Indig­na­cion en Iruñea..un cri­mi­nal en liber­tad pro­xi­ma­men­te

p004_f01.jpg
En la foto­gra­fia pode­mos ver al cri­mi­nal espa­ñol, jun­to a su padre, tam­bien ase­sino con­de­na­do y su espo­sa, no muy lejos de los hechos que des­en­ca­de­na­tron el ase­si­na­to del ciu­da­dano vas­co Anjel Berrue­ta
Miguel José de la Peña. hijo de un poli­cia espa­ñol, con­de­na­do a 15 años de car­cel por apu­ña­lar a Anjel Berrue­ta, podria salir en liber­tad­be­ne­fi­cian­do­se del ter­cer gra­do a par­tir de setiem­bre, ante el estu­por de la fami­lia Berrue­ta y de la mayo­ria de la bue­na gen­te de Iru­ñea.
El cri­mi­nal, apu­ña­lo a Anjel, des­pues de que su padre dis­pa­ra­se con­tra el pana­de­ro iru­ña­ta­rra, el cual se nego a poner un car­tel que su seño­ra tra­ta­ba de colo­car en el esta­ble­ci­mien­to que regen­ta­ban en la capi­tal de Eus­kal Herria.
Estos ase­si­nos no han cum­pli­do mas que una mini­ma par­te de la con­de­na que les ha sido impues­ta y resul­ta sor­pren­den­te como la auto­de­no­mi­na­da «jus­ti­cia espa­ño­la» siem­pre vela por su ser­vi­do­res. A estos no les apli­can la Doc­tri­na Parot, pare­ce ser.
La fami­lia de Angel Berrue­ta y los veci­nos de Doni­ba­ne han denun­cia­do la injus­ti­cia que se ha come­ti­do con su caso. Ase­gu­ran que ya no hay bata­lla legal posi­ble para fre­nar la sali­da de pri­sión del cri­mi­nal.

Nin­guno de los dos ase­si­nos de Anjel ha mos­tra­do arre­pen­ti­mien­to jamás, algo que Ins­ti­tu­cio­nes Peni­ten­cia­rias exi­ge a los pre­sos polí­ti­cos para modi­fi­car su gra­do, lo que supo­ne un agra­vio com­pa­ra­ti­vo según han denun­cia­do.

Ade­más, la ley exi­ge que para obte­ner el ter­cer gra­do se tie­ne que haber cubier­to la res­pon­sa­bi­li­dad civil, y ésta no se ha sub­sa­na­do. Sólo se ha paga­do par­te del mon­to prin­ci­pal en con­cep­to de indem­ni­za­cio­nes y fal­tan los intere­ses y las cos­tas del jui­cio.

La fami­lia Berrue­ta ase­gu­ra que se les deben aún unos 100.000 euros, de una cifra total de 238.000. Ade­mas de cri­mi­na­les, moro­sos.

Vale­riano de la Peña, padre del ase­sino, ha segui­do cobran­do cada mes su suel­do como agen­te, ya que la Direc­ción Gene­ral de la Poli­cía y la Guar­dia Civil no ha con­si­de­ra­do sufien­te una con­de­na por «ase­si­nan­to» para expul­sar­le del cuer­po y sólo está sus­pen­di­do.

En defi­ni­ti­va, que las calles de laca­pi­tal del vie­jo reyno, pue­den ver como un cri­mi­nal las pisa de nue­vo y con ello la memo­ria de la vic­ti­ma Anjel, ciu­da­dano ejem­plar y paci­fi­co comer­cian­te que su uni­co deli­to fue negar­se a los requi­ri­mien­tos de la mama del ase­sino. Esto es la jus­ti­cia espa­ño­la

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *