Los 4 miem­bros de Txo­ri Barro­te, absuel­tos por la Audien­cia Nacio­nal espa­ño­la

La sec­ción ter­ce­ra de la sala de lo penal de este tri­bu­nal de excep­cion espa­ñol, en una sen­ten­cia dic­ta­da hoy en la que absuel­ve a Gurutze Ola­gor­ta Ara­na, pre­si­den­ta de la aso­cia­ción; su secre­ta­ria, Aitzi­ber Urren­goetxea; su teso­re­ro, Bor­ja Iri­zar y el res­pon­sa­ble legal, Ale­xan­der Zulua­ga, para los que el fis­cal pidió 18 meses de pri­sión.

La sala, con­si­de­ra pro­ba­do que la com­par­sa, crea­da en 1981 con el nom­bre «Xaki­li­xut», adqui­rió su deno­mi­na­ción actual en 1986 y que los fines de la aso­cia­ción, «com­pues­ta por 150 aso­cia­dos, todos ellos fami­lia­res o com­pa­ñe­ros y ami­gos» de [email protected] [email protected] y defi­ni­da como «pro amnis­tía», son, según sus esta­tu­tos, «recrea­ti­vos y cul­tu­ra­les, fomen­tan­do la cul­tu­ra vas­ca y por la defen­sa de los dere­chos indi­vi­dua­les y colec­ti­vos».

Sub­ra­yan los magis­tra­dos espa­ño­les, que en la txoz­na mon­ta­da por la com­par­sa duran­te Aste Nagu­sia 2008, y sobre la barra del bar, había un «gran car­tel» a cuya dere­cha figu­ra­ba el ana­gra­ma de la aso­cia­ción y su nom­bre, con alu­sio­nes a los kiló­me­tros que son nece­sa­rios reco­rrer para visi­tar a los inter­nos.

La deco­ra­ción tam­bién incluía, entre otros moti­vos, un logo­ti­po de Amnis­tía y, tras la barra, las imá­ge­nes de 95 pre­sos vas­cos bajo las cua­les se podía leer «El pue­blo vas­co nece­si­ta liber­tad».
Recuer­da la sala que, duran­te el jui­cio cele­bra­do el pasa­do 5 de sep­tiem­bre, los acu­sa­dos ale­ga­ron que tal car­tel «no era para rei­vin­di­car ni los hechos come­ti­dos por tales [email protected] ni a los [email protected] [email protected]», sino su acer­ca­mien­to a las cár­ce­les de Eus­kal Herria.

El tri­bu­nal, insis­te en que los miem­bros de la aso­cia­ción son en su mayo­ría fami­lia­res de [email protected] [email protected] [email protected] y en que «ni del con­tex­to, ni de los sím­bo­los y emble­mas exhi­bi­dos en tal txos­na pue­de infe­rir­se, con total cer­te­za, la exis­ten­cia del áni­mo de enal­te­cer o jus­ti­fi­car el terro­ris­mo o sus auto­res».

Así, des­car­ta que las imá­ge­nes estu­vie­ran rodea­das de logo­ti­pos de Aska­ta­su­na o Ges­to­ras Pro Amnis­tía, tal y como sos­te­nía la acu­sa­ción, «sino de sím­bo­los y logo­ti­pos tra­di­cio­nal­men­te rela­cio­na­dos con la izquier­da aber­tza­le» y nie­ga que exis­tie­ra «en toda la txoz­na men­ción algu­na a ETA».

Por todo ello, los magis­tra­dos con­si­de­ran que la exhi­bi­ción de las fotos de [email protected] [email protected] [email protected] por «per­so­nas alle­ga­das» a los mis­mos pidien­do su acer­ca­mien­to «no cons­ti­tu­ye deli­to de enal­te­ci­mien­to» al no haber que­da­do acre­di­ta­da la inten­ción de jus­ti­fi­car­les ni de «menos­pre­ciar o vili­pen­diar a las víc­ti­mas».

En defi­ni­ti­va, que los suce­so­res del TOP, han teni­do que reco­no­cer, el atro­pe­llo que se ha tra­ta­do de come­ter con Txo­ri Barro­te y en con­seuen­cia no les ha que­da­do mas reme­dio que absol­ver a la vete­ra­na com­par­sa Bil­bo­ta­rra. Zorio­nak Txo­ri!!!

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *