Des­ca­la­bro labo­ral: 188.268 per­so­nas des­em­plea­das en Hego Eus­kal Herria – LAB Sin­di­ka­tua

El año recién estre­na­do no podía empe­zar peor. Las ofi­ci­nas de los ser­vi­cios públi­cos de empleo han regis­tra­do un total de 188.268 per­so­nas des­em­plea­das en Hego Eus­kal Herria, superan­do así la cota más ele­va­da alcan­za­da has­ta aho­ra des­de el ini­cio de la cri­sis y con­vir­tién­do­se en la cifra de paro más alta de toda la serie com­pa­ra­ble (en 1996 se implan­tó la meto­do­lo­gía vigen­te para la medi­ción del paro regis­tra­do).

Por tan­to, la evo­lu­ción del paro duran­te el pri­mer mes de 2011 ha deja­do un sal­do neto muy nega­ti­vo con 9.296 per­so­nas más en des­em­pleo, entre las cua­les sie­te de cada diez son muje­res.

El fuer­te repun­te del paro pro­du­ci­do en enero repre­sen­ta un incre­men­to del 5,2% con res­pec­to a la cifra regis­tra­da en diciem­bre, aun­que la subi­da ha sido mucho más seve­ra entre la juven­tud (+7,9%).

Todos estos datos vie­nen a con­fir­mar el des­ca­la­bro labo­ral que ya venían ade­lan­tan­do las dife­ren­tes encues­tas rea­li­za­das sobre el mer­ca­do de tra­ba­jo; pero sobre todo cons­ti­tu­yen la prue­ba pal­pa­ble que cer­ti­fi­ca la inefi­ca­cia de la refor­ma labo­ral para favo­re­cer la crea­ción de empleo.

En este sen­ti­do, que­re­mos des­ta­car que este espec­ta­cu­lar aumen­to del paro se ins­cri­be en un con­tex­to carac­te­ri­za­do por la impo­si­ción de toda una bate­ría de medi­das regre­si­vas y anti­so­cia­les. La últi­ma de estas agre­sio­nes con­tra la cla­se tra­ba­ja­do­ra ha sido el recor­te de las pen­sio­nes y el retra­so de la edad de jubi­la­ción, una medi­da adop­ta­da por el gobierno del PSOE con la cola­bo­ra­ción nece­sa­ria de CCOO y UGT.

Ade­más del enor­me retro­ce­so social que impli­ca la refor­ma de las pen­sio­nes pac­ta­da, es nece­sa­rio adver­tir que tam­bién supon­drá un nue­vo obs­tácu­lo que blo­quea­rá el acce­so de la juven­tud al empleo.
De todo esto saca­mos dos con­clu­sio­nes:

- CCOO y UGT han con­su­ma­do una nue­va trai­ción con­tra la cla­se tra­ba­ja­do­ra para par­ti­ci­par en el «bai­le de los vam­pi­ros» orga­ni­za­do como ofren­da a los mer­ca­dos, y entre­gan en sacri­fi­cio nues­tras pen­sio­nes atri­bu­yén­do­se una repre­sen­ta­ti­vi­dad sin­di­cal que en Hego Eus­kal Herria no les corres­pon­de.

- El actual mar­co cons­ti­tu­cio­nal, con inde­pen­den­cia del gra­do de incum­pli­mien­to o de inter­pre­ta­cio­nes uni­la­te­ra­les del ins­tru­men­to esta­tu­ta­rio, impi­de el desa­rro­llo de un Mar­co Vas­co de Rela­cio­nes Labo­ra­les y Pro­tec­ción Social que nos per­mi­ta tomar nues­tras pro­pias deci­sio­nes res­pec­to a aque­llas mate­rias de carác­ter socio­la­bo­ral que cons­ti­tu­yen el núcleo cen­tral de las preo­cu­pa­cio­nes de la cla­se tra­ba­ja­do­ra vas­ca.

Gas­teiz, 2 de febre­ro de 2011

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *