El anti­im­pe­ria­lis­mo de los ton­tos- James Petras

Comen­ta­rios para CX36 Radio Cen­te­na­rio del soció­lo­go nor­te­ame­ri­cano James Petras des­de Esta­dos Uni­dos en entre­vis­ta tele­fó­ni­ca con Efraín Chury Iri­bar­ne el lunes 26 de diciem­bre de 2011-12-26

Chury: Oyen­tes, esta­mos en el pano­ra­ma inter­na­cio­nal de los lunes, como siem­pre en el cam­po del aná­li­sis que lo hace­mos a tra­vés de James Petras a quien ya le esta­mos desean­do que haya pasa­do muy bien las fies­tas navi­de­ñas y le damos la bien­ve­ni­da por aquí. Petras, ¿cómo estás?

Petras: Esta­mos muy bien, dis­fru­ta­mos un buen asa­do de puer­co ayer por la Navi­dad, con un buen vino.

Chury: Petras, ha teni­do real­men­te mucho éxi­to, no diga­mos éxi­to sino reper­cu­sión, esa suer­te de pro­fe­cía que el otro día hacías en mate­ria eco­nó­mi­ca, polí­ti­ca y social para el 2012. Pero te dejo aho­ra desa­rro­llan­do aque­llos temas que en este momen­to estás pre­pa­ran­do.

Petras: Pri­me­ro quie­ro salu­dar a los oyen­tes para que ten­gan un año nue­vo con bue­na salud, con mucho amor y tam­bién que haya una bue­na lucha para recu­pe­rar la vida bue­na.

En pri­me­ra ins­tan­cia quie­ro comen­tar sobre estos movi­mien­tos que apa­ren­te­men­te reci­ben mucha publi­ci­dad, que se nota en los medios ofi­cia­les como algo pro­gre­sis­ta. Hablo de los movi­mien­tos de pro­tes­ta en Rusia, hablo de los levan­ta­mien­tos en Siria y hemos vis­to algo simi­lar en Libia. Aho­ra, hay toda una his­to­ria que podría­mos citar, don­de los paí­ses impe­ria­lis­tas fomen­tan estos movi­mien­tos.

Típi­ca­men­te la izquier­da y los sec­to­res pro­gre­sis­tas siem­pre pien­san en un ata­que direc­to del impe­ria­lis­mo a par­tir de las com­pa­ñías petro­le­ras o a par­tir del ejér­ci­to y una con­quis­ta sim­ple­men­te por la fuer­za des­de arri­ba y des­de afue­ra. Pero en los últi­mos tiem­pos debe­mos notar otro fenó­meno que es el estí­mu­lo del des­con­ten­to y el apro­ve­cha­mien­to de algu­nas rei­vin­di­ca­cio­nes posi­ti­vas pero que la meta no es mejo­rar la vida, no es por ejem­plo ins­ta­lar una demo­cra­cia. Y eso lo lla­mo yo el anti­im­pe­ria­lis­mo de los ton­tos por­que con­fun­den un ata­que con ban­de­ras pro­gre­sis­tas con lo que real­men­te repre­sen­ta.

Tene­mos casos tam­bién en el pasa­do don­de los paí­ses impe­ria­lis­tas divi­den a los pue­blos racial­men­te, étni­ca­men­te, reli­gio­sa­men­te, uno con­tra el otro y ellos ter­mi­nan des­tru­yen­do el país y cap­tu­ran­do el poder para el impe­rio. Y pode­mos ver eso aho­ra en el caso con­cre­to que es Libia, don­de los Esta­dos Uni­dos, Ingla­te­rra, Fran­cia, apo­ya­ron o mejor dicho enca­be­za­ron un ata­que mili­tar con miles de bom­bas aéreas y que­da el país des­trui­do y frag­men­ta­do y todo lo que cons­tru­yó Gad­da­fi en 40 años que­dó en ceni­zas. Y eso es lo que está pasan­do en Siria aho­ra. Mucha gen­te cree que es un levan­ta­mien­to demo­crá­ti­co pero pode­mos decir que las armas que están invo­lu­cra­das vie­nen del impe­rio, que el cen­tro de acti­vi­da­des de pro­pa­gan­da están en Lon­dres, en Tur­quía, en Fran­cia.

Este uso de movi­mien­tos y ban­de­ras popu­la­res escon­de que atrás tene­mos paí­ses que han des­trui­do Iraq por ejem­plo, con cua­tro millo­nes de des­pla­za­dos; han des­trui­do a Afga­nis­tán con miles de millo­nes en des­truc­ción; hemos vis­to como en otras par­tes del mun­do estas acti­vi­da­des del impe­rio no tie­nen nada pro­gre­sis­ta. Y final­men­te tene­mos el caso de las denun­cias con­tra Chi­na, que Chi­na está explo­tan­do los recur­sos pri­ma­rios en Áfri­ca, está explo­tan­do los paí­ses en Amé­ri­ca Lati­na… Hemos escu­cha­do por ejem­plo a la car­ce­le­ra Hillary Clin­ton denun­cian­do ¡el impe­ria­lis­mo! como que ella pue­de hablar en su dis­cur­so sobre este tema, mien­tras Esta­dos Uni­dos jun­to con Euro­pa ha esta­do des­tru­yen­do a Áfri­ca por siglos. Aho­ra ella des­cu­bre, cuan­do Chi­na hace inver­sio­nes, cuan­do Chi­na entra a cons­truir carre­te­ras, puer­tos y ferro­ca­rri­les, que eso es impe­ria­lis­mo.

Y muchos pro­gre­sis­tas caen en este tram­pa. Dicen miren, tene­mos alia­dos aho­ra en occi­den­te, tene­mos apo­yo de la can­ci­ller nor­te­ame­ri­ca­na y olvi­dan que esto es una tác­ti­ca para debi­li­tar a un com­pe­ti­dor, un rival, un poder emer­gen­te, que ofre­ce mejo­res con­di­cio­nes de comer­cio que lo que ofre­cen los paí­ses his­tó­ri­ca­men­te colo­nia­les.

Por esto debe­mos ser muy cui­da­do­sos cuan­do empe­za­mos a ana­li­zar estos levan­ta­mien­tos y tomar en cuen­ta que estas crí­ti­cas sim­ple­men­te son una facha­da para mon­tar otra recu­pe­ra­ción del poder impe­rial. Cuan­do el impe­rio está en decli­ve pue­de usar cual­quier cosa. Lo útil en este caso es que cuan­do hay con­flic­to entre riva­les impe­ria­les los tra­pos sucios salen, por­que uno denun­cia al otro. Y tal vez en algu­nos casos ambos tie­nen razón, pero esto no es nin­gu­na razón para com­par­tir posi­cio­nes con estos paí­ses como algu­nas veces vemos gru­pos de izquier­da dicien­do que bueno, en este caso EE.UU. es bueno, en otro caso es malo. Pero no, tie­ne una meta estra­té­gi­ca y uti­li­za su agre­sión cuan­do pue­de y tra­ta de des­pres­ti­giar a sus riva­les cuan­do está per­dien­do poder.

El segun­do pun­to que quie­ro comen­tar es sobre otro hecho impor­tan­te. Hoy reci­bi­mos la noti­cia de que Bra­sil reem­pla­za a Ingla­te­rra como la sex­ta eco­no­mía más gran­de en el mun­do. Obvia­men­te Bra­sil está en ascen­so e Ingla­te­rra está en decli­ve, en deca­den­cia. Y hay muchos otros que hablan de cómo Argen­ti­na ha supe­ra­do la cri­sis, está cre­cien­do mucho y los paí­ses euro­peos deben tomar en cuen­ta lo que está pasan­do en rela­ción con la cri­sis en Argen­ti­na. Y otros hablan del gran cre­ci­mien­to de Chi­le y de Perú, pero lo que fal­ta en estas dis­cu­sio­nes es lo que está pasan­do aden­tro de esos paí­ses.

Si es cier­to que Bra­sil está cre­cien­do y superan­do a Ingla­te­rra, tam­bién es ver­dad que den­tro del país los ricos, los sec­to­res finan­ce­ros de San Pablo están copan­do gran par­te de la tor­ta. Por eso noso­tros no debe­mos que­dar impre­sio­na­dos con las cifras macro­eco­nó­mi­cas sino que debe­mos ana­li­zar las con­se­cuen­cias socia­les del cre­ci­mien­to, cómo se divi­de la tor­ta. Lo mis­mo en Uru­guay, los gran­des éxi­tos en las expor­ta­cio­nes agrí­co­las, la soya, la car­ne, la made­ra, el euca­lip­tos, etc.

Pero ¿quién gana en esta situa­ción? Noso­tros no somos sim­ples desa­rro­llis­tas cele­bran­do las cifras macro­eco­nó­mi­cas sino que debe­mos ver qué por­cen­ta­jes de los ingre­sos por expor­ta­cio­nes van a los jor­na­le­ros, a los que mane­jan los trac­to­res, a los que tra­ba­jan cose­chan­do y cuán­to ganan. Cuan­do uno dice el sec­tor finan­cie­ro está muy diná­mi­co en Uru­guay, hay que pre­gun­tar­se cuán­to ganan los tra­ba­ja­do­res, las secre­ta­rias en los Ban­cos, y ésa es la otra cara de la mone­da. Las cifras com­pa­ra­ti­vas entre paí­ses no per­mi­ten des­cu­brir las des­igual­da­des y la con­cen­tra­ción de rique­za que está acom­pa­ñan­do estos alcan­ces macro­eco­nó­mi­cos.

Chury: Correc­tí­si­mo, bri­llan­te lo que estás dicien­do Petras, por­que estás hacien­do una radio­gra­fía de la reali­dad. No sé si te que­da algún otro tema más.

Petras: Sí, que­ría comen­tar otros dos temas. Uno es sobre Corea del Nor­te, la dinas­tía de Kim Jong-Il que lle­ga al poder. Por un lado debe­mos reco­no­cer cómo los paí­ses occi­den­ta­les orga­ni­za­ron un blo­queo y la quie­bra de la URSS per­ju­di­có a Corea del Nor­te. Y no es sim­ple­men­te por fal­ta de apli­ca­ción de polí­ti­cas correc­tas que Corea del Nor­te sufrió algu­na caí­da en el están­dar de vida. Debe­mos tam­bién ana­li­zar cómo los EE.UU. y sus alia­dos impu­sie­ron un blo­queo afec­tan­do a Corea del Nor­te.

Por otro lado me pare­ce un poco para­dó­ji­co que un país supues­ta­men­te socia­lis­ta man­tie­ne una dinas­tía del abue­lo, del padre, del hijo como man­da­ta­rios. Este tipo de sis­te­ma polí­ti­co no tie­ne nada que ver con el socia­lis­mo. Debe­mos hacer una doble visión de Corea del Nor­te. Una, con­de­nar el blo­queo, las limi­ta­cio­nes sobre el comer­cio y la inver­sión, las ame­na­zas mili­ta­res con los EE.UU. a sólo cin­co minu­tos de la capi­tal de Corea del Nor­te con todas sus armas nuclea­res. Corea del Nor­te tie­ne el dere­cho de defen­der­se como pue­da. Pero por otro lado debe­mos cri­ti­car y con­de­nar un sis­te­ma que sólo tie­ne pre­si­den­tes de una fami­lia. Este tipo de sis­te­ma polí­ti­co no tie­ne nada que ver con la visión de Marx don­de habla­ba de la demo­cra­cia pro­le­ta­ria.

Y final­men­te quie­ro comen­tar sobre la heren­cia de los EE.UU. Eso tie­ne que ver con el pri­mer tema que dis­cu­ti­mos. EE.UU. cri­ti­ca a Chi­na o cri­ti­ca a Rusia por las elec­cio­nes, pero hay que ana­li­zar lo que pasó aho­ra con EE.UU. reti­rán­do­se de Iraq des­pués de fomen­tar los con­flic­tos entre gru­pos reli­gio­sos. Uti­li­zan­do y mani­pu­lan­do a los chii­tas con­tra los suníes, los secu­la­res con­tra los reli­gio­sos, las tri­bus, los cla­nes, que no sólo des­tru­ye­ron el país sino que des­tru­ye­ron la cohe­sión que exis­tía antes bajo un sobe­rano secu­lar don­de Iraq tenía una uni­dad, don­de la reli­gión esta­ba subor­di­na­da a un poder secu­lar.

Y EE.UU. se va aho­ra y los medios cul­pan a los ira­quíes: dicen que cuan­do salie­ron los Esta­dos Uni­dos apa­re­cen todas estas bom­bas. Pero no es así, las bom­bas exis­tían antes, los pode­res aho­ra luchan­do unos con­tra otro, son par­te del esque­ma impe­rial. Y lo mis­mo pasa en Afga­nis­tán: EE.UU. inter­vie­ne, des­tru­ye la uni­dad del país, fomen­ta dife­ren­tes gru­pos como alia­dos, y deja toda esta mier­da sobre el país y des­tru­ye toda posi­bi­li­dad de una tran­si­ción pos colo­nial hacia un sis­te­ma esta­ble y prós­pe­ro. Todo que­da des­trui­do. Va a pasar medio siglo has­ta que Afga­nis­tán pue­da recu­pe­rar­se des­pués de tan­ta des­truc­ción y tan­tas bom­bas y minas exis­tien­do en todo el país.

Y quie­ro ano­tar que la heren­cia de la sali­da, la heren­cia de la ocu­pa­ción nor­te­ame­ri­ca­na y euro­pea, es muy des­truc­ti­va. Lo que que­da para los paí­ses des­pués de una ocu­pa­ción es cons­truir con pocos recur­sos y muchos daños. Y des­pués dicen que estos paí­ses pue­den cons­truir una demo­cra­cia, pero con las con­di­cio­nes que dejan los impe­ria­lis­tas, que­dan pocas posi­bi­li­da­des de poten­cia­li­zar un sis­te­ma demo­crá­ti­co y prós­pe­ro.

Chury: Petras, yo pen­sa­ba con qué moral EE.UU. da ins­truc­cio­nes sobre elec­cio­nes en otros paí­ses cuan­to todos sabe­mos la esta­fa elec­to­ral de la Flo­ri­da en la elec­ción de Bush.

Petras: Sí, y no sólo eso. Aho­ra que es la Navi­dad quie­ro decir que aquí en la ciu­dad don­de vivo hablé con un fun­cio­na­rio de Salud Públi­ca. ¿Sabes qué me dijo? Que cuan­do los chi­cos entran a las escue­las, todas las escue­las, uno de cada cua­tro reci­be las dos comi­das en la escue­la públi­ca y entran y comen, no con­ver­san, entran como en un des­fi­le, se sien­tan a la mesa y empie­zan a comer, por­que es la prin­ci­pal comi­da del día. La des­nu­tri­ción en los jóve­nes y niños aho­ra, se ha gene­ra­li­za­da aquí. Que nadie habla de la des­nu­tri­ción, del ham­bre y de la nece­si­dad de comer de uno cada cua­tro chi­cos para que pue­da tener una comi­da nor­mal.

Eso en los EE. UU, eso en Nue­va York esta­mos hablan­do; ni hablar de los luga­res más atra­sa­dos como Mis­sis­sip­pi, Ala­ba­ma y los luga­res más agra­rios. Pero este hecho de que EE.UU. aumen­tó ayer la ayu­da a Israel en 250 millo­nes de dóla­res para armas nue­vas, cuan­do no pue­de crear con­di­cio­nes ali­men­ta­rias para su pro­pio pue­blo y deben ser sub­ven­cio­na­dos en la escue­la. ¿Y qué pasa duran­te las vaca­cio­nes de Navi­dad si la escue­la es la prin­ci­pal fuen­te de comi­da? Enton­ces cuan­do están de vaca­cio­nes es el peor momen­to, y los chi­cos en vez de apro­ve­char las vaca­cio­nes para diver­tir­se se que­dan con ham­bre.

Extrac­ta­do por La Hai­ne

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *