Esti­mu­lan­do Las “Sor­pre­sas”- Nar­ci­so Isa Con­de

Leo­nel quie­re reele­gir­se y auto­pro­te­ger­se y para eso dise­ñó la Cons­ti­tu­ción vigen­te, aun­que ella diga que no pue­de hacer­lo.

Con ella creó las bases de la dic­ta­du­ra ins­ti­tu­cio­nal, acom­pa­ña­da ya del con­trol tota­li­ta­rio del Sena­do, para des­de ahí asal­tar todo el sis­te­ma ins­ti­tu­cio­nal; hecho con­su­ma­do has­ta el 2016 sino hay “sor­pre­sas” des­agra­da­bles para el leo­ne­lis­mo.

Pen­dien­te la con­ti­nui­dad de su titu­la­ri­dad en el poder eje­cu­ti­vo des­pués del 2012, ha pues­to en mar­cha la cam­pa­ña por su re-pos­tu­la­ción y todo lo rela­cio­na­do con la nue­va “cama legal” de la reelec­ción.

Que no sue­ñen Dani­lo, Hipó­li­to y Miguel.

Leo­nel pro­cu­ra­rá ir a como dé lugar, “sal­van­do” o des­co­no­cien­do todo obs­tácu­lo cons­ti­tu­cio­nal.

El sabe que en el mar­co de esta dic­ta­du­ra ins­ti­tu­cio­nal tie­ne ven­ta­jas a lo interno del PLD y fren­te a un PRD que no es opo­si­ción, mina­do por sobor­nos y cone­xio­nes inter­cu­pu­la­res.

Ese “gol­pe ins­ti­tu­cio­nal” ‑pen­dien­te toda­vía del asal­to pre­si­den­cial- no es derro­ta­ble vía com­pe­ten­cias clien­te­lis­tas den­tro del PLD y entre el PLD y PRD.

Tam­po­co a tra­vés de una débil opción inter­me­dia con pre­ten­sio­nes de supe­rar la bipo­la­ri­za­ción rei­nan­te –o de acu­mu­lar y rele­gar la meta para el 2016- des­de una lógi­ca ins­ti­tu­cio­na­lis­ta den­tro de este sis­te­ma elec­to­ral corrom­pi­do, hecho a la medi­da del PLD leo­ne­lis­ta y de esa mis­ma bipo­la­ri­dad.

Hay que dejar­se de ton­te­rías, de social-pen­de­jis­mos, de visio­nes domi­na­das por un fal­so ins­ti­tu­cio­na­lis­mo.

La dic­ta­du­ra ins­ti­tu­cio­nal coman­da­da por Leo­nel y su rela­ción fun­cio­nal con un PRD de igual cala­ña solo podría ser debi­li­ta­da y des­es­ta­bi­li­za­da si se pro­du­cen “sor­pre­sas” pro­ta­go­ni­za­dos por el pue­blo. !A lo Boli­via y Ecua­dor ayer, y a lo Tunez hoy¡

Esas “sor­pre­sas” debe­rán ges­tar­se a con­tra­co­rrien­te de las ins­ti­tu­cio­nes y man­dos esta­ble­ci­dos y fue­ra del sis­te­ma tra­di­cio­nal de par­ti­dos, a tra­vés de múl­ti­ples insu­bor­di­na­cio­nes y des­obe­dien­cias civi­les pro­ta­go­ni­za­das por suje­tos no tute­la­dos ni malea­dos, deci­di­dos a revo­car los acto­res de la dic­ta­du­ra ins­ti­tu­cio­nal sin abrir­le espa­cios a sus seme­jan­tes ubi­ca­dos fue­ra del cam­po leo­ne­lis­ta.

La lucha por la defen­sa de Los Hai­ti­ses y por el 4% por cien­to para la edu­ca­ción die­ron las pri­me­ras seña­les en esa direc­ción.

Eso ‑mul­ti­pli­ca­do, poten­cia­do, diver­si­fi­ca­do, apun­tan­do hacia una nue­va ins­ti­tu­cio­na­li­dad y un nue­vo poder- si podría rom­per el círcu­lo vicio­so y crear el suje­to polí­ti­co para la trans­for­ma­ción de esta socie­dad peno­sa­men­te entram­pa­da.

¡Esti­mu­le­mos las “sor­pre­sas”!

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *