La his­to­ria de las Rote Zora y de las célu­las revo­lu­cio­na­rias- Muje­res Crea­ti­vas

Para encua­drar está rápi­da bati­da por la his­to­ria de estos dos gru­pos arma­dos ale­ma­nes no debe­mos olvi­dar que, su acti­vi­dad se pro­du­ce en un con­tex­to con unas carac­te­rís­ti­cas muy con­cre­tas. Un pun­to de par­ti­da podría ser la opo­si­ción que se va crean­do con­tra una pro­gre­si­va dere­chi­za­ción del sis­te­ma polí­ti­co ale­mán gober­na­do por los demo­cris­tia­nos, cuyo pun­to álgi­do será el pro­yec­to de leyes de emer­gen­cia ela­bo­ra­do en 1960, que supo­nía una gran res­tric­ción de dere­chos y liber­ta­des. Otros fac­to­res que tam­bién influ­yen y dan ambien­te son: la nume­ro­sa pre­sen­cia en sue­lo ale­mán de inmi­gran­tes y, par­ti­cu­lar­men­te, de [email protected] de los paí­ses super­ex­plo­ta­dos; la polí­ti­ca refor­mis­ta de cier­tos sec­to­res (SPD); la pro­tes­ta, estu­dian­til prin­ci­pal­men­te, con­tra el impe­ria­lis­mo; la lucha con­tra la agre­sión yan­ki en Viet­nam y la par­ti­ci­pa­ción ale­ma­na en ésta.

De este modo se va cris­ta­li­zan­do la nece­si­dad de adop­tar for­mas de lucha vio­len­tas por los sec­to­res mas rádi­ca­les. Es decir, que es en los años 60 cuan­do se pro­du­ce la evo­lu­ción ideo­ló­gi­ca y polí­ti­ca de quie­nes en los 70 impul­sa­ran diver­sas orga­ni­za­cio­nes que prac­ti­quen la lucha arma­da; como el Movi­mien­to 2 de Junio, cuyas siglas serán las pri­me­ras que rei­vin­di­quen accio­nes vio­len­tas segui­das de la RAF (Frac­ción del Ejér­ci­to Rojo). En este pano­ra­ma se encuen­tra el movi­mien­to autó­no­mo, no es un con­jun­to de movi­mien­tos estruc­tu­ra­dos, sino mas bien un con­jun­to de gen­tes, colec­ti­vos , con carac­te­rís­ti­cas comu­nes, aun­que en algu­nos casos con­tra­dic­to­rias. Se con­si­de­ran anti­je­rár­qui­cas y con­tra­rias al dele­ga­cio­nis­mo, tie­nen una fuer­te sen­si­bi­li­dad inter­na­cio­na­lis­ta y anti­im­pe­ria­lis­ta, son anti­es­ta­ta­les y anti­cons­ti­tu­cio­na­les, por lo que cri­ti­can cual­quier polí­ti­ca de nego­cia­ción con el esta­do y sus secua­ces, y su legi­ti­ma­ción de la vio­len­cia revo­lu­cio­na­ria les lle­va a prac­ti­car lo que a [email protected] lla­man accio­nes mili­tan­tes, diri­gi­das con­tra res­pon­sa­bles de la opre­sión y de la expo­ta­ción.

Todo este entra­ma­do no solo en la crea­ción, sino tam­bién en la evo­lu­ción de las REVOLUTIOARE ZELLEN-RZ se defi­nen anti­ca­pi­ta­lis­ta, anti­pa­triar­ca­les, anti­es­ta­ta­les e inter­na­cio­na­lis­tas. Emplean cate­go­rías mar­xis­tas a la hora de ana­li­zar la socie­dad, así como ten­drán una cons­tan­te refle­xión en torno a la auto­ges­tión.

En una pri­me­ra épo­ca cola­bo­ran acti­va­men­te con las accio­nes arma­das de los gru­pos gue­rri­lle­ros pales­ti­nos en Euro­pa. Tras esta pri­me­ra fase su acti­vi­dad ha teni­do un con­te­ni­do esta­ble en cuan­to a obje­ti­vos pro­pios de la movi­da ale­ma­na y que les dife­ren­cia cla­ra­men­te de la RAF. Para las RZ se tra­ta de acu­mu­lar en el terreno de las luchas de masas y en esa pers­pec­ti­va a de mover­se su lucha arma­da. De ahí su preo­cu­pa­ción por inser­tar sus accio­nes arma­das en aque­llos obje­ti­vos que cen­tran hoy la acti­vi­dad de los sec­to­res radi­ca­les en los movi­mien­tos de masas. Por lo que sus accio­nes han ido diri­gi­das en soli­da­ri­dad con los mine­ros bri­tá­ni­cos en huel­ga y con­tra: la repre­sión des­ata­da de las refu­gia­das , los cen­tros de inves­ti­ga­ción y mani­pu­la­ción gené­ti­ca, la polí­ti­ca de exter­mi­nio de [email protected] polí[email protected] en las cár­ce­les de Ale­ma­nia, la opre­sión y explo­ta­ción sexual de las muje­res, la indus­tria nuclear, el des­plie­gue de loa Pershing y de las ins­ta­la­cio­nes yan­kis, los tra­ba­jos infor­má­ti­cos para cen­sar y fichar a la pobla­ción, etc. Para sus ata­ques emplean un gra­do de vio­len­cia deter­mi­na­da. Lo habi­tual con­sis­te en ata­car obje­ti­vos e ins­ta­la­cio­nes y muy pocas veces a per­so­nas. Cuan­do lo han hecho han tra­ta­do de evi­tar la muer­te y tan solo ocu­rrió una vez, en 1980 con el minis­tro Her­bert Karr. Aun­que éste sea su esti­lo, no impli­ca que entien­dan como erró­nea cual­quier acción mor­tal, sino que he de hacer­se en base a unos requi­si­tos. Una de sus mayo­res preo­cu­pa­cio­nes es evi­tar la pro­fe­sio­na­li­za­ción de quien par­ti­ci­pa en la acti­vi­dad arma­da que obtu­vo buen resul­ta­do pues tan sólo 2 per­so­nas de las inte­gran­tes han cum­pli­do cár­cel y hoy están en liber­tad. En este sen­ti­do agi­tan a favor de que la uti­li­za­ción de estos méto­dos pue­den rea­li­zar­se sin gran espe­cia­li­za­ción y difun­den manua­les sobre cómo hacer­lo.

El tipo de orga­ni­za­ción y fun­cio­na­mien­to es tam­bién algo que no com­par­ten con la RAF, a quien ven como una orga­ni­za­ción exce­si­va­men­te estruc­tu­ra­da y cen­tra­li­za­da , rei­vin­di­can­do un fun­cio­na­mien­to con mayor auto­no­mía entre los gru­pos que lo com­po­nen.

Apa­re­cen por pri­me­ra vez en un ata­que con­tra ITT en la Ale­ma­nia del oes­te (Repu­bli­ca Fede­ral Ale­ma­na- RFA), para des­en­mas­ca­rar la par­ti­ci­pa­ción de esta cor­po­ra­ción mul­ti­na­cio­nal en el régi­men mili­tar de Pino­chet en Chi­le.

En la pri­me­ra dis­tri­bu­ción de Rabia Revo­lu­cio­na­ria (Revo­lu­tio­na­rer Zorn) las RZ divi­die­ron sus accio­nes en tres cate­go­rías prin­ci­pa­les:

Accio­nes anti­im­pe­ria­lis­tas.
Accio­nes con­tra sucur­sa­les, esta­ble­ci­mien­tos, y cóm­pli­ces del Sio­nis­mo en la Repú­bli­ca Fede­ral de Ale­ma­nia.
Accio­nes apo­yan­do las luchas de la cla­se tra­ba­ja­do­ra, de las muje­res, de [email protected] jove­nes, y ata­can­do y cas­ti­gan­do a sus [email protected]

Esta divi­sión temá­ti­ca se uti­li­zó en los años siguien­tes. Una Célu­la Revo­lu­cio­na­ria pasa­ba a con­ver­tir­se en diver­sas Célu­las Revo­lu­cio­na­rias. Mas tar­de, en los últi­mos años de los 70, las accio­nes de quie­nes mili­ta­ban en RZ tam­bién for­ma­ron par­te del movi­mien­to anti­nu­clear, (en un momen­to en el que miles de per­so­nas mar­cha­ban con­tra el poder nuclear y con­tra la reela­bo­ra­ción de plan­tas en Kal­kar, Wyhl, Gober­lan y Brok­dorf) y del movi­mien­to de Oes­te anti­fu­gi­ti­vo ( Anti-Star­bahn 18 West-Bewe­gung) en la zona del Río Rhin. En este con­tex­to, fue cuan­do lle­va­ron a cabo un ata­que con­tra el minis­tro de eco­no­mía y tras­por­te, Her­bert Karr, al que le dis­pa­ra­ron un tiro en la rodi­lla y le sobre­vino un ata­que car­día­co el 11 de mayo de 1981. Tras este acon­te­ci­mien­to las RZ lan­zan un comu­ni­ca­do a la calle en el que expli­ca­ban el moti­vo de su actua­ción. El tex­to de sep­tiem­bre decía entre otras cosas: “La jus­ti­cia no es anó­ni­ma, tie­ne nom­bres y ape­lli­dos” dijo Brecht. […]

Tor­tu­ra­do­res, poli­cías, jefes terro­ris­tas de la admi­nis­tra­ción son blan­cos con­cre­tos hacia los que diri­gir el odio de cla­se , pero en el caso de los tri­bu­na­les no apa­re­cen físi­ca­men­te pre­sen­tes sino difu­mi­na­dos tras sus ins­ti­tu­cio­nes, ritua­les y mis­ti­fi­ca­cio­nes.

Los tiros en la rodi­lla a este juez tie­nen por fina­li­dad dar nom­bre, cara y cuer­po a esta injus­ti­cia invi­si­ble. Estos tiros deben mar­car­le de dos mane­ras: físi­ca­men­te y sopor­tan­do un sufri­mien­to que le mar­que como per­so­na. Y polí­ti­ca­men­te. Deben seña­lar­le ante la opi­nión públi­ca como el prin­ci­pal res­pon­sa­ble de la repre­sión judi­cial con­tra las víc­ti­mas de la polí­ti­ca impe­ria­lis­ta. Que­re­mos aca­bar con este ámbi­to de poder por el que se sien­ta pro­te­gi­do. Y que­re­mos des­truir su carre­ra por qué no. Quien fue [email protected] en su ámbi­to de poder y quien fue [email protected] por la gue­rri­lla es mira­do con rece­lo por su pro­pia cla­se y se con­vier­te en una peno­sa car­ga para [email protected] Esta mis­ma cla­se se encar­ga­rá de arrui­nar­lo pro­fe­sio­nal y polí­ti­ca­men­te.

[…] La legi­ti­ma­ción de un ase­si­na­to polí­ti­co, tie­ne que mos­trar­se en su efec­to direc­to sobre los enfren­ta­mien­tos e cla­se, y no pue­de redu­cir­se úni­ca­men­te a la bata­lla con­tra en enemi­go.

[…] Una gue­rri­lla que actúa con­tra las leyes de la res­pon­sa­bi­li­dad y la moral polí­ti­ca, que pier­de sus escrú­pu­los- los cua­les son lo impor­tan­te que dife­ren­cia a los hom­bres y muje­res revo­lu­cio­na­rias del enemi­go de clase‑, “una tal gue­rri­lla pone en jue­go y pier­de así su cré­di­to y sus ideas: luchar con el pue­blo en la lucha de cla­ses, en la que se ven los obje­ti­vos de una socie­dad libre, igua­li­ta­ria y huma­na.” En los últi­mos tres años de RZ con­cen­tra­ron sus accio­nes en la polí­ti­ca de refu­gia­das y de extran­je­ría que se esta­ba lle­van­do en Ale­ma­nia del oes­te. “Que­re­mos con­tri­buir a reco­brar un anti­im­pe­ria­lis­mo con­cre­to en la RFA… Anti­im­pe­ria­lis­mo no sólo sig­ni­fi­ca ata­ques en el com­ple­jo indus­trial mili­tar y es mas que tan sólo soli­da­ri­dad con los movi­mien­tos de soli­da­ri­dad de libe­ra­ción a nivel inter­na­cio­nal”. (Cita de Rabia Revo­lu­cio­na­ria, octu­bre de 1986). Accio­nes como por ejem­plo una que se pro­du­jo en el Cen­tral de Inmi­gra­ción de la Poli­cía en el oes­te e Ber­lín ) demues­tran la ampli­tud de esta línea de mili­tan­cia. Mien­tras quie­nes son [email protected] son res­pon­sa­bles de las polí­ti­cas racis­tas de refu­gia­dos de la RFA y en el Ber­lín del oes­te, la inten­ción de los ata­ques con­tra ins­ti­tu­cio­nes cuyos docu­men­tos, fechas y archi­vos están sien­do des­trui­dos es alcan­zar un espa­cio que no este con­tro­la­do o regu­la­do por el esta­do. “Pero nues­tras accio­nes resul­ta­ran inefi­ca­ces sino con­tri­bu­yen al desa­rro­llo de una nue­va eta­pa del anti­im­pe­ria­lis­mo sin la izquier­da radi­cal.”

El gru­po de gue­rri­lla urba­na Rote Zora, Zora la Roja, esta­ba com­pues­to por mili­tan­tes femi­nis­tas y anti­pa­triar­ca­les, que tra­ba­ja­ban autó­no­ma­men­te de las RZ, con quie­nes com­par­tían siglas, ideo­lo­gía, obje­ti­vos, tipo de estruc­tu­ra orga­ni­za­ti­va y méto­dos y don­de algu­nas muje­res seguían mili­tan­do. For­ma­ban estruc­tu­ras ile­ga­les, redes incon­tro­la­bles para el esta­do. Este gru­po efec­túo en 1974 el pri­mer ata­que con explo­si­vo de alta poten­cia con­tra la Cor­te Fede­ral y Cons­ti­tu­cio­nal en Karls­ruhe, des­pués de que hubie­ran anu­la­do la refor­ma de la ley del abor­to. La ley incluía un párra­fo (Par.218) con­tra la libre elec­ción del abor­to, que sólo se per­mi­ti­rá en cier­tos casos. Natu­ral­men­te las muje­res deman­da­ban la libre elec­ción del abor­to, como un dere­cho de auto­de­ter­mi­na­ción sobre sus pro­pios cuer­pos. “En la noche de Wal­pur­gis de 1977 hici­mos explo­tar una Cáma­ra de Médi­cos, por que des­de allí inten­ta­ron ani­qui­lar esta mini-refor­ma con todas las medi­das posi­bles”.

La influen­cia de los movi­mien­tos femi­nis­tas en la RFA a fina­les de los 70 no pro­vo­co tras­for­ma­cio­nes pro­fun­das en la socie­dad, pero hizo des­per­tar la con­cien­cia y las ener­gías de muchas muje­res por la nece­si­dad de luchar. “Las muje­res siem­pre for­ma­ban par­te en los gru­pos arma­dos. De algu­na mane­ra su par­ti­ci­pa­ción se fre­nó.

Pero los tiem­pos están cam­bian­do… gru­pos de muje­res sub­ver­si­vas como Rote Zora exis­ten, de hecho toda­vía hay pocos, pero inclu­so eso cambiará.”-“Rote Zora y su ban­da” es el títu­lo de un libro, en el que una chi­ca roba a los ricos para rega­lár­se­lo a las gen­tes pobres. “No que­re­mos nin­gu­na divi­sión del tra­ba­jo de tipo izquier­da según el lema: las muje­res res­pon­sa­bles para los asun­tos femi­nis­tas y los hom­bres res­pon­sa­bles de los asun­tos polí­ti­cos en gene­ral. No per­mi­ti­mos que se nos qui­te la res­pon­sa­bi­li­dad de cam­biar nues­tra vida. Por eso ata­ca­mos el coche de Kaus­sen, espe­cu­la­dor de vivien­das y res­pon­sa­ble de una serie de des­alo­jos bru­ta­les.” Una de sus pos­tu­ras ideo­ló­gi­cas era: “No que­re­mos que las muje­res ocu­pen fun­cio­nes de hom­bres y recha­za­mos a aque­llas muje­res que inten­tan hacer carre­ra den­tro de estruc­tu­ras patriar­ca­les, camu­flán­do­se con la lucha femi­nis­ta”. “Fal­ta un com­pro­mi­so de recha­zo ante la polí­ti­ca esta­tal. Siem­pre se exclu­yó la cues­tión de cla­se, las dife­ren­cias socia­les entre las muje­res, se las negó con el argu­men­to de la igual­dad de la explo­ta­ción sexual.” (Citas de la entre­vis­ta a Rote Zora publi­ca­da en la revis­ta feme­ni­na EMMA).

Rote Zora ata­ca pre­do­mi­nan­te­men­te ins­ti­tu­cio­nes y com­pa­ñías patriar­ca­les, y per­so­nas repre­sen­ta­ti­vas y que cons­tru­yen una socie­dad mas­cu­li­na y sexis­ta, la cual opri­me y explo­ta uni­ver­sal­men­te a las muje­res. Hacen cam­pa­ñas con­tra: mer­ca­de­res del porno, sex-shop, explo­ta­do­res y tra­fi­can­tes inter­na­cio­na­les de muje­res ( per­so­nas que se bene­fi­cian impor­tan­do a las muje­res asiá­ti­cas para casar­las con los hom­bres de la Ale­ma­nia del oes­te), doctores/​as que hacen este­ri­li­za­cio­nes for­zo­sas, el gre­mio médi­co (“vemos el Gre­mio Fede­ral de Doc­to­res como expo­nen­tes de vio­la­ción de las trin­che­ras blan­cas”), com­pa­ñía de dro­gas ( Sche­ring pro­du­jo naci­mien­tos defec­tuo­sos cau­sa­dos por la pas­ti­lla Duogy­non) , cen­tros de inves­ti­ga­ción y mani­pu­la­ción gené­ti­ca y tam­bién com­pa­ñías infor­má­ti­cas como Nix­dorf y la mul­ti­na­cio­nal Sie­mens, que inten­ta abrir nue­vos cam­pos a tra­vés del desa­rro­llo de las nue­vas tec­no­lo­gías del poder, por la pro­duc­ción arma­men­tís­ti­ca y las medi­das de con­tra­in­sur­gen­cia, cada vez mas sofis­ti­ca­das, cada vez mas suti­les. “Para noso­tras estas empre­sas tie­nen un papel van­guar­dia en la rees­truc­tu­ra­ción del pro­ce­so de tra­ba­jo en el mun­do ente­ro y sobre­to­do a cos­ta de las muje­res”. Fue­ron muy popu­la­res las reim­pre­sio­nes ile­ga­les de bille­tes de auto­bu­ses y tran­vías. “ Sabe­mos que este ´esta­do nor­mal´ va uni­do a la fal­ta de resis­ten­cia mili­tan­te. Esta opre­sión se hace visi­ble por la resis­ten­cia. Por eso sabo­tea­mos, nos ven­ga­mos por la vio­len­cia sufri­da y por la situa­ción humi­lla­da, a tra­vés de los ata­ques con­tra los res­pon­sa­bles”. “¿Por qué no tie­ne un efec­to inti­mi­da­to­rio el tra­fi­car con muje­res, sino que­mar el coche del tra­fi­can­te?. En el fon­do, pen­sar así es haber acep­ta­do que la vio­len­cia ejer­ci­da por la socie­dad es legí­ti­ma, ¡mien­tras que una resis­ten­cia ade­cua­da inti­mi­da­ría!. Es posi­ble que inti­mi­de, que asus­te a [email protected] que cues­tio­na­mos lo que pare­ce natu­ral; que estén asus­ta­das tam­bién muchas muje­res a las que des­de peque­ñas les han ense­ña­do un com­por­ta­mien­to pasi­vo, de víc­ti­ma, al ver­se con­fron­ta­das con que las MUJERES NO SON VÍCTIMAS NI PACIFISTAS. Eso es un hecho, lla­ma a decir algo. Las muje­res que con rabia sufren su inca­pa­ci­dad indi­vi­dual si se iden­ti­fi­can con nues­tras accio­nes. De la mis­ma mane­ra que un acto vio­len­to con­tra una úni­ca mujer crea un cli­ma de ame­na­za con­tra todas, nues­tras accio­nes- aun­que estás diri­gi­das con­tra unos res­pon­sa­bles- con­tri­bu­yen a crear un cli­ma de con­cien­cia: LA RESISTENCIA ES POSIBLE”.

“Nues­tro sue­ño es que en todos los sitios se for­men peque­ñas ban­das; que en cada ciu­dad el vio­la­dor, el nego­cian­te de por­no­gra­fía, el gine­có­lo­go repug­nan­te, etc, ten­gan mie­do ante su des­en­mas­ca­ra­mien­to, ante un ata­que, ante la denun­cia públi­ca, etc.” En casos ais­la­dos Rote Zora y RZ tra­ba­ja­ron jun­tas, como fue en el escri­to de una crí­ti­ca al movi­mien­to paci­fis­ta de 1984. En este tex­to le cri­ti­ca­ban por ser un movi­mien­to bur­gués con una visión apo­ca­líp­ti­ca. Rote Zora y RZ dije­ron que el error mas gran­de del movi­mien­to paci­fis­ta era con­cen­trar su meta polí­ti­ca sólo en pre­ser­var la paz en las metró­po­lis en lugar de dis­cu­tir en con­tex­to impe­ria­lis­ta entre arma­men­to y cri­sis, la mise­ria y la reduc­ción de lo social en los paí­ses super­ex­plo­ta­dos, el sexis­mo y el racis­mo. Des­de prin­ci­pios de los 70 RZ y Rote Zora empren­die­ron alre­de­dor de 200 accio­nes. La cam­pa­ña de ata­ques mas exi­to­sa y com­pren­di­da de las que hubo has­ta enton­ces por par­te de las Rote Zora fue, la colo­ca­ción de bom­bas en 11 depen­den­cias de Adler Cor­po­ra­tion, una de las com­pa­ñías ale­ma­nas mas gran­des de ropa manu­fac­tu­ra­da que ven­dían ropa reba­ja­da en la RFA, pro­du­ci­das por muje­res infra­re­mu­ne­ra­das de fábri­cas de Corea del Sur y Sri Lan­ka. “La tra­ba­ja­do­ras de Adler de Corea del Sur luchan con­tra la explo­ta­ción de su capa­ci­dad de tra­ba­jo y están pre­sio­nan­do fuer­te en la lucha con­tra el sexis­mo dia­rio. Lla­ma­ron para pedir apo­yo a RFA en su lucha. Estos ata­ques se pro­du­je­ron en 1978 y cau­sa­ron daños mayo­res a los 35 millo­nes de mar­cos. Un paso ade­lan­te ha sido que se ha dado a cono­cer la vida mise­ra­ble de estas muje­res y de sus con­di­cio­nes de tra­ba­jo en los cen­tros de pro­duc­ción de tres con­ti­nen­tes y espe­cial­men­te en los de Corea del Sur y en Sri Lan­ka, que empe­za­ron a ser amplia­men­te cono­ci­dos a tra­vés de pan­fle­tos, suce­sos y accio­nes en fren­te de cen­tros de ven­ta de Adler. En estas accio­nes el anti­im­pe­ria­lis­mo pue­de ser prác­ti­co.” ( Cita de las Rote Zora en su decla­ra­ción de Adler).

En una decla­ra­ción pos­te­rior con­cre­ti­za­ron de nue­vo que los sabo­ta­jes era la estra­te­gia correc­ta. Se aumen­tó la con­cien­cia de la gen­te median­te las accio­nes en folle­tos orga­ni­za­dos por gru­pos lega­les de dis­tin­tos movi­mien­tos popu­la­res (Terre des Fem­mes). Así que el tra­ba­jo de pre­pa­ra­ción-ambien­ta­ción ya esta­ba hecho. Las muje­res de Corea del Sur toma­ron el con­trol y defen­die­ron su pro­pia situa­ción. “Se pusie­ron en huel­ga para pro­tes­tar por los sala­rios tan bajos que tenían, el incum­pli­mien­to de leyes, las con­di­cio­nes deplo­ra­bles de tra­ba­jo y por el sexis­mo bru­tal de los capa­ta­ces ale­ma­nes.” De esta mane­ra la lucha en Corea y en Ale­ma­nia fue com­pa­ti­ble. “No esta­mos luchan­do por las muje­res del Ter­cer Mun­do, esta­mos luchan­do a su lado, cos­ta­do con cos­ta­do, lucha­mos con­tra la explo­ta­ción de la mujer como mer­can­cía”. Con lo que que­dan defi­ni­da la lucha con­tra el impe­ria­lis­mo de Rote Zora.

En 1987, cuan­do Rote Zora y un gru­po para­le­lo de la Ale­ma­nia del oes­te: las Ama­zo­nas, que maron 10 cen­tros comer­cia­les de Adler alo lar­go de la RFA, cau­san­do millo­nes de dóla­res en daños, Adler se vio for­za­do a satis­fa­cer las deman­das de las tra­ba­ja­do­ras. Rote Zora y las ama­zo­nas demos­tra­ron que la resis­ten­cia vio­len­ta pue­de ser muy efec­ti­va. A fina­les de ese mis­mo año, inten­tan cri­mi­na­li­zar a los gru­pos de muje­res que impul­san la opo­si­ción a las inves­ti­ga­cio­nes en torno a la inge­nie­ría gené­ti­ca y repro­duc­ti­va, y para ello , la poli­cía alla­nó simul­tá­nea­men­te cen­tros de tra­ba­jo y vivien­das de mili­tan­tes, requi­san­do pape­les y docu­men­ta­ción. Este inten­to falló y encon­tró una deci­di­da res­pues­ta .Las denun­cias por la actua­ción poli­cial y las mues­tras de soli­da­ri­dad obli­ga­ron a que el grue­so de muje­res fue­ran pues­tas en liber­tad. Pero nece­si­ta­ban jus­ti­fi­car su acción, para ello fue­ron las ele­gi­das Ingrid Strobl (de la RAF) y Ulla Pen­se­lin (de Muje­res con­tra la inge­nie­ría gené­ti­ca), a quie­nes acu­sa­ron de per­te­ne­cer a Rote Zora. La pre­sión en las calles, la soli­da­ri­dad que se exten­dió mas allá de las fron­te­ras de la RFA y la evi­den­te fal­ta de prue­bas obli­gó a la judi­ca­tu­ra a poner en liber­tad sin car­go­sa Ulla Pen­se­lin tras 8 meses de pri­sión gra­tui­ta. Ingrid tuvo un pro­lon­ga­do jui­cio, en cuyas vís­pe­ras se pro­du­jo una mani­fes­ta­ción en Esse en la que par­ti­ci­pa­ron 6000 per­so­nas exi­gien­do su liber­tad y con­tra el artícu­lo 129ª que per­mi­te la inco­mu­ni­ca­ción en la cár­cel.

“Nues­tra expe­rien­cia es: para seguir sien­do incon­tro­la­bles y para pro­te­ger­nos de los ata­ques del esta­do, hace fal­ta una orga­ni­za­ción con­cre­ta. No pode­mos per­mi­tir­nos que se repi­tan en todos los gru­pos los mis­mos erro­res, Hay que tener estruc­tu­ras en las que se pue­da inter­cam­biar expe­rien­cias y cono­ci­mien­tos que sir­van al movi­mien­to”.

Tan­to Rote Zora como las Célu­las Revo­lu­cio­na­rias tenían una estruc­tu­ra anti­au­to­ri­ta­ria y a la hora de tomar las deci­sio­nes para ele­gir los obje­ti­vos a ata­car se hacía de una mane­ra des­cen­tra­li­za­da. Tam­bién hicie­ron hin­ca­pié en que LAS ACCIONES VIOLENTAS SON SÓLO UNA PARTE DEL MOVIMIENTO REVOLUCIONARIO.

Tra­ba­ja­ban en exten­sas cam­pa­ñas lega­les y en cues­tio­nes socia­les que abar­ca­ban gran­des áreas a tra­vés de sus accio­nes vio­len­tas. Pero estas accio­nes no eran con­si­de­ra­das de mayor impor­tan­cia que el repar­tir pan­fle­tos, ir a mani­fes­ta­cio­nes, hacer sen­ta­das , publi­car perió­di­cos, crear con­cien­cia, ocu­par casas u orga­ni­zar huel­gas en el tra­ba­jo. “No tene­mos un sis­te­ma jerár­qui­co para ele­gir las accio­nes, Estruc­tu­rán­do­te en divi­sio­nes jerár­qui­cas colo­cas las accio­nes en una pers­pec­ti­va pri­vi­le­gia­da, lo que te hace [email protected] a pen­sar de una for­ma patriarcal”.(Cita de un miem­bro de RZ en una entre­vis­ta que apa­re­ció en Auto­no­mía, 1980). Al lado de RZ y Rote Zora exis­tie­ron diver­sos gru­pos autó­no­mos que eran com­po­nen­tes ínte­gros del movi­mien­to revo­lu­cio­na­rio del oes­te de Ale­ma­nia y de Ber­lín. La mayo­ría de estos gru­pos sur­gie­ron de los gran­des movi­mien­tos socia­les de los 80. Todas tra­ba­ja­ban inde­pen­dien­te­men­te unos de otros y edi­ta­ban infor­mes polí­ti­cos de sus accio­nes , tal como hicie­ron RZ y Rote Zora, pero en cam­bio, estos gru­pos no estu­vie­ron acti­vos mucho tiem­po. En 1986, en la cima de la resis­ten­cia con­tra la plan­ta nuclear en Wac­kers­dorf, miles de per­so­nas par­ti­ci­pa­ron en mani­fes­ta­cio­nes como par­te del movi­mien­to anti­nu­clear, Al mis­mo tiem­po, célu­las de mili­tan­tes autó­no­mas efec­tua­ron cien­tos de ata­ques con­tra cier­tas com­pa­ñías y cor­po­ra­cio­nes para denun­cias su com­pro­mi­so en la indus­tria anti­nu­clear. La acti­vi­dad mas popu­lar en este momen­to era car­gar­se las líneas de ener­gía eléc­tri­ca, que esta­ban direc­ta­men­te conec­ta­das alas plan­tas de ener­gía nuclear. Has­ta fina­les del verano de 1986 se con­ta­ron 178 aten­taos incen­dia­rios y 27 con explo­si­vos. Los daños cau­sa­dos ascen­die­ron a 700 millo­nes de ptas. Seis sema­nas des­pués los aten­taos suma­ban ya 236. Otros obje­ti­vos del ata­que difu­so han sido:

-Ban­cos sin dis­tin­ción, como poder fác­ti­co del esta­do.
‑Empre­sas del con­sor­cio pro­duc­tor de arma­men­tos (Daim­ler-Benz, Dos­sier, etc).
‑Líneas férreas por las que cir­cu­lan tras­por­tes de arma­men­to y muni­ción para las fuer­zas de la OTAN y mate­ria­les radiac­ti­vos.
‑Cen­tros de inves­ti­ga­ción (láser, gené­ti­ca) o de cálcu­lo, tan­to públi­cos como pri­va­dos.
‑Ofi­ci­nas de los ser­vi­cios socia­les y segu­ri­dad.

Algu­nos de los gru­pos autó­no­mos agre­si­vos de este perio­do han sobre­vi­vi­do has­ta el día de hoy. Otros se han disuel­to o han tira­do por otra línea y han for­ma­do otros gru­pos. Con­ti­nua­ción pre­sen­ta­mos una lis­ta de algu­nos de ellos. Sería impo­si­ble nom­brar­les a todos:

-REVOLUTIONARE HANDWERKER: invo­lu­cra­das en accio­nes direc­tas con­tra las plan­tas nuclea­res.
‑ZORNIGE VIREN (Virus Rabio­so): el 2 de enero de 1989 ata­ca­ron el Gene Ins­ti­tu­te de la Uni­ver­si­dad de Darms­tadt, como denun­cia de la cola­bo­ra­ción empre­sas-uni­ver­si­dad en el cam­po de la tec­no­lo­gía gené­ti­ca, cau­san­do DM2,000,000 en daños.
‑AUTONOME ZELLEN ALOIS SONNENLEITNER (AS): célu­las autó­no­mas anti­nu­clea­res. Des­tru­ye­ron esca­va­do­ras , camio­nes y que­ma­ron loca­les de Hof­meis­ter AG ( la com­pa­ñía NPP). (Alois son­nen­leit­ner fue ase­si­na­do por la poli­cía en Wac­kers­dorf en 1986).
‑REVOLUTIONERE VIREN: luchan­do con­tra la tec­no­lo­gía gené­ti­ca, la gené­ti­ca apli­ca­da a per­so­nas y la bio­tec­no­lo­gía.
‑ANTI-RASSISTISCHE ZELLEN: lle­van­do a cabo accio­nes con­tra Shell.
‑KAMPFENDE EINHEITEN: célu­las anti­im­pe­ria­lis­tas que ata­ca­ban los com­ple­jos indus­tria­les de los mili­ta­res y aten­ta­ron con­tra la esqui­na de un edi­fi­cio de segu­ri­dad de la poli­cía. [email protected] de [email protected], Cres­po Cepa Galen­de, se auto­nom­bró mas tar­de gue­rri­lle­ro de ETA, que fue ase­si­na­do por las auto­ri­da­des espa­ño­las.

Las accio­nes mili­tan­tes de los gru­pos del oes­te de Ale­ma­nia y de Ber­lín reci­bie­ron un apo­yo muy difun­di­do por par­te de los movi­mien­tos mas gene­ra­li­za­dos de la zona, inclu­yen­do a algu­nas de las orga­ni­za­cio­nes mas libe­ra­les. RZ eran depen­dien­tes de los movi­mien­tos mas gran­des y tam­bién tra­ba­ja acti­va­men­te con ellos. A tra­vés de la pro­pa­gan­da mucha gen­te tomó con­cien­cia y sim­pa­ti­zó con las accio­nes que se esta­ban rea­li­zan­do. Por ejem­plo, Rote Zora con­si­guió un amplio apo­yo popu­lar por­que sus accio­nes atraían al masi­vo movi­mien­to femi­nis­ta que ya exis­tía en la RFA, don­de las publi­ca­cio­nes de la izquier­da y de las radi­ca­les lle­va­ban, des­de un tiem­po a esta par­te, tra­ba­jan­do para con­cien­ciar a la gen­te en temá­ti­cas como el sexis­mo, la opre­sión y explo­ta­ción de la mujer y sobre el dere­cho de la mujer de tener con­trol sobre su pro­pio cuer­po. Mien­tras que RZ no obtie­ne tan­to apo­yo como Rote Zora, en 1987 sim­pa­ti­zan­tes de RZ publi­can un libro Der Weg Zum Erfolg (“El camino para el éxi­to”), expli­can­do su polí­ti­ca, estra­te­gias y accio­nes. El libro tuvo tan­to éxi­to en las libre­rías radi­ca­les que en menos de una sema­na se ago­tó, la edi­ción com­ple­ta (alre­de­dor de 3000) se ven­dió. El alto gra­do de efec­ti­vi­dad en muchas de las accio­nes de Rote Zora y RZ pue­den tra­ba­jar al lado de las per­so­nas acti­vas en la lucha sin des­ve­lar su iden­ti­dad clan­des­ti­na. En su his­to­ria, sólo una mujer fue dete­ni­da como miem­bro de las Rote Zora, pero como no tenían prue­bas con­tra ella los car­gos fue­ron reti­ra­dos. No obs­tan­te RZ tuvo unas cuan­tas con­de­nas a lo lar­go de 16 años. Como el apo­yo a [email protected] [email protected] es una tarea impor­tan­te y que lle­va un mon­tón de tiem­po, la mayo­ría del tra­ba­jo lo rea­li­za­ban los gran­des movi­mien­tos, y así. Las RZ y Rote Zora podían con­ti­nuar con­tra la opre­sión de com­pa­ñía y cor­po­ra­cio­nes impe­ria­lis­tas. [email protected] [email protected] con­de­na­das a pri­sión:

Eric Prauss y Andrea Sie­ve­ring: acu­sa­das de ser miem­bros de la orga­ni­za­ción “terro­ris­ta” Frac­ción del Ejér­ci­to Rojo (RAF) que bom­bar­deó Dor­nier, una empre­sa de armas a la que cau­sa­ron 1,3 millo­nes de mar­cos en daños. Ambas fue­ron con­de­na­das a 9 años de pri­sión el 18 de enero de 1989.
Nor­bert Hom­feir, Bár­ba­ra Perau, Tho­mas Thoe­ne y Tho­mas Rich­ter: [email protected] de per­te­ne­cer a la RAF y de terro­ris­mo. En total su sen­ten­cia suma­ba 32 años el 20 de enero de 1989. El juez que dic­to sen­ten­cia (Arend) tam­bién con­deno a Ingrid Strolb. Hof­meier: 10 años, Perau: 9, Thoene:9, Rich­ter: 4.

En los dos jui­cios en los que se vie­ron invo­lu­cra­das las per­so­nas men­cio­na­das, el BAW (la Fis­ca­lía Fede­ral) y los jue­ces ale­gan­do que eran miem­bros de la RAF, pero que esta fue la fal­sa deman­da de la Cor­te para con­se­guir sen­ten­cias fir­mes. Ambos ata­ques, el que se pro­du­jo en Dor­nier y el de la esqui­na de un edi­fi­cio de segu­ri­dad de la poli­cía, fue­ron rei­vin­di­ca­dos por Kamp­fen­de Einhei­ten. Este gru­po tra­ba­ja­ba inde­pen­dien­te­men­te de la RAF. Pero des­de que la RAF fue defi­ni­da como una orga­ni­za­ción “terro­ris­ta” por el esta­do ser [email protected] como miem­bro aca­rrea­ba una sen­ten­cia mayor. Kamp­fen­de Einhei­ten no fue defi­ni­da como tal y por lo tan­to no sería expues­ta a una con­de­na mayor, así que el BAW y los jue­ces mon­ta­ron una crea­ción de toda la RAF (RAF-uni­da) y pro­cla­ma­ron que Kamp­fen­de Einhei­ten era una par­te de la RAF. En el jui­cio de Andrea y Eric, Eva- Hau­le Frim­pong, una pre­sa de la RAF, decla­ró que “en 4 años nadie de la RAF, excep­to yo mis­ma, ha sido dete­ni­da. [email protected] 12 cama­ra­das de la resis­ten­cia que supues­ta­men­te habían sido dete­ni­das des­de enton­ces ([email protected] 6 de Kie­ferns­tras­se y no [email protected] de Stutt­gard) no esta­ban orga­ni­za­das en la RAF.”(Declaración de Eva el 29 de noviem­bre de 1989).

Fritz Sto­rim: con­de­na­do a una año de pri­sión. Un pro­fe­sor acu­sa­do de apo­yar a la RAF. Supues­ta­men­te era miem­bro del perió­di­co autó­no­mo SABOT.


COMENTARIOS: Des­pués de esta lec­tu­ra pode­mos haber apren­di­do algu­nas cosas. Por ejem­plo, las accio­nes resul­tan mas efec­ti­vas cuan­do hay com­pren­sión popu­lar, por­que gene­ra su apo­yo y hay menor cola­bo­ra­ción ciu­da­da­na con la poli­cía, pues se entien­de el odio que se crea con­tra quie­nes tra­fi­can con nues­tras vidas. Ade­más, sin este enten­di­mien­to ¿esta­mos luchan­do des­de el pue­blo o como sus libe­ra­do­ras? (van­guar­diaagghh). Es impor­tan­te tener en cuen­ta el entorno que nos rodea. Qui­zás, la razón por la que muchas per­so­nas no entien­dan cier­tas for­mas de actuar sea por­que las noti­cias sólo les lle­gan por una vía: la del poder polí­ti­co-eco­nó­mi­co a tra­vés de sus mass-media, quie­nes son cons­cien­tes del poten­cial de la gen­te cuan­do toman las rien­das de sus pro­pias vidas, por ello inten­tan con­tro­lar­lo. Pero tam­bién sabe­mos que esta toma­du­ra de pelo se pro­du­ce, entre otros fac­to­res, ante la per­mi­si­vi­dad de quie­nes somos [email protected] por no suble­var­nos al sen­tir la auto­ri­dad sobre nues­tras pro­pias car­nes y men­tes. Cuan­do de pre­sen­tan alter­na­ti­vas y se adop­ta acti­tud crí­ti­ca ante lo que nos pre­sen­tan como natu­ral es cuan­do se des­ata la ira de las per­so­nas. Cuan­do cada [email protected] quie­re ser la pro­ta­go­nis­ta de su pro­pia vida. Me da igual que cier­ta gen­tu­za (perio­dis­tas, polí[email protected], [email protected], bea­tas, anti­abor­tis­tas, [email protected] gené[email protected], [email protected], policías…larga lis­ta de [email protected]) me cali­fi­quen de vio­len­ta, por­que lo soy. Lo soy cada vez que me vio­len­tan. Y segui­re­mos sién­do­lo mien­tras nos opri­man, coar­ten, mani­pu­len, cas­ti­guen, humi­llen, impon­gan, tra­fi­quen con vidas ani­ma­les y huma­nas… mien­tras haya quien se sien­ta con el dere­cho a deci­dir sobre mi pro­pia reali­dad. NO NOS CANSAREMOS DE ATACAR HASTA ACABAR CON ESTA GRAN MENTIRA… VAMOS A SER SU PEOR PESADILLA.

El obje­ti­vo de haber publi­ca­do este tex­to no es el de miti­fi­car ni ensal­zar la lucha de cier­tos gru­pos, sino el apren­der a tra­vés de sus prác­ti­cas y de su aná­li­sis. El pro­pó­si­to fun­da­men­tal es no olvi­dar, no per­der nun­ca la memo­ria y apren­der del pasa­do para no caer en los mis­mos erro­res y para for­mar­se en el empleo de cier­tos medios que han resul­ta­do efec­ti­vos en la lucha con­tra el capi­tal, del patriar­ca­do, de todo tipo de esta­dos y reli­gio­nes. La his­to­ria nos ofre­ce muchas expe­rien­cias de las que pode­mos sacar jugo para demo­ler la mise­ria de vida que nos quie­ren hacer tra­gar. Este tex­to es una tra­duc­ción de un libri­to lla­ma­do “A Hers­tory of the Revo­lu­tio­na­re Cells and Rote Zora: Armed Resis­tan­se in West Ger­many” publi­ca­do por Pira­te Press-Shef­field y amplia­do con el libro “Lucha arma­da en Euro­pa” de Peio Aier­be. No apor­ta nin­gu­na nove­dad, pero tra­ta de ser un libri­to acce­si­ble a todas las per­so­nas y cuya apor­ta­ción será des­ti­na­da a la lucha anar­quis­ta. Cada gru­po deci­di­rá en qué nece­si­ta emplear el dine­ro.

Anti‑C: Este libri­to pue­de ser foto­co­pia­do. Lo que impor­ta es que lo lea mucha gen­te, así que cuan­do lo leas pása­lo. Y si quie­res difun­dir algu­nos ejem­pla­res píde­los don­de hayas con­se­gui­do éste.

muje­res crea­ti­vas

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *