Los 4 miem­bros de Txo­ri Barro­te, absuel­tos por la Audien­cia Nacio­nal española

La sec­ción ter­ce­ra de la sala de lo penal de este tri­bu­nal de excep­cion espa­ñol, en una sen­ten­cia dic­ta­da hoy en la que absuel­ve a Gurutze Ola­gor­ta Ara­na, pre­si­den­ta de la aso­cia­ción; su secre­ta­ria, Aitzi­ber Urren­goetxea; su teso­re­ro, Bor­ja Iri­zar y el res­pon­sa­ble legal, Ale­xan­der Zulua­ga, para los que el fis­cal pidió 18 meses de prisión.

La sala, con­si­de­ra pro­ba­do que la com­par­sa, crea­da en 1981 con el nom­bre «Xaki­li­xut», adqui­rió su deno­mi­na­ción actual en 1986 y que los fines de la aso­cia­ción, «com­pues­ta por 150 aso­cia­dos, todos ellos fami­lia­res o com­pa­ñe­ros y ami­gos» de [email protected] [email protected] y defi­ni­da como «pro amnis­tía», son, según sus esta­tu­tos, «recrea­ti­vos y cul­tu­ra­les, fomen­tan­do la cul­tu­ra vas­ca y por la defen­sa de los dere­chos indi­vi­dua­les y colectivos».

Sub­ra­yan los magis­tra­dos espa­ño­les, que en la txoz­na mon­ta­da por la com­par­sa duran­te Aste Nagu­sia 2008, y sobre la barra del bar, había un «gran car­tel» a cuya dere­cha figu­ra­ba el ana­gra­ma de la aso­cia­ción y su nom­bre, con alu­sio­nes a los kiló­me­tros que son nece­sa­rios reco­rrer para visi­tar a los internos.

La deco­ra­ción tam­bién incluía, entre otros moti­vos, un logo­ti­po de Amnis­tía y, tras la barra, las imá­ge­nes de 95 pre­sos vas­cos bajo las cua­les se podía leer «El pue­blo vas­co nece­si­ta libertad».
Recuer­da la sala que, duran­te el jui­cio cele­bra­do el pasa­do 5 de sep­tiem­bre, los acu­sa­dos ale­ga­ron que tal car­tel «no era para rei­vin­di­car ni los hechos come­ti­dos por tales [email protected] ni a los [email protected] [email protected]», sino su acer­ca­mien­to a las cár­ce­les de Eus­kal Herria.

El tri­bu­nal, insis­te en que los miem­bros de la aso­cia­ción son en su mayo­ría fami­lia­res de [email protected] [email protected] [email protected] y en que «ni del con­tex­to, ni de los sím­bo­los y emble­mas exhi­bi­dos en tal txos­na pue­de infe­rir­se, con total cer­te­za, la exis­ten­cia del áni­mo de enal­te­cer o jus­ti­fi­car el terro­ris­mo o sus autores».

Así, des­car­ta que las imá­ge­nes estu­vie­ran rodea­das de logo­ti­pos de Aska­ta­su­na o Ges­to­ras Pro Amnis­tía, tal y como sos­te­nía la acu­sa­ción, «sino de sím­bo­los y logo­ti­pos tra­di­cio­nal­men­te rela­cio­na­dos con la izquier­da aber­tza­le» y nie­ga que exis­tie­ra «en toda la txoz­na men­ción algu­na a ETA».

Por todo ello, los magis­tra­dos con­si­de­ran que la exhi­bi­ción de las fotos de [email protected] [email protected] [email protected] por «per­so­nas alle­ga­das» a los mis­mos pidien­do su acer­ca­mien­to «no cons­ti­tu­ye deli­to de enal­te­ci­mien­to» al no haber que­da­do acre­di­ta­da la inten­ción de jus­ti­fi­car­les ni de «menos­pre­ciar o vili­pen­diar a las víctimas».

En defi­ni­ti­va, que los suce­so­res del TOP, han teni­do que reco­no­cer, el atro­pe­llo que se ha tra­ta­do de come­ter con Txo­ri Barro­te y en con­seuen­cia no les ha que­da­do mas reme­dio que absol­ver a la vete­ra­na com­par­sa Bil­bo­ta­rra. Zorio­nak Txori!!!

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.