Israel bom­bar­dea una vez más Gaza – Rom­pien­do Muros

Bajo un deses­pe­ran­te silen­cio mediá­ti­co y en medio de la oscu­ri­dad de la noche, exac­ta­men­te a la 1 a.m., Israel ha lan­za­do 7 ata­ques con­tra la Fran­ja de Gaza. Dos bom­bas de cazas F16 (fabri­ca­ción esta­dou­ni­den­se) han caí­do en la fábri­ca de sumi­nis­tros médi­cos Al-Qerem en Jabal­ya, nor­te de Gaza. El edi­fi­cio está total­men­te des­truí­do, al igual que todos los sumi­nis­tros médi­cos y las matea­rías pri­mas. Gaza se encuen­tra ya en esta­do de cri­sis por fal­ta de sumi­nis­tros médi­cos, este bom­bar­deo sig­ni­fi­ca­rá que las más bási­cas nece­si­da­des médi­cas segui­rán sien­do de impo­si­ble cum­pli­mien­to en la Fran­ja. El edi­fi­cio era el ter­ce­ro en impor­tan­cia en alma­ce­na­mien­to de estos sumi­nis­tros.

Los demás ata­ques fue­ron a los edi­fi­cios de Kan You­nis, Zay­toon y el área de la ciu­dad de Rafah.

En estos momen­tos en que el mun­do obser­va con suma aten­ción los acon­te­ci­mien­tos en Egip­to, las fuer­zas sio­nis­tas pare­cen apro­ve­char la situa­ción para arre­me­ter con­tra la pobla­ción gaza­tí una vez más. En este caso, ata­can­do obje­ti­vos cla­ves de nece­si­dad de la pobla­ción, como son los medi­ca­men­tos.

Al mis­mo tiem­po la rebe­lión popu­lar en Egip­to man­tie­ne cerra­do el paso de Rafah des­de el 30 de enero, puer­ta de oxí­geno de Gaza por la que entran a tra­vés de sus túne­les todo tipo de mate­rias pri­mas y gasó­leo.

Las per­so­nas que solían con­tra­ban­dear com­bus­ti­ble no están o se unie­ron a la rebe­lión popu­lar. El con­tra­ban­do dis­mi­nu­yó a su pun­to más bajo cuan­do se inten­si­fi­ca­ron los enfren­ta­mien­tos entre la pobla­ción del nor­te de la penín­su­la del Sinaí y las fuer­zas de segu­ri­dad.

“Gaza nece­si­ta 800.000 litros de gasó­leo, de los cua­les 200.000 son para la prin­ci­pal plan­ta de ener­gía, y 300.000 litros de gaso­li­na al día”, seña­ló Mah­moud al-Sha­wa, pre­si­den­te de la jun­ta de direc­to­res de la Auto­ri­dad de Recur­sos Natu­ra­les y Ener­gía de Pales­ti­na. Aho­ra sólo lle­ga la mitad. La mayor par­te del com­bus­ti­ble entra por los túne­les entre Egip­to y la Fran­ja, pues el que lle­ga de Israel no sólo es poco, sino que es dema­sia­do caro para la mayo­ría de los gaza­tíes.

“Un litro de gasó­leo de Egip­to cues­ta 45 cen­ta­vos de dólar, mucho menos que 1,66 dóla­res que cues­ta el de Israel”, seña­ló Al-Sha­wa.

“Pido al pri­mer minis­tro Salam Fay­yad, desig­na­do por la ANP, y a Abbas que eli­mi­nen los impues­tos para que la pobla­ción pue­da com­prar gaso­li­na. Hace cua­tro años que Gaza sopor­ta el blo­queo israe­lí y la gen­te no tie­ne tra­ba­jo”, agre­gó.

“Tene­mos un gra­ve pro­ble­ma. Pido al mun­do y a Esta­dos Uni­dos que se acuer­den de Gaza. Habrá un desas­tre si no hace­mos nada”, aler­tó.

Antes del 30 de enero el cru­ce de Rafah esta­ba abier­to cin­co días a la sema­na para los extran­je­ros y los pales­ti­nos que cir­cu­la­ban para reci­bir aten­ción médi­ca, visi­tar fami­lia­res y estu­diar. Se iban unos 400 gaza­tíes y regre­sa­ban unos 200 al día. Aho­ra la ter­mi­nal está vacía, se fue­ron todos los fun­cio­na­rios y emplea­dos.

Según decla­ra­cio­nes de Ken O’Keefe des­de la zona al menos un niño ha muer­to en los ata­ques de ano­che del ejér­ci­to israe­lí a Gaza.

(Toma­do de Rom­pien­do Muros)

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *