Cómo con­ver­tir­se en «terro­ris­ta»- Ampa­ro Lashe­ras

Con todos los deli­tos que se habrán come­ti­do en el Esta­do espa­ñol a lo lar­go del verano y con la can­ti­dad de delin­cuen­tes de alto cope­te que andan suel­tos por reser­vas cos­te­ras de yate y cham­pán, fun­dien­do en lujos la pas­ta que han defrau­da­do al fis­co, resul­ta abu­rri­do que el minis­tro de Inte­rior espa­ñol per­sis­ta en sus obse­sio­nes y sólo com­pa­rez­ca ante la pren­sa para aren­gar a la ciu­da­da­nía sobre las atro­ci­da­des del «terro­ris­mo», un mal que al pare­cer pla­nea sobre todo lo exis­ten­te.

Hace ape­nas una sema­na, las fies­tas de Eus­kal Herria y la que­ma de con­te­ne­do­res eran el pun­to cla­ve del peli­gro «terro­ris­ta». Des­de el miér­co­les es Afga­nis­tán, otro cen­tro de la geo­es­tra­te­gia polí­ti­ca con­tra la ver­dad. Allí un insur­gen­te afgano dio muer­te a dos miem­bros de la Guar­dia Civil, des­ti­na­dos en Qala-in-Naw para ins­truir a la poli­cía afga­na en la lucha el con­tra el «terro­ris­mo» de los tali­ba­nes.

Este cuer­po de segu­ri­dad, crea­do y con­tro­la­do por las fuer­zas de la OTAN que hoy ocu­pan el país, será el encar­ga­do de eje­cu­tar todas las accio­nes repre­si­vas con­tra el pue­blo silen­cio­so de Afga­nis­tán. Igual que en todos los pue­blos ocu­pa­dos, los hom­bres, muje­res y niños más des­co­no­ci­dos vol­ve­rán a ser las úni­cas víc­ti­mas de una gue­rra ocul­ta y des­pia­da­da, los úni­cos que han sido y serán tor­tu­ra­dos y ase­si­na­dos, los que llo­ran, los que no tie­nen nom­bre y mue­ren un día y otro.

Sólo cuan­do se rebe­lan y defien­den sus recur­sos, su cul­tu­ra y su liber­tad, mere­cen unas pala­bras, un cíni­co dis­cur­so en la pren­sa inter­na­cio­nal. Y es que de repen­te y sin ellos saber­lo, se con­vier­ten en «peli­gro­sos terro­ris­tas», nun­ca en per­so­nas que luchan.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *