Por el fin de las reda­das xeno­fo­gas en Bil­bo y por la liber­tad del dete­ni­do saha­raui

mani02

La Poli­cía Nacio­nal detu­vo a un vecino de Bil­bo de ori­gen saha­raui y lo tras­la­dó a un Cen­tro de Inter­na­mien­to para Extran­je­ros en Madrid. El Ayun­ta­mien­to había nega­do al dete­ni­do el empa­dro­na­mien­to al no acep­tar el Cer­ti­fi­ca­do de Ciu­da­da­nía Saha­raui como docu­men­to váli­do. SOS Arra­za­ke­ria se con­cen­tró el sába­do fren­te a la comi­sa­ría de Indautxu para pedir la liber­tad del dete­ni­do, miem­bro tam­bién del movi­mien­to con­tra el racis­mo.

En gru­po muni­ci­pal de Bil­du ha pedi­do la liber­tad del vecino de Bil­bo de ori­gen saha­raui dete­ni­do el pasa­do mar­tes por la Poli­cía Nacio­nal y que pos­te­rior­men­te fue tras­la­da­do a un Cen­tro de Inter­na­mien­to para Extran­je­ros en Madrid.

La coa­li­ción sobe­ra­nis­ta mues­tra su soli­da­ri­dad con el dete­ni­do cuyas garan­tías y dere­chos fun­da­men­ta­les se vul­ne­ra­ron. Asi­mis­mo, pide su inme­dia­ta pues­ta en liber­tad de esta per­so­na, “per­fec­ta­men­te inte­gra­da en la vida aso­cia­ti­va de Bil­bo, y el fin de las reda­das de carác­ter xenó­fo­bo”.

Ana Etxar­te, con­ce­ja­la del Ayun­ta­mien­to, ha arre­me­ti­do con­tra el Con­sis­to­rio por haber nega­do el empa­dro­na­mien­to al dete­ni­do, al no acep­tar el Cer­ti­fi­ca­do de Ciu­da­da­nía Saha­raui como docu­men­to váli­do. La con­ce­jal pide que la soli­da­ri­dad muni­ci­pal con la cau­sa saha­raui se extien­da a su ciu­da­da­nía y, en con­se­cuen­cia, exi­ge que el men­cio­na­do cer­ti­fi­ca­do sea con­si­de­ra­do váli­do con el fin de que ten­gan acce­so a ser­vi­cios muni­ci­pa­les bási­cos.

Inte­gran­te de SOS Arra­za­ke­ria

En ese sen­ti­do Biz­kai­ko Sos Arra­za­ke­ria reali­zó el pasa­do sába­do una con­cen­tra­ción con­tra la deten­ción en Bil­bao y el inter­na­mien­to en el Cen­tro para extran­je­ros (CIE) de Alu­che en Madrid del ciu­da­dano saha­raui. Según denun­cia­ron en la pro­tes­ta, al dete­ni­do, inte­gran­te de SOS Racis­mo, se le ha nega­do el dere­cho a comu­ni­car su deten­ción a un cono­ci­do así como ser asis­ti­do por abo­ga­do de su con­fian­za.

Bran­ka

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *