El pre­so polí­ti­co vas­co Iña­ki Erro está ingre­sa­do en el hos­pi­tal de Alme­ría acau­sa de una car­dio­pa­tía isqué­mi­ca seve­ra

El Pre­so Polí­ti­co Iña­ki ingre­só el miér­co­les en el hos­pi­tal de Alme­ría por una car­dio­pa­tía isqué­mi­ca seve­ra. Iña­ki Erro lle­va 25 años en la cár­cel, tie­ne las tres cuar­tas par­tes de la con­de­na cum­pli­das y ade­más tie­ne apli­ca­da la deno­mi­na­da Doc­tri­na Parot.
En los días ante­rio­res a su ingre­so Iña­ki Erro notó un dolor en el pecho, y tras un cam­bio de módu­lo se le acre­cen­tó el dolor has­ta que al final fue ingre­sa­do en el hos­pi­tal de Alme­ría.
Los fami­lia­res no tuvo cono­ci­mien­to del esta­do Iña­ki Erro has­ta que, el jue­ves les lla­mó el direc­tor de la cár­cel. Este les dijo que esta­ba bien, pero que tenía tres venas obs­truí­das y que pre­ci­sa­ba un cate­te­ris­mo. Se le ha prac­ti­ca­do ya el cate­ter y se le han implan­ta­do tres stents. La lesión es seve­ra.
Los pre­sos y las pre­sas polí­ti­cas vas­cas sufren sin cesar las con­se­cuen­cias de la polí­ti­ca penin­ten­cia­ria que apli­can el esta­do Espa­ñol y el Esta­do Fran­cés. Los 25 años que lle­va Iña­ki Erro en pri­sión son la cau­sa direc­ta de su enfer­me­dad, y lo mis­mo ocu­rre con los pre­sos y las pre­sas polí­cas vas­cas que están enfer­mos y enfer­mas. A cau­sa de esta opre­so­ra polí­ti­ca peni­ten­cia­ria, muchos pre­sos y pre­sas sue­len desa­rro­llar enfer­me­da­des muy gra­ves tan­to físi­cas como psi­co­ló­gi­cas. Por todo ello, es impres­cin­di­ble que sean libe­ra­dos Iña­ki Erro y tam­bién todos los pre­sos y las pre­sas polí­ti­cas vas­cas que están enfer­mos y enfer­mas; al mis­mo tiem­po los pre­sos y las pre­sas que han cum­pli­do las tres cuar­tas par­tes de la con­de­na, las pre­sas y pre­sos con enfer­me­da­des gra­ves y aque­llos que han vis­to alar­ga­da su pena por la apli­ca­ción de la deno­mi­na­da doc­tri­na Parot tam­bién debe­rían estar en liber­tad.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *