La gue­rra fas­cis­ta de la OTAN- Fidel Cas­tro

No había que ser adi­vino para saber lo que pre­ví con rigu­ro­sa pre­ci­sión en tres Refle­xio­nes que publi­qué en el sitio Web Cuba­De­ba­te, entre el 21 de febre­ro y el 3 de mar­zo: «El plan de la OTAN es ocu­par Libia», «Dan­za maca­bra de cinis­mo», y «La Gue­rra inevi­ta­ble de la OTAN».

Ni siquie­ra los líde­res fas­cis­tas de Ale­ma­nia e Ita­lia fue­ron tan suma­men­te des­ca­ra­dos a raíz de la Gue­rra Civil Espa­ño­la des­ata­da en 1936, un epi­so­dio que muchos tal vez hayan recor­da­do en estos días.

Han trans­cu­rri­do des­de enton­ces casi exac­ta­men­te 75 años; pero nada que pue­da pare­cer­se a los cam­bios que han teni­do lugar en 75 siglos, o si lo desean, en 75 mile­nios de la vida huma­na en nues­tro pla­ne­ta.

A veces pare­ce que, quie­nes sere­na­men­te opi­na­mos sobre estos temas, somos exa­ge­ra­dos. Me atre­ve­ría a decir que más bien somos inge­nuos cuan­do supo­ne­mos que todos debié­ra­mos estar cons­cien­tes del enga­ño o la colo­sal igno­ran­cia a que ha sido arras­tra­da la huma­ni­dad.

Exis­tía en 1936 un inten­so enfren­ta­mien­to entre dos sis­te­mas y dos ideo­lo­gías apro­xi­ma­da­men­te equi­pa­ra­das en su poder mili­tar.

Las armas enton­ces pare­cían de jugue­te com­pa­ra­das con las actua­les. La huma­ni­dad tenía garan­ti­za­da la super­vi­ven­cia, a pesar del poder des­truc­ti­vo y local­men­te mor­tí­fe­ro de las mis­mas. Ciu­da­des ente­ras, e inclu­so nacio­nes, podían ser vir­tual­men­te arra­sa­das. Pero jamás los seres huma­nos, en su tota­li­dad, podían ser varias veces exter­mi­na­dos por el estú­pi­do y sui­ci­da poder desa­rro­lla­do por las cien­cias y las tec­no­lo­gías actua­les.

Par­tien­do de estas reali­da­des, son bochor­no­sas las noti­cias que se trans­mi­ten con­ti­nua­men­te sobre el empleo de poten­tes cohe­tes diri­gi­dos por láser, de total pre­ci­sión; caza­bom­bar­de­ros que dupli­can la velo­ci­dad del soni­do; poten­tes explo­si­vos que hacen esta­llar meta­les endu­re­ci­dos con ura­nio, cuyo efec­to sobre los pobla­do­res y sus des­cen­dien­tes per­du­ra por tiem­po inde­fi­ni­do.

Cuba expu­so en la reu­nión de Gine­bra su posi­ción res­pec­to al pro­ble­ma interno de Libia. Defen­dió sin vaci­lar la idea de una solu­ción polí­ti­ca al con­flic­to en ese país, y se opu­so cate­gó­ri­ca­men­te a cual­quier inter­ven­ción mili­tar extran­je­ra.

En un mun­do don­de la alian­za de Esta­dos Uni­dos y las poten­cias capi­ta­lis­tas desa­rro­lla­das de Euro­pa, se adue­ña cada vez más de los recur­sos y el fru­to del tra­ba­jo de los pue­blos, cual­quier ciu­da­dano hones­to, sea cual fue­re su posi­ción ante el gobierno, se opon­dría a la inter­ven­ción mili­tar extran­je­ra en su Patria.

Lo más absur­do de la situa­ción actual es que antes de ini­ciar­se la bru­tal gue­rra en el Nor­te de Áfri­ca, en otra región del mun­do a casi 10 000 kiló­me­tros de dis­tan­cia, se había pro­du­ci­do un acci­den­te nuclear en uno de los pun­tos más den­sa­men­te pobla­dos del pla­ne­ta tras un tsu­na­mi pro­vo­ca­do por un terre­mo­to de mag­ni­tud 9 que a un país labo­rio­so como Japón ha cos­ta­do ya casi 30 mil víc­ti­mas fata­les. Tal acci­den­te no habría podi­do pro­du­cir­se 75 años antes.

En Hai­tí, un país pobre y sub­de­sa­rro­lla­do, un terre­mo­to de ape­nas 7 gra­dos en la esca­la de Rich­ter oca­sio­nó más de 300 mil muer­tos, incon­ta­bles heri­dos y cien­tos de miles de lesio­na­dos.

Sin embar­go, lo terri­ble­men­te trá­gi­co en Japón fue el acci­den­te en la plan­ta elec­tro­nu­clear de Fukushi­ma, cuyas con­se­cuen­cias están toda­vía por deter­mi­nar­se.

Cita­ré solo algu­nos titu­la­res de las agen­cias noti­cio­sas:

«ANSA.- La cen­tral nuclear de Fukushi­ma 1 está difun­dien­do «radia­cio­nes extre­ma­da­men­te fuer­tes, poten­cial­men­te leta­les», dijo Gre­gory Jacz­ko, jefe de la Nuclear Regu­la­tory Com­mis­sion (NRC), el ente nuclear esta­dou­ni­den­se.»

«EFE.- La ame­na­za nuclear por la crí­ti­ca situa­ción de una cen­tral en Japón tras el sis­mo, ha dis­pa­ra­do las revi­sio­nes de la segu­ri­dad de las plan­tas ató­mi­cas en el mun­do y ha lle­va­do a algu­nos paí­ses a para­li­zar sus pla­nes.»

«Reuters.- El devas­ta­dor terre­mo­to de Japón y la pro­fun­di­za­ción de la cri­sis nuclear podría gene­rar pér­di­das de has­ta 200.000 millo­nes de dóla­res en su eco­no­mía, pero el impac­to glo­bal es difí­cil de eva­luar por el momen­to.»

«EFE.- El dete­rio­ro de un reac­tor tras otro en la cen­tral de Fukushi­ma siguió ali­men­tan­do hoy el temor a un desas­tre nuclear en Japón, sin que los deses­pe­ra­dos inten­tos para con­tro­lar una fuga radiac­ti­va abrie­ran un res­qui­cio a la espe­ran­za.»

«AFP.- Empe­ra­dor Akihi­to expre­sa preo­cu­pa­ción por el carác­ter impre­vi­si­ble de la cri­sis nuclear que gol­pea a Japón tras el sis­mo y el tsu­na­mi que mata­ron a miles de per­so­nas y deja­ron a 500.000 sin hogar. Repor­tan nue­vo terre­mo­to en la región de Tokio.»

Hay des­pa­chos que hablan de temas más preo­cu­pan­tes toda­vía. Algu­nos men­cio­nan la pre­sen­cia de yodo radiac­ti­vo tóxi­co en el agua de Tokio, que dupli­ca la can­ti­dad tole­ra­ble que pue­den con­su­mir los niños más peque­ños en la capi­tal japo­ne­sa. Uno de los des­pa­chos habla que las reser­vas de agua embo­te­lla­da se están ago­tan­do en Tokio, ciu­dad ubi­ca­da en una pre­fec­tu­ra a más de 200 kiló­me­tros de Fukushi­ma.

Este con­jun­to de cir­cuns­tan­cias deter­mi­nan una situa­ción dra­má­ti­ca para nues­tro mun­do.

Pue­do expre­sar mis pun­tos de vis­ta sobre la gue­rra en Libia con ente­ra liber­tad.

No com­par­to con el líder de ese país con­cep­cio­nes polí­ti­cas o de carác­ter reli­gio­so. Soy mar­xis­ta-leni­nis­ta y mar­tiano, como ya he expre­sa­do.

Veo a Libia como un miem­bro del Movi­mien­to de Paí­ses No Ali­nea­dos y un Esta­do sobe­rano de los casi 200 de la Orga­ni­za­ción de Nacio­nes Uni­das.

Jamás un país gran­de o peque­ño, en este caso de ape­nas 5 millo­nes de habi­tan­tes, fue víc­ti­ma de un ata­que tan bru­tal por la fuer­za aérea de una orga­ni­za­ción beli­cis­ta que cuen­ta con miles de caza­bom­bar­de­ros, más de 100 sub­ma­ri­nos, por­ta­avio­nes nuclea­res, y sufi­cien­te arse­nal para des­truir nume­ro­sas veces el pla­ne­ta. Tal situa­ción jamás la cono­ció nues­tra espe­cie y no exis­tía nada pare­ci­do hace 75 años cuan­do los bom­bar­de­ros nazis ata­ca­ron obje­ti­vos en Espa­ña.

Aho­ra, sin embar­go, la des­pres­ti­gia­da y cri­mi­nal OTAN escri­bi­rá una «bella» his­to­rie­ta sobre su «huma­ni­ta­rio» bom­bar­deo.

Si Gad­da­fi hace honor a las tra­di­cio­nes de su pue­blo y deci­de com­ba­tir, como ha pro­me­ti­do, has­ta el últi­mo alien­to jun­to a los libios que están enfren­tan­do los peo­res bom­bar­deos que jamás sufrió un país, hun­di­rá en el fan­go de la igno­mi­nia a la OTAN y sus cri­mi­na­les pro­yec­tos.

Los pue­blos res­pe­tan y creen en los hom­bres que saben cum­plir el deber.

Hace más de 50 años, cuan­do Esta­dos Uni­dos ase­si­nó a más de cien cuba­nos con la explo­sión del mer­can­te «La Coubre», nues­tro pue­blo pro­cla­mó «Patria o Muer­te». Ha cum­pli­do, y ha esta­do siem­pre dis­pues­to a cum­plir su pala­bra.

«Quien inten­te apo­de­rar­se de Cuba —excla­mó el más glo­rio­so com­ba­tien­te de nues­tra his­to­ria— solo reco­ge­rá el pol­vo de su sue­lo ane­ga­do en san­gre».

Rue­go se me excu­se la fran­que­za con que abor­do el tema.

Fidel Cas­tro Ruz
Mar­zo 28 de 2011

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *