Con­fía Raúl Cas­tro en que tra­ba­ja­do­res cuba­nos res­pal­da­rán medi­das eco­nó­mi­cas- Gran­ma

cuba_ral_economa.jpg

El pre­si­den­te de Cuba rati­fi­có la con­fian­za de la Revo­lu­ción en el movi­mien­to obre­ro, el cual es pro­ta­go­nis­ta de la actua­li­za­ción del mode­lo eco­nó­mi­co cubano

Resu­men Latinoamericano/​Granma - El Gene­ral de Ejér­ci­to Raúl Cas­tro Ruz, Pre­si­den­te de los Con­se­jos de Esta­do y de Minis­tros, par­ti­ci­pó este domin­go en la sesión de clau­su­ra del LXXXVI Pleno amplia­do del Con­se­jo Nacio­nal de la Cen­tral de Tra­ba­ja­do­res de Cuba (CTC) don­de rati­fi­có la con­fian­za de la Revo­lu­ción en el movi­mien­to obre­ro, el cual es pro­ta­go­nis­ta de la actua­li­za­ción del mode­lo eco­nó­mi­co cubano.

De acuer­do con una infor­ma­ción publi­ca­da en el dia­rio Gran­ma, la úni­ca for­ma de rom­per dog­mas, malos hábi­tos, tabúes, es dán­do­les par­ti­ci­pa­ción a las masas con la cla­se obre­ra al fren­te, pues jun­to a los cam­pe­si­nos y el pue­blo es la cla­se más revo­lu­cio­na­ria, seña­ló Raúl.

Más ade­lan­te, hizo énfa­sis en la nece­si­dad de que los diri­gen­tes sin­di­ca­les conoz­can los prin­ci­pios que rigen la eco­no­mía, por­que es deter­mi­nan­te para el fun­cio­na­mien­to de cual­quier revo­lu­ción.

Corres­pon­de a uste­des, des­de el Secre­ta­ria­do de la CTC has­ta el más modes­to diri­gen­te, jugar el mis­mo papel que en su momen­to desem­pe­ña­ra Láza­ro Peña, que con sabi­du­ría y expe­rien­cia, soli­ci­tó en el his­tó­ri­co XIII Con­gre­so de la CTC, en 1973, renun­ciar a con­quis­tas arran­ca­das a la bur­gue­sía, pues la situa­ción había cam­bia­do y los obre­ros eran los due­ños de los medios de pro­duc­ción. Por ejem­plo, pro­pu­so dero­gar una ley que, lle­na de bue­nas inten­cio­nes, pero inco­rrec­ta y por tan­to insos­te­ni­ble des­de el pun­to de vis­ta eco­nó­mi­co, paga­ba el 100% del sala­rio a quien se jubi­la­ra con una con­duc­ta ejem­plar en su vida labo­ral, recor­dó Raúl.

Pero para defen­der las medi­das y expli­car­las, la cla­se obre­ra tie­ne que tener cono­ci­mien­tos y estar con­ven­ci­da de su impor­tan­cia para la sub­sis­ten­cia de la Revo­lu­ción, de otra mane­ra ire­mos al pre­ci­pi­cio, agre­gó.

Raúl insis­tió, una vez más, en la nece­si­dad de ser exi­gen­tes con los cua­dros, en des­te­rrar la per­ni­cio­sa ten­den­cia de algu­nos de ocul­tar las fallas, en la urgen­cia de sacar ense­ñan­zas de los erro­res come­ti­dos, pues “los erro­res tie­nen que dejar­nos al menos la uti­li­dad de la expe­rien­cia para no repe­tir­los”, con­clu­yó.

Sobre la actua­li­za­ción del mode­lo eco­nó­mi­co cubano, el Gene­ral de Ejér­ci­to comen­tó que no esta­mos copian­do a nin­gún país, que es un pro­duc­to autóc­tono, ajus­ta­do a nues­tras carac­te­rís­ti­cas, y sin renun­ciar en lo más míni­mo a la cons­truc­ción del Socia­lis­mo.

Marino Muri­llo Jor­ge, vice­pre­si­den­te del Con­se­jo de Minis­tros, ofre­ció a los 202 par­ti­ci­pan­tes en el Pleno una infor­ma­ción por­me­no­ri­za­da de la actual situa­ción de la eco­no­mía cuba­na y de las medi­das que se vie­nen adop­tan­do. Entre otros muchos temas, pre­ci­só deta­lles del pro­ce­so inver­sio­nis­ta, cuya actual inefi­cien­cia pro­vo­ca la inmo­vi­li­za­ción de nume­ro­sos recur­sos. Infor­mó la deci­sión de incor­po­rar al plan solo las inver­sio­nes debi­da­men­te pre­pa­ra­das.

Asi­mis­mo, men­cio­nó la rela­ción des­pro­por­cio­na­da que exis­te entre el sala­rio medio y la pro­duc­ti­vi­dad del tra­ba­jo, lo cual se tra­du­ce “en que la socie­dad repar­te bie­nes de con­su­mo más rápi­do de lo que los crea”. Pre­ci­só que actual­men­te exis­ten más ocu­pa­dos en el sec­tor de los ser­vi­cios que en el de la pro­duc­ción de bie­nes, “estruc­tu­ra de ocu­pa­ción que no per­mi­te el buen fun­cio­na­mien­to de nin­gu­na eco­no­mía”, enfa­ti­zó.

En con­se­cuen­cia, Marino Muri­llo dijo que las nue­vas medi­das están diri­gi­das a supri­mir las gra­tui­da­des inde­bi­das y los sub­si­dios exce­si­vos; des­car­gar al Esta­do de acti­vi­da­des que no le corres­pon­den; redu­cir las plan­ti­llas infla­das e incre­men­tar la pro­duc­ti­vi­dad del tra­ba­jo. Todo ello posi­bi­li­ta­rá rea­li­zar las trans­for­ma­cio­nes nece­sa­rias de sala­rios y pen­sio­nes.

El tam­bién titu­lar de Eco­no­mía defi­nió cómo debe­rá rea­li­zar­se el ajus­te de las plan­ti­llas infla­das que con­lle­va­rá en pri­mer lugar al redi­se­ño de plan­ti­llas, al desa­rro­llo de pro­ce­sos de dis­po­ni­bi­li­dad bajo el prin­ci­pio de ido­nei­dad demos­tra­da, y a la apli­ca­ción de un tra­ta­mien­to labo­ral y sala­rial a los tra­ba­ja­do­res inte­rrup­tos que eli­mi­ne pro­ce­di­mien­tos pater­na­lis­tas.

Ade­más deta­lló la amplia­ción del tra­ba­jo por cuen­ta pro­pia y el redi­se­ño del régi­men tri­bu­ta­rio.

Al con­cluir la sesión del Pleno amplia­do, Sal­va­dor Val­dés Mesa, secre­ta­rio gene­ral de la CTC, rati­fi­có que los tra­ba­ja­do­res res­pal­da­rán estas medi­das de reor­ga­ni­za­ción labo­ral que for­ta­le­ce­rán la dis­ci­pli­na, el incre­men­to de la pro­duc­ti­vi­dad y la crea­ción de una men­ta­li­dad de pro­duc­to­res.

Val­dés Mesa pre­ci­só que para ello es nece­sa­rio for­ta­le­cer el fun­cio­na­mien­to de las orga­ni­za­cio­nes de base, y lograr un mejor desem­pe­ño de los cua­dros que debe­rán asu­mir con mayor entre­ga, sis­te­ma­ti­ci­dad, res­pon­sa­bi­li­dad y pla­ni­fi­ca­ción las labo­res que le corres­pon­den para que la cla­se obre­ra par­ti­ci­pe aún más en el desa­rro­llo eco­nó­mi­co del país.

El movi­mien­to sin­di­cal tie­ne un papel deter­mi­nan­te en la actual coyun­tu­ra his­tó­ri­ca y las pers­pec­ti­vas futu­ras. Y con­clu­yó: “En 50 años de Revo­lu­ción la cla­se obre­ra no le ha falla­do a la Revo­lu­ción, por­que sería como fallar­nos a noso­tros mis­mos”.

En el encuen­tro par­ti­ci­pa­ron ade­más, diri­gen­tes del Par­ti­do, el Esta­do y del Gobierno.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *