Irán y el cer­co estra­té­gi­co de Siria y el Líbano- Mah­di Darius Nazem­roa­ya

El cer­co de Siria y el Líbano está pla­ni­fi­ca­do des­de hace tiem­po. Washing­ton y la OTAN comen­za­ron en 2001 el pro­ce­so de acor­do­nar median­te un ani­llo de segu­ri­dad al Líbano y Siria. La pre­sen­cia per­ma­nen­te de la OTAN en el Medi­te­rrá­neo orien­tal y la Ley de Res­pon­sa­bi­li­za­ción de Siria for­man par­te de esta ini­cia­ti­va. Pare­ce que esta hoja de ruta se basa en un docu­men­to israe­lí de 1996 orien­ta­do a con­tro­lar Siria. El nom­bre del docu­men­to es “Una rup­tu­ra defi­ni­ti­va: Una nue­va estra­te­gia para garan­ti­zar la segu­ri­dad del rei­no de Israel.”

El docu­men­to israe­lí, que inclu­ye como auto­res a des­ta­ca­das per­so­na­li­da­des de la polí­ti­ca esta­dou­ni­den­se, plan­tea que se “haga retro­ce­der a Siria” en el año 2000 o des­pués. La hoja de ruta pro­po­ne que se haga salir a los sirios del Líbano, que se dis­trai­ga la aten­ción de Damas­co uti­li­zan­do una opo­si­ción anti­si­ria en el Líbano, y lue­go la des­es­ta­bi­li­za­ción de Siria con la ayu­da de Jor­da­nia y Tur­quía. Todo esto ha ocu­rri­do res­pec­ti­va­men­te entre 2005 y 2011. Es tam­bién el moti­vo por el cual se crea­ron en el Líbano la Alian­za [anti­si­ria] del 14 de mar­zo y el Tri­bu­nal Espe­cial para el Líbano (STL).

Como pri­mer paso hacia todo esto el docu­men­to de 1996 tam­bién pide el derro­ca­mien­to del poder de Sadam Hus­sein en Bag­dad e inclu­so alu­de a la bal­ca­ni­za­ción de Iraq y a la for­ja de una alian­za estra­té­gi­ca regio­nal con­tra Damas­co que inclu­ya a un “Iraq Cen­tral” ára­be musul­mán suní. La natu­ra­le­za sec­ta­ria de este pro­yec­to es muy obvia, así como sus víncu­los con la opo­si­ción a una lla­ma­da “media­lu­na chií”. El plan tra­ta de fomen­tar divi­sio­nes sec­ta­rias como un medio para con­quis­tar Siria y crear un enfren­ta­mien­to chií-suní que se opon­ga a Irán y man­ten­ga en el poder a los monar­cas ára­bes.

Esta­dos Uni­dos ha ini­cia­do un refuer­zo naval fren­te a las cos­tas libia y liba­ne­sa. For­ma par­te de las clá­si­cas tác­ti­cas de Washing­ton que las ha uti­li­za­do como una for­ma de inti­mi­da­ción y de gue­rra psi­co­ló­gi­ca con­tra Irán, Siria y el Blo­que de la Resis­ten­cia. Mien­tras Washing­ton se empe­ña en su refuer­zo naval, las redes de medios domi­nan­tes con­tro­la­dos por los sau­díes y clien­tes ára­bes de EE.UU. se con­cen­tran en el des­plie­gue de navíos rusos hacia Siria, que se per­ci­be como una acción con­tra la OTAN.

Al-Ramtha en Jor­da­nia se está uti­li­zan­do para lan­zar ata­ques a Daraa y terri­to­rio sirio. El minis­tro del Esta­do jor­dano para Asun­tos de Medios y Comu­ni­ca­cio­nes, Rakan Al-Maja­li, inclu­so lo ha admi­ti­do en públi­co y lo ha des­car­ta­do como con­tra­ban­do de armas. Duran­te años, fuer­zas jor­da­nas han impe­di­do con éxi­to que armas lle­guen a los pales­ti­nos de Cis­jor­da­nia ocu­pa­da por Israel des­de terri­to­rio jor­dano. En reali­dad, Amman está envian­do armas a Siria y tra­ba­ja por la des­es­ta­bi­li­za­ción de Siria. Fuer­zas jor­da­nas actúan como una pri­me­ra línea de defen­sa de Israel y los ser­vi­cios de inte­li­gen­cia jor­da­nos son una exten­sión de la CIA y del Mos­sad.

Según los medios tur­cos, Fran­cia ha envia­do entre­na­do­res mili­ta­res a Tur­quía y el Líbano para capa­ci­tar cons­crip­tos con­tra Siria. Los medios liba­ne­ses tam­bién sugie­ren lo mis­mo. El lla­ma­do Ejér­ci­to Libre de Siria y otras orga­ni­za­cio­nes de facha­da de la OTAN y del CCG tam­bién uti­li­zan terri­to­rio tur­co y jor­dano para lan­zar incur­sio­nes a Siria. El Líbano tam­bién se uti­li­za para con­tra­ban­dear embar­ques de armas a Siria. Muchas de estas armas son en reali­dad armas que el Pen­tá­gono ha redi­ri­gi­do secre­ta­men­te hacia el Líbano des­de Iraq ocu­pa­do por los anglo-esta­dou­ni­den­ses duran­te la pre­si­den­cia de Geor­ge W. Bush Jr.

El minis­tro de Exte­rio­res fran­cés, Alain Jup­pé, ha pro­me­ti­do al Con­se­jo Nacio­nal Sirio que se impon­drá a Siria un “cor­dón huma­ni­ta­rio”. Una vez más, el Con­se­jo Nacio­nal Sirio no es una enti­dad inde­pen­dien­te y por ello Jup­pé no hizo real­men­te una pro­me­sa; en reali­dad fue una decla­ra­ción.

Mien­tras, com­pa­ñías extran­je­ras como Sun­cor Energy que fue­ron obli­ga­das a irse de Libia, no se han ido de Siria. El moti­vo por el cual esas com­pa­ñías se han que­da­do se ha pre­sen­ta­do como huma­ni­ta­rio, por­que sumi­nis­tran ser­vi­cios loca­les en el inte­rior de Siria. Por ejem­plo Sun­cor Energy ayu­dó a pro­du­cir petró­leo para la expor­ta­ción des­de Libia, pero en Siria pro­du­ce ener­gía para el con­su­mo local. En reali­dad, gobier­nos hos­ti­les per­mi­ten que estas com­pa­ñías se que­den, por­que extraen dine­ro de Siria. Quie­ren impe­dir que ingre­se dine­ro, mien­tras quie­ren vaciar la eco­no­mía local como cata­li­za­dor para una implo­sión inter­na en Siria.

Jun­to con EE.UU. y sus alia­dos de la OTAN, el Con­se­jo de Coope­ra­ción del Gol­fo (CCG) está impo­nien­do san­cio­nes que inclu­yen un final de todos los vue­los a Siria. Los Esta­dos del CCG y Tur­quía se han suma­do a los minis­te­rios de exte­rio­res de los Esta­dos de la OTAN para pedir a sus ciu­da­da­nos que sal­gan de Siria. Como el Con­se­jo de Segu­ri­dad de la ONU ya no cons­ti­tu­ye una ruta via­ble con­tra Siria, es posi­ble que el CCG tra­te de impo­ner una zona de exclu­sión aérea sobre Siria median­te la Liga Ára­be.

Tur­quía: caba­llo de Tro­ya de la OTAN y entra­da a Medio Orien­te

Tur­quía estu­vo pre­sen­te en la reu­nión de la Liga Ára­be en Marrue­cos, que pidió el cam­bio de régi­men en Damas­co. Anka­ra ha esta­do hacien­do un jue­go sucio. Ini­cial­men­te, duran­te el comien­zo de la gue­rra de la OTAN con­tra Libia, Anka­ra pre­ten­dió ser neu­tral mien­tras ayu­da­ba al Con­se­jo de Tran­si­ción en Ben­ga­si. Al gobierno tur­co no le intere­sa la pobla­ción siria. Al con­tra­rio, las deman­das que los fun­cio­na­rios tur­cos han hecho a los sirios sig­ni­fi­can que hay real­po­li­tik en jue­go. Con­cor­dan­do con el CCG, Tur­quía ha exi­gi­do que Damas­co reorien­te su polí­ti­ca exte­rior y se some­ta a las deman­das de Washing­ton como un nue­vo saté­li­te. A tra­vés de una ini­cia­ti­va de la OTAN, los tur­cos han sido res­pon­sa­bles del reclu­ta­mien­to de com­ba­tien­tes con­tra los gobier­nos de Libia y Siria.

Duran­te varios años, Anka­ra ha tra­ta­do sigi­lo­sa­men­te de des­vin­cu­lar a Siria de Irán y des­pla­zar la influen­cia ira­ní en Medio Orien­te. Tur­quía ha esta­do tra­ba­jan­do para pro­mo­ver a su país y su ima­gen entre los ára­bes, pero todo el tiem­po ha sido un com­po­nen­te cla­ve de los pla­nes de Washing­ton y de la OTAN. Al mis­mo tiem­po, ha esta­do mejo­ran­do sus capa­ci­da­des mili­ta­res en el Mar Negro y en sus fron­te­ras con Irán y Siria. Su orga­nis­mo de inves­ti­ga­ción y desa­rro­llo TUBITAK-SAGE, tam­bién anun­ció que Anka­ra ini­cia­rá en 2012 la pro­duc­ción en masa de misi­les cru­ce­ro, que se mon­ta­rán en su arma­da y que habrá entre­gas de avio­nes jet mili­ta­res de EE.UU. que podrían uti­li­zar­se en futu­ras gue­rra regio­na­les. Tur­quía y la OTAN tam­bién acor­da­ron que se mejo­ren las bases tur­cas para tro­pas de la OTAN.

En sep­tiem­bre de 2011, Anka­ra se unió al pro­yec­to de escu­do de misi­les de Washing­ton, lo que moles­tó a Mos­cú y Tehe­rán. El Krem­lin ha reser­va­do su dere­cho a ata­car ins­ta­la­cio­nes del escu­do de misi­les de la OTAN en Euro­pa Orien­tal, mien­tras Tehe­rán se ha reser­va­do el dere­cho a ata­car ins­ta­la­cio­nes del escu­do de misi­les en Tur­quía en caso de una gue­rra regio­nal. Tam­bién ha habi­do dis­cu­sio­nes sobre el des­plie­gue de misi­les Iskan­der en Siria por par­te del Krem­lin.

Des­de junio de 2011, Anka­ra ha esta­do hablan­do de una inva­sión de Siria. Ha pre­sen­ta­do los pla­nes de inva­sión como una misión huma­ni­ta­ria para esta­ble­cer una “zona divi­so­ria” y un “corre­dor huma­ni­ta­rio” según R2P, mien­tras afir­ma que las mani­fes­ta­cio­nes en Siria son un tema regio­nal y no inte­rior. En julio de 2011, a pesar de los estre­chos víncu­los eco­nó­mi­cos ira­níes-tur­cos, la Guar­dia Revo­lu­cio­na­ria Ira­ní dejó cla­ro que Tehe­rán apo­ya­rá a los sirios y pre­fe­ri­rá Damas­co a Anka­ra. En agos­to de 2011, Anka­ra comen­zó a des­ple­gar sol­da­dos reti­ra­dos y uni­da­des de su reser­va mili­tar hacia la fron­te­ra tur­ca-siria. En este con­tex­to, la pre­sen­cia mili­tar rusa tam­bién se ha refor­za­do en el puer­to de Tar­tus.

De Damas­co a Tehe­rán

Tam­po­co es sim­ple coin­ci­den­cia que el sena­dor Joseph Lie­ber­man haya comen­za­do a exi­gir a prin­ci­pios de 2011 que el Pen­tá­gono y la OTAN ata­quen a Siria e Irán. Tam­po­co es una coin­ci­den­cia que Tehe­rán se haya inclui­do en las recien­tes san­cio­nes impues­tas por el gobierno de Oba­ma a Damas­co. Damas­co es un obje­ti­vo inter­me­dio para ata­car Irán y, en tér­mi­nos más amplios, debi­li­tar a Tehe­rán, Mos­cú y Pekín en la lucha por el con­trol de la masa con­ti­nen­tal eura­siá­ti­ca. EE.UU. y sus alia­dos res­tan­tes están a pun­to de redu­cir sus fuer­zas en Iraq, pero no quie­ren aban­do­nar la región o per­mi­tir que Iraq cree un puen­te con el Medi­te­rrá­neo orien­tal uti­li­zan­do a Iraq.

Una vez que EE.UU. se vaya de Iraq, habrá un corre­dor direc­to entre el Líbano y Siria con Irán. Será una pesa­di­lla para Washing­ton y Tel Aviv. Arrai­ga­rá la domi­na­ción regio­nal ira­ní y refor­za­rá el Blo­que de la Resis­ten­cia, que uni­rá a Irán, Siria, Iraq, el Líbano y a los pales­ti­nos. Tan­to Israel como EE.UU. sufri­rán impor­tan­tes gol­pes estra­té­gi­cos.

La pre­sión sobre Siria está direc­ta­men­te vin­cu­la­da con la reti­ra­da esta­dou­ni­den­se de Iraq y a los esfuer­zos de Washing­ton por impe­dir que Tehe­rán con­si­ga otras ven­ta­jas geo­po­lí­ti­cas. Al sacar a Damas­co de la ecua­ción, Washing­ton y sus alia­dos espe­ran crear un revés geo­es­tra­té­gi­co para Irán.

Todo lo que Washing­ton hace sir­ve de pre­pa­ra­ción para la nue­va reali­dad geo­po­lí­ti­ca y un inten­to de pre­ser­var su posi­ción regio­nal. Las fuer­zas mili­ta­res esta­dou­ni­den­ses de Iraq en reali­dad se repo­si­cio­na­rán en los paí­ses del CCG en el Gol­fo Pér­si­co. Kuwait alber­ga­rá nue­vas uni­da­des de com­ba­te pla­nea­das para vol­ver a Iraq si la segu­ri­dad colap­sa, como en el caso de una gue­rra regio­nal o para enfren­tar a Irán y sus alia­dos en un futu­ro con­flic­to. EE.UU. está acti­van­do aho­ra la deno­mi­na­da “Coa­li­ción de los Mode­ra­dos” que creó bajo Geor­ge W. Bush Jr. y la está diri­gien­do con­tra Irán, Siria y sus alia­dos regio­na­les.

El 23 de noviem­bre de 2011 los tur­cos fir­ma­ron un acuer­do mili­tar con Gran Bre­ta­ña para esta­ble­cer una coope­ra­ción estra­té­gi­ca y para crear lazos mili­ta­res más estre­chos entre ambos paí­ses. Duran­te una impor­tan­te visi­ta de Esta­do de Abdu­llah Gül a Lon­dres, el acuer­do fue fir­ma­do por el secre­ta­rio de Defen­sa Phi­llip Ham­mond y el jefe adjun­to del Esta­do Mayor Gene­ral, Hulu­siA­kar. El acuer­do anglo-tur­co inter­vie­ne en el mar­co de las reunio­nes que el jefe bri­tá­ni­co del Esta­do de Defen­sa, el gene­ral David Richards, y Liam Fox, el ex minis­tro de defen­sa bri­tá­ni­co aco­sa­do por los escán­da­los, tuvo con fun­cio­na­rios israe­líes en Tel Aviv. Des­pués de la visi­ta del gene­ral Richards a Israel, Ehud Barak visi­ta­rá Gran Bre­ta­ña y des­pués Cana­dá para efec­tuar con­ver­sa­cio­nes sobre Siria y su alia­do estra­té­gi­co ira­ní. Den­tro de este perío­do los gobier­nos bri­tá­ni­co y cana­dien­se decla­ra­rían que están dis­pues­tos a la gue­rra con­tra Siria e Irán.

Lon­dres ha anun­cia­do que tam­bién ha pre­pa­ra­do pla­nes mili­ta­res para una gue­rra con­tra Siria e Irán. Al otro lado del Atlán­ti­co, el minis­tro de Defen­sa de Cana­dá, Peter Mac­Kay, pro­vo­có ondas de cho­que en su país cuan­do hizo anun­cios beli­ge­ran­tes sobre una gue­rra con Siria e Irán. Tam­bién anun­ció que Cana­dá va a adqui­rir una nue­va serie de jets mili­ta­res como par­te de una impor­tan­te com­pra de armas. Días des­pués, tan­to Cana­dá como Gran Bre­ta­ña cor­ta­ron sus víncu­los ban­ca­rios y finan­cie­ros con Irán. En reali­dad, esos pasos han sido en gran par­te sim­bó­li­cos, por­que Tehe­rán ha esta­do limi­tan­do deli­be­ra­da­men­te sus víncu­los con Gran Bre­ta­ña y Cana­dá. Duran­te meses los ira­níes tam­bién han esta­do eva­luan­do abier­ta­men­te el cor­te de sus víncu­los con Gran Bre­ta­ña y otros miem­bros de la UE.

Los even­tos que tie­nen que ver con Siria tie­nen mucho más que ver con la geo­po­lí­ti­ca de Medio Orien­te que solo con Siria. En la Kné­set [Par­la­men­to] israe­lí, los even­tos en Siria se vin­cu­la­ron natu­ral­men­te con la reduc­ción del poder ira­ní en Medio Orien­te. Tel Aviv se ha esta­do pre­pa­ran­do para un con­flic­to impor­tan­te duran­te varios años. Esto inclu­ye sus vue­los mili­ta­res de lar­ga dis­tan­cia a Gre­cia que simu­la­ban un ata­que con­tra Irán y su des­plie­gue de sub­ma­ri­nos con armas nuclea­res al Gol­fo Pér­si­co. Tam­bién ha rea­li­za­do sus ejer­ci­cios “Tur­ning Point” [Cam­bio radi­cal], que se pro­po­nen ase­gu­rar la con­ti­nua­ción del gobierno israe­lí median­te la eva­cua­ción y reubi­ca­ción del gabi­ne­te y los fun­cio­na­rios israe­líes, inclui­dos el minis­te­rio de finan­zas israe­lí, a bún­ke­res secre­tos en caso de una gue­rra.

Duran­te media déca­da Washing­ton ha esta­do diri­gien­do un refuer­zo de los arma­men­tos en Medio Orien­te apun­tan­do a Irán y al Blo­que de la Resis­ten­cia. Ha envia­do masi­vos embar­ques de armas a Ara­bia Sau­dí. Ha envia­do entre­gas de revien­ta-bún­ke­res a los EAU y a Israel, entre otros, mien­tras ha actua­li­za­do su pro­pio arse­nal letal. Los fun­cio­na­rios esta­dou­ni­den­ses tam­bién han comen­za­do a hablar abier­ta­men­te de ase­si­na­tos de diri­gen­tes y mili­ta­res ira­níes median­te ope­ra­cio­nes clan­des­ti­nas. Lo que el mun­do enfren­ta es un camino hacia una posi­ble esca­la­da mili­tar que podría ir mucho más allá de las fron­te­ras de Medio Orien­te e incluir a Rusia, Chi­na, y sus alia­dos. La Guar­dia Revo­lu­cio­na­ria tam­bién ha deja­do cla­ro que si se pro­vo­ca un con­flic­to con Irán, el Líbano, Iraq, y los pales­ti­nos esta­rán invo­lu­cra­dos como alia­dos de Irán.
Mah­di Darius Nazem­roa­ya
29 de diciem­bre de 2011
http://​www​.mon​dia​li​sa​tion​.ca/​i​n​d​e​x​.​p​h​p​?​c​o​n​t​e​x​t​=​v​a​&​a​i​d​=​2​8​449

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *