Los “dere­chos huma­nos” en la nue­va Libia: ase­si­nan a pre­sen­ta­do­ra de tele­vi­sión pro-Gada­fi

libia-presentadora-trHala Mis­ra­ti, la pre­sen­ta­do­ra de la tele­vi­sión libia que sal­tó a la fama por su entu­sias­ta pro­pa­gan­da a favor de Mua­mar el Gada­fi y por su defen­sa radi­cal de su régi­men delan­te de las cáma­ras, ha sido ase­si­na­da en una cár­cel de Libia. Su nom­bre se une al de otras muchas víc­ti­mas de la vio­len­cia come­ti­da por las mili­cias que, tras la caí­da y muer­te de Gad­da­fi, domi­nan el país ante la impo­ten­cia del gobierno.

Según infor­man medios loca­les, el ase­si­na­to de Mis­ra­ti, de 31 años, tuvo lugar el 17 de febre­ro, día del pri­mer ani­ver­sa­rio del levan­ta­mien­to con­tra Gada­fi. No obs­tan­te, las auto­ri­da­des no han comen­ta­do nada al res­pec­to.

Hala Mis­ra­ti apa­re­ció por últi­ma vez ante las cáma­ras el 30 de diciem­bre del año pasa­do. En la secuen­cia podía vér­se­la en silen­cio, suje­tan­do con las manos una hoja con la fecha indi­ca­da, y con el ros­tro lleno de mora­to­nes. Los espec­ta­do­res supo­nían que podrían haber­le cor­ta­do la len­gua. Des­pués de aque­llo nadie supo nada de ella has­ta que infor­ma­ron sobre su ase­si­na­to.

El pasa­do mes de agos­to, cuan­do los rebel­des com­ba­tían en Trí­po­li, Mis­ra­ti dio el ‘do de pecho’ en su pro­gra­ma cuan­do, blan­dien­do una pis­to­la y con la mira­da desa­fian­te cla­va­da en la cáma­ra espe­tó: “con este arma hoy mori­ré o mata­ré… No os haréis con el con­trol del canal, ni con el de Trí­po­li, ni con el de Libia. Pro­te­ge­ré a mis com­pa­ñe­ros y nos con­ver­ti­re­mos en már­ti­res”.

Cuan­do los rebel­des detu­vie­ron a la perio­dis­ta, su cap­tu­ra fue cele­bra­da por la pobla­ción como si se tra­ta­ra de un fami­liar del dic­ta­dor. Infor­mes no con­fir­ma­dos difun­di­dos por par­ti­da­rios de Gada­fi ase­gu­ran que la perio­dis­ta fue vio­la­da repe­ti­da­men­te en pri­sión por los sol­da­dos rebel­des.

El Con­se­jo Nacio­nal Tran­si­to­rio (CNT) nun­ca anun­ció ofi­cial­men­te qué car­gos había con­tra ella ni se ini­ció un pro­ce­so judi­cial. La orga­ni­za­ción pro-dere­chos huma­nos Amnis­tía Inter­na­cio­nal sub­ra­ya que el nue­vo gobierno es inca­paz de pro­mo­ver la demo­cra­cia y con­tro­lar a las mili­cias, que man­tie­nen a más de 8000 per­so­nas en cen­tros de deten­ción don­de se ven some­ti­dos a tor­tu­ras.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *