Deten­cio­nes, mani­fes­ta­ción, huel­ga y al final..confrontación- EHK

Las últi­mas deten­cio­nes acon­te­ci­das es la demos­tra­ción más pal­pa­ble de la inca­pa­ci­dad por par­te del Gobierno espa­ñol de dar pasos hacia posi­cio­nes demo­crá­ti­cas, no sólo en aspec­tos polí­ti­cos sino tam­bién en lo con­cer­nien­te a las prác­ti­cas que, his­tó­ri­ca­men­te, han defi­ni­do la cons­truc­ción de la espa­ño­li­dad en su ver­tien­te más reac­cio­na­ria e impe­ria­lis­ta.

Otro tan­to ocu­rre con el Esta­do fran­cés, que vuel­ve a negar la exis­ten­cia de la cul­tu­ra y el pue­blo eus­kal­dun den­tro de sus fron­te­ras bajo el ya ran­cio jaco­bi­nis­mo cho­vi­nis­ta pro­pio de siglos pasa­dos.

Cual­quier obser­va­dor per­ci­be el reco­rri­do “dia­lo­gan­te y demo­crá­ti­co” de los veci­nos esta­dos “impe­ria­les” que, por un lado, no temen ceder sobe­ra­nía eco­nó­mi­ca a favor de las gran­des mar­cas finan­cie­ras para que pro­si­gan la acu­mu­la­ción, cau­san­te de la cri­sis glo­bal y por otro, nie­gan la liber­tad a los pue­blos que bus­can su liber­tad en base a dere­chos demo­crá­ti­cos y de avan­ce hacia otras for­mas de enten­der la eco­no­mía.

A pesar de masi­vas demos­tra­cio­nes y mani­fes­ta­cio­nes anti­rre­pre­si­vas, con­tra los recor­tes socia­les o huel­gas gene­ra­les se va a visua­li­zar como la “demo­cra­cia” espa­ño­la y fran­ce­sa van a disol­ver­se entre las porras, los botes de humo y las sire­nas.

La con­clu­sión es cla­ra y rotun­da. La rup­tu­ra de los mar­cos esta­ta­les de domi­na­ción es un ata­que direc­to a la línea de flo­ta­ción del sis­te­ma capi­ta­lis­ta y, en con­se­cuen­cia la lucha de cla­ses se mani­fies­ta en la doble libe­ra­ción, nacio­nal y de cla­se.

Las revo­lu­cio­nes bur­gue­sas del siglo XIX, ins­pi­ra­das en las crí­ti­cas de la Ilus­tra­ción ( Rou­seau, Mon­tes­quieu…) hacia el Anti­guo Régi­men, cabal­ga­ron sobre las espal­das del pue­blo al que uti­li­za­ron para tomar el poder y al que han mar­gi­na­do pro­gre­si­va­men­te jun­to con las liber­ta­des for­ma­les que pro­cla­ma­ron y que, hoy vemos, no cues­tio­na­ron la raíz de la domi­na­ción , que ha segui­do cre­cien­do has­ta ense­ñar­nos el mons­truo­so impe­rio glo­bal .

La actual cla­se diri­gen­te no tie­ne otro pro­yec­to, que supe­rar aque­llos vie­jos mar­cos de liber­tad for­mal y de bien­es­tar, que fre­na­ban la loca carre­ra finan­cie­ra y espe­cu­la­ti­va, des­ta­pan­do el ver­da­de­ro ros­tro tota­li­ta­rio de la acu­mu­la­ción capi­ta­lis­ta. Nece­si­tan otro mar­co de explo­ta­ción que les faci­li­te seguir engu­llen­do. Y de nue­vo, con más des­ver­güen­za que sus abue­los, car­gan sobre las espal­das de los tra­ba­ja­do­res el peso de su ambi­ción.

Una vez más, la his­tó­ri­ca lucha por la liber­tad de Eus­kal Herria se enfren­ta a la domi­na­ción y la trai­ción. La domi­na­ción por­que dos esta­dos, bajo diver­sas más­ca­ras polí­ti­cas, bus­ca­ron la uni­dad de mer­ca­do macha­can­do al pue­blo, espe­cial­men­te a la rebel­día insur­gen­te y a sus sec­to­res y cla­ses más con­cien­cia­das. Y la trai­ción, por­que el “vie­jo cola­bo­ra­cio­nis­ta”, la bur­gue­sía vas­ca, uti­li­zan­do intere­sa­da­men­te los sen­ti­mien­tos y las señas de iden­ti­dad socio-cul­tu­ra­les de este país, se regio­na­li­zó y rene­gó de su ini­cial pro­yec­to nacio­nal para ges­tio­nar sus intere­ses de cla­se y con­ver­tir­se en el “capa­taz” del solar vas­co, uti­li­zan­do a las fuer­zas mili­ta­res y poli­cia­les espa­ño­las y fran­ce­sas con­tra un Pue­blo Tra­ba­ja­dor Vas­co que no se resig­na y que desea cons­truir un país libre de tra­ba­ja­do­res libres.

La cri­sis actual, a pesar de su gra­ve­dad, posi­bi­li­ta que Eus­kal Herria pue­da reco­rrer un nue­vo camino hacia la libe­ra­ción nacio­nal y social asu­mien­do uni­la­te­ral­men­te el camino hacia la sali­da de la UE, del euro y de la OTAN. La inje­ren­cia repre­si­va, no des­via­rá el pro­ce­so polí­ti­co y social ini­cia­do por la Izquier­da Aber­tza­le, no va a pro­vo­car un cam­bio cua­li­ta­ti­vo en los posi­cio­na­mien­tos polí­ti­cos del con­jun­to, ni va a impe­dir el avan­ce del actual Cam­po Aber­tza­le y Socia­lis­ta (ATSA) uni­do en el pro­yec­to estra­té­gi­co de Inde­pen­den­cia y Socia­lis­mo.

Los esta­dos his­pano-fran­ce­ses inten­tan rom­per la uni­dad ejem­plar del movi­mien­to anti-sis­te­ma más fuer­te de occi­den­te. El PUEBLO TRABAJADOR VASCO es cons­cien­te de su pro­yec­to de libe­ra­ción, de su res­pon­sa­bi­li­dad y de sus difi­cul­ta­des. Sabe­mos que se acer­can momen­tos deci­si­vos.

La repre­sión solo con­se­gui­rá for­ta­le­cer las ansias de con­fron­ta­ción de amplios sec­to­res del Pue­blo Tra­ba­ja­dor Vas­co y sec­to­res popu­la­res, que des­de una pers­pec­ti­va revo­lu­cio­na­ria, anhe­lan poner en su sitio a los esta­dos opre­so­res y a esta bur­gue­sía local afín a UPN-PNV cada vez más debi­li­ta­das, que tan­to daño han hecho a este país.

Hoy como ayer, debe­mos apo­yar­nos en la UNIDAD, ORGANIZACIÓN y FUERZA de la liber­tad.

EUSKAL HERRIKO KOMUNISTAK (EHK)

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *