Una juez con un cuchi­llo en la son­ri­sa – Iña­ki Iriondo

Si a la Jus­ti­cia se la repre­sen­ta con los ojos ven­da­dos, una balan­za en una mano y una espa­da en la otra, esa no es Aran­tza Qui­ro­ga. La pre­si­den­ta de la Cáma­ra de Gas­teiz tie­ne unos ojos ver­des bien abier­tos y un cuchi­llo entre los dien­tes, en una boca siem­pre son­rien­te. Ayer, en ape­nas una entre­vis­ta, inten­tó dic­tar de qué debe hablar hoy el lehen­da­ka­ri en el Pleno de Polí­ti­ca Gene­ral, lan­zó gra­ves acu­sa­cio­nes con­tra otro par­la­men­ta­rio y su par­ti­do y se arro­gó deci­dir quién pue­de y quién no pue­de pre­sen­tar­se a unas elec­cio­nes, ame­na­zan­do a un gru­po de «estar jugan­do con fue­go». No pue­de decir­se que esos minu­tos de tele­vi­sión fue­ran una lec­ción de diplo­ma­cia ni de res­pe­to institucional.

Hoy se cele­bra el ini­cio ofi­cial del cur­so par­la­men­ta­rio. Un acto reves­ti­do de cier­ta solem­ni­dad mediá­ti­ca, el lla­ma­do Pleno de Polí­ti­ca Gene­ral. La pre­si­den­ta del Par­la­men­to habrá de dar la pala­bra en pri­mer lugar al lehen­da­ka­ri, Patxi López, para que haga su dis­cur­so. Y ella, como todos los par­la­men­ta­rios, tie­ne des­de la sema­na pasa­da un guión de lo que López pien­sa decir.

Resul­ta por tan­to inusual que Qui­ro­ga apro­ve­cha­ra ayer su paso por ETB para afir­mar que sería «terri­ble» que el lehen­da­ka­ri no expli­que hoy «cómo están las cosas» de la trans­fe­ren­cia de polí­ti­cas acti­vas de empleo, por­que eso sig­ni­fi­ca­ría que «ha esta­do al mar­gen de la nego­cia­ción». ¡Menos mal que son socios! ¡Menos mal que es pre­si­den­ta gra­cias a los votos del PSE! No es nada común que el pre­si­den­te del Legis­la­ti­vo diga de qué tie­ne que hablar el del Eje­cu­ti­vo y, menos aún, en tér­mi­nos tan exigentes.

Alguien podrá pre­gun­tar­se qué hubie­ra dicho si el lehen­da­ka­ri fue­ra de un par­ti­do adver­sa­rio. Qui­zá pue­da hacer­se una idea si lee lo que res­pon­dió Aran­tza Qui­ro­ga cuan­do le pre­gun­ta­ron por la pro­pues­ta que la vís­pe­ra había hecho en el mis­mo pro­gra­ma el pre­si­den­te del BBB, Ando­ni Ortu­zar, sobre la modi­fi­ca­ción de la polí­ti­ca peni­ten­cia­ria para los pre­sos que se hubie­ran des­vin­cu­la­do de ETA. La pre­si­den­ta de la Cáma­ra, la mujer que tie­ne que hacer de árbi­tro en los deba­tes y en el res­to de la vida par­la­men­ta­ria, dijo que esas pala­bras no le sor­pren­dían «vinien­do de un miem­bro del PNV» que «siem­pre nos tie­ne acos­tum­bra­dos a esa equi­dis­tan­cia entre víc­ti­mas y verdugos».

«EA se pue­de quemar»

Si así habla del gru­po par­la­men­ta­rio más gran­de, ima­gi­nen cómo tra­ta a un miem­bro del Gru­po Mix­to. Qui­ro­ga dijo de EA que, por sus rela­cio­nes con la izquier­da aber­tza­le, «está jugan­do con fue­go», y le advir­tió que «la ley no va a parar­se por­que sea Eus­ko Alkar­ta­su­na y haya sido un par­ti­do demo­crá­ti­co, con per­so­nas per­fec­ta­men­te demo­crá­ti­cas y en con­tra de la vio­len­cia». Obsér­ve­se ese «haya sido», pre­té­ri­to per­fec­to del sub­jun­ti­vo, que deja en duda que EA siga sien­do «un par­ti­do demo­crá­ti­co» en el presente.

Y ya se sabe lo que ocu­rre con los peca­do­res, que aca­ban ardien­do en el infierno. Por eso Qui­ro­ga avi­sa a los de EA que «si jue­gan con fue­go pue­den aca­bar que­ma­dos». Por­que «se van a mirar todas las lis­tas y si no cum­plen los requi­si­tos, se eliminarán».

Así que en vís­pe­ras de las elec­cio­nes muni­ci­pa­les, no cuen­ten con Qui­ro­ga en el Par­la­men­to. Esta­rá ejer­cien­do sus labo­res de fis­cal, expur­gan­do can­di­da­tu­ras para des­cu­brir infie­les y quién sabe si tam­bién «equi­dis­tan­tes». Has­ta enton­ces, segui­rá sien­do juez y par­te. Muy par­te. Con­cre­ta­men­te, la par­te del fon­do de la derecha.

Fuen­te: Gara

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.