Elec­cio­nes en Irlan­da y lec­cio­nes para Eus­kal Herria

Boltxe Kolek­ti­boa

Edi­to­rial

Se han cele­bra­do las elec­cio­nes en la Repú­bli­ca de Irlan­da y han sal­ta­do algu­nas sor­pre­sas. Por un lado el cen­tro – izquier­da ha sido recep­tor de la fuga en masa del elec­to­ra­do des­de las posi­cio­nes de la dere­cha ultra libe­ral a la que pre­mió incons­cien­te­men­te en los tiem­pos de la espe­cu­la­ción, el prés­ta­mo y las bur­bu­jas eco­nó­mi­cas, tam­bién los ver­des han sido cas­ti­ga­dos por su deri­va opor­tu­nis­ta. Fren­te a fren­te, los gana­do­res. El cen­tro – izquier­da pero tam­bién (y este dato refuer­za a la izquier­da aber­tza­le sobre­ma­ne­ra en Eus­kal Herria), el Sin Feinn dupli­can­do votos y esca­ños. Ahí es nada, dupli­car resul­ta­dos en la Repú­bli­ca vinien­do de una situa­ción de cri­sis en las ante­rio­res elec­cio­nes.

Sin Feinn capi­ta­li­za la apues­ta de paz ini­cia­da años atrás de mane­ra cla­mo­ro­sa, antes ya lo hizo tam­bién en el nor­te de la repú­bli­ca toda­vía ampu­tado por el poder inglés y el unio­nis­mo. La lucha sigue, el tra­ba­jo de hor­mi­ga, puer­ta a puer­ta tam­bién. El sis­te­ma elec­to­ral de cir­cuns­crip­ción obli­ga a los aspi­ran­tes al acta elec­to­ral a tocar cada puer­ta de sus con­ve­ci­nos, he aquí un méto­do de tra­ba­jo para la izquier­da aber­tza­le, para la mayo­ría demo­crá­ti­ca vas­ca.

Hay que pisar la calle, pelear por los dere­chos socia­les y las peque­ñas – gran­des cosas de nues­tros entor­nos. La polí­ti­ca enten­di­da como el arte ora­to­rio flo­ral o como la deri­va sinies­tra de la adic­ción al sillón no pue­de tener un lugar en el cam­po popu­lar.

Y la apues­ta deci­di­da por la paz uni­da a la deman­da de demo­cra­cia para Eus­kal Herria vuel­ve a cen­trar a la izquier­da aber­tza­le y sus alia­dos polí­ti­cos en la polí­ti­ca vas­ca. A sema­nas vis­ta de los terre­mo­tos polí­ti­cos que se han pro­du­ci­do tras la pues­ta en esce­na de los vie­jos zorros José Mari Espar­za, magis­tral como siem­pre mar­ca la tác­ti­ca y el méto­do de mane­ra tan peda­gó­gi­ca como ame­na, «si vie­nen 1.000, quie­tos en Lerin», defen­dien­do la posi­ción, si son 1500 «en Lerin quie­tos», las defen­sas son sóli­das y nues­tra capa­ci­dad de com­ba­te sufi­cien­te, pero si son más de 2.000 «¡ahí se que­da Lerin».

Rom­per el ase­dio es el abc de la resis­ten­cia, ana­li­ce­mos la opi­nión del pue­blo de Irlan­da al Nor­te y al Sur de la Repú­bli­ca y vere­mos que paz demo­crá­ti­ca uni­do a la defen­sa de un pro­gra­ma social que de res­pues­ta a las dra­má­ti­cas situa­cio­nes popu­la­res es lo que nues­tro pue­blo y sus cla­ses explo­ta­das y rele­ga­das pre­ci­san seña­lan­do una y otra vez con el dedo la escan­da­lo­sa y tra­di­cio­nal ven­det­ta espa­ño­la y fran­ce­sa con­tra las pre­sas y pre­sos polí­ti­cos vas­cos, una situa­ción que ha de aca­bar.

En las urnas les espe­ra­mos a cora­zón abier­to, sin mie­do y segu­ros, al esta­do corres­pon­de des­pe­jar la ecua­ción, o per­mi­te que nos con­te­mos los demó­cra­tas y ocu­pe­mos las cuo­tas de poder que se hayan alcan­za­do o per­sis­te de nue­vo la irreal repre­sen­ta­ción impues­ta a la colo­nia vas­ca des­de la mori­bun­da metró­po­li madri­le­ña y con ella la con­ti­nui­dad fran­quis­ta que va camino ya de ini­ciar su noveno año. Este atra­co jurí­di­co – polí­ti­co tie­ne fecha de cadu­ci­dad, que a nadie le que­pa duda algu­na.

Como en Orreea­ga vamos a hacer His­to­ria, pero eso lo saben mejor que nadie el PSOE, PP y el PNV.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *