Vene­zue­la refuer­za pro­gra­mas socia­les

Venezuela refuerza programas sociales

A pesar de que el Ban­co Mun­dial y que la Orga­ni­za­ción de las Nacio­nes Uni­das para la Agri­cul­tu­ra y la Ali­men­ta­ción (FAO, por su siglas en ingles) regis­tra­ron un sig­ni­fi­ca­ti­vo incre­men­to en los pre­cios inter­na­cio­na­les de los ali­men­tos, Vene­zue­la ha pues­to en mar­cha diver­sos pla­nes socia­les para enfren­tar la cri­sis ali­men­ta­ria y pro­mo­ver la inges­ta de pro­duc­tos de pri­me­ra nece­si­dad. Según la FAO, en su infor­me de febre­ro de 2011, que eva­lúa el com­por­ta­mien­to de cin­co rubros bási­cos a nivel mun­dial (cerea­les, lác­teos, car­ne, azú­car, acei­tes y gra­sas), se con­ta­bi­li­zó un pro­me­dio de 236 pun­tos, lo que repre­sen­ta un aumen­to de 2,2% res­pec­to a enero y el nivel más alto (tan­to en tér­mi­nos reales como nomi­na­les) res­pec­to a enero de 1990, fecha de crea­ción del índi­ce.

Entre­tan­to, el Ban­co Mun­dial ubi­có un aumen­to en el pre­cio de los pro­duc­tos de la canas­ta ali­men­ta­ria de 15% entre octu­bre de 2010 y enero de 2011; y se ubi­ca a sólo 3% del pun­to máxi­mo alcan­za­do en 2008.

Entre los pro­duc­tos que obtu­vie­ron mayor incre­men­to des­ta­can los siguien­tes: maíz, tri­go, azú­car, acei­tes y arroz.

Medi­das para enfren­tar la cri­sis ali­men­ta­ria

Para dis­mi­nuir los pre­cios y aumen­tar el con­su­mo de ali­men­tos, ambas orga­ni­za­cio­nes reco­mien­dan a los Gobier­nos expan­dir las redes y pro­gra­mas socia­les, inver­tir recur­sos para mejo­rar la acti­vi­dad agrí­co­la, crear nue­vas tec­no­lo­gías en bio­com­bus­ti­bles y cui­dar el eco­sis­te­ma para no ori­gi­nar cam­bios cli­má­ti­cos.

El Esta­do ha pues­to en mar­cha diver­sos pro­gra­mas socia­les con la fina­li­dad de garan­ti­zar el acce­so a los ali­men­tos, ele­var la cali­dad de vida de los vene­zo­la­nos, así como evi­tar el aca­pa­ra­mien­to y espe­cu­la­ción.

Un cla­ro ejem­plo es el pro­gra­ma Casas de Ali­men­ta­ción, impul­sa­do por el Minis­te­rio del Poder Popu­lar para la Ali­men­ta­ción (Minal), a tra­vés de la Fun­da­ción Pro­gra­ma de Ali­men­tos Estra­té­gi­cos (Fun­da­proal), con la fina­li­dad de dis­mi­nuir los índi­ces de pobre­za y redu­cir los pro­ble­mas en el acce­so a los ali­men­tos.

Sumi­nis­tran de lunes a vier­nes ali­men­tos a muje­res emba­ra­za­das, niños, niñas, ado­les­cen­tes, adul­tos mayo­res y a per­so­nas en situa­ción de calle.

De igual modo, la red Mer­ca­do de Ali­men­tos (Mer­cal) faci­li­ta los ali­men­tos para su pre­pa­ra­ción, mien­tras que pro­fe­sio­na­les del Ins­ti­tu­to Nacio­nal de Nutri­ción (INN), sumi­nis­tran menús balan­cea­dos, a fin de que cada una de las per­so­nas que allí se ali­men­ta lo haga de mane­ra salu­da­ble y de for­ma gra­tui­ta.

En la actua­li­dad exis­ten seis mil Casas de Ali­men­ta­ción que atien­den a unas 900 mil per­so­nas de esca­sos recur­sos en el país.

Ade­más de sumi­nis­trar ali­men­to nutri­ti­vo, las Casas de Ali­men­ta­ción incor­po­ran en el apa­ra­to pro­duc­ti­vo nacio­nal a los nóma­das y per­so­nas en situa­ción de ries­go.

Cuen­tan con el apo­yo de la Misión Negra Hipó­li­ta; del Minis­te­rio del Poder Popu­lar para la Salud; del Minis­te­rio del Poder Popu­lar para la Edu­ca­ción y del Minis­te­rio del Poder Popu­lar para las Comu­nas y Pro­tec­ción Social.

Más ali­men­ta­ción y menos pobre­za

El Ins­ti­tu­to Nacio­nal de Esta­dís­ti­cas (INE), en 2004 ‑año en el que ini­ció el pro­gra­ma de ali­men­ta­ción- refi­rió que el por­cen­ta­je de hoga­res pobres se ubi­có en 53,1 mien­tras que la pobre­za extre­ma se regis­tró en 23,5.

En la actua­li­dad, estos índi­ces han dis­mi­nui­do con­si­de­ra­ble­men­te gra­cias a las polí­ti­cas ali­men­ta­rias que impul­sa el Gobierno Nacio­nal, entre las que des­ta­can: las plan­tas pro­ce­sa­do­ras de ali­men­tos, el apo­yo téc­ni­co y finan­cie­ro a los peque­ños y media­nos pro­duc­to­res agrí­co­las, el res­ca­te de tie­rras subuti­li­za­das, la red de dis­tri­bu­ción de ali­men­tos y las Casas de Ali­men­ta­ción.

Para el pri­mer semes­tre de 2010 el INE cal­cu­ló los hoga­res pobres en 26,8 % y la pobre­za extre­ma alcan­zó 7,1 %, lo que repre­sen­ta una sig­ni­fi­ca­ti­va dis­mi­nu­ción de la pobre­za en el país en com­pa­ra­ción con el año 2004.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *