Déci­mo ani­ver­sa­rio de la muer­te de José María Sán­chez Casas- Insur­gen­te

El 28 de enero de 2001, recién comen­za­do el nue­vo siglo, falle­cía en el hos­pi­tal de Cór­do­ba el inte­lec­tual y revo­lu­cio­na­rio comu­nis­ta José María Sán­chez Casas. Hagan clic en «Leer más» para cono­cer mejor su bio­gra­fía y su obra.

Bre­ve sem­blan­za de José María Sán­chez Casas


José María nace en Cádiz el 15 de mayo de 1942.

Auto­di­dac­ta, ingre­sa en la clan­des­ti­na OMLE en 1968, cuan­do era un tra­ba­ja­dor del mue­lle gadi­tano y direc­tor del cono­ci­do gru­po de tea­tro Qui­me­ra.

Fun­da el PCE (recons­ti­tui­do) en 1975, pasan­do a diri­gir el gru­po y la revis­ta Pue­blo y Cul­tu­ra.

En julio de 1976 es dete­ni­do, tor­tu­ra­do y encar­ce­la­do.

En 1978 sale en liber­tad y se inte­gra en los GRAPO.

El 9 de octu­bre de 1979 es dete­ni­do de nue­vo, como máxi­mo res­pon­sa­ble de esta orga­ni­za­ción arma­da, sien­do bru­tal­men­te tor­tu­ra­do duran­te 10 días y encar­ce­la­do.

Debi­do a la terri­ble situa­ción que se vive en las cár­ce­les del Esta­do espa­ñol, José María par­ti­ci­pa en 18 huel­gas de ham­bre, una de ellas de 435 días de dura­ción, des­de noviem­bre de 1989 a febre­ro de 1991.

A cau­sa de la dis­per­sión, reco­rre 15 pri­sio­nes.

El 10 de abril de 1996 sufre un infar­to de mio­car­dio que casi le cues­ta la vida, lo que da lugar a una cam­pa­ña de soli­da­ri­dad en la calle para que sea excar­ce­la­do debi­do a su frá­gil salud, que en pri­sión se veía mina­da y agra­va­da día a día. Has­ta los pro­pios ser­vi­cios car­ce­la­rios de la pri­sión de Sevi­lla II reco­men­da­ron a Ins­ti­tu­cio­nes Peni­ten­cia­rias que Sán­chez Casas lle­va­ra una vida «no tan dura» si no que­rían tener una nue­va muer­te en pri­sión. Pero poco cam­bió tal situa­ción.

Por fin, el 20 de julio de 1997, Sán­chez Casas salió en liber­tad de la pri­sión de Sevi­lla.

Nada más salir de la cár­cel, la Fis­ca­lía de Sevi­lla le abrió dili­gen­cias por unas decla­ra­cio­nes suyas, con­ve­nien­te­men­te ter­gi­ver­sa­das por Fal­si­me­dia.

Des­de su excar­ce­la­ción se dedi­có a la cul­tu­ra popu­lar, sobre todo en los cam­pos del tea­tro y de la pin­tu­ra, siem­pre con el com­pro­mi­so polí­ti­co como eje. Sus dibu­jos y cua­dros se expu­sie­ron en dis­tin­tos paí­ses.

En el verano de 2000, las fuer­zas vivas gadi­ta­nas le nega­ron la entre­ga del pri­mer pre­mio inter­na­cio­nal del car­tel para el Car­na­val de Cádiz de 2001.

En octu­bre de 2000 entra ya en una fase crí­ti­ca, con con­ti­nuas hos­pi­ta­li­za­cio­nes, has­ta que el 28 de enero de 2001 su cora­zón se detu­vo para siem­pre mien­tras espe­ra­ba un tras­plan­te.

Direc­tor de los gru­pos Qui­me­ra, tea­tro popu­lar, y La Tra­lla, tea­tro insur­gen­te, deja escri­tas dos nove­las iné­di­tas de argu­men­to social (Noveno círcu­loLa Mara­ña), vein­te obras de tea­tro, dos mil dibu­jos, cien­to cin­cuen­ta lien­zos y una gran can­ti­dad de guio­nes y de mon­ta­jes para radio y tele­vi­sión.

Uti­li­zó los seu­dó­ni­mos Garra­tón y Var­gas (Cama­ra­da Var­gas era su nom­bre de gue­rra).

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *