La huel­ga de ham­bre que nun­ca exis­tió- Kol­do Campos

El obje­ti­vo de una huel­ga de ham­bre no es morir en el inten­to. Morir pue­de ser la con­se­cuen­cia pero nun­ca el obje­ti­vo. La razón de ser de una huel­ga de ham­bre es la denun­cia, lla­mar la aten­ción, con­ci­tar el inte­rés de los medios, de la opi­nión públi­ca, para con­ver­tir la cró­ni­ca de un ayuno volun­ta­rio en una pun­tual denuncia.

El cubano Orlan­do Zapa­ta, por ejem­plo, murió hace dos años tras 85 días en huel­ga de ham­bre cuan­do, dema­sia­do tar­de, vino a des­cu­brir que ya no había retorno para su pro­lon­ga­da die­ta, pero duran­te más de dos meses Zapa­ta fue noti­cia en todos los gran­des medios de comu­ni­ca­ción. Quien has­ta enton­ces sólo fue­ra un común delin­cuen­te, ya encar­ce­la­do y recon­ver­ti­do por sus ase­so­res de ima­gen en pre­so polí­ti­co, en disi­den­te, se hizo pre­sen­te todos los días en los gran­des medios de comu­ni­ca­ción cedien­do su nom­bre y su ros­tro a la denun­cia que urdie­ran sus men­to­res con­tra el gobierno cubano: San­ti­dad inter­ce­de por Zapa­ta, Tras­la­dan a Zapa­ta a otro hos­pi­tal, Gobierno esta­dou­ni­den­se deman­da liber­tad de Zapa­ta, Zapa­ta cum­ple 25 días en huel­ga de ham­bre, Damas de blan­co advier­ten que Zapa­ta empeo­ra, Mejo­ra Zapa­ta, Visi­tan a Zapa­ta fami­lia­res, Zapa­ta es ali­men­ta­do a la fuer­za, Zapa­ta ya lle­va 50 días en huel­ga, Se agra­va el esta­do de Zapata,Zapata se recu­pe­ra, Euro­pa exi­ge a Cuba libe­re a Zapa­ta y disi­den­tes, Zapa­ta podría morir, Gobierno espa­ñol con­de­na régi­men cas­tris­ta y cla­ma por liber­tad de Zapa­ta, Zapa­ta vuel­ve a inge­rir líqui­dos, Zapa­ta insis­te en que sean libe­ra­dos los res­tan­tes pre­sos, Se mani­fies­tan en Mia­mi por Zapata.

A ocho colum­nas, en pri­me­ra pági­na, a gran­des titu­la­res, Orlan­do Zapa­ta abrió todos los infor­ma­ti­vos de los gran­des medios duran­te los 85 días en que duró su huel­ga de ham­bre. De Wil­man Villar, cubano denun­cia­do por vio­len­cia machis­ta por su pro­pia fami­lia, y dete­ni­do, juz­ga­do y con­de­na­do a 4 años por ese y algu­nos otros car­gos, nada supi­mos duran­te los supues­tos 50 días que pasó en huel­ga de ham­bre. Irrum­pió en los medios, curio­sa­men­te, el mis­mo día en que murió. Su huel­ga de 50 días comen­zó y ter­mi­nó el mis­mo día. Nin­gún Esta­do, has­ta su muer­te por neu­mo­nía en un hos­pi­tal cubano, se hizo eco de la denun­cia que, en su nom­bre, urdie­ron sus socios, los mis­mos que le habían con­ven­ci­do de que sus posi­bi­li­da­des de evi­tar la cár­cel depen­dían de con­ver­tir el infa­me deli­to de agre­dir a su mujer en el cívi­co dere­cho de exi­gir la demo­cra­cia. Ni el Papa ni nin­gún otro jefe de esta­do deman­dó la liber­tad para Villar.

Nin­guno de los gran­des medios de comu­ni­ca­ción, a dife­ren­cia del caso Zapa­ta, lo tuvo en sus titu­la­res duran­te esos pre­ten­di­dos 50 días de huel­ga. Nin­gu­na orques­ta­da mani­fes­ta­ción fren­te a las auto­ri­da­des cuba­nas se pro­du­jo has­ta que se anun­ció la muer­te de Villar… sim­ple­men­te, por­que no hubo huel­ga de ham­bre, ni pre­so de con­cien­cia. En todo caso, un con­de­na­do por vio­len­cia machis­ta que cre­yó iba a esca­par inmu­ne si, como Zapa­ta, acep­ta­ba ser inves­ti­do como un pací­fi­co demó­cra­ta injus­ta­men­te encar­ce­la­do, y la repul­si­va mani­pu­la­ción de los hechos a que se dedi­ca la gusa­ne­ra cuba­na con la cóm­pli­ce cober­tu­ra de los gran­des medios de comu­ni­ca­ción. Sólo que, en esta oca­sión, la tra­ma estu­vo mal urdi­da y el guión resul­tó muy deficiente.

Bole­tín CubArte

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *