El Esta­do debe­rá indem­ni­zar a una veci­na de Doni­ba­ne heri­da en una car­ga poli­cial en 2006- Ateak Ire­ki

El juz­ga­do cen­tral de lo Con­ten­cio­so-Admi­nis­tra­ti­vo ha esti­ma­do la deman­da de una veci­na de Iru­ñea que resul­tó heri­da en una car­ga poli­cial que ocu­rrió en el barrio de Doni­ba­ne en mar­zo de 2006. La chi­ca, que resul­tó con la cade­ra rota tras caer des­de una altu­ra de metro y medio al ser empu­ja­da por un poli­cía, reci­bi­rá una indem­ni­za­ción de 8.443 euros.
Los hechos ocu­rrie­ron el 9 de mar­zo de 2006, en el trans­cur­so de una jor­na­da de huel­ga y movi­li­za­ción con­vo­ca­da por la izquier­da aber­tza­le en con­tra de la polí­ti­ca de dis­per­sión y en favor de una solu­ción demo­crá­ti­ca al con­flic­to, tras la muer­te de los pre­sos polí­ti­cos vas­cos Igor Angu­lo y Rober­to Sainz. En aque­lla jor­na­da, la Poli­cía Nacio­nal se empleó a fon­do en Iru­ñea para repri­mir las dis­tin­tas movi­li­za­cio­nes con­vo­ca­das.

La sen­ten­cia con­si­de­ra pro­ba­do que esta veci­na de Iru­ñea tomó par­te en aquel día en la con­cen­tra­ción por los pre­sos que se rea­li­za todos los jue­ves en el barrio de Doni­ba­ne, con­tra la que tam­bién car­gó la Poli­cía Nacio­nal. En el cur­so de la car­ga, «la recu­rren­te fue empu­ja­da por un fun­cio­na­rio no iden­ti­fi­ca­do del Cuer­po Nacio­nal de Poli­cía», cayen­do des­de una altu­ra apro­xi­ma­da de un metro y medio des­de el muro que bor­dea un jar­dín», a resul­tas de lo cual se rom­pió la cade­ra y estu­vo más de tres meses de baja.
La sen­ten­cia seña­la que la admi­nis­tra­ción no ha podi­do acre­di­tar el «carác­ter vio­len­to» de aque­lla con­cen­tra­ción, ni que se pro­du­je­ran dis­tur­bios ni que la heri­da par­ti­ci­pa­ra en acto delic­ti­vo alguno.

Este caso moti­vó una denun­cia penal, pero fue archi­va­da al no poder deter­mi­nar­se quién fue el poli­cía que empu­jo a la chi­ca. Sin embar­go, esta sen­ten­cia del Con­ten­cio­so-Admi­nis­tra­ti­vo hace res­pon­sa­ble a la admi­nis­tra­ción de las lesio­nes que sufrió a resul­tas de la car­ga poli­cial y obli­ga al Esta­do a indem­ni­zar­la por ello.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *