El fas­cis­ta Hol­boo­ke sucum­be en Afga­nis­tan

La muer­te de Richard Hol­broo­ke se ha debi­do a las com­pli­ca­cio­nes sufri­das tras some­ter­se, el pasa­do fin de sema­na, a una ope­ra­ción para que le fue­ra repa­ra­do un des­ga­rro en la aor­ta, según ha infor­ma­do un alto fun­cio­na­rio.

Hol­broo­ke, de 69 años, había que­da­do hos­pi­ta­li­za­do el vier­nes al sen­tir­se indis­pues­to con dolo­res en el pecho mien­tras tra­ba­ja­ba en su ofi­ci­na en el Depar­ta­men­to de Esta­do.

Fue ope­ra­do de urgen­cia des­pués de que se le diag­nos­ti­ca­ra un des­ga­rro en la aor­ta y des­de enton­ces se encon­tra­ba en esta­do muy gra­ve.

Unos minu­tos antes de que se cono­cie­ra la muer­te del envia­do, el pre­si­den­te de EEUU, Barack Oba­ma, en una recep­ción navi­de­ña al cuer­po diplo­má­ti­co en el Depar­ta­men­to de Esta­do, le había ren­di­do home­na­je y expre­sa­do su espe­ran­za de que se pudie­ra recu­pe­rar con rapi­dez.

«Es un tipo duro de pelar, así que tene­mos con­fian­za en que, por com­pli­ca­do que sea, lucha­rá tre­men­da­men­te» por salir ade­lan­te, había afir­ma­do Oba­ma, quien recor­dó que «como sabe todo el mun­do que ha tra­ba­ja­do, o ha teni­do la des­ven­ta­ja de sen­tar­se fren­te a él en la mesa de nego­cia­cio­nes, Richard es incan­sa­ble. Nun­ca para y nun­ca aban­do­na».

Hol­broo­ke, ex emba­ja­dor de EEUU en la ONU y artí­fi­ce de los acuer­dos de Day­ton que pusie­ron fin a la gue­rra en Bos­nia, fue desig­na­do en enero de 2009 por el pre­si­den­te Barack Oba­ma para eje­cu­tar la nue­va estra­te­gia de EEUU en Afga­nis­tán y Pakis­tán.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *