Los dia­rios publi­can los memos de Wiki­leaks con­tra enemi­gos de EE.UU. como si fue­ran ver­da­des- James Petras

Comen­ta­rios para CX36 Radio Cen­te­na­rio del soció­lo­go nor­te­ame­ri­cano, Prof. James Petras des­de Nue­va York. Lunes 6 de diciem­bre de 2010. www​.radio36​.com​.uy

Chury: La pre­gun­ta es la de siem­pre, ¿en qué temas estás tra­ba­jan­do actual­men­te como aná­li­sis y como estu­dio?

Petras: Varias cosas, una es sobre los escua­dro­nes de muer­te que siguen fun­cio­nan­do en Hon­du­ras ace­le­ran­do los ase­si­na­tos.

Segun­do, el pro­ble­ma de elec­cio­nes corrup­tas bajo regí­me­nes pro­nor­te­ame­ri­ca­nos como en Hai­tí, Egip­to y otros luga­res don­de uno no pue­de con­fiar nada en los resul­ta­dos. Pero los gobier­nos nor­te­ame­ri­ca­nos y euro­peos dicen que son legí­ti­mos.

Y ter­ce­ro, la con­fe­ren­cia en Gine­bra sobre el enri­que­ci­mien­to con ura­nio por par­te Irán. Y si tene­mos tiem­po podre­mos dis­cu­tir lo que sig­ni­fi­can las últi­mas reve­la­cio­nes de Wiki­leaks…

Chury: Lin­do tema tam­bién ese. Pero si tu quie­res arran­ca­mos pre­ci­sa­men­te por el mis­mo orden de la pre­sen­ta­ción, arran­ca­mos con lo de Hon­du­ras…

Petras: Sí, Hon­du­ras es el lugar don­de hay más ase­si­na­tos per cápi­ta del mun­do, casi 80 cada 100.000 per­so­nas, tie­ne la tasa más gran­de.

Aho­ra, los medios hablan siem­pre de las pan­di­llas pero no men­cio­nan los ase­si­na­tos polí­ti­cos que ocu­rren cada día. Solo este año des­de enero han ase­si­na­do a 83 sin­di­ca­lis­tas, tra­ba­ja­do­res, acti­vis­tas por dere­chos huma­nos y hay miles más que no se atre­ven a salir más allá de la casa o de la vecin­dad. Y eso es pro­duc­to del poder oli­gár­qui­co que con­tro­la al país, que uti­li­za sica­rios para ase­si­nar per­so­nas acti­vas. Por ejem­plo, en setiem­bre pis­to­le­ros mata­ron a 18 tra­ba­ja­do­res del cal­za­do en San Pedro y cuan­do lle­gó la poli­cía dijo que fue­ron las pan­di­llas de nar­co­tra­fi­can­tes, lo que lla­man las “maras”. Pero los sin­di­ca­lis­tas dicen que a todos los que mata­ron eran acti­vos en el sin­di­ca­lis­mo y no en dro­gas ni en delin­cuen­cia.

Es uno de los gran­des crí­me­nes que está pasan­do en Amé­ri­ca Lati­na y en el mun­do que no reci­be sufi­cien­te aten­ción. Lo mis­mo pasa en Fili­pi­nas que hay escua­dro­nes de la muer­te que siguen ase­si­nan­do acti­vis­tas por los dere­chos huma­nos, sin­di­ca­lis­tas y más que nada diri­gen­tes cam­pe­si­nos. Y cual­quier lugar don­de hay terro­ris­mo de Esta­do, como Hon­du­ras y Fili­pi­nas, no reci­be nin­gu­na cober­tu­ra o muy poca de los medios de comu­ni­ca­ción de masas. En con­tras­te, si hay algu­na per­so­na que reci­be algún cas­ti­go judi­cial en Vene­zue­la está en las pri­me­ras pági­nas con gran­des títu­los. Pero mien­tras eso pasa del otro lado, no hay nada sobre paí­ses como Hon­du­ras don­de hay ase­si­na­tos que han cre­ci­do más a par­tir del gol­pe de Esta­do del año pasa­do que puso en el poder a este señor Lobo que es un títe­re de Washing­ton, recha­za­do en su pro­pio país y que uti­li­za los escua­dro­nes de la muer­te para des­truir la resis­ten­cia al gol­pe.

Debe­mos dar­le más aten­ción de la que le hemos dado en el pasa­do. Hon­du­ras es el eje del gol­pis­mo en Amé­ri­ca Lati­na y más que nada ilus­tra que la polí­ti­ca nor­te­ame­ri­ca­na no ha cam­bia­do nada en el últi­mo perío­do.

Segun­do, el pro­ble­ma de Hai­tí, es otra ilus­tra­ción de este doble moral. Cuan­do hay un cues­tio­na­mien­to de una elec­ción en Ucra­nia o Bie­lo­rru­sia, en los medios salen al día siguien­te con­de­nan­do los resul­ta­dos. Pero en Hai­tí todo el mun­do dice que los resul­ta­dos son fal­sos, que el voto fue corrup­to, que a can­di­da­tos con gran apo­yo popu­lar favo­ra­bles a Aris­ti­de no les per­mi­tie­ron pre­sen­tar­se. En todo caso esa exclu­sión pro­vo­ca des­con­ten­to y pro­tes­ta, los gober­nan­tes en Euro­pa, EE.UU. y Amé­ri­ca Lati­na, los que tie­nen tro­pas allá como Bra­sil, no dicen nada sobre la fal­si­fi­ca­ción de resul­ta­dos.

Lo mis­mo con los elec­cio­nes en Egip­to, otro clien­te de Washing­ton don­de exclu­yen a la pri­me­ra fuer­za de opo­si­ción, los par­ti­dos musul­ma­nes, la her­man­dad musul­ma­na. Enton­ces, el dic­ta­dor Muba­rak y su par­ti­do gana otra vez las elec­cio­nes a par­tir de repre­sión, ase­si­na­to, encar­ce­la­mien­to y exclu­sión.

En otras pala­bras, los cri­te­rios elec­to­ra­les son muy selec­ti­vos. Si es un gobierno, un can­di­da­to, un par­ti­do que favo­re­ce a EE.UU. pue­de come­ter cual­quier cri­men con impu­ni­dad, siem­pre ganan las elec­cio­nes y es “legi­ti­mo”. Eso me pare­ce muy impor­tan­te cuan­do con­si­de­ra­mos el pro­ble­ma de la demo­cra­cia y los resul­ta­dos de la demo­cra­cia.

Ter­ce­ro tene­mos el tema de Irán. Aho­ra hay nego­cia­cio­nes en Gine­bra y uno de los ins­pec­to­res en la Comi­sión Inter­na­cio­nal Ató­mi­ca, en algu­na cable en el Wiki­leaks decla­ra a Washing­ton que él es un favo­ra­ble a la Casa Blan­ca en un 100%, para ser cer­ti­fi­ca­do. Qué pode­mos decir de los jui­cios de la Agen­cia Inter­na­cio­nal Ató­mi­ca cuan­do uno de sus ins­pec­to­res, uno de sus altos fun­cio­na­rios, decla­ra antes de inte­grar el equi­po que es un fiel apo­yo de EE.UU. Y cuan­do Irán acu­sa a la Agen­cia de hacer espio­na­je, no es una decla­ra­ción vacía, no es dema­go­gia, es una refle­xión de un hecho con­cre­to que tene­mos en manos.

En Gine­bra, don­de están nego­cian­do, uno tie­ne que decir que Irán tie­ne toda la jus­ti­cia en el sen­ti­do de que no hay nin­gu­na res­tric­ción inter­na­cio­nal con­tra un país que quie­re enri­que­cer ura­nio. Y ellos aho­ra tie­nen auto­su­fi­cien­cia en la pro­duc­ción de ura­nio y ura­nio enri­que­ci­do.

Aho­ra, hay una decla­ra­ción de Hillary Clin­ton, no sé si tie­ne algo de con­te­ni­do, dicien­do que noso­tros no tene­mos un pro­ble­ma con Irán cuan­do pro­du­ce ura­nio enri­que­ci­do siem­pre que sea por razo­nes pací­fi­cas. E Irán decla­ró que si esa es la ver­da­de­ra posi­ción de Washing­ton ellos están de acuer­do, pero dicen que van a ver en los hechos cuan­do se sien­ten a dis­cu­tir si Washing­ton real­men­te apo­ya el dere­cho de Irán a pro­du­cir ura­nio siem­pre que sea por razo­nes pací­fi­cas.

Hay una peque­ña posi­bi­li­dad de que se pue­da pac­tar pero Washing­ton siem­pre mane­ja el doble dis­cur­so. Un dis­cur­so públi­co dicien­do que ellos tie­nen mucho mie­do de Irán y otro en voz baja dicien­do que obvia­men­te Irán tie­ne todo el dere­cho de pro­du­cir ura­nio enri­que­ci­do. Al final de cuen­tas lo impor­tan­te aquí es la pre­sión de Israel para ata­car y san­cio­nar a Irán, que tie­ne mucha fuer­za en EE.UU. y pue­de per­ju­di­car la posi­ción nor­te­ame­ri­ca­na en estas nego­cia­cio­nes.

Chury: Muy bien Petras, podría­mos ir con algu­nos datos de Wiki­leaks…

Petras: Sí, lo de Wiki­leaks sigue sien­do bas­tan­te con­tro­ver­ti­do y cues­tio­na­do por dos razo­nes. Una es que hemos leí­do docu­men­tos y acuer­dos de que Wiki­leaks tie­ne que pasar o se sien­te obli­ga­do a pasar los docu­men­tos a Washing­ton para eva­luar si algu­nos cables pue­den per­ju­di­car los intere­ses fun­da­men­ta­les de EE.UU. dan­do nom­bres, per­so­nas y luga­res.

Y segun­do, entre­ga los docu­men­tos a publi­ca­cio­nes del sta­blish­ment como el New York Times, El Pais que pue­den tam­bién uti­li­zar la cen­su­ra en lo que va a publi­car.

Por estas dos cosas noso­tros lo con­si­de­ra­mos muy cues­tio­na­ble por­que la cen­su­ra de lo que sale y no sale pasa por el gobierno nor­te­ame­ri­cano, que pue­de per­ju­di­car lo que sale a la luz del día. Es decir, hay dos fil­tros, uno que vie­ne del Pen­tá­gono direc­to con Wiki­leaks y el otro es en los dia­rios, por ejem­plo el New York Times que tam­bién con­sul­ta con el gobierno antes de publi­car cual­quier cable. Por esta razón debe­mos pen­sar que lo que sale a la luz no es siem­pre lo más impor­tan­te de las reve­la­cio­nes.

Pero mien­tras tan­to podre­mos eva­luar lo que sale. Por un lado los docu­men­tos indi­can el des­pre­cio que tie­nen los EE.UU. hacia varios de sus clien­tes como Afga­nis­tán, Pakis­tán y Ara­bia Sau­di­ta, etc.

Lo otro es que los cables sir­ven como pla­ta­for­ma extra­ofi­cial para que EE.UU. des­pres­ti­gie a Chi­na. Obvia­men­te Washing­ton no pue­de decla­rar públi­ca­men­te lo que pien­sa de Chi­na o hacer pro­pa­gan­da tan vio­len­ta con­tra Chi­na. Pero salien­do por la puer­ta del cable, que dicen que son cosas con­fi­den­cia­les, des­pres­ti­gian a Chi­na, acu­san a Chi­na de estar apo­yan­do los ata­ques de Goo­gle, dicen que Chi­na quie­re aban­do­nar a Corea del Nor­te. Par­te es pro­pa­gan­da, par­te es des­pres­ti­giar a los adver­sa­rios. Uno no sabe en qué gra­do estos cables son sim­ple­men­te una ope­ra­ción clan­des­ti­na de Washing­ton y en qué gra­do refle­jan los ver­da­de­ros secre­tos de Washing­ton.

Eso es algo que no tene­mos cla­ro por­que hay tan­tas ambi­güe­da­des sobre la fuen­te de la entre­ga de estos cables. ¿Vie­nen de ver­da­de­ros inves­ti­ga­do­res o sim­ple­men­te es una ope­ra­ción para hacer pro­pa­gan­da con­tra varios líde­res? Sir­ve como pre­sión, sir­ve como jus­ti­fi­ca­ción de par­te de Washing­ton a par­tir de este cable, etc.

Hay muchos chis­mes, lo que sale en los supues­tos cables son muchas cosas frí­vo­las, chis­mes de la pren­sa ama­ri­lla y no sé en qué gra­do la diplo­ma­cia nor­te­ame­ri­ca­na es tan medio­cre, tan poco seria o sim­ple­men­te es un inven­to para ata­car a líde­res de una for­ma apa­ren­te­men­te con­fi­den­cial.

Chury: ¿Si fue­ra hones­ta­men­te con­tra los EE.UU., su apa­ra­to diplo­má­ti­co y demás, los EE.UU. per­mi­ti­rían que esto lle­ga­ra tan lejos?

Petras: Sí, por eso es que yo creo que hay dudas sobre lo que son estos cables. Yo creo que en par­te hacen daño a algu­nos alia­dos, pro­vo­can indig­na­ción y recha­zo.

Por otro lado los dia­rios publi­can estas denun­cias como si fue­ran ver­da­des. Washing­ton denun­cia a Chi­na por­que no toma una posi­ción más fuer­te con Corea del Nor­te. Pero de ver­dad Washing­ton sabe que Chi­na bus­ca la con­ci­lia­ción entre las Coreas. La publi­ca­ción de este docu­men­to en un momen­to en que hay ejer­ci­cios mili­ta­res otra vez hoy día fren­te a la cos­ta de Corea del Nor­te es una pro­vo­ca­ción. Indi­ca que tal vez estas reve­la­cio­nes son la for­ma de for­ta­le­cer la posi­ción agre­si­vo de un alia­do de Washing­ton, Corea del Sur. Por eso, repi­to, no es una cosa sim­ple de citar dicien­do que Chi­na acep­ta que Corea del Sur domi­ne al nor­te, yo creo que eso es fal­so. Por­que impo­ner a Corea del Sur en el nor­te de Corea sig­ni­fi­ca que pue­den ofre­cer una base mili­tar a EE.UU. fren­te a la fron­te­ra con Chi­na. Y eso me pare­ce poco lógi­co y poco con­fia­ble.

Chury: Muy bien Petras, el deseo des­de aquí de que la nie­ve baje su altu­ra un poco por allí el rigor del cli­ma. Te agra­de­ce­mos mucho y te man­da­mos un abra­zo en nom­bre de la audien­cia des­de Mon­te­vi­deo, Uru­guay.

Petras: Una cosa más que tenía ano­ta­da aquí, quie­ro exten­der mis con­do­len­cias a todos los uru­gua­yos y mi gran apre­cia­ción por María Ester Gat­ti, una gran lucha­do­ra por los dere­chos huma­nos y con­tra la dic­ta­du­ra en Uru­guay.

Extrac­ta­do por La Hai­ne

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *