PNa­Va­rra – Ezker Aber­tza­lea

La diná­mi­ca polí­ti­ca del PNV en Nafa­rroa no deja de ser un acto refle­jo de las nece­si­da­des de la bur­gue­sía del Esta­do. Apo­ya­do en la finan­cia­ción y direc­ción edi­to­rial del Gru­po Noti­cias, ha ele­va­do su poder de influen­cia polí­ti­ca estos últi­mos años pese a ser un par­ti­do polí­ti­co resi­dual en lo que a votos se refie­re.

El apo­yo (polí­ti­co, eco­nó­mi­co y mediá­ti­co) a NaBai le ha posi­bi­li­ta­do cuo­tas de poder y meca­nis­mos de influen­cia otro­ra impen­sa­bles en la direc­ción jel­tza­le. En ese con­tex­to debe reco­no­cer­se el buen hacer del par­ti­do: divi­sión del espa­cio de izquier­das y aber­tza­le, obten­ción de leal­tad por par­te de la direc­ción de Ara­lar a tra­vés de recom­pen­sas y como garan­tía de man­te­ni­mien­to de la orien­ta­ción regio­na­lis­ta de la coa­li­ción, pac­tos eco­nó­mi­cos con el Esta­do para seguir sien­do el sus­ten­to del Gobierno cen­tral.

Es des­de este pris­ma des­de don­de debe­mos ana­li­zar la apues­ta polí­ti­ca del PNV en Nafa­rroa. El Think gaur 2020 a la nava­rra de Urku­llu y Agui­rre­ben­goa se ha con­ver­ti­do en la mate­ria pri­ma des­de la que se está edi­fi­can­do el nue­vo pro­yec­to elec­to­ral de NaBai. Eso sí, con el apo­yo estra­té­gi­co inex­pli­ca­ble de Ara­lar y la arga­ma­sa de nota­bles inde­pen­dien­tes de la órbi­ta del nego­cio jel­tza­le.

El pac­to pre­su­pues­ta­rio con el PSOE, el plan de desa­rro­llo terri­to­rial basa­do en la cons­truc­ción de gran­des infra­es­truc­tu­ras devas­ta­do­ras del medioam­bien­te, la finan­cia­ción de enti­da­des a tra­vés de un pris­ma de obten­ción pos­te­rior de bene­fi­cios, son los pila­res ideo­ló­gi­co-polí­ti­cos del par­ti­do. A ello debe sumar­se el con­tra­pe­so y defen­sa de los intere­ses de Esta­do que vie­ne ejer­cien­do en el desa­rro­llo de los pri­me­ros com­pa­ses del pro­ce­so demo­crá­ti­co.

En estas cir­cuns­tan­cias se ha con­ver­ti­do en una nece­si­dad impe­rio­sa exten­der una máxi­ma. No exis­te cam­bio polí­ti­co y social de izquier­das en Nafa­rroa de la mano de la dere­cha jel­tza­le. Y el que diga lo con­tra­rio que lo expli

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *