6 intere­san­tes articu­los sobra la reali­dad de la RDP de Corea- Corea hoy

El ver­da­de­ro ori­gen del pro­ble­ma nuclear en la Penín­su­la de Corea

Par­ti­do Chon­dois­ta Chong‑u

Artícu­lo de un sur­co­reano en el Nor­te, sobre vivien­da

Nacio­nes Uni­das reco­no­ce el nivel edu­ca­ti­vo de Corea, inclu­so en aldeas

El Ins­ti­tu­to Supe­rior de Indus­tria de Hui­chon

Pro­yec­tis­tas de la capi­tal

El ver­da­de­ro ori­gen del pro­ble­ma nuclear en la Penín­su­la de Corea

An Mu Gwang (Corea hoy)

Hoy la situa­ción de la Penín­su­la Corea­na sigue sien­do ten­sa. Esta­dos Uni­dos con­si­de­ra la Penín­su­la situa­da en el cen­tro del nores­te asiá­ti­co como impor­tan­te base estra­té­gi­ca de pri­me­ra línea para poner esta región bajo su influen­cia y rea­li­zar la domi­na­ción polí­ti­ca y eco­nó­mi­ca del mun­do. Pre­tex­tan­do el pro­ble­ma nuclear de la Penín­su­la Corea­na agra­va la tiran­tez con el inten­to agre­si­vo.

El pro­ble­ma nuclear de la Penín­su­la Corea­na ha sur­gi­do por cul­pa de EE.UU. En la déca­da de 1950 este país pla­neó el uso de armas ató­mi­cas pre­pa­ran­do la gue­rra de agre­sión a Corea. El 7 de julio de 1950, poco des­pués del des­en­ca­de­na­mien­to de la gue­rra corea­na, Mac Arthur sos­tu­vo la con­ver­sa­ción secre­ta tele­fó­ni­ca con Tru­man, y le dijo: “Yo conoz­co la uti­li­dad espe­cial de empleo de la bom­ba ató­mi­ca en la Penín­su­la Corea­na.” Tres días des­pués el jefe del Esta­do Mayor de las fuer­zas terres­tres, Collins, el jefe del Esta­do Mayor del ejér­ci­to aéreo Van­den­berg y Mac Arthur deli­be­ra­ron el pro­ble­ma de arro­jar la bom­ba ató­mi­ca en deter­mi­na­da región de la Penín­su­la Corea­na. Entre tan­to armas nuclea­res comen­za­ron a tras­la­dar­se hacia Corea. En agos­to de 1950 estas armas lis­tas para el mon­ta­je se trans­por­ta­ron con urgen­cia a un por­ta­avio­nes nor­te­ame­ri­cano que se encon­tra­ba en el mar cer­cano de la Penín­su­la Corea­na.

Un corres­pon­sal de la AP denun­ció el 30 de noviem­bre de 1950 que “Hoy el pre­si­den­te Tru­man ha afir­ma­do en la con­fe­ren­cia de pren­sa que tie­ne en con­si­de­ra­ción el uso de la bom­ba ató­mi­ca en Corea y su empleo será deci­di­do por los coman­dan­tes del ejér­ci­to nor­te­ame­ri­cano en el fren­te”. El mis­mo día la avia­ción estra­té­gi­ca nor­te­ame­ri­ca­na reci­bió la direc­ti­va de estar lis­ta para enviar de inme­dia­to bom­bar­de­ros y arro­jar bom­ba ató­mi­ca en el Extre­mo Orien­te. En diciem­bre del mis­mo año, Mac Arthur, jefe del ejér­ci­to nor­te­ame­ri­cano en el Extre­mo Orien­te escu­pió estas pala­bras vio­len­tas: “En la par­te nor­te de Corea se for­ma­rá una zona de paso de radiac­ti­vi­dad que va des­de el mar Este has­ta el mar Oes­te. En esta zona no podrán rena­cer los seres vivien­tes duran­te 60 ó 120 años”.

Des­pués de la tre­gua Esta­dos Uni­dos se puso a traer armas nuclea­res al Sur de Corea. En mayo de 1957 el secre­ta­rio del depar­ta­men­to de Esta­do nor­te­ame­ri­cano Dulles en una con­fe­ren­cia de pren­sa anun­ció ofi­cial­men­te el plan de traer armas nuclea­res al Sur de Corea. En la 75 reu­nión de la comi­sión de armis­ti­cio mili­tar, que tuvo lugar en junio de 1957 Esta­dos Uni­dos decla­ró la anu­la­ción uni­la­te­ral de la cláu­su­la D del artícu­lo 13 del Acuer­do de Armis­ti­cio que esti­pu­la la prohi­bi­ción de la intro­duc­ción de nue­vas armas, y en el mes siguien­te mani­fes­tó que se ponía a per­tre­char con armas nuclea­res sus tro­pas ocu­pan­tes de Corea del Sur y el 29 de enero de 1958 publi­có ofi­cial­men­te que intro­du­jo armas ató­mi­cas en el Sur de Corea. Algu­nos días des­pués exhi­bie­ron sus­tan­cial­men­te el cañón ató­mi­co de 280 mm y el misil nuclear “Honest John” en la coman­dan­cia del pri­mer cuer­po del ejér­ci­to nor­te­ame­ri­cano esta­cio­na­do en Corea del Sur y en mayo del mis­mo año efec­tua­ron el ensa­yo de tiro de caño­nes ató­mi­cos.

Con pos­te­rio­ri­dad las bases ató­mi­cas de EE.UU. en el Sur de Corea se refor­za­ron aún más. Según datos de un libro edi­ta­do en 1993 por el depar­ta­men­to de Esta­do nor­te­ame­ri­cano, en la Penín­su­la Corea­na fue­ron des­ple­ga­das a comien­zos de 1958 la uni­dad de misi­les “Honest John” y la divi­sión ató­mi­ca “Pen­to­mic” y en 1959 misi­les “Mata­dor” con oji­vas nuclea­res para el ejér­ci­to aéreo en el Sur de Corea, y se lle­vó a cabo en gran esca­la el simu­la­cro de gue­rra nuclear.

A fines de la déca­da de 1950 Esta­dos Uni­dos des­ple­gó en el Sur de Corea el bata­llón 588 de pro­yec­ti­les tele­di­ri­gi­dos de su ejér­ci­to aéreo y esta­ble­ció la cuar­ta coman­dan­cia de estas armas y en los años de 1960 reali­zó la moder­ni­za­ción de la divi­sión ató­mi­ca, al traer pro­yec­ti­les tele­di­ri­gi­dos “Nike Hér­cu­les” y “Hawk” entre otros arte­fac­tos de exter­mi­nio masi­vo. En la déca­da de 1970 des­ple­gó pro­yec­ti­les ató­mi­cos para obu­ses de 8 pul­ga­das, oji­vas “Ser­geant”, misi­les “Lan­ce”, caza­bom­bar­de­ros por­ta­do­res de bom­bas ató­mi­cas y otros medios béli­cos. En los años de 1980 puso a la dis­po­si­ción de sus tro­pas en el Sur de Corea bom­bas nuclea­res para obu­ses de 155 mm, que no había des­ple­ga­do has­ta enton­ces en nin­gu­na base mili­tar en el extran­je­ro, y tra­jo has­ta bom­bas de neu­tro­nes y misi­les “Pershing‑2” de mediano alcan­ce.

El impe­ria­lis­mo esta­dou­ni­den­se cons­tru­yó las bases ató­mi­cas del ejér­ci­to aéreo en las regio­nes de Osan, Kun­san y Kwang­ju y las bases de abas­te­ci­mien­to de armas nuclea­res y las bases nava­les en Tae­gu, Jinhae, Pusan y Phohang.

Has­ta antes de 1991 más de 1720 armas nuclea­res tác­ti­cas de EE.UU. fue­ron des­ple­ga­das en Corea del Sur, lo que superó en su den­si­dad 4 veces que en la región de la OTAN.

En la 38 reu­nión anual del “Con­se­jo de segu­ri­dad” Corea del Sur-EE.UU. que se efec­tuó en octu­bre de 2006, la par­te nor­te­ame­ri­ca­na reco­no­ció como hecho con­su­ma­do des­ple­gar no solo armas ató­mi­cas tác­ti­cas sino tam­bién las estra­té­gi­cas en caso de emer­gen­cia en la Penín­su­la Corea­na. En 2008 fra­guó has­ta un docu­men­to sobre la ofer­ta de las “fuer­zas de res­tric­ción amplia­da”, que esti­pu­ló tex­tual­men­te el uso de armas nuclea­res con­tra nues­tra Repú­bli­ca.

Duran­te más de 40 años a par­tir de 1969 EE.UU. per­pe­tró sin cesar las manio­bras con­jun­tas con el ejér­ci­to sur­co­reano para la gue­rra nuclear, tales como “Focus Reti­na”, “Free­dom Bolt”, “Team Spi­rit”, “Ejer­ci­cios con­jun­tos de refuer­zo en el perío­do de gue­rra”, “Key Resol­ve”, “Águi­la”, “Ulji Free­dom Guar­dian”.

El gobierno de la RPDC hizo muchos esfuer­zos para eli­mi­nar la ince­san­te ame­na­za nuclear de EE.UU. Pro­pu­so en 1959 la ini­cia­ti­va de crear en Asia la zona de paz, libre de armas ató­mi­cas, pre­sen­tó en 1981 pro­yec­to de crear el nores­te asiá­ti­co como la zona de paz, la pro­pues­ta de 1986 de con­ver­tir la Penín­su­la Corea­na en la zona des­nu­clea­ri­za­da, y en diciem­bre de 1985 entró en el Tra­ta­do de No Pro­li­fe­ra­ción de Armas Nuclea­res. No obs­tan­te estos esfuer­zos no die­ron el resul­ta­do espe­ra­do. La Repú­bli­ca se vio obli­ga­da a reti­rar­se del Tra­ta­do arri­ba men­cio­na­do, en que había ingre­sa­do con la espe­ran­za de la des­apa­ri­ción de la ame­na­za nuclear de EE.UU. Dado que EE.UU. pro­me­tía el cese del simu­la­cro de gue­rra nuclear “Team Spi­rit”, nues­tra Repú­bli­ca dio el apo­yo acti­vo a la ins­pec­ción irre­gu­lar del Orga­nis­mo Inter­na­cio­nal de Ener­gía Ató­mi­ca que se efec­tuó 6 veces entre mayo de 1992 y febre­ro de 1993, de acuer­do con la cláu­su­la corres­pon­dien­te del Tra­ta­do de No Pro­li­fe­ra­ción de Armas Nuclea­res.

Pero EE.UU. inven­tó la “reso­lu­ción de ins­pec­ción espe­cial” so pre­tex­to de la “sos­pe­cha del desa­rro­llo de armas nuclea­res”, antes de con­cluir­se la ins­pec­ción irre­gu­lar del OIEA, que se efec­tua­ba según el con­ve­nio de garan­tía. Y reanu­dó las manio­bras con­jun­tas “Team Spi­rit” que había inte­rrum­pi­do, con el pro­pó­si­to de impo­ner­nos la ins­pec­ción espe­cial median­te la abier­ta ame­na­za nuclear.

Corea decla­ró el 12 de mar­zo de 1993 el reti­ro del Tra­ta­do de No Pro­li­fe­ra­ción de Armas Nuclea­res, a fin de defen­der la sobe­ra­nía y la segu­ri­dad del país y lo comu­ni­có a los paí­ses depo­si­ta­rios del Tra­ta­do. Des­pués, se enta­bla­ron las con­ver­sa­cio­nes EE.UU.-Corea y el 11 de junio de 1993 fue publi­ca­da la decla­ra­ción con­jun­ta de EE.UU. y Corea, de acuer­do con la cual nues­tro país tomó la medi­da uni­la­te­ral de sus­pen­der tem­po­ral­men­te la vigen­cia del reti­ro del Tra­ta­do duran­te las con­ver­sa­cio­nes Corea-EE.UU.. El 21 de octu­bre de 1994, fue fir­ma­do el Acuer­do Bási­co Corea-EE.UU. para la solu­ción del pro­ble­ma nuclear de la Penín­su­la Corea­na. Pero la admi­nis­tra­ción Bush lo nuli­fi­có uni­la­te­ral­men­te y defi­nió a nues­tro país como “eje de mal” en el dis­cur­so del Esta­do de la Unión del 30 de enero de 2002. En mar­zo del mis­mo año publi­có el “infor­me de esta­do nuclear”, deter­mi­nan­do nues­tro país como blan­co de la anti­ci­pa­da nuclear, y Corea fue pues­ta al peli­gro de la catás­tro­fe nuclear. En fin de cuen­tas todos los esfuer­zos resul­ta­ron infruc­tí­fe­ros. La últi­ma alter­na­ti­va era enfren­tar con armas nuclea­res a la ame­na­za ató­mi­ca.

El 10 de enero de 2003 el gobierno de la Repú­bli­ca se reti­ró defi­ni­ti­va­men­te del Tra­ta­do al decla­rar la vita­li­dad de la efi­ca­cia de la reti­ra­da del mis­mo tra­ta­do, que esta­ba sus­pen­di­da duran­te 10 años. En octu­bre de 2006 efec­tuó el pri­mer ensa­yo nuclear y el segun­do en mayo de 2009.

Es inva­ria­ble la posi­ción de la Repú­bli­ca de esta­ble­cer el sis­te­ma de paz dura­de­ra y rea­li­zar la des­nu­clea­ri­za­ción en la Penín­su­la Corea­na.

El año pasa­do el minis­te­rio de Rela­cio­nes Exte­rio­res de la RPD de Corea publi­có el memo­rán­dum, que seña­ló en par­ti­cu­lar:

“…

Las fuer­zas nuclea­res de la RPD de Corea tie­nen por su misión dete­ner y recha­zar la agre­sión y el ata­que al país y la nación, has­ta rea­li­zar­se la des­nu­clea­ri­za­ción de la Penín­su­la Corea­na y el mun­do. La Repú­bli­ca man­tie­ne inva­ria­ble­men­te la polí­ti­ca de no usar armas nuclea­res y no ame­na­zar con éstas a los Esta­dos que no las poseen, en tan­to que no par­ti­ci­pen en la agre­sión y la ofen­si­va con­tra noso­tros, en con­tu­ber­nio con paí­ses posee­do­res de armas nuclea­res. Toma­rá par­te en los esfuer­zos inter­na­cio­na­les de desar­me nuclear, des­de la posi­ción igual que otros posee­do­res de armas nuclea­res. Los esfuer­zos ince­san­tes de la Repú­bli­ca para la des­nu­clea­ri­za­ción de la Penín­su­la Corea­na y el mun­do con­ti­nua­rán…”

Par­ti­do Chon­dois­ta Chong‑u

Entre­vis­ta con Choe Tong Gwan, jefe de sec­ción del CC del Par­ti­do Chon­dois­ta Chong‑u con moti­vo del 65 ani­ver­sa­rio de su fun­da­ción

Pre­gun­ta: Este año el Par­ti­do Chon­dois­ta Chong‑u cum­ple el 65 ani­ver­sa­rio de su fun­da­ción. El chon­dois­mo se cal­cu­la que se creó hace cien­to y dece­nas de años en nues­tro país. ¿Pue­de expli­car con­cre­ta­men­te sobre el naci­mien­to del chon­dois­mo y la fun­da­ción del Par­ti­do Chon­dois­ta?

Res­pues­ta: El chon­dois­mo apa­re­ció el 5 de abril de 1860, épo­ca de la dinas­tía de los Ri (1392−1910) con el obje­ti­vo de sal­var a los hom­bres que sufrían la opre­sión y explo­ta­ción bajo la cruel polí­ti­ca anti­po­pu­lar de aquel tiem­po.

Su dog­ma es con­si­de­rar al hom­bre como el cie­lo, crear un país ideal en la Tie­rra, sal­var al hom­bre del sufri­mien­to, con­tri­buir al país y ase­gu­rar la tran­qui­li­dad del pue­blo, lle­nar de bon­dad al mun­do. Es decir, plan­tea como su máxi­mo ideal cons­truir un país en la Tie­rra don­de todos tra­ba­jen y vivan feli­ces por igual y sean lon­ge­vos sin morir.

El chon­dois­mo es la reli­gión indí­ge­na de la nación crea­da sis­te­ma­ti­zan­do la doc­tri­na orien­tal apa­re­ci­da en nues­tro país a media­dos del siglo XIX.

Los chon­dois­tas, bajo la ban­de­ra de aca­bar con la tira­nía y sal­var al pue­blo, recha­zar a lo occi­den­tal y al Japón, con­tri­buir al país y ase­gu­rar la tran­qui­li­dad del pue­blo, lucha­ron valien­te­men­te con­tra los corrom­pi­dos e imbé­ci­les gober­na­do­res feu­da­les y la agre­sión de Japón a nues­tro país.

La gue­rra cam­pe­si­na de Kabo, que el chon­dois­mo lla­mó “la pri­me­ra revo­lu­ción en la doc­tri­na orien­tal”, cum­plió pape­les posi­ti­vos en moti­var al pue­blo a levan­tar­se en luchas con­tra agre­sio­nes en la segun­da mitad del siglo XIX.

En el levan­ta­mien­to popu­lar del pri­me­ro de mar­zo de 1919 tam­bién los chon­dois­tas lucha­ron sin tre­gua para res­ca­tar la sobe­ra­nía arre­ba­ta­da por el impe­ria­lis­mo japo­nés.

Esas luchas se arre­cia­ron más al arri­bar a los años 30. Atraí­dos por la idea del Pre­si­den­te <span>Kim Il Sung</span> de con­si­de­rar al pue­blo como el cie­lo y su cua­li­dad moral se incor­po­ra­ron masi­va­men­te a la Aso­cia­ción para la Res­tau­ra­ción de la Patria, orga­ni­za­ción de fren­te uni­do nacio­nal anti­ja­po­ne­ses, fun­da­da y orien­ta­da por el Pre­si­den­te y apo­ya­ron mate­rial y espi­ri­tual­men­te la Lucha Arma­da Anti­ja­po­ne­sa con­tri­bu­yen­do a la empre­sa de la libe­ra­ción de la patria.

El Par­ti­do Chon­dois­ta Chong‑u fue fun­da­do el 8 de febre­ro de 1946 como par­ti­do demo­crá­ti­co inte­gra­do por chon­dois­tas como refle­jo de la aspi­ra­ción y deman­da de las masas popu­la­res de barrer las con­se­cuen­cias de la domi­na­ción colo­nial del impe­ria­lis­mo japo­nés y de cons­truir una nue­va socie­dad demo­crá­ti­ca.

Pre­gun­ta: ¿La posi­ción del Par­ti­do Chon­dois­ta Chong‑u sobre la edi­fi­ca­ción socia­lis­ta y la reuni­fi­ca­ción de la patria?

Res­pues­ta: El obje­ti­vo supre­mo de nues­tro Par­ti­do es alcan­zar la reuni­fi­ca­ción inde­pen­dien­te y pací­fi­ca de la patria median­te la gran uni­dad de toda la nación, y cons­truir una socie­dad don­de todos gocen de igual­dad y bien­es­tar.

Nues­tro Par­ti­do acep­tó la línea de cons­truc­ción de una nue­va patria, plan­tea­da por el Pre­si­den­te <span>Kim Il Sung</span> como el camino más rec­to para lle­var a cabo el dog­ma del chon­dois­mo de crear un país ideal en la tie­rra y sal­var al hom­bre del sufri­mien­to y ha toma­do par­te acti­va en la edi­fi­ca­ción de una patria rica y pode­ro­sa.

Las refor­mas demo­crá­ti­cas efec­tua­das en la pos­li­be­ra­ción como la agra­ria y la de nacio­na­li­za­ción de indus­trias impor­tan­tes, se con­cor­da­ron ple­na­men­te con los intere­ses de todo el pue­blo, o sea no solo de los obre­ros y cam­pe­si­nos, sino tam­bién de los chon­dois­tas. Así que el Par­ti­do Chon­dois­ta cum­plió un papel corres­pon­dien­te en la fun­da­ción de la RPDC y en las pos­te­rio­res labo­res para con­so­li­dar los órga­nos de Poder Popu­lar.

En la gue­rra corea­na (1950−1953), bajo la ban­de­ra de “recha­zar a lo occi­den­tal y al Japón” y “con­tri­buir al país y ase­gu­rar la tran­qui­li­dad del pue­blo”, muchos de chon­dois­tas se ofre­cie­ron a com­ba­tir en el fren­te para defen­der a cos­ta de su san­gre el terri­to­rio de la patria y a ase­gu­rar la pro­duc­ción de tiem­po de gue­rra y apo­yo al fren­te hacien­do gran­des apor­tes a nues­tra vic­to­ria.

Pos­te­rior­men­te, tan­to en el perío­do de res­tau­ra­ción y cons­truc­ción de pos­gue­rra y de gran ascen­so de Cho­lli­ma, como en el de la edi­fi­ca­ción socia­lis­ta los chon­dois­tas y miem­bros de su par­ti­do tra­ba­ja­ron con entu­sias­mo. Hoy en día luchan con entre­ga total para cons­truir una gran poten­cia prós­pe­ra y lograr la reuni­fi­ca­ción de la patria.

Reuni­fi­car el país es el deseo uná­ni­me y la máxi­ma tarea de la nación.

Noso­tros, los reli­gio­sos y mili­tan­tes del par­ti­do fie­les al dog­ma del chon­dois­mo de amar al país y a la nación par­ti­ci­pa­re­mos en cuer­po y alma en la sagra­da lucha por reuni­fi­car la patria uni­dos com­pac­ta­men­te según el ideal de “entre los com­pa­trio­tas” y levan­tan­do en alto el gran pro­gra­ma para la reuni­fi­ca­ción: la Decla­ra­ción Con­jun­ta del 15 de junio y el pro­gra­ma para cum­plir­lo: la Decla­ra­ción del 4 de octu­bre.

Artícu­lo de un sur­co­reano en el Nor­te, sobre vivien­da

Jong Kyu Jin, miem­bro de la Socie­dad de los Sur­co­rea­nos

en el Nor­te por la Pro­mo­ción de la Reuni­fi­ca­ción Pací­fi­ca.

En las vivien­das de la ave­ni­da Man­su­dae, recién cons­trui­das en la capi­tal Pyong­yang, se oyen, a tra­vés de las ven­ta­nas, risas y can­cio­nes, men­sa­je­ras de la feli­ci­dad.

Por la invi­ta­ción de un ami­go visi­té su casa en esa ave­ni­da y per­ci­bí de nue­vo la gran­de­za de los bene­fi­cios del Esta­do. He vivi­do más de 20 años en el régi­men socia­lis­ta del Nor­te, don­de el Esta­do cons­tru­ye anual­men­te gran can­ti­dad de vivien­das y las dis­tri­bu­ye gra­tis a los tra­ba­ja­do­res. Esta reali­dad ofre­ce dema­sia­do gran con­tras­te con la socie­dad sur­co­rea­na en que vivía antes de pasar­me al Nor­te. Y tomé el pin­cel para escri­bir mis impre­sio­nes.

* * *

La casa es cosa indis­pen­sa­ble en la vida huma­na, su cuna y fuen­te de la feli­ci­dad. Sin poseer la suya pro­pia uno no pue­de espe­rar la ale­gría y la dicha de la fami­lia ni evi­tar el trá­gi­co des­tino como pája­ro sin nido. Pues des­de tiem­pos remo­tos se decía que “la mayor de las tris­te­zas es des­po­seer la casa”, y que “para los niños la mamá repre­sen­ta el hogar y para los adul­tos a la inver­sa”.

Podría decir que la lar­ga his­to­ria de la huma­ni­dad es el pro­ce­so de sus esfuer­zos incan­sa­bles para pre­pa­rar y mejo­rar su alo­ja­mien­to. Hace poco fue publi­ca­da en la pren­sa la noti­cia del des­cu­bri­mien­to de la cue­va Chongpha­dae del dis­tri­to Hwang­ju, pro­vin­cia Hwanghae del Nor­te, don­de se encon­tra­ron hue­sos petri­fi­ca­dos de seres huma­nos y ani­ma­les, e ins­tru­men­tos de tra­ba­jo, que datan, según la supo­si­ción, de 60 – 30 mil años atrás. Se tra­ta de un alo­ja­mien­to pri­mi­ti­vo de la huma­ni­dad.

Pos­te­rior­men­te apa­re­cie­ron la caba­ña sub­te­rrá­nea, cho­za, la casa de made­ra y has­ta vivien­das de hor­mi­gón arma­do, de dife­ren­tes for­mas y dimen­sio­nes.

Aun­que el alo­ja­mien­to ha sufri­do gran cam­bio con el rápi­do desa­rro­llo de las cien­cias y téc­ni­ca y la eco­no­mía, en todos los rin­co­nes del mun­do se oyen lamen­ta­cio­nes de per­so­nas sin casa.

En nues­tra Repú­bli­ca el pro­ble­ma de vivien­das se resuel­ve exi­to­sa­men­te por la polí­ti­ca popu­lar del gobierno, que des­ti­na gran par­te de su pre­su­pues­to a la cons­truc­ción de vivien­das para dis­tri­buir­las gra­tui­ta­men­te a la pobla­ción.

Por la soli­ci­tud del Esta­do mi fami­lia vivía en un apar­ta­men­to cómo­do del repar­to moderno Kwang­bok y hoy en la casa más con­for­ta­ble de la ave­ni­da An Sang Thaek, al pie de la pin­to­res­ca coli­na Moran.

Las nue­vas vivien­das de la ave­ni­da Man­su­dae que me asom­bra­ron, son casas exce­len­tes de 3 a 5 habi­ta­cio­nes bien amue­bla­das, ante­sa­la, coci­na, cuar­to de aseo, dota­das de todas las ins­ta­la­cio­nes nece­sa­rias, inclu­yen­do el calen­ta­dor de agua y el apa­ra­to de ven­ti­la­ción.

La ave­ni­da Man­su­dae se dis­tin­gue de otras por pecu­lia­res for­mas arqui­tec­tó­ni­cas de sus edi­fi­cios y por amplia área plan­ta­da de diver­sos árbo­les y flo­res, que ofre­ce mejo­res con­di­cio­nes de des­can­so y paseo.

La emi­so­ra Inter­net “Soph­yong Pang­song” de Corea del Sur pre­sen­tó las vivien­das de esta ave­ni­da a tra­vés de imá­ge­nes, citan­do estos comen­ta­rios de inter­nau­tas.

“Es posi­ble que vivien­do en aque­llas casas se tor­ne bon­da­do­so y afa­ble has­ta el carác­ter”.

“Son apar­ta­men­tos muy her­mo­sos y con­for­ta­bles, que pro­vo­can la codi­cia”.

El pre­cio de vivien­das de la ciu­dad Soul, Corea del Sur, dicen que es más de 482 mil dóla­res esta­dou­ni­den­ses en pro­me­dio y una casa de 110 metros cua­dra­dos del barrio Sam­sung, muni­ci­pio Kan­gnam, barria­da de los ricos, cues­ta por lo menos un millón 250 mil dóla­res. Son muchas las per­so­nas inca­pa­ces de com­prar casa aun­que tra­ba­jan a bra­zo par­ti­do toda la vida. Las fami­lias que viven en casas alqui­la­das lle­gan a más de 7 millo­nes 100 mil, que repre­sen­tan casi la mitad del total de fami­lias.

La mayo­ría de las per­so­nas que se muda­ron a nue­vas vivien­das de la ave­ni­da Man­su­dae son gen­te común de la socie­dad. Una publi­ca­ción extran­je­ra infor­mó de la cons­truc­ción de esta ave­ni­da, con­je­tu­ran­do que los apar­ta­men­tos de lujo que se levan­tan en el pin­to­res­co para­je se des­ti­na­rían a cua­dros del Esta­do. Con­tra­ria­men­te a su supo­si­ción nue­vas vivien­das han sido ofre­ci­das a todas las fami­lias que esta­ban tras­la­da­das a otros luga­res duran­te la cons­truc­ción. Entre ellos hay obre­ros, ofi­ci­nis­tas y otros sec­to­res de la pobla­ción. El ami­go que me invi­tó es obre­ro de la empre­sa de faro­les y sus veci­nos son pro­fe­sor uni­ver­si­ta­rio, obre­ro del Com­ple­jo de Loco­mo­to­ras Eléc­tri­cas Kim Jong Thae y perio­dis­ta. En esta ave­ni­da viven en armo­nía, sin dife­ren­cia entre las per­so­nas supe­rio­res y las infe­rio­res.

En Pho­chon de la pro­vin­cia Kyong­ki, de Corea del Sur, don­de yo vivía, exis­te la villa de los pobres, for­ma­da por casu­chas de tablas de made­ra y mem­bra­na de vini­lo, a la que lla­ma­ban “aldea de flo­res” en sen­ti­do de des­pre­cio por­que las ropas col­ga­das en la ten­de­de­ra pare­cían flo­res de varios colo­res.

Hoy en día la dife­ren­cia entre los ricos y los pobres ha cre­ci­do mucho más que aquel enton­ces. Hace años la poli­cía sur­co­rea­na repri­mió de modo sal­va­je la huel­ga de los habi­tan­tes des­alo­ja­dos for­zo­sa­men­te del barrio Ryong­san, con el resul­ta­do de que cin­co huel­guis­tas pere­cie­ron que­ma­dos.

La reali­dad del Nor­te ofre­ce un gran con­tras­te con la situa­ción trá­gi­ca de la pobla­ción sur­co­rea­na. Nues­tra Repú­bli­ca socia­lis­ta es un mun­do ideal para vivir.

Aquí todos lle­van una vida equi­ta­ti­va y feliz, como autén­ti­cos due­ños del Esta­do.

El Diri­gen­te Kim Jong Il, al reco­rrer la ave­ni­da Man­su­dae en vís­pe­ras de la inau­gu­ra­ción, dijo que daría la máxi­ma cali­fi­ca­ción a nue­vas vivien­das cuan­do los habi­tan­tes retor­na­dos a su barrio resi­den­cial se sen­tían satis­fe­chos de casas nue­vas.

Nacio­nes Uni­das reco­no­ce el nivel edu­ca­ti­vo de Corea, inclu­so en aldeas

An Song Ho (Corea Hoy)“… Hemos visi­ta­do muchas escue­las, y este plan­tel supera nues­tra expec­ta­ti­va de la escue­la más exce­len­te. Espe­ra­mos que los esfuer­zos abne­ga­dos del magis­te­rio fruc­ti­fi­quen, y sus alum­nos sean per­so­nas úti­les al país, dig­nos due­ños del futu­ro.”

Así escri­bió en el libro de impre­sión U. Budrag­cha, fun­cio­na­rio de edu­ca­ción de la repre­sen­ta­ción del Fon­do de las Nacio­nes Uni­das para la Infan­cia acre­di­ta­da en Corea, quien en mayo del año pasa­do visi­tó la escue­la secun­da­ria de Hwa­chon, del dis­tri­to Pong­chon, pro­vin­cia Hwanghae del Sur.

El plan­tel se encuen­tra en una peque­ña aldea, muy apar­ta­da de la cabe­ce­ra dis­tri­tal. Está rodea­da por el mon­te Kwan­bong que en la pri­ma­ve­ra se cubre de flo­res de alba­ri­co­que­ro, peral o aza­lea, y la aldea se lla­ma Hwa­chon, (aldea de flo­res). La escue­la esta­ble­ci­da hace más de 60 años para los hijos de los cam­pe­si­nos del remo­to para­je mon­ta­ño­so no esta­ba bien cono­ci­da has­ta hace algu­nos años. Pero hoy ha cam­bia­do de su fiso­no­mía de modo irre­co­no­ci­ble. Tres edi­fi­cios esco­la­res dis­pues­tos en armo­nía con el pai­sa­je del con­torno, patio de prác­ti­ca de con­duc­ción del trac­tor, salón de compu­tado­ras, labo­ra­to­rios, local de estu­dio de geo­gra­fía, lugar acon­di­cio­na­do para el estu­dio al aire libre, el jar­dín docen­te con 250 árbo­les de toda cla­se, la pis­ci­na, …

Muchos edu­ca­do­res del país la visi­tan ince­san­te­men­te para apren­der sus bue­nas expe­rien­cias. La direc­to­ra de la escue­la Yun Myong Suk, que lle­va el honor de Pro­fe­so­ra Bene­mé­ri­ta, les dice: “Pien­so que lo más impor­tan­te para los pro­fe­so­res es el espí­ri­tu de abne­gar­se para el futu­ro del país. La escue­la ha sido rega­da con nues­tro sudor y nutri­da de nues­tros esfuer­zos crea­do­res.”

Cuan­do ella fue ubi­ca­da como direc­to­ra, la escue­la esta­ba a la zaga de otros plan­te­les en lo que se refie­re al edi­fi­cio esco­lar y los equi­pos docen­tes.

Myong Suk pen­só que los edu­ca­do­res debían hacer todos los esfuer­zos para for­mar a los niños de la aldea mon­ta­ño­sa tam­bién como pila­res de la patria y dijo su deci­sión a los pro­fe­so­res. Con la apro­ba­ción uná­ni­me se tra­zó el plano de nue­vos edi­fi­cios esco­la­res. La cons­truc­ción comen­zó en el perío­do de vaca­cio­nes. Unos 40 pro­fe­so­res en total se entre­ga­ron de lleno a la obra cons­truc­ti­va y la pre­pa­ra­ción de equi­pos docen­tes. Por sus esfuer­zos abne­ga­dos la escue­la ha cam­bia­do la fiso­no­mía y la dota­ción mate­rial y téc­ni­ca.

Los pro­fe­so­res enri­que­cie­ron el con­te­ni­do de la ense­ñan­za y pres­ta­ron pro­fun­da aten­ción en la edu­ca­ción extra­cla­se al incor­po­rar a los alum­nos a diver­sos círcu­los de inte­rés según sus apti­tu­des y deseo. Sus esfuer­zos die­ron el resul­ta­do espe­ra­do.

Los estu­dian­tes de este plan­tel obtu­vie­ron bue­nas notas en con­cur­sos nacio­na­les de redac­ción y de mate­má­ti­cas y en cer­tá­me­nes de compu­tación a nivel nacio­nal.

El magis­te­rio de aquí, sin dor­mir sobre los lau­re­les, redo­bla los esfuer­zos para regis­trar éxi­tos más gran­des en la for­ma­ción de los niños de la aldea mon­ta­ño­sa.

El Ins­ti­tu­to Supe­rior de Indus­tria de Hui­chon

Han Chol Ju (Corea Hoy)El Ins­ti­tu­to Supe­rior de Indus­tria de Hui­chon se encuen­tra en la ciu­dad del mis­mo nom­bre de la pro­vin­cia Jagang. En más de 50 años ha for­ma­do gran núme­ro de téc­ni­cos y cien­tí­fi­cos del sec­tor de comu­ni­ca­cio­nes y otras ramas de la eco­no­mía nacio­nal. El plan­tel tie­ne varias facul­ta­des, más de 20 cáte­dras, ins­ti­tu­tos de inves­ti­ga­ción, el ins­ti­tu­to doc­to­ral, la fábri­ca de prác­ti­ca, la biblio­te­ca con capa­ci­dad de alma­ce­na­mien­to de cien­tos de miles de libros y la impren­ta.

Al entrar en el nue­vo siglo su per­so­nal docen­te ha logra­do gran­des éxi­tos en la for­ma­ción de téc­ni­cos y la inves­ti­ga­ción cien­tí­fi­ca, al desa­rro­llar la labor docen­te con­for­me a la deman­da de la épo­ca de indus­tria infor­má­ti­ca. En espe­cial han pues­to énfa­sis en mejo­rar el con­te­ni­do y el méto­do de lec­ción. Ense­ñan adi­cio­nal­men­te más de diez asig­na­tu­ras nue­vas rela­cio­na­das con el CNC de máqui­nas herra­mien­ta, nano­apa­ra­tos elec­tró­ni­cos. Han ele­va­do la pro­por­ción del uso de la compu­tado­ra en las asig­na­tu­ras del dise­ño y apli­can amplia­men­te moder­nos méto­dos mate­má­ti­cos en las dis­ci­pli­nas del man­do inte­li­gen­te, la red de cir­cui­to ner­vio­so. Han desa­rro­lla­do el pro­gra­ma de apo­yo al estu­dio y ensa­yo del tor­nea­do, y varias mul­ti­me­dias docen­tes, y han ele­va­do el nivel de cono­ci­mien­to y la capa­ci­dad de apli­ca­ción de los estu­dian­tes median­te la intro­duc­ción de pro­gra­mas ana­lí­ti­cos y el inter­cam­bio de bue­nas expe­rien­cias de la lec­ción.

Varios estu­dian­tes han obte­ni­do el dere­cho de inven­ción al publi­car dece­nas de diser­ta­cio­nes de gran valor cien­tí­fi­co y téc­ni­co, y un estu­dian­te se cla­si­fi­có el segun­do en el 32 con­cur­so mun­dial de pro­gra­mas de los estu­dian­tes, que tuvo lugar en noviem­bre de 2007.

Los pro­fe­so­res e inves­ti­ga­do­res ocu­pa­ron el pri­mer lugar en el con­cur­so nacio­nal de pro­gra­mas del año 2009 al pre­sen­tar nue­vo pro­gra­ma de tra­duc­ción, y el año pasa­do sus logros de inves­ti­ga­ción fue­ron pre­mia­dos en el 25 fes­ti­val nacio­nal de cien­cias y téc­ni­ca y la XI expo­si­ción nacio­nal de inven­cio­nes y nue­vas téc­ni­cas.

Has­ta la fecha cen­te­na­res de peda­go­gos del cen­tro han gana­do gra­dos y títu­los cien­tí­fi­cos inclu­yen­do pro­fe­sor de méri­to y doc­to­ra­do, y sus gra­dua­dos labo­ran en impor­tan­tes pues­tos de comu­ni­ca­cio­nes y otras ramas de la eco­no­mía nacio­nal.

Hoy el per­so­nal de este cen­tro docen­te labo­ra con entu­sias­mo para el desa­rro­llo de la ense­ñan­za y la inves­ti­ga­ción cien­tí­fi­ca.

Pro­yec­tis­tas de la capi­tal

Sim Hyon Jin (Corea Hoy)

En la actua­li­dad la capi­tal Pyong­yang se trans­for­ma en una ciu­dad más her­mo­sa y moder­na. Los arqui­tec­tos del Ins­ti­tu­to de dise­ño urbano de Pyong­yang hacen gran apor­te a la moder­ni­za­ción de la capi­tal.

El Ins­ti­tu­to se esta­ble­ció en 1947 con la misión de trans­for­mar la ciu­dad en la moder­na capi­tal de la nue­va Corea demo­crá­ti­ca al eli­mi­nar la con­se­cuen­cia de la domi­na­ción colo­nial del impe­ria­lis­mo japo­nés. Los arqui­tec­tos dise­ña­ron en aquel perío­do el edi­fi­cio de la Uni­ver­si­dad <span>Kim Il Sung</span>, la Escue­la Revo­lu­cio­na­ria de Mang­yong­dae, el Tea­tro de Moran­bong, entre otras muchas cons­truc­cio­nes.

En el perío­do de la Gue­rra de Libe­ra­ción de la Patria (1950−1953) tra­za­ron el plano gene­ral de la res­tau­ra­ción y cons­truc­ción de Pyong­yang, con la fir­me con­vic­ción del triun­fo. Des­pués del cese del fue­go dise­ña­ron calles y vivien­das que se levan­ta­rían sobre las ceni­zas de la gue­rra. En 1958 hicie­ron gran con­tri­bu­ción a la cons­truc­ción de vivien­das para más de 20 mil 800 fami­lias, con mate­ria­les y fon­dos corres­pon­dien­tes a 7 mil vivien­das. Sus esfuer­zos están cala­dos en muchos edi­fi­cios impor­tan­tes entre ellos el Museo de la Revo­lu­ción Corea­na, el Ins­ti­tu­to Uni­ver­si­ta­rio Poli­téc­ni­co Kim Chaek, el Pala­cio de Esco­la­res y Niños de Mang­yong­dae, la Casa de Mater­ni­dad de Pyong­yang, el Esta­dio “Pri­me­ro de Mayo”, el Pala­cio Cul­tu­ral del Pue­blo, el Gran Tea­tro de Pyong­yang Este, el Hotel Cor­yo de Pyong­yang, el Com­ple­jo de Pis­ci­nas y Ser­vi­cios de Cul­tu­ra Físi­ca Changg­wang­won, la tum­ba del rey Tongm­yong y varios repar­tos como Rak­won, Pipha, Changg­wang, Kwang­bok, Thong-il, etc.

Las vivien­das de la ave­ni­da Man­su­dae, cons­trui­das en octu­bre de 2009 tam­bién fue­ron dise­ña­das por los arqui­tec­tos del ins­ti­tu­to. Estos se empe­ña­ron mucho para dise­ñar nue­vas for­mas de vivien­das, con­for­me a la deman­da y el gus­to de la pobla­ción, y dis­po­ner de modo armo­nio­so los edi­fi­cios de for­mas par­ti­cu­la­res, hacien­do que la ave­ni­da tuvie­ra sin­gu­lar belle­za arqui­tec­tó­ni­ca. Las vivien­das de esta ave­ni­da techa­das al esti­lo coreano cons­ti­tu­yen el mode­lo de las del nue­vo siglo.

Por sus dise­ños fue­ron cons­trui­dos o recons­trui­dos muchos edi­fi­cios tales como biblio­te­ca elec­tró­ni­ca del Ins­ti­tu­to Uni­ver­si­ta­rio Poli­téc­ni­co Kim Chaek, la plan­ta de cer­do de Pyong­yang, la fábri­ca de ali­men­tos para niños de Pyong­yang, la fábri­ca de pas­tas de Pyong­yang, la fábri­ca ali­men­ti­cia Tae­dong­gang.

El ins­ti­tu­to cons­ta de varios gabi­ne­tes espe­cia­li­za­dos en los dise­ños de uni­ver­si­da­des, edi­fi­cios públi­cos, uni­da­des pro­duc­ti­vas, monu­men­tos his­tó­ri­cos, vivien­das y esta­ble­ci­mien­tos de ser­vi­cio públi­co, y dis­po­ne de moder­nos medios que ase­gu­ran la cele­ri­dad, la exac­ti­tud y alto ren­di­mien­to del dise­ño.

Los arqui­tec­tos del ins­ti­tu­to redo­blan los esfuer­zos para rea­li­zar el pro­yec­to del Par­ti­do del Tra­ba­jo de Corea de cons­truir vivien­das para 100 mil fami­lias capi­ta­li­nas has­ta el año 2012.

El direc­tor Yun Sok Chan afir­mó: “La cons­truc­ción de 100 mil apar­ta­men­tos hará más her­mo­sa y moder­na la ciu­dad de Pyong­yang.”

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *