Eleak con­vo­ca en Donos­tia «por un tiem­po en paz y liber­tad con ple­nas garan­tías democráticas»

Eleak dice que la marcha de Donostia pretende ser el "preludio" de "un tiempo en paz y libertad con plenas garantías democráticas"

Eleak lla­ma a la ciu­da­da­nía a movi­li­zar­se en la mani­fes­ta­ción que se cele­bra­rá en Donos­tia el 13 de agos­to, una mar­cha que pre­ten­de ser el pre­lu­dio de «un nue­vo tiem­po polí­ti­cos en el que los dere­chos civi­les se mate­ria­li­cen con la lega­li­za­ción de Sor­tu, el fin de la repre­sión y el cam­bio de la polí­ti­ca peni­ten­cia­ria». El movi­mien­to Eleak ha des­gra­na­do los deta­lles y obje­ti­vos de la mar­cha que ha con­vo­ca­do para el pró­xi­mo 13 de agos­to en la capi­tal gui­puz­coa­na bajo el lema «Eus­kal Herria Libre eta Lega­la. Esku­bi­de guz­tiak guz­tion­tzat» y que fue anun­cia­da ayer. La mani­fes­ta­ción arran­ca­rá a las 17.00 de la tar­de des­de el Bou­le­vard y con­lui­rá en la pla­za Okendo.

«Un tiem­po en paz y liber­tad con ple­nas garan­tías demo­crá­ti­cas», ha des­ta­ca­do Joxean Agi­rre, en nom­bre del movi­mien­to, para indi­car que la mani­fes­ta­ción «quie­re ser el pre­lu­dio de unas fies­tas en las que las per­so­nas y sus dere­chos sean pro­ta­go­nis­tas de pri­mer orden».

Eleak convoca una manifestacion nacional el 13 de agosto en DonostiaEl por­ta­voz de Eleak ha rea­li­za­do estas decla­ra­cio­nes en una rue­da de pren­sa en Donos­tia, don­de ha com­pa­re­ci­do jun­to con un gru­po de per­so­nas que han mos­tra­do su adhe­sión, a títu­lo per­so­nal, a esta mar­cha. Entre ellas, se encon­tra­ba el ex por­ta­voz jun­te­ro de Ezker Batua Ber­deak, Mikel Iza­gi­rre, el mili­tan­te de CCOO Jesús Uzku­dun y el repre­sen­tan­te de Ara­lar Ernes­to Merino.

La mani­fes­ta­ción, que coin­ci­de con el ini­cio de la Aste Nagu­sia donos­tia­rra, par­ti­rá a las cin­co de la tar­de des­de el Bou­le­vard y fina­li­za­rá en la pla­za Oken­do, según Agi­rre, «con el obje­ti­vo de evi­tar cual­quier tipo de malen­ten­di­do y pro­ble­ma» y «nadie pue­da ape­lar a pre­tex­tos» para condicionarla.

Agi­rre ha seña­la­do que aspi­ran a que en las pró­xi­mas sema­nas «sean tes­ti­go de un avan­ce cons­tan­te en la supera­ción del con­flic­to y en la recu­pe­ra­ción de los dere­chos más ele­men­ta­les del con­jun­to de la ciu­da­da­nía vas­ca». De esa mane­ra, ha sub­ra­ya­do la «impor­tan­cia de la lega­li­za­ción de Sor­tu y, a la par, del fin del aco­so con­tra orga­ni­za­cio­nes de la izquier­da abertzale».

En ese sen­ti­do, ha afir­ma­do que, «pese a la espa­da de Damo­cles que algu­nos irres­pon­sa­bles insis­ten en blan­dir», el eus­ko­ba­ro­me­tro indi­ca que el 54 por cien­to de la socie­dad vas­ca «exi­ge que esa lega­li­za­ción se for­ma­li­ce sin más demo­ras». «La mis­ma debe unir­se al ini­cio del nue­vo cur­so polí­ti­co», ha destacado.

Empla­za­mien­to al Gobierno español

Por otra par­te, el por­ta­voz de Eleak ha seña­la­do que la recien­te decla­ra­ción de ETA, «mani­fes­tan­do su dis­po­si­ción en el camino ya empren­di­do, y hacien­do men­ción a la impor­tan­cia» del Acuer­do de Ger­ni­ka en el mis­mo «es impor­tan­te». No obs­tan­te, a su jui­cio, esta deci­sión y «su nece­sa­ria imple­men­ta­ción», «no exi­men» al Gobierno espa­ñol «de sus res­pon­sa­bi­li­da­des en la supera­ción del con­flic­to y en la nor­ma­li­za­ción del esce­na­rio político».

«Así pues, a la par que ETA avan­za uni­la­te­ral­men­te en esa direc­ción, el Gobierno debe ini­ciar un camino por su lado de renun­cia irre­ver­si­ble a la uti­li­za­ción de la repre­sión, las cár­ce­les, la judi­ca­tu­ra y los cuer­pos poli­cia­les con fines polí­ti­cos e inmo­vi­lis­tas», ha des­ta­ca­do. En este sen­ti­do, ha sub­ra­ya­do que un esce­na­rio «de renun­cia defi­ni­ti­va al uso de la vio­len­cia debe incluir a todos los agen­tes com­pro­me­ti­dos para todas las per­so­nas en Eus­kal Herria».

Asi­mis­mo, ha cali­fi­ca­do de «inacep­ta­ble» que «se dis­cri­mi­ne a las víc­ti­mas según el ori­gen de la vio­len­cia que han sufri­do, legi­ti­man­do con ello el terro­ris­mo de esta­do y la vio­len­cia poli­cial». Agi­rre ha denun­cia­do que, tras las últi­mas elec­cio­nes muni­ci­pa­les y fora­les, «se con­ti­núa con la apli­ca­ción exten­si­va de la doc­tri­na anti­te­rro­ris­ta, los jui­cios en la Audien­cia Nacio­nal, la per­se­cu­ción de sím­bo­los, la prohi­bi­ción de actos polí­ti­cos y el man­te­ni­mien­to de la repre­sión y la ilegalización».

En esta línea, ha cri­ti­ca­do los jui­cios de Bate­ra­gu­ne y el de los jóve­nes de Oar­soal­dea, así como las euro­ór­de­nes con­tra Auro­re Mar­tin y Daniel Der­gui, al tiem­po que ha lla­ma­do la «movi­li­za­ción social». Ha exi­gi­do «la abso­lu­ción de las per­so­nas juz­ga­das y el fin de los jui­cios polí­ti­cos here­da­dos de la funes­ta déca­da de la ilegalización».

«La socie­dad vas­ca se tie­ne que movi­li­zar, unir para la con­se­cu­ción de la jus­ti­cia y el res­pe­to de todos los dere­chos huma­nos de toda per­so­na», ha concluido.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.