Fun­da­men­tos bási­cos para una uni­dad de acción. Adie­ra­zi EH

Archivo


Boltxe Kolek­ti­boa

Edi­to­ria­la

Boltxe Kolek­ti­boa par­ti­ci­pa­mos de la pla­ta­for­ma Adie­ra­zi EH. La mani­fes­ta­ción del 2 de octu­bre nos ha lle­na­do de satis­fac­ción y de orgu­llo, aun­que ver al pue­blo en la calle a la ter­ce­ra con toda la fuer­za y la reso­lu­ción demo­crá­ti­ca que lo ha hecho no nos ha cau­sa­do sor­pre­sa algu­na. Fuí­mos 50.000, si. Y desa­fia­mos al fas­cis­mo espa­ño­lis­ta ven­cien­do ade­más la ende­ble posi­ción de IU y del PNV. Al final vinie­ron algu­nos de sus repre­sen­tan­tes, apa­re­cie­ron Madra­zo, Egi­bar y Ortu­zar. Tam­bién esta­ba Ain­tza­ne Eze­na­rro con una abun­dan­te repre­sen­ta­ción de EA, no fal­tó Óscar Matu­tes.

Ana­li­zar la mani­fes­ta­ción es ana­li­zar un triun­fo. Pero la luz no pue­de difu­mi­nar las som­bras, a nues­tro jui­cio las hubo. Es incom­pren­si­ble que se reci­ba como se reci­bió por una par­te de algu­nos de los pre­sen­tes a Ortu­zar, Pre­si­den­te del BBB. Nues­tras dife­ren­cias con el PNV son abso­lu­tas pero es Adie­ra­zi EH quien empla­zó a todos los agen­tes socia­les a salir a la calle por las liber­ta­des demo­crá­ti­cas y al con­jun­to de sus inte­gran­tes corres­pon­de poner fin a enfren­ta­mien­tos incom­pren­si­bles que solo dan car­na­za a El País o al infa­me gru­po into­xi­ca­ti­vo Vocen­to. Una cam­pa­ña por las liber­ta­des demo­crá­ti­cas no es equi­pa­ra­ble a un domin­go glo­rio­so fut­bo­le­ro, no lo es. Y entre quie­nes estu­vi­mos en la calle hemos de exi­gir res­pe­to. Y res­pe­to fal­tó por par­te de quie­nes con­fun­den los tér­mi­nos.

Las dife­ren­cias del Movi­mien­to Popu­lar para con el EBB y el PNV son tota­les pero la res­ti­tu­ción de las liber­ta­des bási­cas que deman­da­mos no va a venir de la mano de nin­gún vis­ce­ra­lis­mo, no. Hemos logra­do quie­nes apos­ta­mos por la liber­tad y un pue­blo libre una tre­men­da vic­to­ria ais­lan­do al PP y al PSOE, dejan­do solos a los gol­pis­tas y no pode­mos des­ha­cer con una mano lo que hemos teji­do con la otra.

Quie­nes sil­ba­ban e insul­ta­ban ofre­cie­ron al enemi­go la por­ta­da de sus medios al día siguien­te, dije­ron que el PNV fue recha­za­do en la mani­fes­ta­ción, y eso es rotun­da­men­te fal­so. El PNV, como Ezker Aber­tza­lea, Ara­lar, Alter­na­ti­ba, EB, AB, izquier­da Anti capi­ta­lis­ta, ELA,LAB, ESK,EILAS, y el con­jun­to de los gru­pos que con­for­man Adie­ra­zi EH fue­ron espe­cial­men­te bien reci­bi­dos abso­lu­ta­men­te todos.

Hay izquier­das que via­jan a tal velo­ci­dad que se les hace impo­si­ble fre­nar. Se ha vis­to en estos días en Ecua­dor, mar­xis­tas – leni­nis­tas unien­do sus ban­de­ras al gol­pis­mo de la Poli­cia Nacio­nal que secues­tró a Correa adu­cien­do que Correa no es revo­lu­cio­na­rio. Y segu­ra­men­te no lo es, pero los poli­cías que le secues­tra­ron son exac­ta­men­te igua­les al ejér­ci­to geno­ci­da hon­du­re­ño.

La vida no es un pan­fle­to cuyo con­te­ni­do en muchas oca­sio­nes ni se ha dige­ri­do. Corres­pon­de al Movi­mien­to Popu­lar acla­rar los obje­ti­vos y las alian­zas popu­la­res para hacer­los reali­dad, pero hay cosas ele­men­ta­les, no se pue­de empla­zar a EB y al PNV a acu­dir a las citas polí­ti­cas para lue­go aco­sar a sus diri­gen­tes o des­pre­ciar­los. Esos com­por­ta­mien­tos se pagan. Y la maña­na del día des­pués Vocen­to está en cam­pa­ña para evi­tar que las bases del PNV cru­cen la línea para unir­se a quie­nes defen­de­mos la liber­tad de expre­sión y el dere­cho a deci­dir, el dere­cho de auto­de­ter­mi­na­ción de Eus­kal Herria.

No cabe duda que tan­to el PNV como EB son dos opcio­nes polí­ti­cas pro­fun­da­men­te reac­cio­na­rias en Eus­kal Herria, como tam­po­co cabe duda que la extre­ma dere­cha espa­ño­la aga­za­pa­da en IU que repre­sen­ta el PCE – EPK ha cri­ti­ca­do fron­tal­men­te la pre­sen­cia de IU – EB en las calles de Bil­bo defen­dien­do la repre­sión del esta­do con­tra la izquier­da aber­tza­le. Si algo tie­nen con­tra las siglas los que inter­pre­ta­ron en Auto­no­mía que ver a los allí pre­sen­tes era una pro­vo­ca­ción tie­nen un extra­ño con­cep­to del cri­te­rio de uni­dad de acción que tie­ne el Movi­mien­to Popu­lar en Eus­kal Herria y no pue­den per­mi­tir­se algu­nos com­por­ta­mien­tos que sir­ven solo para ali­men­tar las por­ta­das de la pren­sa del régi­men.

La noti­cia no era­mos los 50.000 mani­fes­tan­tes sino los insul­tos al PNV. Genial, en la mis­ma Auto­no­mía vati­ci­na­mos las por­ta­das del domin­go de la pren­sa del régi­men. Hay lujos que no pode­mos per­mi­tir­nos y hay cri­te­rios que se tie­nen que acla­rar antes de que sea tar­de. La dis­ci­pli­na se nos debe exi­gir a todos sin excep­ción y los sec­ta­ris­mos tie­nen que recon­du­cir­se con cla­ri­dad.

Igual les suce­de a las cúpu­las de CC.OO. y UGT. En la huel­ga del 29 – S, muy com­ba­ti­va en el esta­do espa­ñol desa­rro­lla­da con gran pre­sen­cia del anti capi­ta­lis­mo y de las izquier­das sin­di­ca­les pero el gol­pe reci­bi­do en Eus­kal Herria ha sido letal. No ha habi­do ape­nas res­pues­ta, por una divi­sión que daña al movi­mien­to obre­ro y sin­di­cal. Pero esos sin­di­ca­tos tie­nen que tener cla­ro que la uni­dad en Hego Eus­kal Herria exi­ge res­pon­der a los pro­ble­mas socia­les y polí­ti­cos de la socie­dad vas­ca esta­ble­cien­do el prin­ci­pio del ámbi­to nacio­nal vas­co mien­tras que ade­más CC.OO. y UGT siguen callan­do ante la polí­ti­ca repre­si­va del esta­do, por eso cada vez son más débi­les social y polí­ti­ca­men­te.

Las pró­xi­mas sema­nas y meses exi­gen cla­ri­fi­ca­cio­nes meto­do­ló­gi­cas, com­por­ta­mien­tos socia­les, obje­ti­vos orga­ni­za­ti­vos y polí­ti­cos. No cabe duda de que la posi­ción toma­da por E.T.A. reco­no­cien­do al Movi­mien­to Popu­lar como un agen­te polí­ti­co en la reso­lu­ción del con­flic­to entra­ña una tre­men­da res­pon­sa­bi­li­dad para este movi­mien­to y no pue­de irse a un pul­so con el esta­do des­or­ga­ni­za­dos como si fue­se­mos la cari­ca­tu­ra del míti­co y des­pe­lo­ta­do ejér­ci­to de Pan­cho Villa.

Entién­dan­se estas refle­xio­nes como una apor­ta­ción colec­ti­va a un pro­ce­so demo­crá­ti­co que si se desa­rro­lla en su ple­ni­tud dará gran­des ale­grías a este pue­blo y sus sec­to­res obre­ros y popu­la­res; pero no nos equi­vo­que­mos, la tác­ti­ca y la estra­te­gia se repe­len con el sec­ta­ris­mo esté­ril e infan­til y la vis­ce­ra­li­dad. Mejor decir­lo aho­ra que esta­mos comen­zan­do a cami­nar, refle­xio­ne­mos y com­pren­da­mos que en una apues­ta demo­crá­ti­ca y hete­ro­gé­nea el sec­ta­ris­mo no solo no apor­ta nada útil, ade­más es uti­li­za­do por el esta­do y el enemi­go.

Cuan­do se con­fun­de al fas­cis­mo con el movi­mien­to popu­lar cru­zan­do las ban­de­ras con él nos situa­mos en las teo­ría de una cono­ci­da sec­ta que ador­na con la hoz y el mar­ti­llo sus uni­da­des de acción con Falan­ge y Rosa Díez, cui­da­do con las velo­ci­da­des meteó­ri­cas que nos rom­pen la ros­ca de la tuer­ca y nos sitúan en el cam­po del enemi­go como paté­ti­cos peo­nes del esta­do con­vir­tien­do­nos en un pro­ble­ma, ade­más.



Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *