La Dipu­tación chan­ta­jea a quie­nes nece­si­tan ingre­sos mini­mos- Elkartzen

Miem­bros del sin­di­ca­to ESK cri­ti­ca­ron ayer el retra­so que acu­mu­lan los téc­ni­cos de la Dipu­tación a la hora de resol­ver las ale­ga­cio­nes de las per­so­nas que tra­tan de per­ci­bir la Ren­ta de Garan­tía de Ingre­sos (RGI). La demo­ra «impi­de a Lan­bi­de tomar deci­sio­nes sobre dichos casos y con­vier­te en insos­te­ni­ble la situa­ción para muchas fami­lias», advir­tie­ron.

Según los miem­bros del área social del sin­di­ca­to, el área de Acción Social de la enti­dad foral esta­ría ofre­cien­do a los intere­sa­dos fir­mar un docu­men­to para desis­tir de las ale­ga­cio­nes para «faci­li­tar» que Lan­bi­de resuel­va sus expe­dien­tes. Des­de ESK expli­can que esta alter­na­ti­va obli­ga­ría a los deman­dan­tes a per­do­nar a las admi­nis­tra­cio­nes impor­tan­tes sumas de dine­ro, más de 10.000 euros en algu­nos casos. A cam­bio, deja­rían de lado unos pro­ce­sos que lle­van «meses apar­ca­dos» para poder ini­ciar una nue­va peti­ción que podría solu­cio­nar­se en menos tiempo.

«La Dipu­tación acon­se­ja fir­mar los des­es­ti­mien­tos por­que no garan­ti­za que pue­da resol­ver las peti­cio­nes en cur­so en un pla­zo razo­na­ble. Pre­sio­na­dos por tan­tos meses sin recur­sos y las deu­das adqui­ri­das para poder sobre­vi­vir, los afec­ta­dos aho­ra se ven chan­ta­jea­dos, deben ele­gir entre per­do­nar esas can­ti­da­des o seguir espe­ran­do mucho tiem­po sin cobrar», advir­tie­ron des­de ESK.

Dada la situa­ción, des­de el sin­di­ca­to han exi­gi­do que se anu­len todos los des­es­ti­mien­tos fir­ma­dos y que todas las ale­ga­cio­nes se resuel­van «inme­dia­ta­men­te sin que se pon­ga como excu­sa la fal­ta de per­so­nal». En este sen­ti­do, recor­da­ron que el Depar­ta­men­to de Acción Social ya pro­ta­go­ni­zó otra «sus­pen­sión masi­va erró­nea» de RGI. Aque­lla vez la solu­ción de la Dipu­tación pasó por revi­sar unas 600 ale­ga­cio­nes «en menos de una semana».

«Aho­ra ni siquie­ra tie­nen que hacer­se car­go de las nue­vas pres­ta­cio­nes soli­ci­ta­das ya que pasan direc­ta­men­te a ser tra­mi­ta­das por Lan­bi­de», pre­ci­sa­ron los miem­bros del sin­di­ca­to. «Se abu­sa de los más débi­les des­pués de no haber­los aten­di­do correc­ta­men­te». Y es que el pla­zo para solu­cio­nar los expe­dien­tes no debe­ría sobre­pa­sar los 30 días.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.