Eguz­ki ante el 29‑m: parar para cues­tio­nar­nos el modo de vida y explo­ta­ción

EGUZKI, como par­te del movi­mien­to eco­lo­gis­ta y de la defen­sa del medio ambien­te, quie­re plan­tear una refle­xión ante la con­vo­ca­to­ria de huel­ga gene­ral del 29 de mar­zo. Refle­xión, que va más allá de los méto­dos de pro­duc­ción, ya que la base radi­ca en la actual for­ma de vida, en la que some­te­mos a nues­tra madre tie­rra a una con­ti­nua explo­ta­ción. Así, encon­tra­mos en este enfo­que social y medioam­bien­tal de la huel­ga gene­ral en Eus­kal Herria un momen­to y una opor­tu­ni­dad cla­ve para denun­ciar el injus­to mode­lo eco­nó­mi­co que nos ha lle­va­do a una cri­sis ambien­tal sin pre­ce­den­tes. Pero, este ejer­ci­cio de auto­aná­li­sis no debe limi­tar­se a un día rojo en nues­tro calen­da­rio, ya que las cues­tio­nes a ana­li­zar son lo sufi­cien­te­men­te impor­tan­tes para que una vez pasa­do este 29 de mar­zo, siga­mos en ello.


Cuan­do se habla de recor­tes socia­les, el movi­mien­to eco­lo­gis­ta denun­cia los cons­tan­tes atro­pe­llos al medio ambien­te y la sobre­ex­plo­ta­ción de los recur­sos en post del cre­ci­mien­to incon­tro­la­do. Se pri­man polí­ti­cas que bene­fi­cian a [email protected] [email protected] en vez de gene­rar polí­ti­cas estra­té­gi­cas que res­pe­ten a las per­so­nas y a los recur­sos natu­ra­les, que velen por la super­vi­ven­cia del pla­ne­ta. Estra­te­gias basa­das en la sos­te­ni­bi­li­dad, don­de lo ambien­tal y lo social ten­gan el peso que se mere­cen fren­te al cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co que nos lle­va a la cri­sis de valo­res y de dere­chos.
No solo esta­mos inmer­sos en una cri­sis eco­nó­mi­ca lo es tam­bién: de mode­lo de vida, de pro­duc­ción. cul­tu­ral y ambien­tal. Los gas­tos mili­ta­res, las ayu­das a la ban­ca, el des­pil­fa­rro de los recur­sos ener­gé­ti­cos y natu­ra­les de nues­tro entorno, la con­si­de­ra­ción de bie­nes o mate­rias pri­mas para su con­ver­sión, la explo­ta­ción del agua, del sue­lo, sub­sue­lo y de la fau­na y flo­ra etc. No son más que ejem­plos de un afán por la sobre­ex­plo­tar sin lími­tes, pese a los gran­des tra­ta­dos y decla­ra­cio­nes sobre el medio ambien­te, que como el Pro­to­co­lo de Kio­to, están sien­do incum­pli­dos con la dis­cul­pa del cre­ci­mien­to.
Cuan­do se plan­tea un dis­cur­so como la res­pues­ta sin­di­cal y social con­tra la libe­ra­li­za­ción de los mer­ca­dos y nue­vos recor­tes socia­les, la defen­sa de nues­tros recur­sos, de nues­tra cali­dad de vida, de nues­tro con­su­mo y de nues­tro medio ambien­te.
Debe­mos parar, si parar y refle­xio­nar para no ser [email protected] de la sobre­ex­plo­ta­ción para mejo­rar el agro con un mode­lo local de pro­duc­ción y con­su­mo de cali­dad, para recu­dir la movi­li­dad, las emi­sio­nes de car­bono, y nues­tra depen­den­cia median­te sofis­ti­ca­dos méto­dos de escla­vi­tud tele­má­ti­ca.
El movi­mien­to eco­lo­gis­ta no pue­de per­ma­ne­cer al mar­gen de esta pro­ble­má­ti­ca y de la nece­si­dad de movi­li­zar­se en defen­sa de otro mode­lo eco­nó­mi­co y otras polí­ti­cas, como lo ha hecho siem­pre.
Por todas estas razo­nes, des­de EGUZKI mani­fes­ta­mos nues­tra con­vic­ción y volun­tad a parar y refle­xio­nar antes, duran­te y des­pués del día 29 de mar­zo, sobre las polí­ti­cas socia­les y labo­ra­les que están dan­do prio­ri­dad a un mode­lo eco­nó­mi­co que atien­de a los intere­ses de una mino­ría selec­ta. Este paso, es nece­sa­rio para cons­truir otro mode­lo posi­ble y nece­sa­rio, de socie­dad res­pe­tuo­sa con los recur­sos, con las per­so­nas y con los dere­chos socia­les y labo­ra­les. Para que lo cons­tru­ya­mos entre todos y todas, es pre­ci­so refle­xio­nar y parar.

26 de mar­zo del 2012

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *