Recuer­dos de Maroon- Mumia Abu Jamal

Su nom­bre es casi legen­da­rio. Rus­sell Maroon Shoats. Un afi­lia­do del Par­ti­do de los Pan­te­ras Negras, acti­vis­ta y revo­lu­cio­na­rio negro. Mis recuer­dos juve­ni­les de él son esca­sos apar­te de lo que he leí­do en el perió­di­co. Cuan­do yo era inte­gran­te del Fren­te Uni­do de Libe­ra­ción Negra, pre­pa­ré un volan­te en su apo­yo para pedir que la gen­te le escri­bie­ra car­tas. Hubo espo­rá­di­cos bole­ti­nes de últi­ma hora, pero estos salie­ron en oca­sio­nes cada vez más con­ta­das y su nom­bre se des­va­ne­ció en la nebli­na de la memo­ria para casi todos excep­to su fami­lia.

En 1995, cuan­do me tras­la­da­ron al corre­dor de la muer­te en el penal SCI Gree­ne, todos supo­nían que yo lo cono­cía, pero nun­ca había­mos teni­do el gus­to. Nos veía­mos pocas veces has­ta un día fres­co en 1998, cuan­do estu­vi­mos cer­ca el uno del otro en el patio, sepa­ra­dos sólo por el alam­bra­do. Él elo­gió mi libro La fe de nues­tros ante­pa­sa­dos: Un examen de la vida espi­ri­tual de los pue­blos afri­ca­nos y afri­cano-ame­ri­ca­nos. Me ale­gró mucho que lo hubie­ra leí­do y dis­fru­ta­do.

La siguien­te vez que lo vi y real­men­te pla­ti­qué con él fue el vier­nes, 9 de diciem­bre de 2011, el día des­pués de que salí del corre­dor de la muer­te. Ves­ti­dos de pla­ye­ra y cal­zon­ci­llos deba­jo de un lige­ro mono ana­ran­ja­do, los dos igno­ra­mos las ráfa­gas de aire con tem­pe­ra­tu­ras bajo cero duran­te una hora. A pesar de estar fue­ra del corre­dor de la muer­te, yo incons­cien­te­men­te espe­ra­ba dos horas de patio, pero Maroon cono­cía bien la situa­ción.

Él empe­zó a con­tar­me su aná­li­sis del Movi­mien­to Oku­pa y me que­dé asom­bra­do con la bri­llan­tez de su visión expre­sa­da en pala­bras cla­ras y escue­tas. Pen­sé: “¡Caray! Se nota que este her­mano se ha pro­fun­di­za­do en el tema. Ten­go que mejo­rar mi aná­li­sis”.

Según Maroon, esta nue­va for­ma­ción mues­tra cómo la tec­no­lo­gía no sólo ha trans­for­ma­do las comu­ni­ca­cio­nes, sino el pro­pio pro­ce­so de orga­ni­za­ción. Al eli­mi­nar los man­dos inter­me­dios, el men­sa­je va direc­to al acti­vis­ta en poten­cia para con­ven­cer­lo a invo­lu­crar­se, o no. Expli­có que este nue­vo medio social dio impul­so al pro­ce­so de orga­ni­za­ción en El Cai­ro, Egip­to, y tam­bién en el Movi­mien­to Oku­pa basa­do en Esta­dos Uni­dos. “El pro­ce­so de orga­ni­zar­nos no vol­ve­rá a ser igual”, dijo.

Duran­te tres maña­nas frí­gi­das, Maroon y yo pasa­mos una hora jun­tos en el patio de ejer­ci­cio, y cada vez me que­dé impre­sio­na­do. Algu­nos lo con­si­de­ran el pre­so polí­ti­co negro más lon­ge­vo en Esta­dos Uni­dos y no cabe la menor duda que es uno de los hom­bres que más tiem­po ha pasa­do en ais­la­mien­to. ¡Más de 30 años! Aun­que casi lle­ga a los 70 años, tie­ne la men­te pene­tran­te, infor­ma­da, ana­lí­ti­ca, intui­ti­va, agu­da.

Tres días. Tres horas. Y ya me fui.

Des­de la nación encar­ce­la­da, soy Mumia Abu-Jamal.

©’12 Mumia Abu-Jamal
2 de febre­ro de 2012
Audio gra­ba­do por Noe­lle Han­rahan: www​.pri​son​ra​dio​.org
Tex­to cir­cu­la­do por Fati­rah [email protected]​aol.​com
Tra­duc­ción [email protected]s de Mumia, Méxi­co

— — — -
Úne­te a la cam­pa­ña para lograr liber­tad y jus­ti­cia al pre­so polí­ti­co Rus­sell Maroon Shoats. Fir­ma una peti­ción en línea para exi­gir que las auto­ri­da­des lo saquen del ais­la­mien­to. http://​www​.chan​ge​.org/​p​e​t​i​t​i​o​n​s​/​p​a​-​d​o​c​-​s​e​c​r​e​t​a​r​y​-​j​o​h​n​-​w​e​t​z​e​l​-​s​c​i​-​g​r​e​e​n​e​-​s​u​p​e​r​i​n​t​e​n​d​e​n​t​-​l​o​u​i​s​-​f​o​l​i​n​o​-​r​e​l​e​a​s​e​-​r​u​s​s​e​l​l​-​m​a​r​o​o​n​-​s​h​o​a​t​s​-​f​r​o​m​-​s​o​l​i​t​a​r​y​-​c​o​n​f​i​n​e​m​ent

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *