ción de lo social en los paí­ses super­ex­plo­ta­dos, el sexis­mo y el racis­mo. Des­de prin­ci­pios de los 70 RZ y Rote Zora empren­die­ron alre­de­dor de 200 accio­nes. La cam­pa­ña de ata­ques mas exi­to­sa y com­pren­di­da de las que hubo has­ta enton­ces por par­te de las Rote Zora fue, la colo­ca­ción de bom­bas en 11 depen­den­cias de Adler Cor­po­ra­tion, una de las com­pa­ñías ale­ma­nas mas gran­des de ropa manu­fac­tu­ra­da que ven­dían ropa reba­ja­da en la RFA, pro­du­ci­das por muje­res infra­re­mu­ne­ra­das de fábri­cas de Corea del Sur y Sri Lan­ka. “La tra­ba­ja­do­ras de Adler de Corea del Sur luchan con­tra la explo­ta­ción de su capa­ci­dad de tra­ba­jo y están pre­sio­nan­do fuer­te en la lucha con­tra el sexis­mo dia­rio. Lla­ma­ron para pedir apo­yo a RFA en su lucha. Estos ata­ques se pro­du­je­ron en 1978 y cau­sa­ron daños mayo­res a los 35 millo­nes de mar­cos. Un paso ade­lan­te ha sido que se ha dado a cono­cer la vida mise­ra­ble de estas muje­res y de sus con­di­cio­nes de tra­ba­jo en los cen­tros de pro­duc­ción de tres con­ti­nen­tes y espe­cial­men­te en los de Corea del Sur y en Sri Lan­ka, que empe­za­ron a ser amplia­men­te cono­ci­dos a tra­vés de pan­fle­tos, suce­sos y accio­nes en fren­te de cen­tros de ven­ta de Adler. En estas accio­nes el anti­im­pe­ria­lis­mo pue­de ser prác­ti­co.” ( Cita de las Rote Zora en su decla­ra­ción de Adler).

En una decla­ra­ción pos­te­rior con­cre­ti­za­ron de nue­vo que los sabo­ta­jes era la estra­te­gia correc­ta. Se aumen­tó la con­cien­cia de la gen­te median­te las accio­nes en folle­tos orga­ni­za­dos por gru­pos lega­les de dis­tin­tos movi­mien­tos popu­la­res (Terre des Fem­mes). Así que el tra­ba­jo de pre­pa­ra­ción-ambien­ta­ción ya esta­ba hecho. Las muje­res de Corea del Sur toma­ron el con­trol y defen­die­ron su pro­pia situa­ción. “Se pusie­ron en huel­ga para pro­tes­tar por los sala­rios tan bajos que tenían, el incum­pli­mien­to de leyes, las con­di­cio­nes deplo­ra­bles de tra­ba­jo y por el sexis­mo bru­tal de los capa­ta­ces ale­ma­nes.” De esta mane­ra la lucha en Corea y en Ale­ma­nia fue com­pa­ti­ble. “No esta­mos luchan­do por las muje­res del Ter­cer Mun­do, esta­mos luchan­do a su lado, cos­ta­do con cos­ta­do, lucha­mos con­tra la explo­ta­ción de la mujer como mer­can­cía”. Con lo que que­dan defi­ni­da la lucha con­tra el impe­ria­lis­mo de Rote Zora.

En 1987, cuan­do Rote Zora y un gru­po para­le­lo de la Ale­ma­nia del oes­te: las Ama­zo­nas, que maron 10 cen­tros comer­cia­les de Adler alo lar­go de la RFA, cau­san­do millo­nes de dóla­res en daños, Adler se vio for­za­do a satis­fa­cer las deman­das de las tra­ba­ja­do­ras. Rote Zora y las ama­zo­nas demos­tra­ron que la resis­ten­cia vio­len­ta pue­de ser muy efec­ti­va. A fina­les de ese mis­mo año, inten­tan cri­mi­na­li­zar a los gru­pos de muje­res que impul­san la opo­si­ción a las inves­ti­ga­cio­nes en torno a la inge­nie­ría gené­ti­ca y repro­duc­ti­va, y para ello , la poli­cía alla­nó simul­tá­nea­men­te cen­tros de tra­ba­jo y vivien­das de mili­tan­tes, requi­san­do pape­les y docu­men­ta­ción. Este inten­to falló y encon­tró una deci­di­da res­pues­ta .Las denun­cias por la actua­ción poli­cial y las mues­tras de soli­da­ri­dad obli­ga­ron a que el grue­so de muje­res fue­ran pues­tas en liber­tad. Pero nece­si­ta­ban jus­ti­fi­car su acción, para ello fue­ron las ele­gi­das Ingrid Strobl (de la RAF) y Ulla Pen­se­lin (de Muje­res con­tra la inge­nie­ría gené­ti­ca), a quie­nes acu­sa­ron de per­te­ne­cer a Rote Zora. La pre­sión en las calles, la soli­da­ri­dad que se exten­dió mas allá de las fron­te­ras de la RFA y la evi­den­te fal­ta de prue­bas obli­gó a la judi­ca­tu­ra a poner en liber­tad sin car­go­sa Ulla Pen­se­lin tras 8 meses de pri­sión gra­tui­ta. Ingrid tuvo un pro­lon­ga­do jui­cio, en cuyas vís­pe­ras se pro­du­jo una mani­fes­ta­ción en Esse en la que par­ti­ci­pa­ron 6000 per­so­nas exi­gien­do su liber­tad y con­tra el artícu­lo 129ª que per­mi­te la inco­mu­ni­ca­ción en la cárcel.

“Nues­tra expe­rien­cia es: para seguir sien­do incon­tro­la­bles y para pro­te­ger­nos de los ata­ques del esta­do, hace fal­ta una orga­ni­za­ción con­cre­ta. No pode­mos per­mi­tir­nos que se repi­tan en todos los gru­pos los mis­mos erro­res, Hay que tener estruc­tu­ras en las que se pue­da inter­cam­biar expe­rien­cias y cono­ci­mien­tos que sir­van al movimiento”.

Tan­to Rote Zora como las Célu­las Revo­lu­cio­na­rias tenían una estruc­tu­ra anti­au­to­ri­ta­ria y a la hora de tomar las deci­sio­nes para ele­gir los obje­ti­vos a ata­car se hacía de una mane­ra des­cen­tra­li­za­da. Tam­bién hicie­ron hin­ca­pié en que LAS ACCIONES VIOLENTAS SON SÓLO UNA PARTE DEL MOVIMIENTO REVOLUCIONARIO.

Tra­ba­ja­ban en exten­sas cam­pa­ñas lega­les y en cues­tio­nes socia­les que abar­ca­ban gran­des áreas a tra­vés de sus accio­nes vio­len­tas. Pero estas accio­nes no eran con­si­de­ra­das de mayor impor­tan­cia que el repar­tir pan­fle­tos, ir a mani­fes­ta­cio­nes, hacer sen­ta­das , publi­car perió­di­cos, crear con­cien­cia, ocu­par casas u orga­ni­zar huel­gas en el tra­ba­jo. “No tene­mos un sis­te­ma jerár­qui­co para ele­gir las accio­nes, Estruc­tu­rán­do­te en divi­sio­nes jerár­qui­cas colo­cas las accio­nes en una pers­pec­ti­va pri­vi­le­gia­da, lo que te hace [email protected] a pen­sar de una for­ma patriarcal”.(Cita de un miem­bro de RZ en una entre­vis­ta que apa­re­ció en Auto­no­mía, 1980). Al lado de RZ y Rote Zora exis­tie­ron diver­sos gru­pos autó­no­mos que eran com­po­nen­tes ínte­gros del movi­mien­to revo­lu­cio­na­rio del oes­te de Ale­ma­nia y de Ber­lín. La mayo­ría de estos gru­pos sur­gie­ron de los gran­des movi­mien­tos socia­les de los 80. Todas tra­ba­ja­ban inde­pen­dien­te­men­te unos de otros y edi­ta­ban infor­mes polí­ti­cos de sus accio­nes , tal como hicie­ron RZ y Rote Zora, pero en cam­bio, estos gru­pos no estu­vie­ron acti­vos mucho tiem­po. En 1986, en la cima de la resis­ten­cia con­tra la plan­ta nuclear en Wac­kers­dorf, miles de per­so­nas par­ti­ci­pa­ron en mani­fes­ta­cio­nes como par­te del movi­mien­to anti­nu­clear, Al mis­mo tiem­po, célu­las de mili­tan­tes autó­no­mas efec­tua­ron cien­tos de ata­ques con­tra cier­tas com­pa­ñías y cor­po­ra­cio­nes para denun­cias su com­pro­mi­so en la indus­tria anti­nu­clear. La acti­vi­dad mas popu­lar en este momen­to era car­gar­se las líneas de ener­gía eléc­tri­ca, que esta­ban direc­ta­men­te conec­ta­das alas plan­tas de ener­gía nuclear. Has­ta fina­les del verano de 1986 se con­ta­ron 178 aten­taos incen­dia­rios y 27 con explo­si­vos. Los daños cau­sa­dos ascen­die­ron a 700 millo­nes de ptas. Seis sema­nas des­pués los aten­taos suma­ban ya 236. Otros obje­ti­vos del ata­que difu­so han sido:

-Ban­cos sin dis­tin­ción, como poder fác­ti­co del estado.
‑Empre­sas del con­sor­cio pro­duc­tor de arma­men­tos (Daim­ler-Benz, Dos­sier, etc).
‑Líneas férreas por las que cir­cu­lan tras­por­tes de arma­men­to y muni­ción para las fuer­zas de la OTAN y mate­ria­les radiactivos.
‑Cen­tros de inves­ti­ga­ción (láser, gené­ti­ca) o de cálcu­lo, tan­to públi­cos como privados.
‑Ofi­ci­nas de los ser­vi­cios socia­les y seguridad.

Algu­nos de los gru­pos autó­no­mos agre­si­vos de este perio­do han sobre­vi­vi­do has­ta el día de hoy. Otros se han disuel­to o han tira­do por otra línea y han for­ma­do otros gru­pos. Con­ti­nua­ción pre­sen­ta­mos una lis­ta de algu­nos de ellos. Sería impo­si­ble nom­brar­les a todos:

-REVOLUTIONARE HANDWERKER: invo­lu­cra­das en accio­nes direc­tas con­tra las plan­tas nucleares.
‑ZORNIGE VIREN (Virus Rabio­so): el 2 de enero de 1989 ata­ca­ron el Gene Ins­ti­tu­te de la Uni­ver­si­dad de Darms­tadt, como denun­cia de la cola­bo­ra­ción empre­sas-uni­ver­si­dad en el cam­po de la tec­no­lo­gía gené­ti­ca, cau­san­do DM2,000,000 en daños.
‑AUTONOME ZELLEN ALOIS SONNENLEITNER (AS): célu­las autó­no­mas anti­nu­clea­res. Des­tru­ye­ron esca­va­do­ras , camio­nes y que­ma­ron loca­les de Hof­meis­ter AG ( la com­pa­ñía NPP). (Alois son­nen­leit­ner fue ase­si­na­do por la poli­cía en Wac­kers­dorf en 1986).
‑REVOLUTIONERE VIREN: luchan­do con­tra la tec­no­lo­gía gené­ti­ca, la gené­ti­ca apli­ca­da a per­so­nas y la biotecnología.
‑ANTI-RASSISTISCHE ZELLEN: lle­van­do a cabo accio­nes con­tra Shell.
‑KAMPFENDE EINHEITEN: célu­las anti­im­pe­ria­lis­tas que ata­ca­ban los com­ple­jos indus­tria­les de los mili­ta­res y aten­ta­ron con­tra la esqui­na de un edi­fi­cio de segu­ri­dad de la poli­cía. [email protected] de [email protected], Cres­po Cepa Galen­de, se auto­nom­bró mas tar­de gue­rri­lle­ro de ETA, que fue ase­si­na­do por las auto­ri­da­des españolas.

Las accio­nes mili­tan­tes de los gru­pos del oes­te de Ale­ma­nia y de Ber­lín reci­bie­ron un apo­yo muy difun­di­do por par­te de los movi­mien­tos mas gene­ra­li­za­dos de la zona, inclu­yen­do a algu­nas de las orga­ni­za­cio­nes mas libe­ra­les. RZ eran depen­dien­tes de los movi­mien­tos mas gran­des y tam­bién tra­ba­ja acti­va­men­te con ellos. A tra­vés de la pro­pa­gan­da mucha gen­te tomó con­cien­cia y sim­pa­ti­zó con las accio­nes que se esta­ban rea­li­zan­do. Por ejem­plo, Rote Zora con­si­guió un amplio apo­yo popu­lar por­que sus accio­nes atraían al masi­vo movi­mien­to femi­nis­ta que ya exis­tía en la RFA, don­de las publi­ca­cio­nes de la izquier­da y de las radi­ca­les lle­va­ban, des­de un tiem­po a esta par­te, tra­ba­jan­do para con­cien­ciar a la gen­te en temá­ti­cas como el sexis­mo, la opre­sión y explo­ta­ción de la mujer y sobre el dere­cho de la mujer de tener con­trol sobre su pro­pio cuer­po. Mien­tras que RZ no obtie­ne tan­to apo­yo como Rote Zora, en 1987 sim­pa­ti­zan­tes de RZ publi­can un libro Der Weg Zum Erfolg (“El camino para el éxi­to”), expli­can­do su polí­ti­ca, estra­te­gias y accio­nes. El libro tuvo tan­to éxi­to en las libre­rías radi­ca­les que en menos de una sema­na se ago­tó, la edi­ción com­ple­ta (alre­de­dor de 3000) se ven­dió. El alto gra­do de efec­ti­vi­dad en muchas de las accio­nes de Rote Zora y RZ pue­den tra­ba­jar al lado de las per­so­nas acti­vas en la lucha sin des­ve­lar su iden­ti­dad clan­des­ti­na. En su his­to­ria, sólo una mujer fue dete­ni­da como miem­bro de las Rote Zora, pero como no tenían prue­bas con­tra ella los car­gos fue­ron reti­ra­dos. No obs­tan­te RZ tuvo unas cuan­tas con­de­nas a lo lar­go de 16 años. Como el apo­yo a [email protected] [email protected] es una tarea impor­tan­te y que lle­va un mon­tón de tiem­po, la mayo­ría del tra­ba­jo lo rea­li­za­ban los gran­des movi­mien­tos, y así. Las RZ y Rote Zora podían con­ti­nuar con­tra la opre­sión de com­pa­ñía y cor­po­ra­cio­nes impe­ria­lis­tas. [email protected] [email protected] con­de­na­das a prisión:

Eric Prauss y Andrea Sie­ve­ring: acu­sa­das de ser miem­bros de la orga­ni­za­ción “terro­ris­ta” Frac­ción del Ejér­ci­to Rojo (RAF) que bom­bar­deó Dor­nier, una empre­sa de armas a la que cau­sa­ron 1,3 millo­nes de mar­cos en daños. Ambas fue­ron con­de­na­das a 9 años de pri­sión el 18 de enero de 1989.
Nor­bert Hom­feir, Bár­ba­ra Perau, Tho­mas Thoe­ne y Tho­mas Rich­ter: [email protected] de per­te­ne­cer a la RAF y de terro­ris­mo. En total su sen­ten­cia suma­ba 32 años el 20 de enero de 1989. El juez que dic­to sen­ten­cia (Arend) tam­bién con­deno a Ingrid Strolb. Hof­meier: 10 años, Perau: 9, Thoene:9, Rich­ter: 4.

En los dos jui­cios en los que se vie­ron invo­lu­cra­das las per­so­nas men­cio­na­das, el BAW (la Fis­ca­lía Fede­ral) y los jue­ces ale­gan­do que eran miem­bros de la RAF, pero que esta fue la fal­sa deman­da de la Cor­te para con­se­guir sen­ten­cias fir­mes. Ambos ata­ques, el que se pro­du­jo en Dor­nier y el de la esqui­na de un edi­fi­cio de segu­ri­dad de la poli­cía, fue­ron rei­vin­di­ca­dos por Kamp­fen­de Einhei­ten. Este gru­po tra­ba­ja­ba inde­pen­dien­te­men­te de la RAF. Pero des­de que la RAF fue defi­ni­da como una orga­ni­za­ción “terro­ris­ta” por el esta­do ser [email protected] como miem­bro aca­rrea­ba una sen­ten­cia mayor. Kamp­fen­de Einhei­ten no fue defi­ni­da como tal y por lo tan­to no sería expues­ta a una con­de­na mayor, así que el BAW y los jue­ces mon­ta­ron una crea­ción de toda la RAF (RAF-uni­da) y pro­cla­ma­ron que Kamp­fen­de Einhei­ten era una par­te de la RAF. En el jui­cio de Andrea y Eric, Eva- Hau­le Frim­pong, una pre­sa de la RAF, decla­ró que “en 4 años nadie de la RAF, excep­to yo mis­ma, ha sido dete­ni­da. [email protected] 12 cama­ra­das de la resis­ten­cia que supues­ta­men­te habían sido dete­ni­das des­de enton­ces ([email protected] 6 de Kie­ferns­tras­se y no [email protected] de Stutt­gard) no esta­ban orga­ni­za­das en la RAF.”(Declaración de Eva el 29 de noviem­bre de 1989).

Fritz Sto­rim: con­de­na­do a una año de pri­sión. Un pro­fe­sor acu­sa­do de apo­yar a la RAF. Supues­ta­men­te era miem­bro del perió­di­co autó­no­mo SABOT.


COMENTARIOS: Des­pués de esta lec­tu­ra pode­mos haber apren­di­do algu­nas cosas. Por ejem­plo, las accio­nes resul­tan mas efec­ti­vas cuan­do hay com­pren­sión popu­lar, por­que gene­ra su apo­yo y hay menor cola­bo­ra­ción ciu­da­da­na con la poli­cía, pues se entien­de el odio que se crea con­tra quie­nes tra­fi­can con nues­tras vidas. Ade­más, sin este enten­di­mien­to ¿esta­mos luchan­do des­de el pue­blo o como sus libe­ra­do­ras? (van­guar­diaagghh). Es impor­tan­te tener en cuen­ta el entorno que nos rodea. Qui­zás, la razón por la que muchas per­so­nas no entien­dan cier­tas for­mas de actuar sea por­que las noti­cias sólo les lle­gan por una vía: la del poder polí­ti­co-eco­nó­mi­co a tra­vés de sus mass-media, quie­nes son cons­cien­tes del poten­cial de la gen­te cuan­do toman las rien­das de sus pro­pias vidas, por ello inten­tan con­tro­lar­lo. Pero tam­bién sabe­mos que esta toma­du­ra de pelo se pro­du­ce, entre otros fac­to­res, ante la per­mi­si­vi­dad de quie­nes somos [email protected] por no suble­var­nos al sen­tir la auto­ri­dad sobre nues­tras pro­pias car­nes y men­tes. Cuan­do de pre­sen­tan alter­na­ti­vas y se adop­ta acti­tud crí­ti­ca ante lo que nos pre­sen­tan como natu­ral es cuan­do se des­ata la ira de las per­so­nas. Cuan­do cada [email protected] quie­re ser la pro­ta­go­nis­ta de su pro­pia vida. Me da igual que cier­ta gen­tu­za (perio­dis­tas, polí[email protected], [email protected], bea­tas, anti­abor­tis­tas, [email protected] gené[email protected], [email protected], policías…larga lis­ta de [email protected]) me cali­fi­quen de vio­len­ta, por­que lo soy. Lo soy cada vez que me vio­len­tan. Y segui­re­mos sién­do­lo mien­tras nos opri­man, coar­ten, mani­pu­len, cas­ti­guen, humi­llen, impon­gan, tra­fi­quen con vidas ani­ma­les y huma­nas… mien­tras haya quien se sien­ta con el dere­cho a deci­dir sobre mi pro­pia reali­dad. NO NOS CANSAREMOS DE ATACAR HASTA ACABAR CON ESTA GRAN MENTIRA… VAMOS A SER SU PEOR PESADILLA.

El obje­ti­vo de haber publi­ca­do este tex­to no es el de miti­fi­car ni ensal­zar la lucha de cier­tos gru­pos, sino el apren­der a tra­vés de sus prác­ti­cas y de su aná­li­sis. El pro­pó­si­to fun­da­men­tal es no olvi­dar, no per­der nun­ca la memo­ria y apren­der del pasa­do para no caer en los mis­mos erro­res y para for­mar­se en el empleo de cier­tos medios que han resul­ta­do efec­ti­vos en la lucha con­tra el capi­tal, del patriar­ca­do, de todo tipo de esta­dos y reli­gio­nes. La his­to­ria nos ofre­ce muchas expe­rien­cias de las que pode­mos sacar jugo para demo­ler la mise­ria de vida que nos quie­ren hacer tra­gar. Este tex­to es una tra­duc­ción de un libri­to lla­ma­do “A Hers­tory of the Revo­lu­tio­na­re Cells and Rote Zora: Armed Resis­tan­se in West Ger­many” publi­ca­do por Pira­te Press-Shef­field y amplia­do con el libro “Lucha arma­da en Euro­pa” de Peio Aier­be. No apor­ta nin­gu­na nove­dad, pero tra­ta de ser un libri­to acce­si­ble a todas las per­so­nas y cuya apor­ta­ción será des­ti­na­da a la lucha anar­quis­ta. Cada gru­po deci­di­rá en qué nece­si­ta emplear el dinero.

Anti‑C: Este libri­to pue­de ser foto­co­pia­do. Lo que impor­ta es que lo lea mucha gen­te, así que cuan­do lo leas pása­lo. Y si quie­res difun­dir algu­nos ejem­pla­res píde­los don­de hayas con­se­gui­do éste.

muje­res creativas

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Twitter
Facebook
Telegram

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *