El cre­ci­mien­to de LLi​ber​tat​.Cat es para­le­lo al del inde­pen­den­tis­mo político

LLi​ber​tat​.Cat ha visi­ta­do recien­te­men­te Eus­kal Herria y en Boltxe hemos apro­ve­cha­do para [email protected] esta entre­vis­ta, intere­san­te entre pagi­nas amigas

Lli​ber​tat​.Cat es una pági­na ami­ga de Boltxe y la voz de la izquier­da inde­pen­den­tis­ta cata­la­na. Con ella nos une, ade­más de una bue­na amis­tad, obje­ti­vos infor­ma­ti­vos comu­nes y un tra­ba­jo en la red, en pos de la liber­tad y el socia­lis­mo para nues­tras naciones.

Les hemos plan­tea­do varias cues­tio­nes que con toda la ama­bi­li­dad que carac­te­ri­za al her­mano pue­blo cata­lán nos responden

B- Pri­me­ro decid­nos, ¿Cuán­to tiem­po lle­va en la red el pro­yec­to de Lli­ber­tat y un poco como valo­ráis el tra­ba­jo hecho has­ta hoy?

LL- Lli​ber​tat​.cat no nació de la nada. Des­de el año 2006 que Lli​ber​tat​.cat es un por­tal infor­ma­ti­vo pro­pia­men­te dicho, refe­ren­cial en el mun­do de l’Esquerra Inde­pen­den­tis­ta. Pre­ci­sa­men­te en noviem­bre de este año cum­pli­re­mos cin­co años y pre­ve­mos orga­ni­zar una cele­bra­ción ambi­cio­sa en moti­vo de la efe­mé­ri­de pero modes­ta como siem­pre se ha carac­te­ri­za­do nues­tra tarea coti­dia­na, carac­te­ri­za­da por el ser­vi­cio infor­ma­ti­vo al movi­mien­to sin áni­mo de lucro y gra­cias al tra­ba­jo volun­ta­rio del equi­po de Lli​ber​tat​.cat. Segu­ra­men­te una de las nove­da­des más des­ta­ca­das de este ani­ver­sa­rio y que aho­ra pode­mos avan­zar es la nue­va pági­na web que vamos a pre­sen­tar en los pró­xi­mos meses.

Deci­mos que el por­tal no nació de la nada por­que es here­de­ra en la red del pro­yec­to Lli​ber​tat​.com, una pági­na web que nació en 1999 y que aun­que no era un ser­vi­cio infor­ma­ti­vo como aho­ra lo enten­de­mos era un espa­cio de infor­ma­ción y deba­te igual­men­te al ser­vi­cio de l’Esquerra Independentista.

Lli​ber​tat​.cat sen­tó un pre­ce­den­te, y deci­mos que lo sen­tó por­que el mode­lo des­acom­ple­ja­do nacio­nal­men­te que ha pro­pug­na­do Lli​ber​tat​.cat ha sido segui­do por muchas otras expe­rien­cias comu­ni­ca­ti­vas no estric­ta­men­te de nues­tro movi­mien­to. Este cre­ci­mien­to ha sido para­le­lo al cre­ci­mien­to del inde­pen­den­tis­mo polí­ti­co. Des­de Lli​ber​tat​.cat valo­ra­mos esta reali­dad como una cons­ta­ta­ción del encier­to del mode­lo que hemos segui­do y que opta­mos por seguir cuan­do nadie en la red ofre­cía un ser­vi­cio infor­ma­ti­vo y de deba­te cla­ra­men­te independentista.

Este cre­ci­mien­to ha con­ta­do con muchas satis­fac­cio­nes, pero tam­bién con difi­cul­ta­des y expe­rien­cias des­agra­da­bles a medi­da que nues­tro movi­mien­to ha ido cogien­do impor­tan­cia, como por ejem­plo la denun­cia de una dipu­tada de CiU con­tra Lli​ber​tat​.cat, hecho que obli­gó dos de nues­tros redac­to­res a ir a decla­rar por haber hecho una noti­cia sobre una paro­dia carnavalesca.

En defi­ni­ti­va, la tra­yec­to­ria en todos estos años sólo pue­de ser valo­ra­da como muy posi­ti­va. Lli​ber​tat​.cat ha con­se­gui­do lle­nar un vacío que muchos recla­ma­ban y con­so­li­dar­se como un por­tal de refe­ren­cia en infor­ma­ción, opi­nión y deba­te para el movi­mien­to inde­pen­den­tis­ta en nues­tro país ‑gra­cias a muchí­si­mas per­so­nas que nos han apor­ta­do su gra­ni­to de are­na, muchas gracias‑, abrién­do­se a nue­vos sec­to­res y apor­tan­do valor aña­di­do a todo el mate­rial que se produce.

Así lo corro­bo­ra el regis­tro de visi­tas de Lli​ber​tat​.cat, que no ha deja­do de cre­cer en todo este tiem­po y que sigue y segui­rá cre­cien­do. El pro­yec­to se expan­de, y la reno­va­ción de la pági­na web tam­bién se enmar­ca en este con­tex­to. Si no cre­cié­ra­mos cons­tan­te­men­te y si no reci­bié­ra­mos el apo­yo de muchas per­so­nas ni nos plan­tea­ría­mos crear una nue­va inter­fí­cie; no sería nece­sa­rio. Pero aho­ra por aho­ra cree­mos pre­ci­so y casi impres­cin­di­ble estre­nar una nue­va pági­na web, mucho más moder­na y com una mejor usa­bi­li­dad, pero sobre todo dig­na del tra­ba­jo que esta­mos hacien­do. La actual pági­na se nos ha que­da­do peque­ña. Lo deci­mos con orgu­llo y siem­pre con humil­dad, pero sobre todo con mucha satis­fac­ción y agra­de­ci­mien­to. Nos sen­ti­mos muy agra­de­ci­dos a los lec­to­res que nos siguen, que son los úni­cos que han hecho posi­ble que haga­mos lle­ga­do has­ta aquí.

B- Sois un pro­yec­to infor­ma­ti­vo de la izquier­da sobe­ra­nis­ta cata­la­na, ¿Cuál es el esta­do de salud, hoy día de la izquier­da nacio­nal de los Pai­sos Catalans?

LL- El esta­do de salud de l’Esquerra Inde­pen­den­tis­ta va mejo­ran­do con los años. Poco a poco la CUP va adqui­rien­do cada vez más pre­sen­cia y más impor­tan­cia en el pano­ra­ma inde­pen­den­tis­ta, y en este sen­ti­do son muy impor­tan­tes las elec­cions muni­ci­pa­les de mayo, en las que la CUP tie­ne la opor­tu­ni­dad de con­so­li­dar­se en el ámbi­to muni­ci­pal, y a par­tir de ahí adqui­rir impor­tan­cia para con­ver­tir­se en un actor que no pue­da ser mar­gi­na­do en la esce­na nacio­nal, cosa que cada vez va suce­dien­do en menor medi­da, por des­gra­cia de los par­ti­dos mera­men­te ins­ti­tu­cio­na­les, que temen el ascen­so de una orga­ni­za­ción rup­tu­ris­ta como la CUP. Esto es muy impor­tan­te para un pro­yec­to como Lli​ber​tat​.cat, que está al ser­vi­cio de l’Esquerra Inde­pen­den­tis­ta y que aspi­ra a su cre­ci­mien­to. Como ya hemos dicho, noso­tros somos actual­men­te el alta­voz infor­ma­ti­vo de la CUP en la red, como orga­ni­za­ción veta­da ‑aun­que cada vez les va sien­do más difí­cil- por los medios de comu­ni­ca­ción del régimen.

B‑Hoy día la expre­sión polí­ti­ca del sobe­ra­nis­mo de izquier­da cata­lán seria la CUP, decid­nos, ¿Qué gra­do de implan­ta­ción tie­ne la CUP en los Pai­sos Cata­lans y que tipo de tra­ba­jos desarrollan?

LL- Sí, la CUP es una orga­ni­za­ción polí­ti­ca que lucha por la libe­ra­ción nacio­nal y social de los Paï­sos Cata­lans, que mar­ca como obje­ti­vo la cons­truc­ción de un con­tra­po­der en su ver­tien­te de lucha ins­ti­tu­cio­nal y de masas. Fun­cio­na de modo asam­blea­rio y es de abas­to nacio­nal. Aho­ra por aho­ra la CUP es un actor polí­ti­co que se mue­ve a nivel muni­ci­pal y comar­cal. Su gra­do de implan­ta­ción es aun modes­to pero está sufrien­do un cre­ci­mien­to muy impor­tan­te y de hecho el ascen­so del inde­pen­den­tis­mo actual no se enten­de­ría sin la tarea que la CUP y en gene­ral el con­jun­to de l’Esquerra Inde­pen­den­tis­ta des­de hace déca­das han desa­rro­lla­do en nues­tro país. Hace años eran sólo los mili­tan­tes inde­pen­den­tis­tas de las orga­ni­za­cio­nes de l’Esquerra Inde­pen­den­tis­ta los que se rei­vin­di­ca­ban como inde­pen­den­tis­tas y cen­tra­ban su lucha en con­se­guir un esta­do cata­lán y socia­lis­ta. Aho­ra, el inde­pen­den­tis­mo ha cre­ci­do estre­pi­to­sa­men­te ‑sólo cabe mirar el fenó­meno de las con­sul­tas inde­pen­den­tis­tas, impul­sa­das por la CUP y expan­di­das por el pue­blo en su con­jun­to; lle­va­mos más de 530‑, pero este cre­ci­mien­to no se enten­de­ría sin la lucha de uns cuan­tos mili­tan­tes inde­pen­den­tis­tes que hace unos años sufrie­ron la repre­sión del esta­do y el silen­cio de los esta­men­tos polí­ti­cos y ins­ti­tu­cio­na­les cata­la­nes. Aho­ra el inde­pen­den­tis­mo ya no es sólo res­pon­sa­bi­li­dad de estos mili­tan­tes, sino que abra­za amplios sec­to­res de la socie­dad has­ta el pun­to de estar en el orden del día actual­men­te. La fun­ción de l’Esquerra Inde­pen­den­tis­ta aho­ra es el momen­to de dotar de con­te­ni­do social este inde­pen­den­tis­mo, y en esto está la CUP, una orga­ni­za­ción muni­ci­pa­lis­ta pero con pro­yec­ción nacio­nal que se encuen­tra en cons­tan­te crecimiento.

Para citar sólo algu­nas cifras, en mayo la CUP va a pre­sen­tar más de 80 can­di­da­tu­ras. De ellas, más de 30 son nue­vas res­pec­to las elec­cions muni­ci­pals del 2007 y 20 corres­pon­den a capi­ta­les de comar­ca, a muchas de las cua­les la CUP se pre­sen­ta­rá por pri­me­ra vez. La implan­ta­ción terri­to­rial es por tan­to cre­cien­te y uno de los retos en los pró­xi­mos años será el de arrai­gar el pro­yec­to tam­bién en el País Valen­cià ‑don­de ya hay unas pocas asam­bleas de la CUP‑, en la Cata­lun­ya Nord i en las Illes Balears i Pitiüses.

B‑Volviendo a Lli­ber­tat, ¿Qué tipo de infor­ma­cio­nes prio­ri­záis, el movi­mien­to popu­lar, polí­ti­co, cul­tu­ral? Un poco que cri­te­rios usáis para hacer la pagina.

LL- Hemos ido intro­du­cien­do cam­bios, como nue­vas sec­cio­nes y demás, para estar a la altu­ra de las cir­cuns­tan­cias a medi­da que nues­tro movi­mien­to va adqui­rien­do madu­rez. Así, el ser­vi­cio más impor­tan­te y que se renue­va cada día es el espa­cio de noti­cias ‑con una media de 8 – 10 noti­cias nue­vas dia­rias- y que bási­ca­men­te con­sis­te en hacer­se eco de las luchas popu­la­res sobre todo de los Paï­sos Cata­lans ‑y en la medi­da que poda­mos de las nacio­nes sin esta­do del esta­do espa­ñol, del res­to de Euro­pa y del res­to del mundo‑, dar cober­tu­ra infor­ma­ti­va al avan­ce de l’Esquerra Inde­pen­den­tis­ta en nues­tro país ‑así, somos el alta­voz de la CUP en la red- y en gene­ral del teji­do aso­cia­ti­vo de nues­tro país. A su vez, tene­mos una impor­tan­te sec­ción de Opi­nión que pone­mos a dis­po­si­ción de todo aquel que quie­ra dar difu­sión y expo­ner sus argu­men­tos para con­tri­buir a la lucha ideo­ló­gi­ca del movi­mien­to independentista.

En este sen­ti­do, hemos sido refe­ren­tos en cues­tio­nes de actua­li­dad e inte­rés nacio­nal rea­li­zan­do cober­tu­ras espe­cia­les de todas las olas de con­sul­tas por la inde­pen­den­cia, las elec­cio­nes muni­ci­pa­les, la que­ma de foto­gra­fías del rey espa­ñol, las movi­li­za­cio­nes estu­dian­ti­les, etc.

Todo esto nos ha con­ver­ti­do en un medio refe­ren­cial para un sec­tor cada vez más impor­tan­te de gen­te, y de hecho hemos mul­ti­pli­ca­do por cua­tro la can­ti­dad de visi­tas dia­rias des­de el ini­cio, situán­do­nos actual­men­te alre­de­dor de las 1.800 visi­tas dia­rias de media. Esto nos espe­ro­na a ende­gar nue­vos pro­yec­tos, de los que ire­mos infor­man­do pró­xi­ma­men­te a medi­da que se acer­que nues­tro quin­to aniversario.

B-¿Tenéis algún tipo de rela­ción con gru­pos de Cata­lun­ya Nord? Por­que nos ima­gi­na­mos que vues­tro pro­yec­to es el que com­pren­de la tota­li­dad de las zonas de habla cata­la­na, lo que cono­ce­mos como Pai­sos catalans

LL- Evi­den­te­men­te, nues­tro pro­yec­to infor­ma­ti­vo no se enten­de­ría sin una visión estric­ta­men­te nacio­nal, es decir, que cubra infor­ma­ti­va­men­te el terri­to­rio que va des­de de Sal­ses (en la Cata­lun­ya Nord) a Guar­da­mar (en el País Valen­cià) y de Fra­ga (en la Fran­ja de Ponent, admi­nis­tra­ti­va­men­te en la comu­ni­dad de Ara­gón) a Maó (Illes Balears i Pitiü­ses). Esto sue­na muy ambi­cio­so, pero no es bala­dí remar­car las difi­cul­ta­des que exis­ten para abra­zar todo el terri­to­rio y que son tam­bién polí­ti­cas, ya que cada terri­to­rio avan­za a su rit­mo y tie­ne sus pecu­lia­ri­da­des. Como ya hemos sub­ra­ya­do, Lli​ber​tat​.cat es un pro­yec­to sin áni­mo de lucro en el que todos los que par­ti­ci­pan lo hacen volun­ta­ria­men­te, de modo que la cober­tu­ra que poda­mos hacer del con­jun­to del país no es el que nos gus­ta­ría, evi­dent­men­te. Somos ambi­cio­sos y nos gus­ta­ría poder ofre­cer infor­ma­ción dia­ria de cada terri­to­rio, pero las difi­cul­ta­des ahí están. Tene­mos cola­bo­ra­do­res que viven en todas las zonas, pero nues­tro equi­po tra­ba­ja mayo­ri­ta­ria­men­te en el Prin­ci­pat y es ahí don­de tene­mos mayor foca­li­za­ción, tam­bién por­que es don­de el movi­mien­to inde­pen­den­tis­ta avan­za más depri­sa. De todos modos, uno de los retos prin­ci­pa­les que tene­mos es el de expan­dir­nos territorialmente.

B‑Habéis esta­do hace poco en Eus­kal Herria, ¿que os impre­sio­nes os lle­váis a vues­tra tie­rra de este país que es vues­tra casa también?

LL- Nos lle­va­mos un boni­to ejem­plo de uni­dad inde­pen­den­tis­ta y de refe­ren­cia sin­di­cal que hemos inten­ta­do plas­mar en la entre­vis­ta que hici­mos a Igor de LAB. Os agra­de­ce­mos la hos­pi­ta­li­dad mos­tra­da y des­de todo el equi­po de Lli​ber​tat​.cat os man­da­mos un cáli­do abra­zo internacionalista.

B-¿Cómo veis des­de Cata­lun­ya el actual momen­to polí­ti­co vasco?

LL- Con opti­mis­mo y espe­ran­za. Como deci­mos en cata­lán, “cada terra fa sa gue­rra” (“cada tie­rra hace su gue­rra”). El pro­ce­so vas­co de eman­ci­pa­ción tie­ne su camino, el que ha deci­di­do el con­jun­to de acto­res polí­ti­cos y socia­les en cada momen­to, y espe­cial­men­te el que han esco­gi­do las per­so­nas más con­cien­cia­das y más com­pro­me­ti­das en cada momen­to his­tó­ri­co de su camino por la liber­tad, por su inde­pen­den­cia y sus dere­chos. En este sen­ti­do, obser­va­mos con admi­ra­ción los avan­ces en esta lucha y su capa­ci­dad de ade­cua­ción antre los cam­bios y las difi­cul­ta­des. Y vues­tro obje­ti­vo está muy pró­xi­mo por­que la desin­te­gra­ción del pro­yec­to espa­ñol es una evi­den­cia sin retorno, aun­que dé cole­ta­zos de rabia.

Una reali­dad nacio­nal y un movi­mien­to polí­ti­co que resis­te las embes­ti­das repre­si­vas (jurí­di­cas, poli­cia­les, mediá­ti­cas, socia­les) como las que está aguan­tan­do y esqui­van­do el movi­mien­to inde­pen­den­tis­ta vas­co tie­ne ase­gu­ra­da su super­vi­ven­cia, su expan­sión social y reno­va­ción gene­ra­cio­nal, y en últi­ma ins­tan­cia el éxi­to de sus obje­ti­vos. En pocas pala­bas: Esto no la para ni Dios.

B‑Y ya para ter­mi­nar, la bue­na rela­ción entre Boltxe, Lli­ber­tat y Diá­rio Liber­da­de, vie­ne a repre­sen­tar la uni­dad que debe haber entre nues­tros pue­blo en la lucha común con­tra el esta­do opre­sor espa­ñol y nues­tras inde­pen­den­cias. ¿No pen­sáis que eso tam­bién se debe­ría lle­var al terreno polí­ti­co y que las izquier­das sobe­ra­nis­tas debe­rían dar un paso ade­lan­te en ese sentido?

LL- Sin duda, y des­de la CUP se tie­ne pre­sen­te esto. El por­ta­voz nacio­nal, Marc Sallas, via­jó en diciem­bre a Gali­za para par­ti­ci­par a la pre­sen­ta­ción del Acuer­do Demo­crá­ti­co Gale­go en repre­sen­ta­ción de los Paï­sos Cata­lans, y el res­pal­do a la izquier­da aber­tza­le en el nue­vo hori­zon­te polí­ti­co es total. Sallas sig­nó, como repre­sen­tan­te de la CUP, un mani­fies­to que se pre­sen­tó hace pocos días y que exi­ge la fin de la dis­per­sión de los pre­sos vas­cos. Así que ya véis que por par­te de la CUP la dis­po­si­ción és máxima.

Sin duda algu­na el inter­na­cio­na­lis­mo entre las nacio­nes sin esta­do es muy impor­tan­te para hacer fren­te a un enemi­go que es común, en nues­tro caso el esta­do espa­ñol, y a nivel euro­peo y mun­dial el capi­ta­lis­mo. Con­ta­mos con unos ante­ce­den­tes his­tó­ri­cos de alian­zas vas­co-galai­co-cata­la­nas en los años vein­te (Galeus­ca) y seten­ta (el comr­po­mi­so de la Car­ta de Brest, entre inde­pen­den­tis­tas de diver­sas nacio­nes euro­peas) del siglo pasa­do. Por supues­to siem­pre sin dejar de lado tu ámbi­to de actua­ción, que en nues­tro caso es y va a ser siem­pre el cata­lán. Por esto des­de Lli​ber​tat​.cat valo­ra­mos muy posi­ti­va­men­te el acuer­do alcan­za­do con Boltxe y Diá­rio Liber­da­de por­que a pesar de las difi­cul­ta­des para lle­gar a todo es esen­cial tener­se unos a los otros.

Pues nada más, solo decir que ha sido un gus­to tene­ros en Eus­kal Herria y cono­ce­ros, salu­da­mos vues­tro pro­yec­to infor­ma­ti­vo y desear que esa amis­tad y cola­bo­ra­ción dure muchos años.

Igual­men­te, así lo espe­ra­mos. Salu­dos a todos los com­pa­ñe­ros y lec­to­res de Boltxe. ¡Muchas gracias!

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Twitter
Facebook
Telegram

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *