Un año de la decla­ra­ción de ETA- Ezker Abertzalea

Hoy, 5 de sep­tiem­bre, se cum­ple un año de que la orga­ni­za­ción ETA anun­cia­ra el cese de las accio­nes arma­das ofen­si­vas. A esa ini­cia­ti­va le han segui­do el alto el fue­go gene­ral, per­ma­nen­te y abier­to a su veri­fi­ca­ción anun­cia­do en enero y la pos­te­rior can­ce­la­ción del deno­mi­na­do impues­to revo­lu­cio­na­rio. Del mis­mo modo, en sus recien­tes decla­ra­cio­nes públi­cas ETA ha mos­tra­do su volun­tad para abrir un pro­ce­so que lle­ve a la supera­ción defi­ni­ti­va de la con­fron­ta­ción arma­da.

Pasos y com­pro­mi­sos adop­ta­dos por ETA que han per­mi­ti­do apun­ta­lar un esce­na­rio abier­to por la ini­cia­ti­va polí­ti­ca de la Izquier­da Aber­tza­le a tra­vés de la reso­lu­ción Zutik Eus­kal Herria. Zutik Eus­kal Herria fue el fru­to de un inten­so, pro­fun­do y masi­vo deba­te en el seno de la Izquier­da Aber­tza­le, tras el cual toda la Izquier­da Aber­tza­le adop­to una pos­tu­ra cla­ra e ine­quí­vo­ca: la estra­te­gia inde­pen­den­tis­ta solo pue­de desa­rro­llar­se por vías polí­ti­cas y democráticas.

Las ini­cia­ti­vas empren­di­das y com­pro­mi­sos adop­ta­dos por la Izquier­da Aber­tza­le en estos dos últi­mos años han per­mi­ti­do cons­truir un nue­vo esce­na­rio polí­ti­co en el país, esce­na­rio refor­za­do por la res­pues­ta posi­ti­va dada por ETA a los reque­ri­mien­tos rea­li­za­dos por la Decla­ra­ción de Bru­se­las y el Acuer­do de Ger­ni­ka. Un esce­na­rio en el que se han gene­ra­do con­di­cio­nes sufi­cien­tes para enca­rar un pro­ce­so de solu­cio­nes defi­ni­ti­vas y demo­crá­ti­cas al his­tó­ri­co con­flic­to político.

Esa es la reali­dad obje­ti­va y esa es la per­cep­ción social mayo­ri­ta­ria. La socie­dad vas­ca es ple­na­men­te cons­cien­te de ello, del mis­mo modo de que es ple­na­men­te cons­cien­te de la acti­tud que ha adop­ta­do el Gobierno espa­ñol en todo este tiem­po. No ha dado ni un solo paso en la direc­ción cons­truc­ti­va que se le pedía en las decla­ra­cio­nes de Bru­se­las y Ger­ni­ka, sino todo lo con­tra­rio, ha inten­tan­do con­di­cio­nar la apues­ta polí­ti­ca de la Izquier­da Aber­tza­le con ile­ga­li­za­cio­nes, deten­cio­nes y torturas.

Sin embar­go, y pese a la acti­tud inmo­vi­lis­ta y de blo­queo de Madrid, se han gene­ra­do con­di­cio­nes sufi­cien­tes para avan­zar de for­ma irre­ver­si­ble en el pro­ce­so de solu­cio­nes defi­ni­ti­vas, tan­to en el ámbi­to de las con­se­cuen­cias del con­flic­to como en el pro­ce­so de dia­lo­go polí­ti­co mul­ti­par­ti­to que per­mi­ta alcan­zar la reso­lu­ción polí­ti­ca y demo­crá­ti­ca al his­tó­ri­co con­flic­to político.

La volun­tad expre­sa­da por ETA para la supera­ción defi­ni­ti­va de la con­fron­ta­ción arma­da per­mi­te abor­dar un pro­ce­so para acor­dar todo lo rela­ti­vo a la libe­ra­ción de los pre­sos y pre­sas polí­ti­cas vas­cas, de la vuel­ta de los y las refu­gia­das así como todo lo rela­ti­vo al des­man­te­la­mien­to de las estruc­tu­ras mili­ta­res de la organización.

En este sen­ti­do, lla­ma­mos al PSOE y el PP para que aban­do­nen la pre­ten­sión beli­cis­ta de esta­ble­cer fotos de ven­ce­do­res y ven­ci­dos. Esa no es la solu­ción para nin­gún con­flic­to polí­ti­co. Más aun cuan­do el Esta­do espa­ñol es ple­na­men­te cons­cien­te de que su pro­ble­ma no es con ETA ni con siquie­ra con la Izquier­da Aber­tza­le. El pro­ble­ma del Esta­do es con una mayo­ría de la socie­dad de Eus­kal Herria que desea deten­tar la capa­ci­dad de deci­dir su futu­ro sin inje­ren­cias de nadie.

La Izquier­da Aber­tza­le con­si­de­ra que con la paz y con la nor­ma­li­za­ción polí­ti­ca y demo­crá­ti­ca gana­mos abso­lu­ta­men­te todos y todas.

Y cuan­do habla­mos de nor­ma­li­za­ción polí­ti­ca y demo­crá­ti­ca ple­na, nos refe­ri­mos tam­bién a que el Esta­do espa­ñol, sus pode­res y esta­men­tos, así como la opi­nión publi­ca espa­ño­la han de acep­tar como algo natu­ral y demo­crá­ti­co que el futu­ro polí­ti­co de nues­tro país lo deter­mi­ne la libre volun­tad de la socie­dad vasca.

Así pues, la Izquier­da Aber­tza­le rati­fi­ca su ple­na volun­tad y com­pro­mi­so para abor­dar una diná­mi­ca pro­gre­si­va de solu­cio­nes. Una diná­mi­ca y un pro­ce­so que requie­re de la par­ti­ci­pa­ción de todas las fuer­zas polí­ti­cas del país, de abso­lu­ta­men­te todas. Par­ti­ci­pa­ción que ha de dar­se en igual­dad de con­di­cio­nes, para lo es impres­cin­di­ble la lega­li­za­ción de Sor­tu y el cie­rre defi­ni­ti­vo a la estra­te­gia de per­se­cu­ción y cri­mi­na­li­za­ción de la acti­vi­dad polí­ti­ca del movi­mien­to independentista.

El pro­ce­so polí­ti­co en mar­cha y la opor­tu­ni­dad que se nos brin­da para la reso­lu­ción del pro­ble­ma polí­ti­co his­tó­ri­co, requie­re de una ges­tión com­par­ti­da del mis­mo. Esa es la ofer­ta que la Izquier­da Aber­tza­le rea­li­za al res­to de fuer­zas políticas.

Tene­mos que aden­trar­nos en el nue­vo tiem­po polí­ti­co con volun­tad cons­truc­ti­va. Por ello, lla­ma­mos al PSOE, al PP y al PNV para que no reali­cen una uti­li­za­ción par­ti­dis­ta y elec­to­ra­lis­ta de una cues­tión tan impor­tan­te y sen­si­ble como la de la nor­ma­li­za­ción polí­ti­ca y democrática.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.