Entre­vis­ta con el eco­no­mis­ta cubano José Luis Rodrí­guez Gar­cía- Iade​.org

Cuan­do empie­za el “ perío­do espe­cial” , sobre todo a par­tir de 1993, se abre un régi­men dual, con cir­cu­la­ción de divi­sas y una mone­da nacio­nal depre­cia­da. Lógi­ca­men­te, se abre un espa­cio impor­tan­te de dife­ren­cia en la pobla­ción, a par­tir de que un sec­tor acce­de a recur­sos mayo­res que el res­to. Cuan­do esto se adop­tó, apro­xi­ma­da­men­te en 1993, se cal­cu­la­ba que un 10% de la pobla­ción tenía acce­so al dólar.

Esta medi­da se toma por­que la ausen­cia de divi­sas en el país hacía nece­sa­rio garan­ti­zar algu­na for­ma de ingre­so a la balan­za de pagos, fun­da­men­tal­men­te incen­ti­van­do la inver­sión extran­je­ra y per­mi­tien­do la entra­da de divi­sas sin la obli­ga­ción de cam­biar­las por una mone­da nacio­nal que se esta­ba depre­cian­do. Esto fue un fac­tor indu­da­ble de impul­so a la inver­sión extran­je­ra, una medi­da indis­pen­sa­ble, y por otro lado per­mi­tía ate­nuar la caí­da de ingre­sos a una par­te de la pobla­ción.

El Esta­do se apro­pia­ba de una par­te de ese ingre­so, no por la vía direc­ta sino por la comer­cial. Se crea­ron las tien­das en divi­sas y con un impues­to sobre las ven­tas el Esta­do tenía una par­te de ese ingre­so, que des­de un pri­mer momen­to fue rela­ti­va­men­te impor­tan­te. Hay divi­sas que no se con­ta­bi­li­zan por ser trans­por­ta­das por per­so­nas.

No sue­len uti­li­zar­se meca­nis­mos ban­ca­rios ‑que no están prohi­bi­dos- dado los altos cos­tos que supo­nen (por ejem­plo, la Wes­tern Union fun­cio­na, cobran­do un 30% por un giro de Esta­dos Uni­dos a Cuba). Las per­so­nas que via­jan a Cuba lle­van ese dine­ro con­si­go, y el Esta­do nun­ca tra­tó de ejer­cer un con­trol sobre ese flu­jo, sino que lo per­mi­tió y lue­go tra­tó de recu­pe­rar­lo por la vía comer­cial.

Leer entre­vis­ta com­ple­ta [PDF]

www​.iade​.org​.ar

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *